Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

20 pequeños pensamientos que trituran tus más grandes sueños ¡¡¡Evítalos YA!!!

Publicado en Desarrollo Personal | 6 de diciembre, 2014

PensamientosPor Marc Chernoff

Al final, solo nuestros propios pensamientos son los que nos hacen daño.

Tu mente es tu campo de batalla. Es el lugar donde residen los más grandes conflictos. El lugar donde la mitad de las cosas que creíste que pasarían, nunca pasaron. Pero si permites que esos pensamientos habiten en tu mente, tendrán éxito en robarte tu paz, tu alegría, y eventualmente, tu vida. Caerás en un ataque de nervios, depresión y derrota. Lo sé porque yo he estado ahí.

¿Qué puedes hacer? Para empezar, dite esto cada mañana apenas despiertes:

“Estoy dejando de lado todos los sentimientos negativos, temores y pensamientos de ayer. ¡No tengo lugar para ellos! Me enfocaré sólo en los pensamientos positivos y las resoluciones de hoy.”

Y luego practica lo que predicas. Esto hará (poco a poco) la diferencia en tu vida, garantizado.

Porque de verdad, hay tantas cosas de tu destino que no puedes controlar, que no tiene sentido descuidar todas las cosas que sí puedes controlar. Puedes decidir cómo gastar tu tiempo, con quien sociabilizar, con quien compartir tu vida, dinero y energía. Puedes escoger tus palabras y el tono de voz con el que les hablas a los demás. Puedes elegir lo que vas a comer, leer y estudiar todos los días. Puedes elegir cómo vas a responder a las situaciones desafortunadas cuando aparezcan, y si las verás como maldiciones u oportunidades para crecer…

Y lo más importante, puedes elegir tus pensamientos, los cuales dictan casi todo lo demás.

Entrena tu mente para ver lo bueno en todo. El positivismo es una opción. La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos.

En otras palabras, eres lo que piensas. No puedes cambiar nada si no puedes cambiar tu forma de pensar.

Aquí tienes veinte pensamientos debes cambiar YA:

1. “Mis sueños y mis metas pueden esperar.”

Vive una vida de la que estés orgulloso. Al final, tu miedo más grande no debería ser fracasar, sino tener éxito en cosas que no son importantes para ti. Nunca nos digamos a nosotros mismos que nunca viviremos nuestros sueños. En lugar de eso, sigamos simplemente hablando de cómo vamos a empezar a vivir nuestros sueños mañana.

2. “No tengo tiempo.”

En pocas palabras: “No tengo tiempo”, es en realidad otra, quizá más educada, o tal vez ingenua, manera de decir, “No es tan importante para mí.”

3 “No tengo el talento suficiente.”

Aprende el valor del trabajo y la práctica, el esfuerzo repetido y enfocado para mejorar en las cosas. Olvídate de las nociones de talento y genio. Puedo oírte pensar, “Oh, pero estas otras personas, tienen algo que yo no tengo.” Cuando en realidad, no son más que personas que trabajan y practican más.

Entiende esto. El trabajo y la práctica son las claves para cualquier cosa que quieras hacer. Si quieres tocar la guitarra (cualquier persona puede aprender a tocar la guitarra) puedes ser bueno en ello. Tal vez no serás un Jimi Hendrix, pero podrías llegar a ser uno muy bueno. Puedes ser lo suficientemente bueno para escribir buenas canciones, o hacer música con otros, o lo que sea.

No existe eso de no tener suficiente talento para llegar a ese nivel. Porque la persistencia es el talento, de verdad. Sólo mantenla. El talento no te está deteniendo.

4. “Este problema es demasiado grande para resolver.”

El problema no es el problema. El problema es la increíble cantidad de sobre-pensamiento que estás haciendo con el problema. Deja de pensarlo tanto y sé libre.

5. “Aún no estoy listo.”

La verdad es que nunca nadie se siente preparado cuando se presenta la oportunidad. Porque las grandes oportunidades en la vida nos obligan a crecer emocional e intelectualmente. Nos obligan a estirarnos a nosotros mismos y a nuestras zonas de confort, lo que significa que nunca te sentirás cómodo al principio. Y cuando no nos sentimos cómodos, no nos sentimos listos.

Pero eso no cambia el hecho de que a veces, el curso de nuestras vidas depende de lo que hagamos o dejemos de hacer en unos pocos segundos, en un latido, cuando, o aprovechamos la oportunidad, o simplemente la perdemos. Pierde ese momento y puede que nunca tengas esa oportunidad de nuevo. Así que en caso de que nunca tengas una segunda oportunidad, no tengas miedo! ¿Y si te dan una segunda oportunidad? ¡Tómala! Es tan simple como eso.

6. “Sabía que no era lo suficientemente bueno.”

Tus luchas son parte de tu historia. Ser rechazado de algo que quieres, a menudo significa que estás siendo dirigido hacia algo que necesitas.

7. “Soy un fracaso.”

No intentarlo es fracasar. Todo lo demás, es sólo práctica. Está bien si te equivocas, así es como te vuelves más sabio. No seas tan duro contigo mismo. ¡Y no te rindas! Las cosas buenas llevan su tiempo, y estás en ese camino, un paso a la vez.

8. “Sólo quiero que todo sea fácil.”

En cada adversidad hay un mensaje. Los problemas y las crisis son la manera natural de forzar el cambio, derrumbar viejas estructuras, sacudirse y soltar hábitos negativos para que unos nuevos y mejores puedan crecer en su lugar. Así que recuerda, sólo porque tengas problemas no significa que estás fracasando. Cada gran éxito requiere algún tipo de problema para llegar allí.

9. “Ellos lo tienen mucho más fácil que yo.”

Nadie lo tiene más fácil que tú. Cada uno de nosotros está luchando sus propias batallas personales. Los más fuertes entre nosotros no son los que muestran la fuerza que podemos ver, sino aquellos que han ganado increíbles batallas interiores de las que no sabemos nada.

10 “No tengo nada por lo que estar agradecido.”

Elige las positividad hoy. Si tienes problemas para poder estar agradecido por lo que tienes, piensa por un momento y agradece de lo que has escapado. Honestamente, realmente no importa si el vaso está medio lleno o medio vacío. Agradece que tienes un vaso y que hay algo en ella.

11 “Tengo demasiados defectos.”

Equivocado. Cuando te sientas cómodo en tu piel, incluso tus defectos se verán hermosos. Y una vez que hayas abrazado tus defectos, nadie podrá usarlos en tu contra.

12 “Ellos tampoco tienen lo que se necesita.”

Tenemos suficientes críticos. Sé un motivador. Una palabra sincera de aliento tras un fracaso vale más que un día de alabanzas después de un éxito. Así que empieza animando a las personas que te rodean. No sólo se sentirán animados, también te sentirás así tú; y tarde o temprano, la gente que estás animando, comenzará a animarte a ti también.

13 “No tengo tiempo para nadie más.”

Una de las cosas más espirituales que puedes hacer es abrazar tu humanidad. Conectarte con los que te rodean hoy. Decir: “Te amo”, “Te pido disculpas”, “Te aprecio”, “Estoy orgulloso de ti”… o lo que estés sintiendo. Envía emails y mensajes de texto aleatorios, escribe una nota amistosa, abraza tu verdad y compártela. Crea una sonrisa hoy en otra persona… y da muchos abrazos. Esa conexión te fortalecerá.

14. “Mis relaciones más cercanas pueden esperar.”

Si nunca te detienes, y disfrutas de quien está a tu lado, algún día te darás cuenta de que desperdiciaste todos tus años buscando algo, una especie de trofeo te creíste que conseguirías sólo si realmente, realmente hicieras lo suficiente para merecerlo.

Pero entonces un día despiertas y no lo quieres más; querrás algo más, algo cálido y en lo que te puedas refugiar, algo a lo que puedas recurrir, independientemente de lo que hagas, independientemente de en quién te conviertas. Algo que simplemente esté ahí, siempre, como el cielo de mañana a la mañana.

Y la única manera de crear ese “algo” es nutriendo a la gente maravillosa que hay en tu vida.

15. “Puedo romper mi promesa sólo por esta vez.”

Sé comprometido. Compromiso significa permanecer leal y mantener tus promesas, mucho después del momento y el humor con el que hayas hecho esas promesas. Hacer eso es de vital importancia para las relaciones y el éxito a largo plazo, en todos los ámbitos imaginables de la vida.

16. “Una mentirita no hace daño.”

Mentir es una enfermedad viciosa. Se propaga rápidamente. Y los mentirosos son los únicos que esperan ser reconocidos por ser honesto. No seas uno de ellos. No mientas. Haz lo correcto, incluso si eres el único que lo sabrá.

17. “Se preocupan por mí, pero están demasiado ocupados como para cumplir sus promesas.”

Puede ser difícil de aceptar, pero cuando eres importante para otra persona, siempre encontrará la manera de hacer tiempo para ti – sin excusas, sin mentiras y sin promesas rotas.

18. “Me niego a llorar.”

Nunca tenemos que avergonzarnos de nuestras lágrimas. No te disculpes ni te sientas avergonzado por llorar. Sin esta emoción, serías simplemente un robot. El llanto es una de las canciones dignas de alabar. Los que saben llorar, saben lo que significa ser espiritual. Si puedes llorar con el corazón puro (perdonando y aceptando) nada se comparará con tal oración. Llorar incluye todos los principios fundamentales de la humanidad.

19. “Me niego a perdonar.”

Perdona el pasado. Se acabó. Aprende de él y déjalo ir. Las personas y las situaciones están en constante crecimiento y evolución. No te aferres a una limitada, desconectada, imagen negativa de una persona o un momento del pasado. Mira tu vida ahora. Tus relaciones y circunstancias están siempre vivas y cambiando.

20 “Me han roto el corazón tantas veces como para arriesgarme de nuevo.”

A veces se requiere de un corazón roto o una gran decepción para sacudirnos y despertarnos, y ayudarnos a ver que valemos mucho más de lo que creíamos. ¿Dejarlo ir será duro? Seguro que sí, pero no tan duro como aferrarte a algo que no es real. Tiene que sacar tu corazón de allí. Porque las emociones que pueden romper tu corazón son a menudo las mismas que te sanan y te ayudan a crecer.

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB