Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

37 Ideas para que los emprendedores motiven a sus empleados. Parte I

Publicado en Negocios | 4 de enero, 2016

motivaciónUn buen trabajo es difícil de encontrar, pero cada emprendedor sabe que un buen empleado es aún más difícil de mantener. Como emprendedor, uno tiene que asegurarse que su empresa cuenta con personas que esperan volver a trabajar todos los días más que el pago de un cheque.

A través de los años, me he dado cuenta de que era fácil mantener a los empleados motivados: todo lo que tenía que hacer era proporcionarles un líder digno de seguir. Pero después de casi siete años con el negocio, aún me encuentro en busca de nuevas formas que ayuden a mantener la productividad.

A continuación cómo lo llevo a cabo:

1. Apoya las nuevas ideas.

Cuando los empleados te vienen con una idea o una solución a un problema que ellos creen que es por el bien de la empresa, es una señal de que les importa. Apoyar las nuevas ideas y dar a las personas la oportunidad de “correr con ella” es muy motivador, sobretodo si todo sale bien al final.

2. Empoderar a cada persona.

Cada persona contribuye al funcionamiento. Empoderar para sobresalir de su rol, no importa lo grande o pequeño que sea, crea un sentido de pertenencia que nos llevará a cumplir y superar las expectativas.

3. No dejes que se aburran.

Me aburro con facilidad, así que supongo que mis empleados también. Organiza un desayuno, planifica una hora feliz, inicia un concurso de flexión de brazos en medio de la oficina de un miércoles o permite que otra persona lidere las reuniones semanales para romper con la monotonía.

4. Celebra los hitos personales.

Hace unos siete años, como empresa de menos de 10 trabajadores, celebramos el cumpleaños de cada empleado, aniversario de trabajo, compromiso y hasta los hitos personales. Hoy en día, como empresa de más de 100 trabajadores, todavía celebramos estos hitos. Nunca pasa de moda.

5. Reconoce los logros profesionales.

Todo el mundo quiere ser reconocido. El reconocimiento de un trabajo bien hecho que viene de la alta dirección o del propietario de la empresa va a significar más para un empleado de lo que te piensas.

6. Escucha.

Esta es probablemente la cosa más fácil que puedes hacer por un empleado. Sin embargo, también puede ser la más difícil. Buscando tiempo cada día para escuchar alguna preocupación sobre sus ideas, no sólo hará que tus empleados estén contentos, sino que también te proporcionará una visión muy necesaria en tu negocio de las personas que ayudan a mantenerlo en funcionamiento.

7. Fomenta la competencia amistosa.

Un entorno competitivo es un entorno productivo. Anima a los empleados a participar en concursos o desafíos es saludable y puede llevar a una mayor camaradería.

8. Permite mascotas en el trabajo.

Mis dos perros vienen a la oficina todos los días y todos mis empleados están invitados a traer sus mascotas a trabajar. Las mascotas hacen a la gente feliz y traen un sentido de compañerismo a la oficina.

9. Recompensa los logros.

Cuando una palmadita en la espalda no lo hace, los incentivos monetarios parece que siempre dan en el clavo.

10. Crear metas alcanzables.

Fijar metas es importante, pero asegúrate de que no son demasiado inalcanzables, tanto por el empleador como el empleado.

11. Sé claro con las expectativas.

No dejes indeterminaciones. Establece expectativas claras para que se puedan planificar para obtener resultados específicos.

12. Fomenta la individualidad.

Todo el mundo es diferente. Fomenta las personalidades individuales no sólo ayudando a crear una cultura diversa y dinámica, sino que también a fomentar un ambiente de trabajo abierto y accesible.

13. Sé un líder digno de seguir.

Si mis empleados no me perciben como un líder digno, ¿cómo puedo esperar que crean en nuestra misión y ayuden a lograrlo?

14. Da un buen ejemplo.

O dos o tres. No puedo esperar que mis empleados hagan nada de lo que yo no haría. Siempre me pregunto si las expectativas que me propuse para mis empleados son comparables a las expectativas que me he fijado para mí mismo.

15. Haz las cosas interesantes.

Sacudir las cosas de vez en cuando es una buena manera de romper la rutina del día a día del programa de trabajo.

16. Fomenta el aprendizaje de nuevas habilidades.

Los tiempos están cambiando. Asegúrate que todos los empleados tienen la oportunidad de aprender una nueva habilidad o mejorar alguna que beneficiará a todos los involucrados.

17. Fomenta la creatividad.

Un ambiente creativo es próspero.

18. Da crédito a quien se lo merece.

Aunque los empleados vienen a trabajar para completar sus tareas asignadas, sigue siendo un logro si lo hacen bien. Reconoce su esfuerzo.

19. Crea un plan de carrera.

Tener una idea de lo que nos espera es la motivación última. Los empleados que tienen un camino trazado que les puede dar lugar a la promoción, trabajan hacia una meta. Esto conducirá a un mayor compromiso.

20. Empieza una tradición.

Empieza una tradición y mantenla en marcha.

Fuente: eureka

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB