Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

12 trucos mentales para alcanzar el éxito

Por Travis Bradberry | Publicado en Interés General | 28 de abril, 2016

exitoNunca está demás conocer todas las herramientas con las que puedes contar en tu camino al éxito.

Los trucos mentales no te harán un caballero Jedi, pero puedes usar las características poco conocidas del cerebro para dejar un impacto positivo en la gente que te encuentres en tu carrera.

Una vez que te des cuenta de estos 12 trucos, podrás convertirte en una influencia inconsciente para los demás. Ninguno de estos atajos son engaños o malintencionados, excepto la número seis, pero confío en que la usarás con sabiduría.

1. Cuando un grupo de personas ríe, los miembros hacen contacto visual con la persona con la que se sienten más cercanos

Este truco puede ayudarte a observar los tipos de relaciones en un conjunto de personas. Puede servirte para descubrir cuáles miembros de tu equipo se están uniendo o colaborando.

Por otro lado, si te fijas a quién volteas a ver, podrás aprender mucho de tu propia persona.

2. Empiezas a agradarle más a las personas cuando te hacen un favor

Cuando convences a las personas de que te hagan un favor, ellos inconscientemente justifican por qué deben hacerlo. Entre las explicaciones típicas están “es mi amigo”, “me ‘cae bien’”, y “parece ser una persona que me ayudaría de vuelta.”

Estas justificaciones son excelentes para ti ya que no solo obtuviste la asistencia buscada, también lograste agradarle más a la otra persona.

3. El silencio genera respuestas

Cuando le preguntes algo a una persona y ésta tarda en responder, no te apresures a cambiar el tema de conversación. Permanecer en silencio te puede ayudar. Estas pausas hacen sentir a las personas como si debieran hablar.

Esta es una gran herramienta para negociar o en conversaciones difíciles. Solo asegúrate de no caer en la tentación de avanzar la charla.

4. Las manos abiertas y hacia arriba generan confianza

Hay un protocolo en Legoland que indica que si una visitante pregunta algo, el empleado debe dar las indicaciones con las manos abiertas. Esto se deba que este gesto conlleva confianza y hace que las personas estén más dispuestas a aceptar lo que dices. Por el contrario, señalar puede verse como un movimiento agresivo.

5. Asentir con la cabeza durante una conversación o cuando haces preguntas a otras personas hace que estén de acuerdo contigo

La próxima vez que necesites lograr que alguien concuerde contigo, trata de mover tu cabeza mientras hablas. Tu interlocutor inconscientemente intentará imitar tu lenguaje corporal. Cuando asientes al hablar, indicas que lo que estás diciendo es real y deseable.

6. Si tienes que decir una mentira, agrega detalles embarazosos para hacerla más creíble

Cuanto más detallada es la mentira, más real se ve. Cuando agregas detalles, haces que las personas se imaginen la historia. Y cuando esos detalles son vergonzosos, provocas que esa historia sea más creíble. ¿Por qué? La lógica indica que si alguien va a inventar algo, va a tratar de lucirse, no dejarse en ridículo.

7. Las personas recuerdan mejor las cosas sin terminar

La tendencia natural del cerebro de recordar cuando algo no está acabado se llama Efecto Zeigarnik.

¿Alguna vez has visto un comercial de televisión que terminó antes de tiempo? Esto provoca que el anuncio se quede en tu memoria más tiempo que la otra publicidad. La mejor manera de olvidar cosas sin terminar (comerciales o canciones) es acabarlas en tu mente. Si tienes una canción “pegada”, puedes tratar de cantar los últimos versos en tu cabeza. Te sorprenderá lo rápido que la olvidas.

8. Masticar chicle te relaja y hace que te enfoques

Masticar baja los niveles de cortisol, la hormona responsable del estrés. También te pone más alerta y mejora tu desempeño en tareas relacionadas con la memoria. Esto se logra gracias al aumento de circulación en el cerebro. Cuando estás en una situación estresante masticando chicle, evitas que tu cerebro entre en el modo “pelear o correr”, donde básicamente te ofuscas y tomas malas decisiones.

9. Los pies de las personas revelan sus intereses

Cuando hables con alguien, trata de poner atención a sus pies. Si apuntan hacia a ti, están interesados en lo que estás diciendo. Pero si señalan hacia otro lado, probablemente están pensando en otra cosa.

10. Usa el nombre de la persona que acabas de conocer

La meta aquí es repetir el nombre de la persona al menos tres veces en los primeros cinco minutos de la conversación. Esto funciona muy bien, pero la clave es hacerlo de manera natural porque puede llegar a parecer forzado.

Puedes usar frases como “Hola____”, “Encantado de conocerte,____” y “¿De dónde eres, ____?”.

11. Mostrar emoción hace que le agrades a las personas

Esto es un ejemplo de “conducta espejo”, donde imitamos los movimientos de las personas que se encuentran a nuestro alrededor. Si muestras emoción cuando ves a alguien, este individuo se emocionará por verte. Es una gran manera de dejar una buena primera impresión.

12. Mantén contacto visual por 60 por ciento de la conversación

La clave en el contacto visual es el balance. No mover la mirada puede ser molesto y agresivo para el interlocutor, pero evitar verlo de frente te hace parecer desinteresado o digno de poca confianza. Ver a la otra persona por 60% de la plática te muestra como alguien con el que vale la pena platicar.

Prueba estos trucos y versa la diferencia en la forma en la que la gente se acerca a ti.

Fuente: entrepreneur

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB