Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

3 preguntas que liberarán tu mente y te ayudarán a verlo todo más claro

Publicado en Desarrollo Personal | 25 de octubre, 2014

LiberarPor Angel Chernoff

“Juzga a un hombre por sus preguntas en lugar de por sus respuestas.” – Voltaire

No son las respuestas que obtienes de los demás, sino las preguntas que te haces lo que te ayudará a crecer más fuerte. De hecho, las preguntas simples que te haces a diario determinarán el tipo de persona en la que te convertirás en el largo plazo.

Y de eso es precisamente de lo que hablaremos en este artículo hoy; para ayudarte a embarcan en un positivo viaje de auto-investigación.

Las 3 preguntas:

Ten en cuenta que estas preguntas no tienen respuestas correctas ni incorrectas… Porque a veces, hacer las preguntas correctas es la respuesta.

1. Si tuvieras un amigo que te hable de la misma forma en que a veces te hablas a ti mismo, ¿cuánto tiempo permitirías que esta persona sea tu amiga?

Recuerda, la forma en que te tratas a ti mismo establece la forma en que te tratarán los demás. Tienes que amar lo que eres o nadie más lo hará. Así que trátate de la forma en la que quieres que los demás te traten. Deja de desacreditarte por todo lo que no eres, y empieza a darte crédito por todo lo que eres. Tenemos que aprender a ser nuestros mejores amigos, porque a veces caemos con demasiada facilidad en la trampa de ser nuestros peores enemigos.

Honestamente, la cantidad de abusos a toleras en tus relaciones, a menudo es igual a la cantidad de abusos que acumulas en ti mismo. Si estás acostumbrado a decirte a ti mismo que eres poco atractivo, que estás destinado fracasar, y que no eres capaz de seguir adelante sin que alguien sostenga tu mano, entonces aceptarás y te sentirás más cómodo en relaciones con personas que refuercen esas creencias negativas.

Porque eso es lo que las palabras imprudentes hacen; desordenan tu mente y hacen que te ames a ti mismo y a tu vida un poco menos.

Así que cuando estés solo, cuida tus palabras sobre ti mismo. Vigila tus pensamientos. Ten en cuenta que sólo nuestros pensamientos pueden hacernos daño. Es la forma en que elegimos pensar lo que cuenta. Sabes que esto es cierto. Tienes 60.000 pensamientos al día. No desperdicies cincuenta y nueve mil novecientos noventa y nueve de ellos en limitarte, en pensar negativamente.

De hecho, revisa tu diálogo interno en este momento. ¿Qué tan bien has elegido las palabras que has utilizado recientemente para hablar contigo mismo? ¿Has usado palabras positivas o negativas? Si yo hubiera escuchado a escondidas tu diálogo interno de hace un minuto, ¿hubiera escuchado declaraciones que provocan felicidad, o declaraciones que la espantan?

La conclusión es que tu relación contigo mismo es la relación más estrecha y más importante que tendrás siempre. Así que déjame preguntarte esto: ¿Cuándo fue la última vez que alguien te dijo que te amaba tal y como eres, y que lo que piensas y sientes, importa? ¿Cuándo fue la última vez que alguien te dijo que hiciste un gran trabajo, o te llevó a un lugar especial para celebrar una de tus pequeñas victorias cotidianas, simplemente porque sabían que te lo merecías? ¿Cuándo fue la última vez que es “alguien” fuiste TÚ?

2. Si hoy fuera el último día de tu vida, ¿querrías hacer lo que vas a hacer hoy?

Piénsalo mucho y de verdad. Y cuando tu respuesta sea NO durante demasiados días seguidos, sabrás que es hora de un cambio.

Y esta es una conversación interesante, porque todos somos conscientes en el fondo de que la vida es corta, y que la muerte nos alcanzará a cada uno de nosotros eventualmente, y sin embargo, nos sorprendemos infinitamente cuando le pasa a alguien que conocemos. Es como subir una escalera con la mente distraída, y calcular mal el último escalón. Esperabas que hubiera un escalón más, y por eso pierdes el equilibrio por un momento antes de que tu mente vuelva a la realidad de nuevo y a cómo el mundo es realmente.

Así que VIVE tu vida HOY! No ignores la muerte, pero no le tengas miedo tampoco. Ten miedo de nunca vivir la vida solo porque estás demasiado asustado de tomar acciones positivas. La muerte no es la mayor pérdida en la vida. La mayor pérdida es lo que muere dentro de ti mientras sigues vivo. Sé atrevido. Sé valiente. Tenle miedo a la muerte, pero igual da el siguiente paso en la dirección de tus sueños.

Tienes que dar ese paso. Porque por desgracia, hay demasiadas personas que viven todas sus vidas por defecto, sin darse cuenta de que pueden personalizarlo absolutamente todo. ¡No seas una de ellas! Tienes que vivir tu vida a tu manera. Eso es todo lo que tienes que hacer. Cada uno de nosotros tiene un fuego único en nuestro corazón por algo que nos hace sentir vivos. Es tu deber encontrarlo y mantenerlo encendido. Tienes que dejar de preocuparte tanto acerca de lo que el mundo quiera para ti, y empezar de verdad a vivir por ti mismo.

Encuentra tu amor, tus talentos, tus pasiones, y abrazarlos. No te escondas detrás de las decisiones de otras personas. No dejes que otros te digan lo que quieres. ¡Diseña y experimenta tu vida! La vida que creas al hacer algo que amas es mucho mejor que la vida que obtienes al quedarte sentado y deseando haberlo hecho. Así que haz algo hoy, y todos los días, que ames, incluso si sólo puedes hacerlo en tramos de diez minutos de aquí y allá.

3. ¿Qué estás manteniendo que sabes que necesitas dejar?

Te pasa poco a poco a medida que creces. Descubres más sobre quién eres y qué quieres, y entonces te das cuenta de que hay cambios que necesita hacer. El estilo de vida que has estado viviendo ya no encaja. Las personas que has conocido desde siempre ya no ven las cosas de la forma en que tú lo haces. Así que aprecia todos los grandes recuerdos, pero siempre ten la desesperada necesidad de seguir adelante.

Algunas cosas simplemente no están destinadas a ser. Todo tu pasado ya no tiene cabida en tu presente. Aferrarte a relaciones y circunstancias que ya han seguido adelante sin ti, es quedarte atascado en un lugar y una hora que ya no existe. Seguir adelante no significa borrar u olvidar las cosas maravillosas de tu pasado por completo, sólo significa que encontraste una manera positiva de sobrevivir sin ellos en tu presente.

A decir verdad, todos tenemos una historia. Todos pasamos por algo que nos hizo cambiar de una manera que nunca más pudimos volver a ser los mismos. En la vida, este tipo de cambio es inevitable. Todo a tu alrededor es transitorio; tu cuerpo, tus posesiones, tus relaciones, y así sucesivamente. No tienes control sobre cada cosa que te suceda, pero sí tienes control sobre cómo decides interiorizarlo.

Preste tanta atención a los cambios que están siendo positivos en tu vida como a los cambios que te están dando problemas. Aprecia cómo lo inesperado es a veces mejor que lo que esperabas. Y, sobre todo, deja de estresarte por lo que quedo atrás. El final de algo bueno es siempre el comienzo de algo genial. Dite esto: “Querido pasado, gracias por todas las lecciones de vida que me has enseñado. Querido presente, ya estoy listo!” Porque un valioso y nuevo comienzo siempre ocurre en el punto en el que piensas que todo ha terminado.

Así que no te preocupes por las cosas pequeñas. Vive con sencillez. Ama generosamente. Habla con tu verdad. Trabaja con diligencia. Y entonces, deja ir, y deja que lo que tenga que ser, SEA.

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB