Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

25 enseñanzas de monjes trapenses para tener éxito en la vida y los negocios

Por modoemprendedor | Publicado en Desarrollo Personal | 24 de agosto, 2018

monjesEn un mundo donde la diversidad y la complejidad nos envuelven, sin duda que al pensar en personajes como el Dalai Lama, se nos viene a la mente la palabra sabiduría.

A través de los siglos, los monjes han enseñado a todas las culturas lecciones de vida para ser mejores personas y hacer del mundo un lugar mejor.

Precisamente, August Turak, un emprendedor estadounidense que vivió con los monjes trapenses en las montañas de Normandía durante 17 años logró entender que muchas de sus lecciones podrían ser aplicadas a la vida y los negocios.

Monjes auto-suficientes

Los trapenses, conocidos formalmente como la Orden Cisterciense de la Estricta Observancia, son una orden católica romana, cuyo origen se remonta a finales del siglo XI. La orden se fundó en la abadía de la Trapa, ubicado en Orne, Baja Normandía (Francia). Ellos siguen las reglas benedictinas, que tienen como parte esencial que todos los monasterios deben ser auto-suficientes.

Por esta razón cultivan, trabajan y venden productos. Entonces, Turak al ver ese trabajo y los resultados del mismo, comprendió que en las organizaciones se estaban cometiendo grandes errores que afectaban todos los procesos.

Consejos milenarios

Precisamente, en su libro titulado “Secretos de los negocios de los monjes trapistas: Un CEO que se aventuró en busca de significado y autenticidad”, recopila muchas de sus enseñanzas que compartimos para ser exitoso en la vida y los negocios:

1. El problema con la vida es que solo puede ser vivida hacia adelante y entendida hacia atrás.

2. El éxito en los negocios para los monjes son los derivados de una vida bien vivida.

3. El buen servicio y el desinterés no solamente producen organizaciones mucho más exitosas, también crean empleados y clientes más felices.

4. Los mejores líderes entienden que entre más se enfoquen en hacer a las otras personas exitosas, más exitosos se volverán.

5. Cada reto que enfrentamos es también una oportunidad para transformarnos, si aprendemos a verlo de la manera correcta.

6. Somos más felices y productivos cuando nuestro sentido del tiempo desaparece y nos olvidamos de nosotros mismos.

7. Apunta siempre más allá del objetivo.

8. Cualquier cosa que queramos de los demás, debemos tener el coraje de ofrecerla primero.

9. Excelencia debe ser en lo que nos convirtamos.

10. La simple y más grande razón por la que muy pocos negocios alcanzan todo su potencial, es por que su misión es muy pequeña.

11. Al final lo que marca la diferencia es lo que dejamos de hacer, no lo que hicimos.

12. Entre más pongamos a los demás primero, más rápido alcanzaremos nuestros objetivos.

13. Buenas personas con buenas intenciones no es suficiente.

14. La excelencia debe ser la norma, no la excepción.

15. La evidencia más clara de que una persona es de confiar, es que cumpla sus promesas.

16. La presión que producen los nuevos retos no solo construye carácter, también lo revela.

17. Si las personas deben estar detrás tuyo para que cumplas tus promesas, ya perdiste toda credibilidad.

18. El éxito autentico, ya sea personal, profesional o organizacional; es usualmente solo el derivado, el indicador, de servir a una misión más grande que nosotros mismos.

19. Los monjes han descubierto un auténtico secreto: Es en nuestro propio interés que podemos olvidar nuestro propio interés.

20. Si en realidad queremos entender qué motiva a las personas, debemos ver en qué gastan su dinero actualmente; no haciendo encuestas ni focus groups.

21. Debemos darle a las personas la oportunidad de satisfacer su deseo de transformación.

22. La tarea de la administración es crear organizaciones superiores obteniendo resultados extraordinarios de personas ordinarias.

23. Probablemente admitiríamos que nos sentimos más satisfechos cuando nos sacrificamos por algo que vale la pena.

24. El servicio y el desinterés se deben volver habituales, automáticos y de segunda naturaleza.

25. Cada problema es realidad una oportunidad.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB