Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

4 formas para dejar ir y superar el fracaso. Parte II

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 8 de octubre, 2017

dejar ir3. Examina, y re-examina, tu progreso y hasta dónde has llegado.

A pesar de que sabes intelectualmente que eres más fuerte de lo que eras en el pasado, tu mente subconsciente a menudo olvida que tus capacidades han crecido.

Permíteme darte un rápido ejemplo metafórico…

Los guarda parques típicamente atan una delgada cadena de metal a la pierna de un elefante adulto y luego sujetan el otro extremo a una pequeña clavija de madera que la martillean en el suelo. El elefante de 3 metros de altura y 4.500 kilogramos podría fácilmente romper la cadena, desclavar la clavija de madera y escapar hacia la libertad con un mínimo esfuerzo. Pero no lo hace. De hecho, el elefante ni siquiera lo intenta. El animal terrestre más poderoso del mundo, que puede arrancar un árbol tan fácilmente como tú podrías romper un palillo de dientes, sigue siendo derrotado por una pequeña clavija de madera y una endeble cadena.

¿Por qué?

Porque cuando el elefante era un bebé, sus amaestradores utilizaron los mismos métodos para domesticarlo. Una cadena delgada era atada alrededor de su pierna y el otro extremo de la cadena estaba atado a una clavija de madera en el suelo. En ese momento, la cadena y la clavija eran lo suficientemente fuertes como para contener al bebé elefante. Cuando trató de romperla, la cadena metálica lo tiró hacia atrás. Algunas veces, tentado por el mundo que podía ver a la distancia, el elefante tiró más fuerte. Pero la cadena no se movía, y pronto el bebé elefante se dio cuenta de que tratar de escapar no era posible. Así que dejó de intentarlo.

Y ahora que el elefante creció, ve la cadena y la clavija y recuerda lo que aprendió cuando era bebé: la cadena y la clavija son imposibles de escapar. Por supuesto, esto ya no es cierto, pero no importa. No importa que el bebé de 90 kilos sea ahora una potencia de 4.500 kilos. Las creencias auto-limitantes del elefante prevalecen.

Si lo piensas, todos somos como estos elefantes. Todos tenemos un increíble poder dentro de nosotros. Y por supuesto, tenemos nuestras propias cadenas y clavijas; las creencias auto-limitantes que nos impiden avanzar. A veces es una experiencia de la infancia o un fracaso a corta edad. A veces es algo que nos dijeron cuando éramos más jóvenes.

Tenemos que aprender del pasado, pero estar preparados para actualizar lo que aprendimos basado en cómo nuestras circunstancias cambiaron (como lo hacen constantemente).

Aquí tienes dos cosas a considerar:

• Si sospechas que actualmente estás viviendo tu vida (o partes de ella) a través del condicionamiento de las creencias auto-limitantes que desarrollaste en el pasado, recuérdate lo que es diferente ahora en términos de circunstancias y tus propias capacidades.¿Qué cambió dentro de ti?¿Qué sabes ahora que no sabías entonces?

• Examina lo que aprendiste de los fracasos del pasado y las adversidades que realmente puedan ayudarte ahora. En lugar de simplemente lamentar cosas, pregúntate específicamente cómo te han ayudado a crecer. ¿Tu pasado te equipó para ser determinado, auto-suficiente, perspicaz, duro, consciente, compasivo, etc.? Enfócate en lo que has ganado en lugar de lo que perdiste de las experiencias adversas del pasado.

4. Aprende a ver la belleza de la incertidumbre.

Nada se puede esperar y nada es indefinidamente cierto en este mundo. Esa es la verdad. Y es una cosa hermosa.

Necesitas entender que ninguno de nosotros está jugando con las cartas marcadas; a veces ganamos y a veces perdemos. La vida siempre encuentra su equilibrio. No esperes que te devuelvan todo lo que das. No esperes reconocimiento por cada esfuerzo que hagas. Y no esperes que tu genio sea reconocido instantáneamente o que tu amor sea comprendido por todos con los que te encuentres.

Hay cosas que no querrás que pasen pero tienes que aceptar, cosas que no querrás saber pero tienes que aprender, y personas y circunstancias con las que no podrás vivir sin ellas pero que tendrás que dejar ir. Algunas cosas entran en tu vida sólo para fortalecerte, para así puedas seguir adelante sin ellas.

Algunas personas llaman a estas experiencias fracasos. Te desafío a verlas como lecciones positivas.

A medida que vivas y experimentes cosas, debes reconocer lo que tiene un sitio y lo que no, lo que funciona y lo que no, y entonces dejar que las cosas se vayan cuando sabes que deberías. No por orgullo, incapacidad o arrogancia, sino simplemente porque no todo se supone que deba encajar en tu vida. Así que cierra la puerta del pasado, cambia la música, limpia tu espacio interior y deshazte del polvo. Deja de ser quien fuiste para poder ser quien eres hoy.

Es hora de dejar ir lo que pasó ayer, y enciende el potencial actual de tu vida.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB