Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

3 cosas esenciales para alcanzar el éxito

Publicado en Interés General | 30 de marzo, 2016

exitoUn adagio comúnmente escuchado es que necesitas trabajar duro y sufrir más que los demás si quieres alcanzar el éxito. Y eso es una verdad a medias.

Una de las cosas que las personas que lograron llevar a cabo grandes proyectos, tanto en su vida personal y profesional, se han dado cuenta es que no siempre trabajar duro era suficiente para lograr el éxito, y a menudo lo veían como una pérdida de tiempo y de energía.

Desde este punto de vista, aquí tienes 3 cosas esenciales para alcanzar el éxito, que son tan o más importantes que trabajar duro.

1. Propósito

Trabajar duro, pero sin un propósito, es como tener un Ferrari sin volante. – Sergi Trivino

Has trabajado bastante en los sótanos por tanto tiempo, que ni siquiera puedes recordar ¿por qué?

Si examinas a cada una de las personas en el mundo que son consideradas como fracasadas (en especial considerados así por ellos mismos), podrás ver que el factor común es la falta de propósito. No saben a dónde van. No saben por qué hacen las cosas que hacen y no se sientan a pensar en las razones. Ellos buscan alcanzar sólo satisfacciones a corto plazo, como alimentación o sexo, y eso es lo único que los mantiene en movimiento.

Ellos sólo emplean el lado animal de su cerebro. Y por ende, no son capaces de pensar a largo plazo, o de hacer análisis personal como lo pueden hacer los seres humanos.

No hay que analizar mucho los fracasos para darse cuenta que les faltó propósito. Si no estás consciente de ello, te encontrarás en la mitad de algo sin saber por qué lo estás haciendo.

Vivir el hoy puede ser bueno a veces, pero otras veces te puede hacer perder el tiempo si no tienes cuidado. Cada vez que empieces una tarea, ten en mente que la vas a seguir haciendo hasta que la termines o por el resto de tu vida. A menos que algo interno o externo te recuerde que debes empezar a hacer otra cosa.

Cuando empiezas a trabajar en algo sin saber de antemano cuáles son los resultados esperados, te puede tomar horas o días de trabajo pesado para darte cuenta que eso no es lo que debías estar haciendo, si quieres alcanzar tus metas.

No seas una persona ocupada, trabajando duro. Se una persona planificada, que lleva a cabo tareas con propósitos definidos.

2. Trabajo interno

Trabaja en ti mismo 10 veces más de lo que trabajas en elementos externos, y sentirás que te estás moviendo 10 veces más rápido hacia adelante.

Casi todo el trabajo duro que debes hacer para tener éxito está enfocado en reemplazar tus rutinas y hábitos con las rutinas y hábitos que las personas exitosas quieren que tengas. Al cambiar conscientemente tus procedimientos, estás cambiando los resultados que puedes alcanzar, el valor que estás ofreciendo, y la manera en que eres visto por ti mismo y por el resto del mundo.

Si pudieses seguir el mismo entrenamiento y hábitos que Bruce Lee, día tras día, no hay duda que tarde o temprano te convertirías en un experto en artes marciales. ¿Cierto? Y ¿por qué no actuar como una de esas personas que han tenido éxito en los negocios? ¿Qué pasaría si sigues las mismas rutinas y hábitos que han permitido a otros desarrollar el poder y la creatividad que necesitan para tener éxito en su carrera profesional o en su vida?

Pudieras, literalmente, empezar a comportarte así hoy y obtener resultados asombrosos de inmediato. Lo único que necesitas es desechar los viejos hábitos y poner las creencias propias que te limitan a un lado, para poder hacer espacio para los nuevos hábitos y creencias.

Debes recordar esos hábitos y creencias antes de soltarlos, para poder diferenciar entre lo bueno y lo malo. El éxito no llega luchando por conservar lo viejo, sino al dejarlo ir y construir lo nuevo en su lugar.

3. Creencias

Si no crees que es posible alcanzar lo que quieres, podrás trabajar día y noche y nunca tendrás éxito.

A veces, la distancia que parece estar separándote de tus metas está en tu mente. Si quitas esas barreras mentales, serás capaz de ver que lo que siempre has querido está al alcance de tu mano.

Mientras no creas que sea posible tener éxito, seguirás inventando excusas y distracciones. Eso es simplemente porque no te sientes cómodo o tienes miedo de tener algo para lo cual no te sientes preparado, o algo que crees no merecer, o ser la persona que no crees que puedes ser.

Si quitas las creencias negativas acerca de lo que puedes ser y tener, tu realidad cambiará instantáneamente.

Conclusiones

Estas tres cosas también requieren trabajo duro y estar enfocado, pero te pueden ahorrar el estrés, la frustración, y las horas de trabajo a pico y pala, que no tiene precio.

Fuente: luiscastellanos

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB