Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

3 cosas importantes que aprendí en mis primeros 30 días como gerente

Por Katie Womersley | Publicado en Negocios | 20 de Febrero, 2017

Reibox BlogMe siento ridículo escribiendo sobre ser un gerente de ingeniería. Es un trabajo que he estado haciendo por no más de 30 días.

Pero eso es lo que yo quiero saber de los demás, ¿cómo empezar? ¿Cómo lo hacen en su primer mes?

No hay dos primeros rodeos iguales. Pero todos son rodeos, y caer es caer. Hay algunos patrones. Así que aquí estoy, escribiendo el post que quisiera leer.

Y en mi primer mes en mi nueva función de administración, encontré que estas son las tres cosas que tuve que resolver por sobre todo lo demás.

1. ¿Qué es este trabajo de todos modos?

Yo tenía una idea aproximada de en lo que me estaba metiendo de una descripción interna del trabajo, pero había un abismo entre “Ayuda a construir un compromiso fuerte y garantiza el crecimiento personal de los miembros del equipo” y… bueno… hacerlo.

Así que me metí en una especie de cruzada para entender qué era exactamente lo que debía hacer.

Les pregunté a los ingenieros de Buffer, “¿Qué crees que hace a un gerente de ingeniería grande (EM)? ¿En dónde crees que me quedo corto?” Estoy muy agradecido por las honestas respuestas de mis pares; me permitieron desarrollar una idea clara de cómo necesitaba crecer. Aceché personas en Twitter y LinkedIn, le envié correo electrónico fríos, y les pregunté cómo sobrevivieron al cambio. “¿Cuál fue tu error de novato?” se convirtió en mi línea favorita.

Siempre me sorprende lo abierto que está todo el mundo a ayudar. Conocí a gente increíble que creí que no me darían ni una hora de su día.

De mi propia experiencia, sin dudas recuerdo momentos en los que sabía qué quería de un gerente, pero no sentía que podía decirlo ni pedirlo. Así que decidí hacer una pregunta muy simple: “¿Qué puedo hacer por ti para la próxima semana para hacer tu trabajo y tu vida mejor.”

Rápidamente aprendí que ese era un problema resuelto; la ayuda está ahí. Sólo tenía que pedirla.

2. ¿Qué ocurre con mi antiguo trabajo?

Esto es duro. Cuando un ingeniero cambia a la administración, el equipo pierde un ingeniero. Eso pone un freno a la velocidad y la moral del equipo, pero hacer dos trabajos a la vez es inviable. Tener un plan de traspaso y transición fue mi primera tarea.

Es un verdadero reto averiguar quién podría asumir el trabajo que estabas haciendo en un equipo que ya está establecido. Y seamos sinceros, nunca hay un “ingeniero extra” girando sus dedos.

Tuve mucha suerte aquí: La mitad de mi equipo (no ingenieros) tomaron sus vacaciones cuando hacía el cambio, por lo que hubo una pausa natural mientras buscaba en Google “cómo ser un gerente de ingeniería.” Entonces me dieron otro respiro: Un equipo de productos fue diluido, y había alguien dispuesto y emocionado por tomar el puesto. Pude esquivar todos los obstáculos.

Piensa en tus antiguas responsabilidades; no sólo te vayas. Si no hay realmente nadie que te reemplace, entonces re-programa tu partida. Entiende esto, y asegúrate de que todos los demás lo entiendan también.

3. ¿Cómo administro a alguien que es mejor de lo que nunca podré llegar a ser?

Esta fue la cosa que más me asustaba hacer.

Antes de empezar la primera reunión con un ingeniero a quien admiro muchísimo, estaba decididamente inquieto y definitivamente ansioso. ¿Qué pensará de mí? ¿Era una enorme pérdida de tiempo? Me estremecía el coste de oportunidad.

Después de esa primer video-llamada, me di cuenta que aunque yo creía que él era impresionante, no le había dado ningún reconocimiento. Darme cuenta de por qué me contuve de decirle buen trabajo fue un momento clave para mí: no me sentía capacitado para alabar a este ingeniero. Sentía que mi opinión no importaba; que él pensaría que era un idiota por alabarle algo que había hecho que no era gran cosa. Sería como alabar a Dan Abramov por escribir una aplicación entera en React.

Una vez que entendí y le di nombre a ese miedo, desapareció. Si yo fuese mejor codificando que los ingenieros que manejo, entonces yo estaría escribiendo ese código. Pero no lo soy. Es precisamente por eso que soy gerente!

Soy mejor fomentando y desbloqueando. Creo que es cuando la idea de “líder servidor” comenzó a hacer clic.

Estoy ahí para resolver todas las cosas que impiden que los ingenieros se enfoquen. Hago los procesos suaves. Me aseguro de que encuentren su trabajo interesante y desafiante. Me aseguro de que estén teniendo el mayor impacto que puedan tener. Entiendo quienes son y qué los impulsa, y alineo eso con lo que el equipo necesita.

Les digo cuando creo que hicieron algo increíble. Les pregunto por qué hicieron algo que no está a la altura de nuestro estándar de calidad; tal vez haya una buena razón. Tal vez pueda ayudar. No tengo que ser capaz de hacer su trabajo mejor que ellos. Ellos son los expertos, y así debería ser.

Todavía no sé cuál es mi error de novato más grande, aun. Supongo que será un tema para otro post.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB