Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

27 cosas sencillas que tienes que comenzar a hacer por tu felicidad

Publicado en Desarrollo Personal | 26 de septiembre, 2015

sobre la felicidadSólo se necesita una persona para hacerte feliz y cambiar tu vida: TÚ.

Estoy infinitamente fascinado por la relación entre la forma en que elegimos vivir nuestras vidas y la felicidad que disfrutamos a diario. Hay elecciones que tomas todos los días, algunas de las cuales parecen completamente ajenas a tu felicidad, pero que impactan dramáticamente en la forma en que te sientes física y mentalmente.

Con los años, Ángel y yo hablamos literalmente con miles de personas que están luchando por encontrar la felicidad en sus vidas. Y lo que descubrimos es que, por lo general, no es lo que tienes, donde estás, ni lo que te pasando lo que te hace feliz o infeliz, es cómo piensas sobre todo ello y qué haces con ello.

En el transcurso de la vida diaria, es fácil pasar por alto el bosque por los árboles que lo tapan y perderte algunas de las pequeñas y sencillas cosas que pueden afectar desproporcionadamente nuestros niveles de felicidad.

Afortunadamente, no tienes que descubrirlo por ti mismo. Ángel y yo pasamos buena parte de la última década trabajando uno-a-uno con nuestros clientes de coaching, buscando los hábitos y comportamientos correctos que mantienen una felicidad sostenida. A continuación, veremos algunos de los consejos más viables que pueden funcionar fácilmente en tu rutina diaria.

1. Comienza a aprender a ser más humano de nuevo. – Los gadgets son geniales, pero pueden interponerse en tu camino si no tienes cuidado. Contrólalos para que no te controlen a ti. En otras palabras, suelta tu teléfono. No evites el contacto visual. No te escondas detrás de una pantalla. Pregúntale a la gente sobre sus historias. Escúchalos. Y sonríe junto a ellos.

2. Comienza a filtrar el ruido que hay en tu vida. – Ten cuidado con a quién le das el micrófono y el escenario en tu vida. No te limites a escuchar la voz más ruidosa. Escucha la más verdadera.

3. Comienza a elegir de manera diferente, por tu propio bienestar. – Gran parte de tu vida es resultado de las pequeñas decisiones que tomas todos los días. Si no te gusta alguna parte de ella, entonces es momento de empezar a ajustar algunas cosas y tomar mejores decisiones, en este momento, desde donde estás.

4. Comienza a ser mucho más productivo y no sólo estar ocupado. – Hay una gran diferencia entre estar ocupado y ser productivo. No tienes que confundir movimiento con progreso. Un caballito de madera se mantiene en moviendo, pero nunca avanza hacia adelante. En otras palabras…

5. Comienza a dedicar tiempo (todos los días) a actividades significativas. – Lo que haces cada día importa, pero el POR QUÉ haces lo que haces importa aún más. Así que deja de hacer sólo lo que eres capaz de hacer; averigua que estás destinado a hacer, y entonces hazlo lo más que puedas. Y si sólo tienes quince minutos al día para hacerlo, no hay problema; haz que esos quince minutos sean maravillosos.

6. Comienza a vivir el presente. – Si tu mente lleva una pesada carga del pasado, experimentarás más de lo mismo. Déjalo ir. Y también ten cuidado de no pasar tanto tiempo creando tu perfecto futuro como para olvidarte de vivir tu hoy. Está aquí y ahora, y saca el máximo provecho de ello.

7. Comienza a reemplazar tus preocupaciones con acciones positivas. – La mayoría de las cosas por las que estaba preocupado nunca pasaron. La mayoría de las cosas por las que trabajé duro sí lo hicieron. Lo mismo les pasó a las personas más felices y exitosas con las que hablé y trabajé en los últimos años. Así que sigue soñando y sigue HACIENDO.

8. Comienza a perseguir las cosas, y no huir de ellas. – La mejor manera de alejarse de algo negativo es avanzar hacia algo positivo.

9. Comienza a dejar que tu amor venza a tus miedos. – Sólo hay dos energías en el núcleo de las experiencias humanas: el amor y el miedo. El miedo empuja lo que quieres lejos de ti. El amor lo atrae.

10. Comienza a hacer lo correcto, incluso si no es la opción más sencilla. – Sólo porque sea posible, no significa que debas hacerlo. Sólo porque sea fácil, no significa que valga la pena tu tiempo. Haz lo correcto, no lo que sea más fácil ahora. Es una forma menos estresante de vivir a largo plazo.

11. Comienza de compararte contigo mismo, y con nadie más. – No prestes atención a lo que los demás tienen ni en donde están. No estás caminando con sus zapatos, y nunca caminarás cómodamente en los tuyos si sigues comparándote con los demás. Así que enfócate en lo que es mejor para ti y en tus (únicas) circunstancias. ¿Qué necesitas hacer ahora para acercarte a tus objetivos? ¡Hazlo! No te distraerás comparándote con nadie más si estás cautivado con tu propósito.

12. Comienza a ser realmente feliz por los demás. – Entre más belleza encuentres en el viaje de otra persona, menos querrás compararlo con el tuyo.

13. Comienza a ser más tolerante con aquellos que ven las cosas de manera diferente. – Recuerda, el amor y la bondad engendran amor y bondad. La forma en que amamos a las personas con las que no estamos de acuerdo, es la mejor evidencia de lo que creemos realmente sobre nosotros mismos.

14. Comienza a dejar que la gentileza tenga la última palabra. – Sólo perderemos las discusiones que nuestro orgullo insiste en ganar. Cuando ganar la discusión es más importante que amar a la gente, necesitamos empezar a replantearnos completamente nuestra fe y prioridades.

15. Comienza a dar sin expectativas. – Vas a terminar muy decepcionado si esperas que la gente siempre haga por ti lo que tú hiciste por ellos. No todo el mundo tiene el mismo corazón que tú tienes. Es por eso que a veces tienes que dar el doble, sin expectativas, para eventualmente conseguir algo mejor que nunca imaginaste. Es sobre el largo plazo, sobre la imagen completa. El hecho de que puedas plantar una semilla y que se convierta en una flor, compartir un poco de conocimiento y que se vuelva parte del otro, sonreírle a alguien y darle esperanza, es prueba de que la generosidad hace maravillas detrás de escena. Así que…

16. Comienza a ser la diferencia que quieres ver en el mundo. – De verdad, naciste con la habilidad para cambiar la vida de alguien. Nunca la desperdicies. Sé amable. Está presente. Sé alguien que marca la diferencia. Lo que le das a otra persona es algo que en realidad te das a ti mismo. Cuando tratas a los demás con amor, descubres que tú también puedes ser amado.

17. Comienza a hacer de tu “relación enriquecedora” una prioridad. – Las personas que pasan todo su tiempo tratando de ganar dinero, lo gastan todo tratando de ganar tiempo. No te hagas esto. Pon primero lo primero. Sé rico en buenas amistades y en tiempo con tu familia desde el principio.

18. Comienza a MOSTRARLE a tus seres queridos lo que significan para ti. – Nuestras relaciones más cercanas son vitales para nuestra felicidad. Si bien le decimos a aquellos que amamos que los amamos, nunca debemos olvidar que el mayor cumplido no es pronunciar unas palabras bonitas, sino vivir según ellas.

19. Comienza a estar agradecido por la vida que es tuya. – Gratitud es simplemente saber lo que es bueno. Cuenta tus bendiciones, no importa cuán pequeñas sean, y comienza con la respiración que estás tomando ahora.

20. Comienza a reemplazar la frase “tengo que” con “yo me encargo” cada vez que te descubras quejándote. – Muchas de las actividades sobre las cuales nos quejamos son cosas que otros desearían tener la oportunidad de hacer.

21. Comienza a abrirte a nuevas oportunidades de crecimiento. – En casi todas las situaciones, un poco más de voluntad para reconocer que puede haber algo que no sabes, podría cambiarlo todo. Ve a un lugar nuevo, y un sinnúmero de oportunidades aparecerán de repente. Haz algo diferente, y todo tipo de grandes nuevas posibilidades surgirán. Mantén una mente abierta y diviértete con la vida.

22. Comienza a dejar ir las pequeñas frustraciones tan pronto como lleguen. – No puedes dejar que un mal momento estropee un montón de buenos. No dejes que los pequeños (y tontos) dramas diarios te desanimen. La felicidad comienza en el interior. Tú controlas tus pensamientos sobre todo. Es decir, la única persona que puede hacerle daño a tu felicidad eres TÚ.

23. Comienza a enfocarte sólo en lo que puedes controlar. – Nunca fuerces nada. Da lo mejor de ti y luego deja que sea lo que sea. Si se supone que debe ser, será. No te deprimas por las cosas que no puedes controlar.

24. Comienza a pasar las páginas que necesitas pasar. – Ningún libro es un sólo capítulo. Ningún capítulo explica toda la historia. Ningún error define quienes somos. Sigue pasando las páginas que necesites pasar.

25. Comienza a abrazar las lecciones que la vida te está dando. – Todo lo que pasa te ayuda a crecer. A veces las experiencias dolorosas nos enseñan valiosísimas lecciones de vida que no sabíamos que necesitábamos saber. Si estás teniendo problemas, eso es bueno. Eso significa que estás progresando. Las únicas personas que no tienen problemas son las que no hacen nada.

26. Comienza a medir tus progresos todos los días, no importa lo pequeños que sean. – Tú eres un trabajo en progreso; lo que significa que avanzas un poco a la vez, no todo a la vez. Puede que no estés todavía donde quieres estar, pero mira lo lejos que has llegado, y agradece no estar atascado donde estuviste una vez.

27. Comienza a abrazar la incertidumbre que hay frente a ti. – No dejes que no saber cómo terminará, te detenga de comenzar. La incertidumbre nos muestra el lugar donde la verdadera magia de la vida nos está esperando.

Ah, una cosa más…

Hoy, espero que tengas un lindo día, que sueñes atrevida y peligrosamente, que hagas algo que no existía antes de que tomaras acción, que ames y que tu amor te sea devuelto, y que encuentres la fuerza para aceptar y crecer a partir de los problemas que no puedes cambiar. Y, lo más importante (porque creo que debería haber más bondad y sabiduría en este loco mundo), serás, cuando debas, más sabio con tus decisiones, y serás siempre extra amable contigo mismo y con los demás.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB