Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

18 grandes recordatorios para cuando estés teniendo un mal día. Parte II

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 6 de marzo, 2016

mal díaAquí tienes 9 recordatorios más para tener en cuenta cuando estés teniendo un mal día:

Ver primera Parte

No todos los días son buenos, pero hay algo bueno en todos los días. Se tiene que ser muy fuerte para poder ver lo positivo en los días malos. La clave, aprendí, radica en dejar ir. Se trata de entender que, excepto tus propios pensamientos, no hay nada que esté absolutamente en tu poder. Conocer y aceptar esto te da la capacidad de hacerle frente de manera efectiva a la constante corriente de pequeñas tragedias de la vida; una aptitud que llamamos resiliencia.

Aquí tienes algunos buenos recordatorios más a tener en cuenta cuando estés teniendo un mal día:

10. Lo que los demás piensen sobre tu situación no es importante ahora.

Si realmente quieres ser feliz de nuevo, entonces deja de tener miedo de ser tú mismo y deja de creer que los demás están pensando en ti cada segundo.

11. En las relaciones, acordar estar en desacuerdo es a veces la mejor solución.

Se selectivo con tus batallas. A veces tener paz es mejor que tener razón. Simplemente no necesitas asistir a todas las discusiones a las que se te invita.

12. Está bien darte un poco de espacio para respirar y reagruparte.

A veces tomar un breve descanso es el mejor paso que puedes dar. A veces necesitas hacer una pausa para poder seguir adelante; a veces necesitas alejarte de algo por un tiempo para poder ver por qué te enamoraste de ello en primer lugar.

13. Hay muchas cosas que puedes dejar ir de tu vida, sin perder nada a cambio.

Se llama crecimiento. Deja ir lo viejo, deja espacio para lo nuevo. Dejando ir todo lo que no funciona, haces espacio para lo que sí lo hará. Así que recuerda, cuando el dolor de aferrarte a algo es peor que el dolor de dejarlo ir, ese es el momento para dejarlo ir y crecer.

14. No tiene nada de vergonzoso empezar de nuevo, y cambiar las cosas.

Cuando las cosas no estén sumando nada a tu vida, es momento para comenzar a restar… los hábitos, las rutinas, y las circunstancias que te están deteniendo. A veces tienes que crear lo que deseas ser parte desde cero, tienes que trabajar más duro que nunca para conseguir más de lo que nunca soñaste. Se un soñador. Se un hacedor. Se consiente de lo que es verdaderamente importante para ti y por qué. Y entonces actúa en eso con todas tus fuerzas.

15. Los problemas no se encuentran en el camino, son el camino… hacia la grandeza.

Habrá grandes errores y sorpresas desgarradoras en el camino. Aprende de ellos, adáptate y crece. Si quieres los beneficios de algo en la vida, entonces tienes que querer también los costos.

Si quieres un cuerpo en forma, también tienes que querer el sudor, los músculos adoloridos, las madrugadas en el gimnasio, y las comidas bajas en grasa. Si quieres un negocio exitoso, tienes que querer también los días largos y las noches hasta tarde, las decisiones arriesgadas de los negocios y la negociaciones, y la posibilidad de fracasar cincuenta veces para aprender lo que necesitas saber para tener éxito.

16. Un pequeño esfuerzo extra siempre vale la pena al final.

Incluso cuando las cosas no vayan a tu manera, no aflojes. Nunca escatimes ese esfuerzo extra, esos pocos minutos más, esa palabra suave de alabanza o agradecimiento, esa entrega de lo mejor que puedes hacer.

No importa lo que otros piensen, lo de primordial importancia, sin embargo, es lo que pienses tú sobre ti mismo. Nunca podrás dar lo mejor de ti (lo cual debería ser siempre la calidad de tu marca personal), si te quedas en la esquina, esquivando responsabilidades. Eres especial. Actúa según ello. Nunca descuides las pequeñas cosas.

17. Se un poco más amable contigo mismo de lo que deberías.

Sí, se extra amable contigo mismo hoy. Acepta lo que eres, y deléitate con eso. Trátate con amor y respeto. Cuanto mejor te sientas contigo mismo, más valor podrás crear para tu mundo. Si no puedes hacer mucho por ti ahora en este momento, haz un poco. Esos pequeños momentos de alegría se suman. Estos te mantendrán apuntando en una dirección positiva.

18. Gracias al dolor de hoy, podrás sentir la ternura, la belleza y la libertad de la curación.

A veces el dolor se siente como una puñalada rápida directa al corazón. Pero entonces la curación se siente como el viento contra tu cara cuando extiendes tus alas y vuelas por el aire. Como seres humanos, no tenemos alas como los pájaros, pero la curación es lo más cercano que nos dará esa sensación calmante del viento contra nuestras caras.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB