Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

20 cosas que no debes olvidar apreciar en esta (demasiado-corta) vida. Parte I

Por Angel Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 29 de mayo, 2016

apreciarLa vida raramente es perfecta, pero siempre es bastante buena.

Esta mañana vi a una anciana en una silla de ruedas rodando por la acera bajo la lluvia afuera de la cafetería donde estaba escribiendo. Se movía a paso de tortuga y pensé que podría estar teniendo problemas, así que salí corriendo hacia la lluvia y le pregunté si necesitaba ayuda o un lugar seco para descansar.

Ella sonrió y me dijo: “Te lo agradezco, pero la lluvia se siente muy bien contra mi piel. Estoy aquí afuera y voy lento a propósito.”

Me encantó su sentimiento; hablando sobre el epítome de apreciar la vida. Y la verdad es que la vida es demasiado corta para cualquier cosa menos que eso. Cuando eres joven, puedes sentir que tienes una enorme cantidad de tiempo por delante. Pero créeme, pasa mucho más rápido de lo que piensas.

Te saldrán canas antes de sentirse adulto de verdad. Y entonces tendrás niños, y de repente estarás ahí fuera haciendo tus propias cosas. Nada de esto es malo, por supuesto. Es una experiencia extraordinaria, siempre y cuando te detengas lo suficiente como para apreciarlo todo.

Así que de eso es de lo que quiero reflexionar hoy; recordatorios rápidos sobre las cosas que no debemos olvidar apreciar en la vida

1. Un pacífico y considerado presente.

La mejor manera de prepararte para el futuro, es cuidar tu presente.

Las despedidas siempre dolerán un poco. Las fotografías nunca pueden sustituir el acto de estar allí. Los recuerdos, buenos y malos, a veces traen lágrimas. Y las palabras no pueden describir perfectamente los sentimientos que representan. Pero todo eso esta bien. El dolor es real. Pero también lo es la esperanza.

Tienes que hacer las paces con tu pasado para evitar que tu presente y tu futuro se conviertan en batallas sin esperanzas.

2. Lo bueno en todo.

La mejor arma contra el estrés es nuestra capacidad de elegir un pensamiento por sobre otro.

Entrena tu mente para ver lo bueno en todo. La vida está llena de belleza. Nótala. Nota la brisa entre los árboles, el pequeño niño que aprende a caminar, y las sonrisas en sus caras. El olor de la lluvia, y el calor del sol en tu piel. Vive tu vida en todo su potencial, y busca la belleza de cada precioso momento.

3. Las sorpresas de la vida.

Nota y aprecia las sorpresas de la vida. Sólo porque no era lo que esperabas, no quiere decir que no sea todo lo que has estado esperando.

Así que respira profundamente cuando seas rechazado de algo bueno. A menudo significa que estás siendo redirigido a algo mejor. Se paciente. Se positivo. Sigue adelante.

4. Los retos que te fortalecen.

A veces los problemas son exactamente lo que necesitamos en la vida.

Si fuéramos por la vida sin ningún tipo de obstáculos, nos quedaríamos paralizados. No seríamos tan fuertes como podríamos ser. Así que darle a cada chance una oportunidad, no dejes lugar para los lamentos. Se necesita valor para cambiar y crecer y convertirte en quien realmente eres. Tus problemas son parte de tu historia. Y es una historia que vale la pena ser escrita.

5. Ser TÚ.

Eres una obra maestra original y única. ¡Celébralo! No dejes que tu exclusividad te haga tímido. No seas otro más, que la maravilla que eres. Cada uno tiene sus propios sueños, sus propios problemas, y un camino diferente que tiene sentido para él. Eres TÚ por una razón. Sélo.

6. Los dones que son sólo tuyos.

Incluso cuando la competencia parezca feroz, entiende que siempre estás compitiendo sólo contra ti mismo.

Cuando te descubras a ti mismo comparándote con un colega, vecino, amigo, o personalidad famosa, ¡Detente! No tienes por qué hacerlo. Eres diferente, con diferentes fortalezas; fortalezas que estas otras personas no poseen.

Tómate un momento para reflexionar sobre todas las sorprendentes habilidades que tienes y se agradecidos por los dones que son sólo tuyos.

7. Las ideas y actividades que te apasionan.

Nunca renuncies a algo que no puedas pasar ni un día sin pensar en ello. Cuando realmente crees en lo que estás haciendo, se nota, y vale la pena.

El éxito en la vida es para aquellos que están emocionados por hacia dónde van. Así que encuentra algo que ames; algo que te apasione tanto que no puedas esperar salir de la cama por las mañanas. Es de eso de lo que se trata la vida. Mereces ser feliz. Merece vivir una vida que te apasione. No dejes que nadie ni nada te haga olvidar eso.

8. Las cosas simples.

Son las cosas simples de la vida las más extraordinarias. Creo que esto es verdad y lo experimenté con mi propia familia.

Cuando pienso en los momentos en los que más nos reímos o divertimos, fueron cuando estábamos haciendo cosas simples y cotidianas como nadar en una piscina, dar un largo paseo, buscando conchas en la playa, jugando un juego de mesa, o compartiendo una deliciosa comida.

9. La emoción y la libertad de la vulnerabilidad.

Ser vulnerable es útil tanto para nosotros mismos como para los demás. Nos hace más grandes en el mundo; entre más abiertos somos, más hay de nosotros por ahí.

Así que ábrete. Permítete sentir, ser real y auténtico. Derriba las paredes emocionales que construiste alrededor tuyo y siente cada emoción exquisita, tanto las buenas como las malas. Así es la vida. Así es como le das la bienvenida a las nuevas oportunidades.

10. La belleza interior.

Como si estuvieras en llamas por dentro, tu magnificencia vive en la línea de tu piel. En otras palabras, la belleza no está en la cara; la belleza es la luz de tu corazón y alma. Todo se alineará perfectamente cuando entiendas y vivas la verdad de que quien eres en tu interior es más importante que verte bien en el exterior.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB