Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

3 lecciones de negocios de George Lucas, creador de Star Wars

Publicado en Negocios | 30 de junio, 2016

george lucasEn su programa Modeling the Masters, Evan Carmichael —un escritor experto en temas de emprendimiento— analiza las estrategias de las personas exitosas con el fin de aprender de sus vidas y decisiones.

En su edición del 8 de noviembre del 2011, Carmichael explora la vida de George Lucas, creador de Star Wars, como un caso singular del que extrae tres lecciones para quienes se dedican a los negocios.

Con una fortuna calculada en los 5,200 millones de dólares, Lucas sólo ha dirigido compañías que él mismo ha fundado: LucasArts, Industrial Light & Magic, Skywalker Sound, Lucasfilm y American Zoetrope. Aunque la mayoría de sus ingresos provienen de las sagas de Star Wars e Indiana Jones.

Estas son las tres lecciones de negocios que pueden aprender los emprendedores de la vida de Lucas.

1. Ama lo que haces

Una vez que Lucas descubrió su amor por dirigir y producir películas, sólo quiso hacer eso. Y no lo hacía por el dinero, pues en esa época raramente los directores de cine ganaban mucho. Sólo lo hacía porque lo amaba. En palabras del genio, así es cómo sabes si estás haciendo lo que amas:

“Cuando te sientas a hacer algo a las 7 de la mañana, te da hambre, vas a comer algo y te das cuenta que son las 7 de la noche; esa es tu pasión. Eso es lo que te gusta hacer. Busca algo en relación a eso que puedes convertir en tu carrera. Porque la idea de hacer dinero, la idea de convertirse en famoso, la idea de ser poderoso, en esencia, carecen de importancia. Lo único importante es ser feliz y sólo serás feliz haciendo lo que amas

2. Descubre en qué eres bueno (ventaja competitiva)

“Todo el mundo tiene talento, es sólo cuestión de moverse hasta descubrirlo”, dice Lucas, quien antes de dedicarse al cine quería ser piloto profesional de carreras de autos. Pero un accidente (casi fatal) lo hizo cambiar de opinión. Así se matriculó en la universidad de cine y televisión del Sur de California. Ahí descubrió que era bueno para contar historias.

Además, Lucas se diferenció de los demás porque siempre buscó nueva tecnología para sus películas. Pues, para dejar una marca en cualquier industria tienes que ser realmente bueno. Encuentra ese nicho y empieza a construir un nombre. A medida que se expanda tu experiencia podrás ofrecer más productos o servicios, sin perder el enfoque que te hace diferente de los demás.

“Un talento es una combinación de algo que te gusta mucho, algo que no te parezca trabajo y algo para lo que tengas la capacidad natural de hacerlo bien”

3. No te rindas

Fundar una empresa es difícil. Habrá días en que quieras rendirte. Sin embargo, si estás haciendo lo que amas y eres bueno en eso, continúa. El caso de Lucas con Star Wars es un ejemplo perfecto.

Pocos creían que esta saga pudiera tener éxito. Algunos actores, incluso, decidieron que su nombre no saliera en los créditos. Y Twentieth Century Fox, además, lo dejó renunciar a su sueldo a cambio del 40% de las ganancias de las taquillas, los derechos del merchandising y los derechos secuela, pues la compañía tampoco creía que la película fuera exitosa. Lucas sí creyó y se convirtió en millonario gracias a esa confianza.

Fuente: mundoejecutivo

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB