Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

4 maneras para que enfoques tu vida hacia tu libertad financiera

Publicado en Educación Financiera | 4 de julio, 2016

libertad financieraTodos somos diferentes, en nuestra manera de pensar, de vivir y de actuar, pero muchas veces nos dedicamos a hacer cosas de manera similar, como lo es el trabajo.

Partiendo de que todos somos diferentes, analizaremos algunos escenarios o puntos de partida, a la hora de buscar nuestra libertad financiera y poder vivir nuestros sueños.

Teniendo en cuenta que en todos estos escenarios partimos de la idea que ya la persona tiene claramente identificados sus sueños, lo que le falta es comenzar a ejecutar para alcanzarlos.

1. Soy una persona joven, y por cosas del destino tengo que comenzar a trabajar por que no tengo los medios económicos para enfocarme en mis sueños.

Este caso es el menos común, pues tener claros sus sueños se suele darse a edades avanzadas, lo primero que te sugiero es que tengas definido tu sueño y hagas un plan para alcanzarlo. Esto se suele hacer desglosando ese gran objetivo en objetivos más pequeños, para ir así trazando la ruta que vas a seguir.

Esto es determinante ya que te ayuda a tener claro el punto de partida en el que estás y la dirección que debes llevar. Así de esta manera puedes librarte de que el trabajo se convierta en esa trampa que no te permita caminar hacia tu objetivo. Te permitirá darte cuenta si ese trabajo que estás llevando a cabo, te conduce hacia el objetivo.

Ejemplo: si tu quieres tener negocios, ejemplo una panadería, no deberías estar trabajando en un almacén de ropa, pues es poco el conocimiento que te está aportando en cuanto a tu objetivo.

2. Acabo de terminar la universidad y mis padres me apoyan para comenzar a vivir mis sueños.

Este caso puede estar lleno de incertidumbre, eres una persona llena de energías y afortunadamente cuentas con el dinero para subsistir mientras tu negocio sale a flote

Fuera de tener claro tu objetivo y tener tu plan de acción, debes tener en cuenta que el estar dependiendo de terceros (en este caso, tus padres) se puede convertir en un arma de doble filo, pues hay muchos casos en los que las personas toman una actitud totalmente relajada y no trabajar por su objetivo, pues no tienes unas cuentas que te están empujando hacia tu sueño

Ten en cuenta que debes trabajar como si tu vida dependiera de ello, ya que el punto más importante que debes trabajar es la acción.

3. Terminé la universidad y tengo que comenzar a trabajar ya que no tengo dinero para mi sostenimiento.

Es claro, como ya lo hemos hablado, que debes tener tu plan de trabajo bien definido. De esta manera no te será difícil saber elegir un empleo, pues no debes enfocarte al azar. Debes enfocarte en encontrar un trabajo que te aporte para lo que quieres hacer en tu futuro.

Es decir, que si hoy no puedes comenzar con tu negocio, por lo menos tu trabajo actual te capacite y te enfoque para que más adelante tengas el conocimiento suficiente y la experiencia para poderlo hacer De esta manera el tiempo no estará perdido del todo, será tiempo de capacitación y de experiencia, la cual es vital para el futuro de tu vida.

4. Llevo muchos años trabajando y tengo suficientes responsabilidades que no me permiten abandonar mi empleo.

Cuando pasa el tiempo, y vamos teniendo hijos y obteniendo responsabilidades, se suele decir que los sueños o las prioridades han cambiado, pues ya tienes otras cosas por las cuales luchar.

Esta manera de ver la vida suele continuar conforme pasan los años. Pero una vez tus hijos se van de la casa y ya no tienes esas responsabilidades, te sueles dar cuenta que abandonaste tus sueños. Y que el tener hijos y responsabilidades solo fue una excusa para no lograrlos. Es claro que las cosas se ponen un poco más difíciles, pero todo se trata de saberte enfocar.

Nuestra recomendación en este caso es que comiences a ahorrar así sea poco, y no tengas miedo a cambiar de empleo. Partiendo de la idea que donde estás no te enfoca hacia tu sueño, dado el caso que tengas el empleo que te está dando la experiencia para emprender, debes tener claro que por tus responsabilidades va a ser difícil abandonar tu empleo. Así que lo que debes hacer es aprovechar tu tiempo libre para poner en marcha tu plan (el no tener tiempo, es solo una excusa para no hacerlo)

Al principio será un poco difícil pues no estamos acostumbrados a luchar, y más cuando llevas muchos años atado a un trabajo y a una vida monótona. Pero poco a poco te darás cuenta que tus sueños comienzan a marchar, y finalmente podrás dedicar tu vida a tu gran objetivo.

Estos son los grupos de personas más comunes, pues como anteriormente lo hemos dicho, el 95% de las personas tienen vidas muy similares. Hay que tener en cuenta que cada caso es particular y tiene sus matices. Si bien te encuentras ubicado en alguno de estos grupos, sólo te estamos sugiriendo maneras de actuar inteligentes, buscando que puedas comenzar a vivir de estos proyectos que tienes. Pues lo más importante es que te enfoques en obtener una vida plena, y para ello la realización de tus sueños es algo fundamental.

Fuente: elmundoemprende

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB