Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

4 cosas que debes decir en lugar de “No sé”

Por Kat Boogaard | Publicado en Interés General | 8 de Agosto, 2017

Reibox BlogPiensa en la última vez que alguien te preguntó algo y no tenías la respuesta.

¿Cuál fue tu respuesta?

Si eres como la mayoría de la gente, respondes rápidamente con un corto “No sé”, para poder seguir adelante, escapar de la conversación y continuar con tu día.

Sin embargo, no necesitas que te diga que alardear de tu propia ignorancia y dejar a la otra persona colgada no es una estrategia de comunicación eficaz.

Por supuesto, no se espera que sepas como manejarlo absolutamente todo.

Pero, hay frases alternativas que son mucho más útiles que el obvio “no sé”.

Aquí tienes cuatro que puedes usar la próxima vez que no tengas una respuesta.

1. “Lo averiguaré”

Esta respuesta es realmente genial por una razón; demuestra tanto comprensión como seguridad en ti mismo.

Responder encogiéndote de hombros y con un brusco “No sé”, demuestra que no sólo no tienes las respuestas, sino que tampoco estás dispuesto a hacer nada por encontrarlas.

En contraste, asegurarle a alguien que te tomarás el trabajo de conseguir la información necesaria te hace ver más cooperativo y un valioso miembro del equipo.

2. “Tengo la misma pregunta”

Hay esos momentos en los que simplemente no tienes la respuesta. Pero, más allá de eso, tampoco tienes ni idea de en dónde empezarías a buscarla.

En esos casos, es mejor que te asegures que con quien estás hablando sepa que estás buscando la misma información. Logra lo mismo que decir, “No sé”; afirma explícitamente que no tienes la respuesta.

Sin embargo, va un paso más allá y te une con esa otra persona. En lugar de verte como si estuvieras tratando de evitar la pregunta, están simpatizando y uniéndose en la misión de obtener la información requerida.

A veces, una suposición educada es lo mejor que puedes hacer.

3. ‘Mi mejor suposición es…’

Desafortunadamente, a veces una suposición educada es lo mejor que puedes hacer. Te ponen en un lugar, y necesitas sacar una conclusión basada en la información y la evidencia que está delante de ti.

Es en esos casos cuando debes ofrecer algún tipo de explicación basada únicamente en lo que sabes; dejando claro que tu respuesta es simplemente una teoría, por supuesto.

No querrás que tu suposición sea aceptada como un hecho duro. Pero, al mismo tiempo, no quieres verte mal y parecer que estás tratando de evitar la pregunta.

Por lo tanto, sigue adelante y comparte tu hipótesis o algunas ideas. Si no sale nada, es un mucho mejor punto de partida para una lluvia de ideas y discusión que un simple “No sé.”

4. ‘¿Por qué no le preguntamos a [nombre]?’

¿Qué debes hacer si realmente no eres la mejor persona para responder esa pregunta? ¿Cuál es la mejor manera de manejar ese escenario, sin depender de las dos palabras a las que te acostumbraste?

Es simple: Aduéñate de la situación. Admite que no es tu especialidad, pero que sin dudas puedes encontrar la persona que sea mejor para el trabajo.

Puede que sientas como si estuvieras esquivando la responsabilidad o tratando de pasar la pelota. Pero, a la larga, eres más inteligente por enviarle cosas a la gente que está mejor equipada para manejarlas. Es más eficaz y más eficiente.

“No sé,” es una de esas frases que pueden salir fácilmente de tu boca antes de que te des cuenta de lo que estás diciendo. Sin embargo, hay un montón de mejores respuestas que debes emplear.

Dale a estas cuatro alternativas una oportunidad, y prepárate para que tus habilidades de comunicación mejoren instantáneamente.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB