Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

20 duras lecciones de la vida más que necesitas escuchar aunque no quieras escucharlas

Por negocios1000 | Publicado en Desarrollo Personal | 12 de mayo, 2019

vida

21. La gran mayoría de tu estrés es autoinfligido.

Y el arma más poderosa que tienes contra el estrés es tu capacidad de elegir un pensamiento sobre otro. Aprende a manejar tus pensamientos antes de que tus pensamientos de manejen a ti.

22. Tu mente siempre producirá pensamientos negativos.

Entonces, el objetivo no es deshacerse de todos tus pensamientos negativos. Es es imposible. El objetivo es cambiar tu respuesta hacia ellos. De hecho, la señal más fuerte de crecimiento interno es darte cuenta de que ya no estás preocupado, estresado o dolido por las cosas que antes solían drenarte.

23. La calma es una superpotencia.

La capacidad de no reaccionar de forma exagerada a tomar las cosas de forma personal mantiene la mente despejada y el corazón en paz. Una vez que comienzas a valorar tu paz interior sobre tu necesidad de reaccionar y estar en lo correcto, comenzarás a experimentar más paz interior y felicidad.

24. Estás aferrado a cosas que te detienen.

Cuando las cosas no estén sumando en tu vida, comenzarán a restar. La vida se vuelve mucho más simple cuando despejas el desorden que la hace complicada. No todo lo que pierdes en la vida es una pérdida.

25. “Ocupado” es sólo una excusa.

En un mundo con tanto ruido y desorden, debes hacer espacio para escucharte a ti mismo y a los demás. Abraza el silencio y el espacio. Respira y escucha. Así puedes centrarte en lo realmente importante.

26. Ignoras tu voz interior con demasiada frecuencia.

Date el espacio para escuchar tu propia voz, tu propia alma. Demasiados de nosotros escuchamos el ruido del mundo y nos perdemos entre la multitud.

27. A menudo buscas la validación de las fuentes incorrectas.

Nunca encontrarás tu valor en otro ser humano; lo encontrarás en ti mismo, y luego atraerás a aquellos que son dignos de tu energía. Así que deja de esperar que los demás te digan lo impresionante que eres. Impresiónate a ti mismo. Muéstrate cuánto puedes crecer y mejorar. Nunca se trata de competir con otros. Al final, sólo compites tú contra ti.

28. La popularidad es irrelevante.

Olvídate de la popularidad. Haz lo que tengas que hacer con pasión, humildad y honestidad. Haz lo que haces, no por un aplauso, sino porque es lo que debes hacer. Muchos de los gestos, la gran mayoría de tus mejores acciones y las cosas más importantes que harás, nunca se verán públicamente. Hazlo de todos modos.

29. Algunas personas te han impresionado por las razones equivocadas.

Puede que alguna vez te hayan impresionado con dinero, títulos y apariencia. Impresiónate más por la generosidad, integridad, humildad y amabilidad.

30. Las personas no siempre te dirán cómo se sienten contigo o lo que piensan de ti.

Pero ellos te lo mostrarán. Presta mucha atención.

31. Tus expectativas de los demás te causan un dolor innecesario.

No bajes tus estándares, pero recuerda que eliminar las expectativas que tienes puestas en los demás es la mejor forma de evitar decepciones. Como se suele decir, no es que una persona te decepcione, sino que tus expectativas con respecto a esta persona eran equivocadas.

32. Terminarás decepcionado si esperas que la gente siempre haga por ti lo que tú haces por ellos.

No todo el mundo tiene el mismo corazón que tú. Por eso, cuando hagas algo por alguien, hazlo porque te apetece, porque así eres tú, pero sin esperar recibir lo mismo.

33. La vida es demasiado corta como para discutir y luchar constantemente en guerras innecesarias.

Recuerda que debes ser selectivo en tus batallas. La paz puede hacerte sentir mejor que estar en lo cierto. No necesitas asistir a todos los conflictos a los que se te invita.

34. Gradualmente atraerás a las personas que piensan y se comportan como tú.

Si quieres estar rodeado de gente positiva, debes ser una persona positiva. A la inversa funciona igual. Dedica tu mejor esfuerzo a rodearte de personas que te empujan a ser la mejor versión de ti mismo.

35. Debes aprender a ser más humano de nuevo.

Todos deberíamos hacerlo. No evites el contacto visual y físico. No te escondas detrás de los dispositivos electrónicos. Deja a un lado la vida social virtual y disfruta de la vida real.

36. De forma inconsciente, en ocasiones deshumanizas a personas con las que no estás de acuerdo.

Ten cuidado. En nuestra autojustificación podemos convertirnos fácilmente en las mismas cosas que no nos gustan en los demás. La forma en que tratamos a las personas con las que no estamos de acuerdo dice todo lo que hay que saber sobre lo que hemos aprendido acerca de la vida. Cada persona que conoces tiene miedo de algo, ama algo y ha perdido algo. Aprende a respetar eso y sé más amable.

37. Las personas “malas” pueden cambiar para mejor.

Si alguien está trabajando en sí mismo y está tratando de mejorar como persona, es innecesario seguir planteando su pasando. La gente puede cambiar y crecer.

38. El perdón es necesario para la paz personal.

Perdona a los demás, no porque ellos merezcan el perdón, sino porque tú mereces la paz. Libérate de la carga de ser una víctima eterna.

39. La vida te quitará cosas y te dará cosas de manera gradual y continua.

Es curioso cómo superamos la pérdida de aquello con lo que pensamos que no podríamos vivir, y luego nos enamoramos de lo que ni siquiera sabíamos que queríamos. Haz tu mejor esfuerzo para abrazar las incertidumbres de la vida. Algunos capítulos de tu vida no tendrán un título con el que te sientas cómodo hasta más adelante.

40. Todo lo que tienes ahora está en proceso de cambio constantemente.

Mira a tu alrededor, y estate agradecido por tu vida ahora mismo. Agradecido por tu salud, por tu familia, por tus amigos, por tu hogar. Nada dura para siempre.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB