Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

15 maneras de vivir un año sin remordimientos

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 14 de febrero, 2016

vivirEs una elección. Ser positivo y libre, o ser encarcelado por tu propia negatividad. Vivir en el pasado, o ser optimista sobre el presente.

Estoy aquí sentado en el octavo aniversario de la muerte de una familiar querida, pensando en la última conversación que tuve con ella. Con una voz suave y débil me dijo que su único pesar era no haber apreciado cada año con la misma pasión y propósito que tuvo en los dos últimos años de su vida, luego de ser diagnosticada con cáncer terminal. “Logré mucho recientemente”, me dijo. “Si lo hubiera sabido, habría empezado antes.”

Sus palabras fueron una llamada de atención para mí desde entonces. Y hoy, espero que te ayude a cambiar tu punto de vista también.

Como Kurt Vonnegut dijo una vez: “De todas las palabras de los ratones y los hombres, las más tristes son:” Podría haber sido…”

Así que entiende que tienes una oportunidad invaluable! Olvida el año pasado. Olvídate de tu edad y de lo que podría o debería haber sido. Hoy es el primer día del resto de tu vida. Al final de la misma, no dejes que sólo haya excusas, ni explicaciones ni arrepentimientos.

Aquí tienes 15 ideas geniales para llegar al 31 de diciembre de 2016 con una sonrisa en tu rostro y una sensación de logro en tu corazón…

1. Sé el líder de tu propio viaje.

Hay demasiadas personas capaces que no persiguen sus sueños y metas porque dejan que sus temores, u otros, hablen mal de ellos. Se dan por vencido antes de incluso intentarlo y simplemente dejan que el río de la vida los lleve agua abajo. Elige ser más fuerte que eso. Elige nadar contra la corriente cuando sea necesario. Elige hacer las cosas en la vida que te mueven. Deja que otros lleven vidas pequeñas. Deja que otros discutan sobre cosas pequeñas. Deja que otros lloren por heridas pequeñas. Deja que otros dejen su futuro en manos de otras personas. Pero no tú.

2. Abraza la incertidumbre.

A veces lo que no quieres es exactamente lo que necesitas. A veces lo que más miedo te da hacer es lo mismo que te hará libre. Algunos de los capítulos más increíbles de tu vida no tendrán un título con el que te sientas cómodo hasta mucho más tarde.

3. Toma riesgos calculados.

No hay excusas para ser un novato por siempre. La vida es corta. El día en el que el riesgo de permanecer encaramado en tu nido es mucho más perjudicial que el riesgo de animarse a volar se acerca rápidamente. ¡Vuela! Abre tus alas. Empieza ahora. Qué vergüenza sería llegar a viejo sin ver la belleza y la fuerza de tu potencial.

4. No te limites a estudiarlo. ¡Hazlo!

El conocimiento combinado con la intención y la acción organizarán el cumplimiento de casi cualquier deseo. Sin embargo, mucha gente se pierde en el paso final. ¡La acción! Así que pon esto en tu cabeza: Ganar conocimientos no significa que estés creciendo; crecer ocurre cuando lo que sabes cambia las acciones que eliges hacer diariamente. Se trata de aprender ¡Y HACER!

5. Pon un esfuerzo diligente en tus metas más grandes.

¿Estás dispuesto a pasar tiempo durante unos años como la mayoría de las personas nunca lo harían, para poder pasar la mayor parte de tu vida como la mayoría de las personas nunca podrán?

Piensa en ello por un segundo. Si quieres los beneficios de algo en la vida, tienes que también querer los costos. La mayoría de las personas quieren las recompensas sin riesgos. El brillo sin la rutina. Pero eso es pereza, y la pereza no paga. El esfuerzo paga. El tiempo y la energía que inviertes en un esfuerzo enfocado nunca es un desperdicio. Así que recuerda… Esperar ganar sin preparación y trabajo duro es arrogancia. Esperar ganar porque te has preparado y trabajado duro es confianza – y eso es lo que necesitas para tener éxito en el largo plazo.

6. Cree que puedes.

A decir verdad, si no te desafía, no te va a cambiar. Y cambiar alimenta al crecimiento. Así que cuando una meta parezca grande y un plan parezca difícil, sólo comienza, inténtalo por un tiempo, y pronto la siguiente cosa que necesites hacer se verá posible. Paso a paso puedes lograr cualquier cosa, esta es la verdad y tienes que creerla. Al final, vas a tener éxito porque eres lo suficientemente loco como para creer que puedes.

7. Responde con el poder de tu positividad.

Hablar de nuestros problemas puede ser una adicción malsana. Rompe este hábito y habla sobre tus alegrías, victorias y bendiciones. Visualiza los problemas ya no son un problema para ti. Visualiza que las frustraciones que te rodean ya no te frustran. Visualiza un día en el que ya no estés limitado por los pensamientos limitados. Visualiza los viejos obstáculos que ya no son capaces de detenerte.

Y ahora considera esto: Tu vida es como es no por lo que sucede, sino por cómo respondes a ello. Si realmente puedes visualizar que los problemas ya no son problemas en absoluto, así es como será. Si sinceramente puedes visualizar que los obstáculos no pueden detenerte, entonces no serán capaces de hacerlo.

8. Fluye con la vida, en lugar de combatirla.

En vez de resentirte por lo que debes hacer, simplemente hazlo. Transforma la energía del resentimiento en la satisfacción del logro. Cuando eliges amar lo que estás haciendo, eres capaz de hacer más de lo que amas. Es una manera realmente satisfactoria de vivir. En este momento es todo lo que eres y todo lo que necesitas. Así que permite que tus acciones agreguen un valor positivo al momento. En vez de hacer prejuicios sobre lo que es agradable y lo que no, toma la decisión de simplemente disfrutar de lo que es y, entonces, saca lo mejor de ello.

9. Sé extra amable con las personas.

La persona a la que erróneamente das por sentada hoy, puede llegar a ser la única persona que necesites mañana. Esa es la razón por la que debes recordar…

10. Valora lo que el dinero no puede comprar.

Las personas que pasan todo su tiempo tratando de ganar dinero, gastan todo su dinero tratando de ganar tiempo. No te hagas esto. Este año, se rico también en relaciones saludables.

11. Comparte tu amor abiertamente y honestamente con tus seres queridos.

No importa qué, vas a perder gente en tu vida. Entiende que no importa el tiempo que pases con alguien, o lo mucho que los aprecies, a veces nunca parecerá que tuviste suficiente tiempo con ellos. No aprendas esta lección por las malas. Expresa tu amor. Dile a la gente lo que necesitas decirles. No te guardes conversaciones importantes porque te sientas incómodo o incómoda. Nunca sabes cuándo puedes perder tu oportunidad.

12. Sé lo suficientemente sabio como para alejarte de la innecesaria negatividad.

La negatividad de las otras personas rara vez valen la pena tratar. Deja que lo resuelvan en su propio tiempo. Cuando las otras personas te traten mal, sigue siendo tú. Nunca dejes que la amargura de otra persona y su mal comportamiento cambien la persona que eres. Y…

13. Olvídate de tratar de complacer a todos los extraños que conozcas.

Algunas personas no van a estar de acuerdo contigo ni les agradaras no importa lo que hagas o digas. Supéralo y sigue adelante con tu vida. Nadie tiene derecho a juzgarte de todos modos. Puede que hayan escuchado tus historias, pero no sintieron por lo que estabas pasando. Así que no prestes atención a lo que digan de ti. Concéntrate en lo que sientes tú de ti, y haz lo mejor para…

14. Deja que tu presencia supere tu miedo a los prejuicios.

Cuando estás en una situación social que te haga sentir ansioso, entrénate para estar presente sin pensar en cómo los demás alguna vez te hicieron sentir, o temer la posibilidad de que te juzguen. Esta es tu elección.

Tú puedes cambiar tu forma de pensar. Por ejemplo, si estuvieras intentando salvar la vida de tu madre haciéndole respiración boca a boca en público, estarías 100% enfocado y en el presente. No estarías pensando en qué pensarán los que te están viendo sobre tu pelo, tu cuerpo ni la marca de jeans que estás usando. Todos estos detalles intrascendentes desaparecerían de tu conciencia. La intensidad de la situación te motivaría a elegir no preocuparte por lo que los demás piensen de ti. Esto demuestra, sencillamente, que pensar sobre lo que los demás piensan de ti es TU ELECCION.

15. Di “adiós” para así poder decir “hola.”

En la vida, las despedidas son un regalo. Cuando ciertas personas se alejan de ti, y ciertas oportunidades te cierran sus puertas, no necesitas aferrarte a ellas o rezar para mantenerlas en tu vida. Si te cierran, tómalo como una indicación directa de que estas personas, circunstancias y oportunidades no son parte de la siguiente etapa de tu vida. Es un indicio de que tu crecimiento personal requiere de alguien diferente o algo más, y que la vida simplemente está haciendo espacio. Así abrazar tus “adiós”, porque cada “adiós” que recibas te preparará para un mejor “hola.”

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB