Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

16 formas simples para quererte a ti mismo de nuevo

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 8 de mayo, 2016

quererteAprende a amarte a ti mismo primero, en vez de amar la idea de que otras personas te amen.

“Hoy perdí el respeto de unas cuantas personas que amo y el deseo de matarme a mí mismo, cuando finalmente tomé tu consejo y le dije a todo el mundo la verdad sobre quien realmente soy y lo que decidí hacer con mi vida. En pocas palabras, elegí amarme y honrarme a mí mismo, en lugar de convencer a todos los demás que lo hagan por mí todos los días.”

Esas son las líneas que un viejo lector escribió en un Chat en vivo que tuve esta mañana. Aunque esta persona solicitó permanecer en el anonimato, me dio permiso para compartirlas con ustedes, y estoy muy contento de que lo hiciera.

Porque el problema más grande en la vida es el problema de aceptar, abrazar y amarnos a nosotros mismos, con todas nuestras imperfecciones. Ser 100% honesto sobre quienes somos, lo que sentimos y lo que necesitamos. Dejar de desacreditarnos por todo lo que no somos, y empezar a darnos crédito por todo lo que sí somos. Y ser conscientes de que no todos los que amamos estarán de acuerdo con nosotros cada paso del camino, y estar bien con ello.

Tenemos que aprender a ser nuestros mejores amigos, porque a veces caemos con demasiada facilidad en la trampa de ser nuestros peores enemigos. Nos encanta la idea de que los demás nos quieran, y nos olvidamos querernos nosotros mismos.

Lo que debemos entender es que nuestra mayor tarea no es descubrir como querernos; es derribar los muros que construimos para no poder hacerlo. Cuando tenemos el coraje de derribar estas paredes (conocernos y abrazarnos a nosotros mismos, a pesar de nuestra humanidad, nuestros defectos y nuestros rechazos) también abrimos la puerta para conectarnos de forma más solidaria, empática e íntima con otros que realmente valga la pena amar.

Por lo cual es hora de…

1. Empezar a decirte a ti mismo qué te gusta de ti mismo

En tu vida es importante saber lo espectacular que eres. Realmente tienes que mirarte en el espejo y ser amable. Porque lo que vemos en el espejo a menudo es lo que vemos en el mundo.

Nuestra decepción con los demás a menudo refleja nuestra decepción con nosotros mismos. Nuestra aceptación de los demás a menudo refleja nuestra aceptación de nosotros mismos. Nuestra capacidad de ver el potencial en los demás a menudo refleja nuestra capacidad de ver el potencial en nosotros mismos. Nuestra paciencia con los demás a menudo refleja nuestra paciencia con nosotros mismos. Entiendes la idea, tienes que mostrarte un poco de amor a ti mismo en primer lugar.

2. Se uno con lo que es

Algo que es realmente difícil, pero que realmente vale la pena hacer, es renunciar a ser perfecto y comenzar el camino a convertirte en tu verdadero yo. La parte más hermosa de este viaje es recuperar la paz de ser. Esta paz es el resultado de re-entrenar tu mente para procesar la vida tal como es, no como crees que debería ser.

3. Enfócate menos en ganar la aprobación de los demás

Recuerda que no tienes que hacer lo que hacen los demás. Y no tienes que pedir permiso para hacerlo de otra manera tampoco. Tu tiempo en este planeta es precioso. Como dice el refrán: “Lo que haces hoy es importante, porque está cambiando un día de tu vida por ello.” No esperes a que alguien más te de permiso para vivir.

4. Distánciate de aquellos que te tiran para abajo

No tener ninguna relación es mejor que estar en una equivocada. No te preocupes demasiado por las personas que no se preocupan por ti. ¡Conoce tu valor! Cuando te das a aquellos que te faltan el respeto, pierdes. Tus amigos en la vida deben motivarte, inspirarte y respetarte. Tu círculo debe estar lleno sólo de personas que te apoyen. Mantenlo limitado. Calidad por sobre cantidad, siempre.

5. Perdona a tu yo del pasado

Cuando te enfrentas a las partes oscuras de ti mismo, y trabajas para desterrarlas con la luz de tu perdón, tu voluntad de pelear contra tus demonios de esta forma hará que tus ángeles canten. Sólo es cuestión de aceptar que a veces la gente buena como tú toma malas elecciones. Esto no significa que seas malo; significa que eres humano. Olvida tu pasado; se fue. Perdónate por lo que crees que hiciste o no hiciste, y enfócate por lo que vas a hacer a partir de ahora.

6. Empieza a hacer los cambios que sabes que necesitas hacer

Sólo porque algo te hizo feliz en el pasado no significa que lo tengas que mantener por siempre. Si quieres ver cambios en tu vida hoy, vas a tener que hacer cosas que nunca hiciste antes. Diferentes cosas = Diferentes resultados. Aléjate de las cosas que te detienen y adopta los pensamientos y actividades que te potencian y llenan.

7. Abraza los errores que ni siquiera hiciste todavía

Para tener éxito en el largo plazo, debes fracasar varias veces. Así que no dejes que el miedo a tomar decisiones equivocadas te impida tomar ninguna decisión en absoluto.

8. Muestra gratitud por quien eres y por lo que tienes ahora mismo

No, no siempre conseguirás lo que quieres. Y no, no siempre puedes estar exactamente donde quieres estar. Pero recuerda esto: Hay un montón de personas que nunca tendrán lo que tienes ahora. Así que usa el dolor, la frustración y la incomodidad para motivarte en lugar de molestarte. Tienes el control de la forma en que ves la vida.

9. Haz algo todos los días que te haga feliz

Hay una gran diferencia entre la fatiga vacía y el agotamiento gratificante. La vida es muy corta. Invierte en actividades que realmente te importen. Una buena vida se logra tomando la buena decisión de hacer algo todos los días que te mueva, cuidándote haciendo cosas que te importen. Es cuestión de darte cuenta de que no tiene nada de egoísta cuidarte a ti mismo. Porque no podemos dar lo que no tenemos.

10. Date la oportunidad de explorar nuevas ideas y oportunidades

No dejes que no saber como termina te impida empezar. Cuando actuamos, la incertidumbre nos guía hacia donde nos aguarda la oportunidad.

11. Escucha tu intuición y se honesto contigo mismo en todo

No podemos hablar con integridad sobre un estilo de vida que no vivimos. No necesitamos narradores más brillantes; necesitamos unos más genuinos. Escucha esa voz interior. La confianza proviene de saber que lo que estás haciendo es lo correcto, y que lo que estás haciendo es lo correcto para TI.

12. Cree en tus habilidades

¡Todas las cosas son posibles! La clave es identificar qué quieres, reclamarlo como parte de lo que eres, y creer que eres digno de tenerlo.

13. Enfócate en escribir tu historia, en lugar de leer, ver y escuchar la de todos los demás

Y cuando te descubras a ti mismo comparando tu vida con la de otra persona, recuerda que la gente a menudo sólo muestra su lado bonito de ella (especialmente en Internet) no la realidad.

14. Presta mucha atención a tu vida y como la estás viviendo

Uno de los mejores regalos que puedes darte a ti mismo (y a tus seres queridos), es vivir el presente, cada vez que puedas. Tu vida no está entre el momento de tu nacimiento y la de tu muerte; tu vida es entre ahora y tu próxima respiración. Hoy en día las distracciones están en la palma de nuestras manos, pero tenemos que recordar mirar arriba más a menudo. Perdemos tanto cuando no lo hacemos.

15. Afloja y se un poco menos serio sobre todo

Toda la auto-miseria tiene sus raíces en la auto-compasión, y toda la auto-compasión tiene sus raíces en tomarse la vida demasiado en serio. Si te tomas todo demasiado en serio, sobre todo a ti mismo, terminarás teniéndole miedo a cada nuevo paso que des. Aflójate y ríete de ello siempre que puedas, sobre todo cuando las cosas no salgan como las habías planeado. Las personas con un buen sentido del humor tienen un mejor sentido de la vida. Uno crece el día que se ríe por primera vez de sí mismo y de sus circunstancias.

16. Ve y ama a tu manera y se amable con los demás también

Casi todo se cierra en un círculo. Las personas que se quieren a si mismas también son muy cariñosas, generosas y amables con los demás; expresan su confianza en sí mismos a través de la humildad, el perdón y la inclusión. Así que tratar de entender a los demás antes de juzgarlos. Y agradece por las personas difíciles y groseras también; sirven como grandes recordatorios de cómo no debes ser.

Fuente: TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB