Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

4 conceptos de pensamiento mágico sobre el dinero que no debes creer

Por Redacción | Publicado en Educación Financiera | 24 de enero, 2019

primer millon

En México sólo el 32% de los adultos cuenta con educación financiera, según un estudio elaborado por la George Washington University School. En países como Suecia o Noruega, el 71% de los adultos maneja y entiende muy bien este tema.

Ahorro, inversión, crédito y seguros son algunos de los conceptos que aparecen en nuestra vida diaria, pero que, a veces, no tenemos claros.

Sí, la educación financiera en nuestro país es escasa. Sin embargo, es frecuente escuchar a personas que dicen que con sólo “decretar” pueden “atraer la riqueza”. Es decir, dejan que sus finanzas personales sean conducidas por el pensamiento mágico.

Confían más en las “leyes del universo” y el “karma”, que en simples matemáticas, la cultura del ahorro e instrumentos de inversión.

A continuación, presentamos algunos conceptos de pensamiento mágico financiero que debes dejar de usar en tu vida diaria.

1. Decretar

Según dicen, la forma en cómo piensas y hablas influye en cómo la riqueza llega a ti. Por ejemplo, si siempre te expresas en términos de escasez, limitaciones, pobreza, tiempos difíciles o deudas, estas palabras evitan que el dinero llegue a tus bolsillos o cuenta bancaria.

Pero si invocas las palabras de “abundancia”, como riqueza ilimitada, oportunidades y prosperidad. El resultado será que atraes el dinero.

Por supuesto, todo eso es mentira. Si así fuera, ya seríamos tan acaudalados como Bill Gates o Carlos Slim.

2. Inhibidores y potenciadores de la riqueza

Para las personas que creen que esto funciona, significa la postura que adoptamos ante el dinero en todos los aspectos de la vida. Claro, todo en términos de lo que nos ayuda a atraer riqueza y lo que la aleja, por ejemplo, palabras, personas que nos rodean, limitaciones, etc.

Otra mentira, como si otros factores no influyeran: nivel educativo, economía del país, desventajas sociales, oferta de empleo, etc.

3. Tus amistades y familia

Los que saben de esto, dicen que tu familia y amigos también influyen en que la riqueza llegue hasta ti. Según, si ellos tienen menos dinero, se quejan de la economía del país, habla de situaciones complicadas y demás, entonces evitan que el dinero, las oportunidades y otras cosas “buenas” te encuentren.

Esto es mentira, equivale a decir que “los pobres son pobres, porque quieren”.

4. La dura realidad

Si piensas que la vida es difícil, quiere decir que tienes una visión que en nada te beneficia a atraer la riqueza. Básicamente, si para ti el dinero no tiene importancia, entonces “inhibes la riqueza”.

El dinero nos importa a todos, sin embargo, para algunos es una de sus prioridades y para otros no lo es. Cada quien le asigna el lugar que quiere en su vida y eso no quiere decir que no busquen un mejor sueldo o superarse.

Además, hay factores económicos externos que a todos nos tocan, y que el pensamiento optimista no es suficiente para evitar que nos afecten.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB