Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

4 pasos no convencionales que las personas extremadamente exitosas toman en la vida. Parte I

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 31 de octubre, 2015

pasosTodos tus sueños pueden hacerse realidad si tienes el coraje de perseguirlos. Y la manera de empezar es dejar de hablar, y comenzar a hacerlo.

Con los años, Ángel y yo tuvimos el privilegio de trabajar con docenas de personas extremadamente exitosas. La clave que los separa de la multitud es su inquebrantable auto-disciplina para de verdad conseguir hacer bien las cosas correctas.

Apuesto a que tienes cosas que quieres hacer, cosas que sabes que deberías estar haciendo. Pero no consigues hacerlos. ¿Por qué? Necesitas pasar de soñar a hacer… pero es difícil ponerse en marcha.

Quieres sobresalir más en tu trabajo, obtener mejores calificaciones, aprender una nueva habilidad, sacar abdominales, o pasar más tiempo de calidad con tu familia… pero no está pasando. En vez de eso, terminas posponiendo las cosas.

Así que ¿Qué puede ayudarte a empezar cuando no estás motivado para alcanzar tus metas de largo plazo? ¿Cuál es el secreto?

Ángel y yo hemos observado un sencillo proceso de cuatro pasos que se repiten constantemente en los hábitos y las rutinas de las personas más exitosas que conocemos.

El primer paso, aunque no lo creas, es soñar. Todos somos muy buenos en eso, pero es sólo una parte del proceso. De hecho, si lo haces mal puedes empeorar las cosas. Aquí está la manera de hacerlo bien

1. Sueña (Pero no terminan ahí)

Todo comienza con un sueño. Pero si eso es todo lo que haces, estás en serios problemas.

Además, tener una actitud positiva es un requisito explícito, ya que una actitud negativa nos hace más propensos a renunciar, o ni siquiera empezar en primer lugar.

Pero cuando esa actitud positiva se convierte en el constante hábito de fantasear, las cosas se van para el sur rápidamente. Así es, soñar sin descanso con el éxito no es nada constructivo.

Una y otra vez (para nuestra sorpresa al principio), nuestros alumnos de coaching han tenido los mismos resultados negativos de fantasear excesivamente sobre lo que quieren. Las grandes fantasías, deseos y sueños separados de la experiencia de la vida real (acción) nunca se traducen en la motivación necesaria para crear una vida más energizante y comprometida. Se traduce en lo contrario, en más postergación.

¿Por qué? El inexperto y emocional cerebro humano simplemente no puede notar la diferencia entre la fantasía y la realidad.

Cuando fantaseas, ciertas partes de tu cerebro creen que realmente lograste tu meta. Así que en lugar de animarte, en realidad, aleja a la motivación de ti. De nuestra experiencia en el coaching, la principal razón de porque las fantasías positivas a menudo predicen pobres logros es porque no generan la suficiente energía para perseguir los resultados deseados. No sacan a las personas de sus sillas!

Soñar demasiado vuelve al pensamiento positivo en una mera ilusión.

Así que si no funciona, ¿por qué lo hacemos tan a menudo? Simple: porque se siente bien.

Al igual que llenar tu cara con una torta de chocolate o revisar tu correo electrónico por 70ava vez hoy, se siente bien en el momento, pero es contraproducente para tu éxito a largo plazo.

Soñar constantemente sobre el éxito en el futuro parece proteger nuestros egos contra la tristeza en el corto plazo, pero luego promueve la tristeza en el largo plazo si es todo lo que hacemos. Debido a que se crean elevadas expectativas pero no están respaldadas por ningún medio sustancial para ir del punto A al punto B.

¿Quieres bajar de peso? Los que simplemente sueñan con verse más delgados a menudo pierden mucho menos peso que aquellos que se imaginan a sí mismos aumentando de peso si no toman deliberada e inmediata acción.

¿Quieres conocer a alguien especial? Cuanto menos frecuente nuestros alumnos de coaching admitían caer en fantasías positivas, más probable era que nos informaran que iniciaron una relación real.

Está bien, entiendes la idea. Soñar por sí mismo no conduce a nada que valga la pena. Así que, ¿cuáles son los pasos que faltan?

2. Apunta a un resultado específico.

Esta parte no es muy difícil. Sólo tienes que tomar tu sueño y cristalizarlo. Sé ultra-específico.

Así que si “ganar más dinero” es tu sueño, tu resultado deseado podría ser “conseguir un aumento en mi próxima revisión anual de desempeño.”

¿Sueñas con un mejor balance trabajo-vida? Tu resultado podría ser “un horario de trabajo diario que me permita estar libre todas las tardes para las 16:00 y libre los fines de semana.”

Así que ya tienes claro tu sueño. Pero aquí es cuando las cosas se ponen más difíciles y un poco menos convencionales. Es hora de ser negativo constructivamente…

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB