Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

27 tips para dominar cualquier cosa. Parte II

Por Jenna Goudreau | Publicado en Interés General | 23 de febrero, 2016

dominar14. Crea una dinámica de ida y vuelta con todas tus relaciones.

Freddie Roach, un legendario entrenador de box, encontró a su estudiante más prometedor en el futuro campeón mundial de las ocho divisiones, Manny Pacquiao. Era el estudiante más intenso y, con el tiempo, aprendió a llevar las estrategias de Roach y sus instrucciones un paso más allá de lo que pudo haber hecho solo.

Las mejores relaciones son interactivas. Aprender el dogma de alguien más nunca es tan efectivo como adaptarlo y mejorarlo.

15. Domina la inteligencia social.

Una de las barreras más grandes al convertirse en maestro es tratar con los otros. Es muy fácil vivir la vida como una serie de batallas y escaramuzas sobre el poder que resultan ser menores. La idea de que mucha gente puede ser brillante y que no necesita tratar con una sociedad, es falsa. Los maestros usan la inteligencia social para amplificar sus habilidades, en lugar de convertir a otros en un obstáculo.

16. Acepta el criticismo y adáptate a las estructuras de poder y a la sociedad.

Ignaz Semmelweis era uno de los pioneros en usar técnicas antisépticas, algo que ha salvado millones de vidas. Nunca fue realmente adoptado en su tiempo debido a las personas arrogantes con las que trataba y su negación a probar sus ideas. Murió sin un centavo y abandonado a los 47 años.

Usa a aquellos en el poder, no los alejes. De otra manera, la genialidad se desperdicia.

17. Crea tu personaje meticulosamente.

Teresita Fernández, una escultura y ganadora de la “Beca Universitaria de la Genialidad MacArthur” podría haber dejado que los otros la definieran. La escultura y el trabajo con metal eran un medio masculino y ella podía haber sido fácilmente percibida como una novedad pasajera. Al pasar tiempo en su personaje, así como en su arte, ayudó a que tuviera más éxito.

Todos usamos máscaras en la sociedad. Estar conscientes de eso, en lugar de auto conscientes, nos permitirá ser más efectivos en cualquier situación.

18. Haz sufrir a los tontos y aprende a explotarlos.

El poeta alemán y novelista Johann Wolfgang von Goethe, pasó un periodo de su juventud en la corte de un duque prominente. Al aceptarlo, se encontró a sí mismo en una cultura de la corte claustrofóbica y mezquina. En lugar de unirse, uso este comportamiento como base en sus obras y novelas posteriores.

Hay muchos tontos que evadir. No participes o te hundas a su nivel.

19. Despierta la mente dimensional y sé audaz.

Después de salir del aprendizaje, la inclinación es ser conservativo para trabajar firmemente dentro de un campo y reglas familiares establecidas. La clave para ser maestro es rechazar el conservadurismo y ser muy audaz.

20. Absorbe todo y deja que tu cerebro haga las conexiones por ti.

El cerebro está diseñado para hacer enlaces. Cuando nos enfocamos firmemente en una tarea determinada, podemos tensarnos y nuestro cerebro se cierra. Los maestros leen y absorben todo lo que podría ser relacionado para estimular el cerebro en dar el salto.

Así fue como Luis Pasteur dio el salto a las vacunas. Pasó años desarrollando una teoría de gérmenes, lo que le permitió ver la importancia de un grupo de pollos que sobrevivieron a la inyección con un cultivo antiguo de enfermedades. Como él dijo: “La suerte favorece a aquellos con la mente preparada.”

21. Evita poner las cosas en categorías familiares.

Las mentes más creativas resisten una de las tendencias del cerebro, poner las cosas en categorías fáciles, usar un atajo mental para simplificar todo. Con un esfuerzo para alterar la perspectiva, eso puede cambiar.

A Larry Page y a Sergey Brin se les ocurrió la idea de Google al ver lo que parecía ser un defecto trivial, malos resultados en los motores de búsqueda que clasificaban a las páginas de acuerdo a qué tan a menudo algo era mencionado. Una anomalía los llevó a un camino más efectivo.

22. No dejes que la impaciencia arruine tus planes.

La gran fortaleza de John Coltrane, su improvisación, era en algún momento una debilidad. El recurría a la intimidación en lugar de la innovación. Después de años de absorber los estilos de otros y aprender bastante vocabulario, supo cómo hacerlo algo personal y diferente de cualquier otro.

Uno de los impedimentos más grandes para la creatividad es la impaciencia. Sigue en el curso y desarrolla una voz auténtica.

23. Valora igualmente la inteligencia abstracta y la mecánica.

Los ingenieros más brillantes del mundo fracasaron al crear una máquina voladora de trabajo. Orville y Wilbur Wright eran mecánicos de bicicletas. Una visión sencilla, que una maquina voladora necesitaba ser capaz de moverse como una bicicleta en lugar de hacerlo en líneas horizontales como un barco, los ayudó a vencer a los hombres que atacaron el problema por años.

La inteligencia mecánica y el enfoque en la funcionalidad, pueden ser vitales, creativos y abstractos.

24. Evita el “candado tecnológico” o quedar envuelto en el arte técnico en lugar de resolver el verdadero problema.

Yoky Matsuoka tenía una meta imposible, construir una mano robótica que pareciera real. Para ella, no era una serie de rompecabezas mecánicos, sino aprender un proceso para entender la mano humana. Los detalles anatómicos aparentemente irrelevantes llegaron a ser extremadamente importantes para funcionar.

El candado tecnológico hace que la gente pierda visión respecto a preguntas más importantes. Al ver la mano humana, ya perfecta, Matsuoka superó a personas que se perdieron en los problemas técnicos durante años.

25. Fusiona lo intuitivo y lo racional.

Este es el paso final. La inmersión profunda en un campo en particular, experiencia en el aprendizaje, tiempo con un mentor y desbloquear el potencial creativo, crea una profundidad extraordinaria de conocimiento y la habilidad para responder rápido y por instinto a cualquier situación.

Combinar ese instinto con el proceso racional, permite a la gente alcanzar su mayor potencial, convertirse en maestros.

26. Crea tu mundo alrededor de tus fortalezas.

Albert Einstein era un mal científico. Odiaba como la física era enseñada y no le gustaban los experimentos. Sus mayores contribuciones vienen de otro lugar. Su teoría de la relatividad simple, viene parcialmente de pensar sobre una imagen en su cabeza de trenes, luces, hombres y mujeres.

Al decidir a los 20 alejarse de lo convencional, ciencia experimental y usar su disgusto por la autoridad para quitar convenciones que lo atrasaban, Einstein hizo algo por intuición, se veía lógico pero era muy racional.

27. Entiende que la práctica es tan importante como la habilidad con la que naces.

Cesar Rodríguez, apodado “America’s Last Ace” no era un piloto naturalmente bueno. Primero era de los peores. Se puso al corriente y superó a todos por medio de la práctica. Conocía cada control y reaccionó mejor que aquellos que confiaban en su talento.

Él logro después de miles de horas de práctica algo que parece muy ordinario. Pero así es como la mayoría de las personas se convierten en maestros.

Fuente: soyentrepreneur

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB