Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

20 cosas duras que tienes que hacer para ser feliz

Publicado en Desarrollo Personal | 20 de diciembre, 2014

CaminoPor Marc Chernoff

No hay atajos a ningún lugar que valga la pena ir.

Tienes que hacer cosas difíciles para ser feliz en la vida. Cosas que nadie más está haciendo. Cosas que te asustan. Cosas que nadie más puede hacer por ti. Cosas que te hagan preguntar cuánto tiempo más podrás aguantar y seguir empujando hacia adelante.

¿Por qué?

Porque esas son las cosas que te definen. Esas son las cosas que hacen la diferencia entre existir y vivir; entre conocer el camino y caminar el camino; entre una vida de mediocridad y una vida llena de felicidad y éxitos.

Por supuesto, las cosas difíciles casi siempre son las cosas más fáciles de evitar. De posponer. De poner excusas. De pretender que de alguna manera no se aplican a ti ni a tu situación actual.

Pero la realidad siempre asoma su cabeza al final. Y la verdad sobre cómo la gente común alcanza una inmensa felicidad e increíbles hazañas de éxito, es que salieron de su zona de confort e hicieron las cosas difíciles que sus contrapartes más educadas, acaudaladas y cualificadas no tuvieron el coraje, la motivación ni la determinación de hacer.

Así que por tu propio bien, empieza a hacer las cosas difíciles HOY. Te lo garantizo, quedarás impresionado al ver lo extraordinario que realmente eres y cómo la vida puede ser tan increíble. Aquí tienes algunas ideas para ayudarte a empezar:

1. Tienes que tomar pequeñas oportunidades todos los días.

Es la mejor manera de hacerle frente a cualquier problema, aplastar a todos tus miedos y superar los mayores desafíos de la vida. Y tienes tantas oportunidades en la vida, como las que estás dispuesto a tomar.

Así que nunca dejes que tu miedo decida tu futuro. Toma pequeñas oportunidades todos los días, un paso a la vez. Algunas funcionarán y otras no. Pero buenas elecciones o malas, si nunca tomas estas oportunidades, alguien más construirá tu vida por ti. Y no quieres eso.

2. Tienes que preocuparte menos por lo que los demás piensen de ti.

Una vida hermosa es pasar tu tiempo con pasión, ser feliz con quien eres por dentro, y no preocuparte por las pequeñas críticas de los demás. Si quieres alcanzar la grandeza, deja de pedir la aprobación de los demás. No necesitas la aprobación de nadie para ser feliz, ni para seguir tu corazón.

3. Tienes que ignorar lo que los demás están haciendo y logrando.

La vida se trata de romper tus propios límites y superarte a ti mismo para vivir TU mejor vida. No estás compitiendo con nadie más; planifica superar tu pasado, no a otras personas.

4. Tienes que invertir en ti mismo, incluso cuando nadie más lo haga.

La verdad sea dicha, sólo habrá unas pocas personas en este mundo que se quedarán 100% contigo, y tú deberías ser una de ellas. Da prioridad a tus propias necesidades en tu lista de tareas. Invierte en tu educación, salud y felicidad todos los días. Crear una vida que se sienta bien por dentro, no una que sólo se vea bien por fuera para los demás.

5. Tienes que predicar con el ejemplo.

No le pidas a los demás o al universo que guíen tus pasos, si no estás dispuesto a mover tus pies. Si realmente lo quieres, ¡Pruébalo! La felicidad vendrá a ti, cuando salga de ti. El éxito será tuyo cuando tomes la responsabilidad de hacer de tus metas tu máxima prioridad.

6. Tienes que poner tu corazón en tu trabajo.

El amor es un verbo. Úsalo. Pon tu corazón en metas que te muevan. Trabaja duro. Al final, el amor es lo que te hace sonreír cuando estás cansado y luchando.

7. Tienes que obtener resultados, incluso cuando poner excusas sea lo más fácil.

NO hay atajos. NO hay soluciones rápidas. NO tienes que culpar a los demás. NO más “lo haré mañanas.” NO MÁS EXCUSAS! Sólo empieza. Deja de hablar y empieza a hacer! La pereza puede parecer atractiva, pero el trabajo conduce a la felicidad.

8. Tienes que cometer errores y verte como un tonto de vez en cuando.

Muy seguido, las personas exitosas que se ven más felices son las que más cosas han superado. A veces tienes que perder algo precioso para poder ganar algo invaluable. Nunca te arrepientas de tus errores y fracasos del pasado, porque te han dado fuerza. El que cae y se levanta es mucho más fuerte que el que nunca ha caído.

9. Tienes que olvidar los problemas del pasado.

La historia de tu vida tiene muchos capítulos. Un mal capítulo no significa que sea el final. Así que deja de re-leer el capítulo malo ya, y da vuelta la página. Acepta lo que es, deja de lado lo que fue, y ten fe en lo que podría ser. Recuerda, la vida no tiene que ser perfecta (ni de cerca) para ser maravillosa al final.

10. Tienes que abstenerte de sentir lástima por ti mismo.

Para aquellos que tienen problemas, entiendo lo difícil que es este momento. Sólo quiero hacerles saber que las cosas van a mejorar, lo prometo.

Sigue empujando hacia adelante. Sé que sientes como si a nadie le importara, pero te equivocas. A la gente le importa. A mí me importa, de lo contrario no estaría escribiendo esto.

No estás solo. Podemos estar a kilómetros de distancia, pero todos estamos pasando por problemas similares. Date cuenta de que la autocompasión es inútil. La vida no se trata de sentir lástima por ti mismo. Se trata de perdonar, aceptar y buscar lo que te haga más fuerte y mejor a largo plazo.

11. Tienes que endurecerte.

Las personas más fuertes, más felices y más exitosas no son las que siempre ganan, sino las que no se rinden cuando pierden. Caen para adelante.

Así que mantén la calma cuando todo parezca ir mal. Puede que te sientas débil, pero tu espíritu es fuerte. Cuando las cosas se pongan duras, debes hacerte más duro. No ores por una vida más fácil; ora por tener la fuerza para soportar una dura, que te conduzca al éxito y la felicidad a largo plazo.

12. Tienes que luchar duro por lo que crees.

Gran fortaleza viene de superar lo que los demás creen que es imposible. Y a veces tienes que perder una batalla para ganar la guerra. Así que si crees firmemente en algo, lucha por ello. Con el tiempo las cosas caerán en su lugar… tal vez no hoy, pero con el tiempo lo hará… tal vez no exactamente como lo planeaste, sino como estaba destinado a ser.

13. Tienes que ser paciente.

No te apresures. Practica la paciencia. Mantén una buena actitud mientras trabajas duro por lo que crees. Cuando sea el momento adecuado, sucederá.

14. Tienes que tomar el control de tus pensamientos antes de que estos tomen control sobre ti.

A menudo es nuestro propio pensamiento lo que nos lastima. Date cuenta de esto. No puedes resolver tus problemas con la misma forma de pensar que usaste para crearlos. No tienes que encarcelarte a ti mismo. No pienses fuera de la caja. Piensa como si no hubiera ninguna caja.

15. Tienes que ser positivo.

La felicidad está en el corazón y la mente, no en circunstancias aleatorias. Hermosas cosas pasan cuando te distancias del pensamiento negativo. Sé positivo y sonríe ahora mismo, no porque todo esté bien, sino porque puedes ver el lado bueno de todo. Sonreír no siempre significa que estás feliz; a veces simplemente significa que eres fuerte. Y además, sonreír te ayudará a sentirte mejor.

16. Tienes que pasar más tiempo con las personas adecuadas.

Y si sabes que las personas que te rodean no con las adecuadas, tienes que cambiar a las personas que te rodean. No es fácil, pero vale la pena. No esperes ver cambios positivos en tu vida si te rodeas de gente negativa. No les des todo tu tiempo a personas que sólo merezcan una pequeña parte de tu tiempo en tu vida. Conoce tu valor y lo que tienes para ofrecer, y nunca te conformes con relaciones que te tiren para abajo.

17. Tienes que defenderte.

Algunas personas harán lo que sea por su propio beneficio personal a expensas de los demás, no los dejes. No aceptes ese comportamiento. No dejes que la gente te pase por encima.

La mayoría de estas personas saben que están haciendo las cosas mal y dan un paso atrás, y piden disculpas rápidamente cuando alguien los enfrenta. En la mayoría de los entornos sociales la gente tiende a guardar silencio hasta que una persona habla, así que HABLA.

18. Tienes que perdonar a todos los que se han equivocado contigo.

La bondad no debe ser confundida con debilidad, tampoco el perdón con aceptación. Se trata de saber que el resentimiento no está en el camino de la felicidad. Recuerda, no perdonas a las personas porque seas débil. Los perdonas porque eres lo suficientemente fuerte como para saber que la gente comete errores.

19. Tienes que extender la mano y ayudar a la gente.

Lo más parecido a ser cuidado, es cuidar a otros. Todos estamos juntos en esto y debemos tratarnos los unos a otros como tal. Tus creencias por si solas no te hacen una mejor persona, tu comportamiento sí. Usa tu voz para la bondad, tus oídos para la compasión, y tus manos para la caridad, siempre. No necesitas una razón para ayudar a alguien más.

20. Tienes que estar lo suficientemente en el presente como para disfrutar de tu viaje.

Encuentra tu equilibrio entre la planificación y tu presencia. Cuando la vida es buena, disfrútala. No busques algo mejor cada segundo. La felicidad nunca les llega a los que no aprecian lo que tienen.

Debe estar dispuesto a aflojar tu control sobre la vida que has planeado, para poder disfrutar de la vida que te está esperando en este momento. Puede que no sea todo lo que deseas para tu futuro, pero es todo lo que necesitas en este momento.

Publicado originalmente en marcandangel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 22/12/2014 - higinio galindo:

    excelente articulo,hablemos de finanzas

Subir »
FB