Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

3 ideas que definirán el éxito o el fracaso de tu startup

Por Federico Tessore | Publicado en Negocios | 31 de octubre, 2016

ideasCada vez que escribo sobre emprendimiento hago hincapié en un tema muy importante: la conveniencia de arrancar con el pie derecho.

Tarde o temprano tendremos equivocaciones, pero debemos procurar equivocarnos lo menos posible al principio.

Como emprendedor, director de una compañía en constante crecimiento, asesor e inversor, puedo dar fe de que el tiempo que transcurre entre la gestación de una idea y los primeros ingresos por la comercialización del producto es fundamental y requiere del cumplimiento de una serie de ideas o conceptos, que harán que tu startup avance con éxito.

A continuación te enumero 3 ideas fundamentales que podrían ayudarte para salir al mercado con confianza y a concretar rápido tus primeras ventas:

1. Que tu empresa ofrezca un sólo producto que resuelva un problema de tus usuarios

Esta idea es parte de lo que en la jerga se considera “emprendimiento de manual”. Los productos más exitosos son los que solucionan problemas a sus clientes. Y también son los que más chances tienen de convertirse en una marca que trascienda y se instale en el imaginario colectivo.

El caso de Steve Jobs grafica este punto a la perfección. Durante los años 80, Jobs hizo que Apple tuviera gran repercusión con el lanzamiento de la primera computadora Mac. Y lo que hizo Jobs fue focalizarse en un solo producto. Tuvo otros secundarios, pero los cañones apuntaban a esa pc en particular. Fue su caballito de batalla.

Apple era sinónimo de Mac y Mac de Apple. Las campañas publicitarias apuntaban todas a Mac. La gran cartelera tenía espacio solamente para la Mac. De hecho el sucesor de ese primer Mac hoy sigue vivo. Y cuando Apple contradijo este principio y empezó a engrosar su catálogo con infinidad de modelos, estuvo al borde del colapso.

Una estrategia similar tracé yo, Federico Tessore, al lanzar la oferta de productos de Inversor Global, hace más de 10 años. Pensé en una revista que brindara información sobre cómo proteger las finanzas personales del pequeño inversor.

Me centré en brindar respuestas a los interrogantes y problemas financieros de los argentinos que se preocupaban por ese tema y empezaban a investigar ese tipo de información. Y es el día de hoy que procuro no ofrecer más de un producto por sector.

Hace poco en uno de nuestros servicios más recientes, el Club para Generar Riqueza, asesoramos a una suscriptora muy entusiasmada que estaba por lanzar su primera startup: un sitio de archivo de documentos.

Nuestra sugerencia fue simple y clara: el sitio debía ofrecer un servicio específico para una necesidad específica. No debía desviarse de esa premisa. Y en ese caso, fue el de una plataforma efectiva de archivo de documentos.

Así que recordá: una solución a un problema. Así el cliente no se marea con lo que ofrecés y relaciona la solución a su necesidad con tu producto y tu marca.

2. Lo importante no es la idea, sino la ejecución de ella

Como emprendedor, al pensar en un producto novedoso, probablemente sientas desconfianza a que esa idea sea copiada. Y procurarás tenerla en secreto, bajo 5 llaves. Hacer esto no es lo más indicado.

Hace poco conocí el caso de una empresa estadounidense llamada Silicon Graphics, de orígenes humildes, que fabricaba computadoras para la creación de efectos visuales y gráficos 3D, que fue convocada para grandes producciones como Jurassic Park y para episodios de Star Wars. Todo marchaba muy bien, pero el gerente de esa empresa cometió una equivocación que terminó pagando cara.

Su error fue crear un sistema cerrado y muy difícil de operar, que aunque funcionó muy bien durante algunos años, luego se estancó y fue finalmente superado. Perdió una porción importantísima del mercado.

La razón de su fracaso fue clara: un sistema evoluciona mucho más rápido cuando es utilizado y conocido por muchas más personas, ya que ellas aportan información muy valiosa para poder mejorarlo. Incluso las copias son útiles como termómetro para medir los resultados y las mejoras necesarias.

Y Silicon Graphics sólo era operado por un grupo reducido de personas, que mantenían todo en un ritual secreto más parecido a las antiguas logias que construían catedrales en Europa en el Siglo XVI que a una empresa moderna de tecnología en la época de la revolución digital.

Conclusión: el secretismo no te va a ayudar en lo más mínimo. Difundí tu idea todo lo que puedas. Esto te proporcionará información muy valiosa de cómo mejorar tu producto.

Empezá desarrollando la función más básica de tu producto y luego hacelo a partir de la información que te vaya llegando de tus usuarios.

3. Definir cuál es el público objetivo que está dispuesto a pagar por tu producto

Tener claro este punto te va a ayudar en la orientación de tus campañas publicitarias. Dicho en otras palabras: conocer tu público o mercado objetivo significa asegurarte de que tus esfuerzos de marketing golpean en la puerta adecuada, ya que si no te dirigís a un target claro, al final será como si nunca le hubieras ofrecido ningún producto a nadie.

En el caso de Inversor Global, yo tengo bien estudiado cuál es mi público: hombres y mujeres que trabajan o estudian, de clase media, de prácticamente todas las edades, que buscan proteger sus finanzas y generar distintos ingresos de dinero para no depender de los gobiernos de turno. Y las campañas de marketing de Inversor Global trabajan en esa dirección.

Entonces, definir “quién es”, “cómo es” y “dónde está” tu público objetivo te ayudará a diseñar una estrategia de marketing que cuente con un mensaje más atractivo y efectivo para tu emprendimiento. Impactarás de lleno en el corazón del público que busca productos como el tuyo.

Definir este público suele ser un trabajo pesado, pero es de las primeras cosas que tendrían que estar claras antes de empezar a invertir en tu desarrollo de producto, para que tus esfuerzos no sean infructuosos y lleguen a buen puerto.

Para clasificar esos clientes podés tener en cuenta algunas características generales como edad, género, nivel de ingresos, estado civil, situación familiar, ubicación geográfica, intereses y aficiones. Cuanto más precisa y detallada sea la segmentación que realices, más exitoso será el resultado que obtengas. Y esa segmentación, que definirá las campañas de marketing que deberás realizar, repercutirá de manera muy favorable en tu volumen de ventas con el correr del tiempo.

La idea es que antes de poner manos a la obra, analices estos 3 conceptos y evalúes si tu proyecto los cumple. De cumplirlos, entonces tendrás la tranquilidad de que alcanzás algunos de los estándares que garantizaron el éxito de muchas empresas.

Vas a ver que la sensación de arrancar tranquilo y con el pie derecho es inigualable.

Saludos y que tengas éxito.

Fuente: emprendedoresnews

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB