Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

4 pasos no convencionales que las personas extremadamente exitosas toman en la vida. Parte II

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 7 de noviembre, 2015

pasos al éxitoDe la Parte I

Así que ¿Qué puede ayudarte a empezar cuando no estás motivado para alcanzar tus metas de largo plazo? ¿Cuál es el secreto?

Ángel y yo hemos observado un sencillo proceso de cuatro pasos que se repiten constantemente en los hábitos y las rutinas de las personas más exitosas que conocemos.

El primer paso, aunque no lo creas, es soñar. Todos somos muy buenos en eso, pero es sólo una parte del proceso. De hecho, si lo haces mal puedes empeorar las cosas. Aquí está la manera de hacerlo bien

Parte II y Final

3. Visualiza tus obstáculos antes de tiempo.

A esto lo llamamos “contraste mental.” Tienes que pensar conscientemente en los obstáculos que potencialmente te puedan impedir alcanzar tu resultado deseado.

Esto puede parecer contradictorio al principio, pero es una estrategia que funciona de maravilla. Y esto es lo realmente interesante: A medida que usábamos este método en nuestras prácticas de coaching, algunas personas que hicieron esto lograron enfocarse más casi instantáneamente, mientras que otras terminaron menos motivadas en el corto plazo.

¿Esto significa que esta estrategia es defectuosa? No, significa que realmente funciona. He aquí por qué:

Las personas que no obtuvieron un impulso de enfoque son las que a menudo se dan cuenta de que el “resultado específico” que están buscando no es lo suficientemente específico o simplemente no es razonable, lo que significa que están apuntando a una meta demasiado grande y abrumadora para su mentalidad actual.

Así que este contraste mental no sólo motiva a las personas para terminar de hacer las cosas correctas, sino que también ayuda a romper tus metas más grandes de largo plazo en metas alcanzables a corto plazo que puedan atrapar sus mentes y emocionarlos, en este momento. Así que…

Cuando las personas visualizan sus obstáculos y se dan cuenta de que tienen buenas posibilidades de superarlos (“Quiero conseguir un aumento de sueldo este año”), aumenta la motivación.

Aquellos que visualizan sus obstáculos y se dan cuenta de que sus metas son demasiado elevadas y no lo suficientemente específicas (“Quiero hacer un billón de dólares esta semana”) reportan menos motivación.

Estos últimos son disuadidos de soñar el sueño equivocado una y otra vez, y por lo que estrechan su enfoque y no pierden más tiempo. Por lo tanto, los resultados de ambos grupos que utilizan los contrastantes mentales son positivos.

La conclusión es que para tener éxito, tenemos que imaginar lo que podría salir mal, y lo que inevitablemente saldrá mal, por adelantado, antes de empezar. Muchas personas ambiciosas fracasan por razones fáciles de prevenir. Muchas personas no tienen un plan B bien-pensado, porque se niegan a considerar que algo podría no salir exactamente como lo soñaron.

Hoy, esta estrategia no sólo ayuda a los emprendedores a cerrar acuerdos de miles de millones de dólares, también salva vidas.

Antes de mi carrera de desarrollo personal y coaching de vida, pasé una década trabajando para el Cuerpo de Marines de Estados Unidos. Una cosa que aprendí de los oficiales de alto rango para los que trabajé: Pasan la mayoría de su tiempo de entrenamiento para la misión repasando todos los posibles errores o catástrofes que podrían suceder durante la misión. Cada posible error es despiadadamente examinado y vinculado a una adecuada reacción: si el avión es golpeado y pierde altitud, haremos X. Si nos vemos obligados a realizar un aterrizaje de emergencia en territorio enemigo, haremos Y. Si somos superados en número en el campo, haremos Z.

Así que ya conoces tus obstáculos y ya estás listo para dar el siguiente paso…

4. Usa la auto-consulta para construir respuestas actuables tipo “si à entonces” para superar tus obstáculos.

El contraste mental es tan útil porque pesa directamente sueños contra realidades. Básicamente pone a prueba tus resultados deseados. En otras palabras, cuestionar tus sueños te lleva a comprender cómo proceder con ellos en el mundo real.

El punto es que si bien el pensamiento positivo es importante, también es importante hacerte preguntas que te ayuden de verdad a construir un plan para lograr un progreso real.

Así que en lugar de decir algo positivo como, “Voy a bajar de peso”, empieza con una pregunta como “¿Puedo bajar de peso?” (Y esta pregunta te conduce a otras preguntas obvias, como “¿Cómo?”)

Parece una pequeña diferencia, pero las preguntas son herramientas poderosas. Te hacen considerar realísticamente el problema y lo que realmente se requiere. Desde mi experiencia, aquellos que usan este tipo de auto-consulta para establecer metas siempre superan a los que simplemente emplean afirmaciones positivas para sí mismos.

Cuestionar tus sueños te ayuda a desarrollar planes de acción concretas. Y los planes de acción concretas te ayudan a ser más productivo, y, eventualmente, hacer tus sueños realidad.

Así que ¿Cuál es la mejor manera para asegurarte de que tu plan de acción concreta aborda tus obstáculos?

Crear pequeñas respuestas tipo “si à entonces” para todos los desafíos (conocidos) que enfrentes.

Por ejemplo, una auto-consulta un poco simplificada podría ser algo como esto:

• ¿Puedo bajar de peso? Sí.
• ¿Cómo? Saltándome el postre después de la cena. Y…
• “SI estoy comiendo fuera y otras personas piden postre, ENTONCES me limitaré a pedir un café.”

Tiene sentido, ¿no? Simple, pero un poco diferente.

Pensamientos finales

Las personas exitosas tienen éxito porque toman acción. Ellos están tomando acción en este momento. Y TÚ puedes ser uno de ellos.

Así que toma estos cuatro pasos anteriores y empieza a trabajar en ellos. Sí, ¡Ahora mismo! Leer no es hacer!

Así como ver Shark Tank no te convierte en un emprendedor, leer sobre lo que las personas exitosas hacen no te hace exitoso a menos que sigas sus pasos.

¿Quieres ir de soñar a hacer? Inténtalo ahora:

1. ¿Qué sueñas lograr?
2. ¿Cómo se ve el resultado específico de tu éxito?
3. ¿Qué obstáculos se interponen entre ti y donde quieres estar?
4. Cuando surge un obstáculo, ¿qué harás al respecto? “Si _____ sucede, entonces yo haré ______.”

Y luego toma acción!

¿Puedes ver cómo esta estrategia toma un simple sueño y te pone en camino a lograrlo? Espero que estés asintiendo con la cabeza.

Pero una vez más, los artículos de un blog no pueden cambiar tu vida. Sólo TÚ puedes. Ahora ve y ¡HAZLO!

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB