Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

20 maneras de terminar el año sin remordimientos

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 8 de Enero, 2017

remordimientosNo vivas el mismo año 89 veces y lo llames vida. Sueña. Intenta. Explora… Este momento es el comienzo de todo lo que quieres.

Esta mañana una de las estudiantes de nuestro curso, Mónica (una víctima en recuperación de alguien que la atropeyó y huyó) estaba sonriendo de oreja a oreja en el momento en que comenzaba nuestra sesión de coaching por Skype.

“¿Qué es lo que te tiene con tan gran espíritu hoy?” Le pregunté. “Sólo estoy pensando en lo afortunada que soy por estar viva,” respondió. “El viernes pasado fue casi el final, pero ahora es el comienzo de nuevo.”

Sentado aquí al comienzo del Año Nuevo, sus palabras no podrían ser más relevantes.

Ahora mismo es el comienzo de nuevo, para todos nosotros. Y podemos evitar que las ideas, hábitos y creencias erróneas se interpongan en nuestro camino.

Como Mónica aprendió recientemente, la vida rara vez es fácil, pero siempre vale la pena. No hay razón para enfurruñarse en la tristeza, decepción o pesar. Incluso cuando ya no eres capaz de cambiar una situación, esta te desafía a cambiarte. Y eso lo cambia todo.

Esto es lo que todos necesitamos hacer, DIARIAMENTE, para evitar dolores de cabeza innecesarios, angustias y arrepentimientos mientras viajamos a lo largo de este año…

1. Está donde estás. La felicidad es dejar ir como crees que tu vida debería ser ahora, y apreciarla por todo lo que es.

2. Considera cuán increíblemente afortunado eres de estar aquí en este momento. Y entonces, ponte en marcha y saca el máximo provecho de esa buena fortuna.

3. Dite: “¡Soy SUFICIENTE!” siempre que comiences a sentir que no lo eres.Lo que haces en la vida, a fin de cuentas, viene de quien crees que eres.

4. Hagas lo que hagas, hazlo con amor y pasión, con atención y conciencia plena. Está presente y pon todo lo que tienes incluso en tus actos más pequeños.

5. Evita hundirse en la confortable mediocridad de no hacer nada (que es siempre la opción más sencilla). Desafíate a vivir con la pasión y la riqueza que mereces.

6. Dile “no” a las cosas buenas cuando debas, para ser capaz de decirle “sí” a las cosas importantes. No podemos hacerlo todo.Se consciente y elige sabiamente.

7. Una y otra vez, recuerda el por qué. Con un por qué lo suficientemente fuerte, serás capaz de hacer lo que se requiere en cualquier momento y en cualquier circunstancia.

8. Duda de tus dudas antes de dudar de tu fe. ¿Qué tan decepcionado estarías si llegaras al final de tu vida y descubrieras que fuiste hecho para disfrutar de la vida, y que todo lo que hiciste fue dudar?

9. Dejar de tener miedo a lo que podría salir mal y empieza a pensar en lo que podría ir bien. Recuerda, incluso las decisiones equivocadas pueden llevarnos a los lugares correctos. Cuando no consigues lo que quieres, considera que podría ser una bendición disfrazada.

10. Deja de enfocarte en lo inconveniente que es la vida, y comienza a enfocarte en algo positivo que puedas hacer en respuesta.

11. Date un poco más de espacio. Respira profundamente cuando lo necesites. A veces tienes que distanciarte por un tiempo para ver las cosas más claramente otra vez. No tomes una decisión permanente por una emoción temporal.

12. Se consiente. El estrés proviene de la forma en que reaccionas, no de la forma en que es la vida. Ajuste tu actitud y el estrés se irá. Tú controlas la forma en que ves la vida. Justo en este momento, tus pensamientos están marcando la dirección para tu día. Elige pensamientos que conduzcan al día que más deseas vivir hoy.

13. Deja que las cosas sean menos que perfectas. No vivas tanto intentando crear tu vida perfecta como para olvidar vivir una genial.

14. Siempre que sea factible, diviértete en cada paso del camino.

15. Fija un ejemplo. Trata a todos los demás con amabilidad y respeto. En otras palabras, no seas perezoso ni juzgues a la gente. Se amable. Pregúntale por sus historias. Escúchalos. Se humilde. Está abierto. Se enseñable. Sé un buen vecino.

16. Presta atención a las acciones de las personas. Es posible que la gente no siempre te diga qué piensan de ti, pero siempre te lo mostrarán.

17. Pasa mucho más tiempo con aquellos que te hagan sonreír y mucho menos tiempo con aquellos que te hagan sentir presionado por impresionarlos. (Y recuerda, puedes ser amable con las personas y elegir no estar cerca de ellas todo el tiempo.)

18. Aléjate del drama con gracia. Dondequiera que haya mucho drama, normalmente hay mucha mentira y manipulación.

19. Simplifica todo lo que sea posible. Elimina el desorden en tu espacio físico y mental.

20. Si todo lo demás falla, el mejor consejo que he encontrado es “dormir”. Todo cambia por la mañana.

En última instancia, la mayor diferencia entre la gratitud y el arrepentimiento es la actitud. Se trata de cómo ves la vida y lo que decides hacer con ella cada día.

Fuente: marcandangel

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB