Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

20 hábitos que las personas que quieren ser felices necesitan adoptar

Por Elyse Gorman | Publicado en Desarrollo Personal | 8 de octubre, 2016

Vivir Mejor1. Perdonar más.

El Buda dijo una vez:

Aferrarse a la ira es como agarrar un carbón caliente con la intención de tirárselo a otra persona; eres tú el que se quema.

Recuerda que todo el mundo está luchando su propia batalla, y todo el mundo está dando su mejor esfuerzo. Aprende a perdonar a los demás y libérate.

2. Medita diariamente.

La meditación es una hermosa manera de mantener tu mente; te da un descanso de los pensamientos, preocupaciones y ansiedades que circulan tu mente. Comienza con dos minutos al día y construye tu camino hasta lograr sesiones más largas.

3. Ver el mundo como algo increíblemente-impresionante.

Imagínate si despertaras esta mañana y vieras el mundo por primera vez. Estarías absolutamente sorprendido, fascinado y emocionado. Empieza a ver el mundo con ojos frescos y observa toda la magia y belleza que te puedes estar perdiendo.

4. Dejar de lado las cosas que no puedes controlar.

Cuando el autobús llega tarde, la cola es larga o el café se queda sin tu ensalada favorita, respira profundamente y deja que se deslice como el agua lo hace por la espalda de un pato. No permitas que acontecimientos externos se roben tu paz y alegría interior. Domina el arte de dejar ir.

5. Experimentar el flujo de las cosas que más te gustan.

Cuando estás completamente enfocado haciendo algo que realmente amas, pierdes el sentido del ego y del tiempo. Puede ser bailar, cocinar, escribir, correr, construir, pintar o algo único para ti. Haz que este “flujo” de dicha experiencia forme parte de tu agenda semanal.

6. Estar más presente.

Cuando te preocupas por si las cosas salen mal antes de que ocurran, creas tu propio infierno privado en un momento presente que de otro modo sería tranquilo y hermoso.

Trata de volver de nuevo al presente durante el día percibiendo la sensación de tu cuerpo en tu silla, el tacto de la tela contra tu piel o la sensación suave del aire en tu cara.

7. Pasar tiempo en la naturaleza.

La naturaleza tiene un efecto calmante y nos recuerda bajar un cambio, respirar profundamente y disfrutar del presente. Así que haz tiempo para pasear más por los arbustos, viajar a la playa, hacer picnics en el parque y leer por el río.

8. Tomar clases de yoga.

El yoga es una hermosa manera de alinear tu cuerpo con tu alma; esto a su vez puede aumentar tu sensación de plenitud y paz interior. También es el tipo de ejercicio que puedes hacer en cualquier lugar, sin necesidad de equipos, una vez que has aprendido algunos movimientos simples.

9. Pasa tiempo a solas contigo mismo.

Necesitas tiempo a solas para ponerte al día con la persona que realmente necesitas más mantenerte en contacto; tú mismo. Pasa tiempo a solas desempacando tus preocupaciones y ansiedades, y vuelve a estar en contacto con tus deseos y sueños más profundos. Programa fechas semanales o mensuales para estar solo en tu agenda anual.

10. Mantener un archivo de inspiración.

Algunos días, te despertarás sintiéndote increíblemente motivado e inspirado para alcanzar tus sueños. Otros días, te despertarás y la motivación habrá desaparecido por completo.

Es por eso que es tan útil mantener un archivo de inspiración lleno de tus citas, cuentos y palabras de sabiduría favoritas para cuando tu alma necesite un impulso. Puedes usar un libro de recuerdos físico o un álbum en tu teléfono.

11. Practicar la  gratitud.

Hay una razón por la que la gratitud se está promoviendo por todas partes últimamente; es uno de esos dulces atajos de la vida hacia la felicidad. Cuando enfocas tu atención en las cosas bellas y las alegrías simples de la vida, las notarás y atraerás más y más de ellas.

12. Dar sin ataduras.

Dar y recibir son en verdad lo mismo. Cuando le das a alguien algo sin ningún compromiso (ya sea un regalo físico, un cumplido o tu tiempo) te vigorizará a ti tanto como a quien le das.

13. Abrazar la incertidumbre.

La incertidumbre es algo natural de la vida y un factor inevitable cuando realizas grandes cambios en tu vida. Aprende a abrazarla, y entiende que siempre vas a estar bien en todo momento en tu viaje, incluso si no puedes ver bien el camino hacia la meta todavía.

14. Escribir un diario del alma.

Escribir un diario del alma es casi como llevar un diario tradicional, excepto que le haces preguntas difíciles a tu alma y buscas orientación sobre las cosas con las que estás luchando. La clave es escribir lo que te dice tu conciencia sin auto-censurarte. Puede que quedes sorprendido por la sabiduría que reside en lo profundo de ti.

15. Restablécete.

La vida puede ponerse muy ocupada y con un ritmo muy acelerado que, antes que te des cuenta, terminarás corriendo en el vacío. No le sirve de nada al mundo que te quemes. Toma descansos. Programa un día libre para divertirte y reír. Prepara unas vacaciones. No siempre acortes tu hora de almuerzo.

16. Comparar menos.

Mark Twain dijo una vez: “La comparación es la muerte de la alegría“. La vida sería muy aburrida si todos los restaurantes fueran iguales, si cada pareja romántica fuera igual, o todos los días fueran iguales. Acepta las cosas cuando no sean como las esperabas, y apreciarlas hace que la vida sea interesante.

17. Hacer tiempo para la amistad.

Uno de los cinco principales arrepentimientos de los moribundos es no pasar suficiente tiempo con los amigos. Crea un ritual semanal o mensual con tus amigos, como una cena en un restaurante local, una noche de juegos de mesa o una sesión de yoga.

18. Confiar en ti mismo.

Muchas veces cometemos errores y tomamos malas decisiones en la vida sólo porque ignoramos esa voz dentro de nosotros que trata de guiarnos. Confía en tu intuición. Tu alma sabe lo que es correcto para ti.

19. Comprométete a vivir una vida fiel a ti.

Cuando vives, trabajas, tienes una cita, juegas, comes, bebes, creas, bailas, viajas y sueñas en formas que se sienten bien con tu alma; vives de verdad y todo el mundo se beneficia.

20. Ser amable contigo mismo.

Eres perfecto y estás completo tal y como eres y estás. Incluso cuando te esfuerzas por mejorar y crecer, sigues estando completo y digno de quererte.

Como el dicho budista dice,

Todos somos perfectos tal y como somos.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB