Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

40 cosas que quiero decirle a mis hijos antes de que lo “sepan todo”. Parte I

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 16 de octubre, 2016

hijos“A los niños debemos enseñarles cómo pensar, no qué pensar.” – Margaret Mead

Hace un par de años, Ángel dio a luz a nuestro hijo Mac. La experiencia fue milagrosa.

Como todos los padres pueden dar fe, el milagro de dar a luz adquiere un nuevo significado cuando está naciendo TU hijo. Es una de esas experiencias de vida que no puedes comprender plenamente hasta que la vives realmente.

Bueno, desperté esta mañana recordando esa experiencia, y dos cosas de inmediato vinieron a mi mente:

  • ¿Cómo es posible que Ángel y yo de repente nos convertimos en padres? Whoa!
  • Hay tantas cosas que quiero decirle a Mac, tan pronto como sea posible, antes de que esté en la escuela con sus amigos y demasiado “genial” para escuchar. Y antes de pasar de “mamá y papá saben más” a “mamá y papá no entienden nada.”

Así que sin ningún orden en particular, aquí tienes 40 cosas que pretendo decirle (y a su hermana o hermano cuando lleguen):

1. La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia.

No bases tu actitud en cómo son las cosas. Elije tu actitud para que soporte y exprese la forma en que deseas ser. La frustración y el estrés provienen de la forma en que respondes y reaccionas, no de las circunstancias por sí mismas. Ajusta tu actitud, y la frustración y el estrés desaparecerán.

2. Lo que experimentas comienza con tu percepción.

En casi todos los casos, nada te detiene… nada te está frenando mas que tus propios pensamientos sobre ti mismo y sobre “cómo es la vida.” Tu percepción crea tus creencias. Y tus creencias crean tus comportamientos. Y tus comportamientos producen tus experiencias.

3. Deja de lado la necesidad de quejarte de la vida.

Pasa tus momentos viviendo realmente su belleza. Cambia la frase “tener que” por “conseguiré.” Muchas de las cosas por las que nos quejamos, son cosas que otros desearían tener la oportunidad de hacer.

4. La positividad siempre vale la pena.

Tus pensamientos no terminan cuando dejas de pensarlos. Siguen resonando a través de tu vida.

Elije con cuidado e intencionalmente. Sé exagerada e injustificadamente positivo. Sé creativo, divertido, ridículo y alegre, todo al mismo tiempo. Sonríe tan a menudo como puedas. Una sonrisa cambia realmente las vibraciones de tu cuerpo. Altera, fisiológicamente, la química de tu ser. Te hará sentir mejor y hacerlo mejor.

5. La negatividad solo acorta tu vida.

Antes de desperdiciarla en ira, resentimiento, rencor o envidia, siempre piensa en lo precioso e insustituible que es tu tiempo.

6. La preocupación es el mayor enemigo de vivir el presente.

No logra nada más que robar tu alegría y mantenerte muy ocupado haciendo nada en absoluto. Cuando gastas tiempo en preocuparte, simplemente estás usando tu imaginación para crear cosas que no deseas.

7. No huyas de las cosas; corre hacia ellas.

La mejor manera de alejarse de algo negativo, es avanzar hacia algo positivo.

8. Nada es tan malo como parece. Nada.

Hay un beneficio y una bendición oculta en los pliegues de cada experiencia y cada resultado.

9. La gratitud ayuda en cada situación.

¿Cómo puedes transformar el sufrimiento en alegría, y los problemas en paz? GRATITUD. Comienza a ser agradecido por todos los problemas que no tienes.

10. Todo está encajando a la perfección, incluso si pareciera como si algunas cosas no encajan.

Confía en el proceso de la vida. La felicidad es permitirte estar perfectamente bien con lo que es, en lugar de cómo desearías que fuera y preocuparte por lo que no es. Cuando la vida no está “encajando,” las cosas podrían en realidad  estar encajando… tal vez por primera vez.

11. El cambio es necesario.

El cambio es el proceso de la vida misma. De hecho, todo está cambiando cada segundo de nuestras vidas.

Por más buena o mala que sea la situación ahora, va a cambiar. Eso es lo único en lo que puedes contar. Así que nunca asumas que estás atascado con las cosas como son. La vida cambia, y tú también puedes cambiar. Toma aire fresco. El pasado se fue hace tiempo. Enfócate en lo que puedes hacer, no en lo que podrías o deberías haber hecho.

12. Eres capaz de manejar mucho más de lo que crees.

Acepta cada momento, sin prejuicios ni ansiedad. Recuérdate que todo está bien, y que puedes manejar cualquier cosa que se presente.

13. Si estás teniendo problemas, eso es bueno.

Significa que estás progresando. Las únicas personas que no tienen problemas son las que no hacen nada.

14. Se necesita tanta energía para desperdiciar tu tiempo como para usarlo sabiamente.

Es mucho mejor estar agotado por mucho esfuerzo y aprendizaje, que estar cansado de no hacer absolutamente nada.

15. Hay una gran diferencia entre estar ocupado y ser productivo.

No confundas movimiento y progreso. Un caballito de madera se mantiene en moviendo, pero nunca hace ningún progreso hacia adelante.

16. No puedes lograr lo que no intentas.

Todo lo que lograste provino de algo que intentaste. ¡Todo! Haz el intento. El camino entre querer y tener, es hacer.

17. Lo correcto y lo fácil rara vez son la misma cosa.

Haz lo que importe, no sólo lo que te convenga. Haz lo que te llene, no sólo lo que sea fácil. Cuando enfrentes una elección, elige el camino que te fortalezca. Elige aprender, elige crecer, elige ser más plenamente quien eres.

18. No puedes ser tu mejor tú si no eres antes en ti mismo.

Sé altamente eficaz siendo altamente auténtico. Tómate un momento para hacer una pausa y recordar quien eres y qué representas. Tómate un momento para reflexionar sobre las ideas y los principios que tienen un significado real y duradero en tu vida.

19. Un trabajo con sentido es importante.

Eres tu mejor versión cuando te estás moviendo hacia una meta significativa, positiva y ambiciosa. Así que nunca sigas metas que no quieras seguir. Encuentra las que te mantengan despierto en la noche por la emoción.

20. Siempre realinéate con tus más altas prioridades.

Si estás siendo tironeado en todas direcciones por fuerzas fuera de tu control, tómate un tiempo para realinearte con lo que más valoras en la vida. Lo que es importante en tu vida es lo que decidas que sea importante, y esta decisión, eventualmente, creará quien eres.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB