Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

12 señales de que te ha ido bien en la vida

Por Luis Castellanos | Publicado en Interés General | 27 de mayo, 2016

feliz1. Te sientes orgulloso de ti mismo

Sin tomar en cuenta en qué momento de tu vida te encuentres, te sientes orgulloso por haber alcanzado lo que has hecho y por haberlo hecho, ya sea bueno o malo. Porque la vida no es ir de un lugar a otro. La Vida es el viaje, y la clave para disfrutar la vida es disfrutar el viaje.

Estás orgulloso de ti por todo lo que has pasado, porque cada hito en tu vida te lleva al siguiente. Cada cambio te lleva a un nuevo destino. Cuando una puerta se cierra, otra puerta se abre. No importa lo que haya ocurrido en el pasado, eres quien eres por todo lo que has vivido y estás orgulloso acerca de en quién te convertiste.

La vida es el 10% de lo que te ocurre y el 90% de cómo reaccionas ante ello. – Charles R. Swindoll.

2. Te sientes feliz acerca de dónde estás parado y hacia dónde vas

Sabes que te ha ido bien en la vida cuando estás feliz con lo que has logrado y hacia dónde vas. Puede que aún no estés en el lugar en el cual siempre has soñado, pero estás feliz porque vas en camino hacia allá. Sabes quién eres y estás haciendo cosas que van alineadas con tus propios valores. No haces cosas que van en contra de tus creencias medulares. Estás en contacto con tu alma y contigo mismo, y sabes que no importa lo que ocurra, vas a estar bien. La vida te lleva por el camino correcto.

3. Hoy estás mejor que ayer, mejor que la semana pasada y mejor que el último año

Puede que no estés en tu máximo potencial, pero si al menos estás mejor que ayer, y que el día antes de ayer, entonces te ha ido bien en la vida. A veces hacemos cosas estúpidas. A veces hacemos cosas que no debimos haber hecho. Pero mientras que nos demos cuenta de ello y apuntemos hace ser una mejor persona cada día – mental, emocional, física e intelectualmente – entonces le has sacado una gran ventaja a la mayoría de las personas.

En el momento en que dejes de mejorarte, en ese momento tu vida se convierte en aburrida. Nunca dejes de retarte para convertirte en lo mejor que puedas ser. – Mo Seetubtim

4. Tus relaciones familiares han mejorado

No todos crecen teniendo las relaciones perfectas con su familia. Muchos no las tenemos. Los choques de personalidad son cosas comunes que ocurren. Y a veces tenemos padres controladores o abusadores.

Mientras crecemos, a veces necesitamos alejarnos de ellos para poder crecer y tener una mente fuerte y saludable. A veces debemos ignorarlos para deshacernos del dolor y el peso que traemos dentro del corazón. Pero a medida que envejecemos, nos damos cuenta que no importa cuán malos nuestros padres parecían en esa época, siguen siendo nuestros padres. Puede que no hayan sido los padres modelos, y quizás no fueron tan cariñosos y amorosos como otros padres, pero al menos nos aman.

Y aún si no lo hacen, aprendemos a aceptarlo. Y aprendemos a aceptar la realidad y a entender el por qué ellos son así. Aprendemos a aceptar las circunstancias y las condiciones en que ellos crecieron y los moldearon en quienes fueron y en quienes son ahora. Ahora somos maduros y suficientemente sabios para aprender a manejar nuestras emociones y conflictos con las únicas personas en nuestra vida que no podemos dejar ir: nuestros padres.

A medida que envejecemos, nos damos cuenta que no nos queda mucho tiempo con ellos. Así que en vez de lamentarnos acerca del pasado, rescatamos esa relación con nuestros padres y nos aseguramos que sepan lo agradecidos que estamos por ese amor y cariño que nos dieron. Porque después de todo, no estaríamos aquí hoy de no ser por ellos.

5. Sientes pasión por tu trabajo, tus pasatiempos y por tu vida

Después de todo, ¿qué vamos a disfrutar si no disfrutamos la vida? Sabes que te ha ido bien en la vida cuando amas tu trabajo, tienes pasatiempos que te gusta llevar a cabo, y te encanta despertarte cada día. Te emociona el querer saber qué te depara el día y a quién conocerás. ¿No es maravillosa la vida?

Tu trabajo va a llenar un gran espacio en tu vida, y la única manera de estar verdaderamente satisfecho es hacer lo que tú crees que es un gran trabajo. Y la única manera de hacer un gran trabajo es amar lo que haces. Si aún no lo has encontrado, sigue buscando. No te conformes. Así como con los asuntos del corazón, sabrás cuando lo encuentres. – Steve Jobs.

6. Vives el presente

En vez de enfocarte en el pasado, y desear que las cosas fueran diferentes, o preocuparte demasiado por el futuro, te enfocas en el presente.

Sabes que todo es pasajero y que la vida es incierta. Lo único sobre lo cual tienes control es el presente. Sabes que te ha ido bien cuando te enfocas en hacer del momento que tienes enfrente, el mejor momento que pueda ser. Sabes que nuestros pensamientos pueden crear emociones ilusas que no deberían de aparecer. La única manera de disfrutar la vida es vivir en el presente.

La vida es lo que pasa cuando estás ocupado haciendo otros planes. – John Lennon

7. Sabes quiénes son tus verdaderos amigos

Una de las cosas bellas de la vida es la amistad verdadera. Los amigos verdaderos te aceptan por quien eres y estarán a tu lado sin importar lo que ocurra. Los amigos verdaderos son los regalos más preciados que nos puede ofrecer la vida y deberíamos de demostrarles nuestro cariño y agradecimiento.

Sabes que te ha ido bien en la vida cuando sabes que tienes un grupo de personas con las que puedes celebrar tus éxitos o en cuyos hombros puedes llorar. Son las personas en quienes confías plenamente. Y al tenerlos en tu vida, significa que tú también eres un amigo verdadero para ellos. Porque ser un amigo verdadero es un proceso recíproco. No se forma una amistad verdadera y sólida si sólo recibes y recibes, tienes que dar y recibir. Si tienes un grupo de personas que han estado a tu lado desde hace años, sabes que te ha ido bien en la vida.

8. Te das cuenta que con los años ahora juzgas menos y tienes la mente más abierta

Una de las cosas que demuestran nuestra madurez es el querer a las demás personas. Con el paso de los años, los ojos se abren más. Tu horizonte se expande. Tienes la mente más abierta, juzgas menos a las personas, y entiendes mejor a la gente y al mundo que te rodea.

No importa quién eres como persona, no importa lo que haces, si no demuestras simpatía por las personas que te rodean ni comprendes al mundo a tu alrededor, quizás entonces te has perdido de alguno bueno en la vida. La vida es más que trabajar y jugar. La vida es acerca de acumular experiencias y entender a los otros seres humanos y a su cultura. La vida es experimentar amor, alegría, felicidad, tristeza. La vida trata acerca de escapar del sufrimiento y acerca de la búsqueda del placer.

Sabes que te ha ido bien en la vida cuando no juzgas a las personas por lo que visten o por lo que hacen. En vez de ello, tratas de entender. Después de todo, cada quien tiene una historia diferente. No sabes por lo que ha pasado cada uno de ellos, ni sabes lo que pasa detrás de su puerta.

9. Sabes cómo manejar tu bienestar emocional y mental

Suena bien ser inteligente y exitoso, pero nunca es un éxito verdadero si tu casa es un caos, tu familia un desastre y tu salud mental no es algo por lo cual debas sentir orgullo. Tu inteligencia emocional es aún más importante que tu inteligencia intelectual. No es bueno ser un jefe agresivo y abusivo, y que es exitoso y puede cerrar cualquier trato. No es bueno ser un proveedor confiable de tu familia cuando abusas de tu esposa y le gritas cuando estás bajo presión y mucho estrés.

Sabes que te ha ido bien en la vida cunado tienes bajo control tu bienestar emocional, y cuando no sientes que te estás desmoronando por el peso de los problemas. El estrés a veces es algo inevitable en la vida. Sin embargo, aprender a manejarlo es clave y esencial para una vida feliz y saludable.

10. Haces cosas que son beneficiosas para ti, para tu cuerpo y tu mente

Muchas personas trabajan tan duro que se olvidan de cuidar de las cosas más importantes en su vida: su salud, su cuerpo y su mente. Sin una buena salud, no se puede disfrutar de la vida. Y ¿cuál es el sentido de ser millonario si no tienes el tiempo de disfrutar la vida con la gente que amas?

Sabes que te ha ido bien en la vida si tu prioridad es tu salud y tu bienestar. Te aseguras de comer bien, hacer ejercicios, y tomar tiempo para relajarte y recargar las fuerzas. Puedes meditar, puedes leer, puedes hacer cosas que revitalicen a tu alma. Al final del día, no importa cuán grande sea tu casa, sabrás que tu cuerpo es tu verdadera casa.

11. No te arrepientes de lo que has hecho en la vida, porque la vida es moverse hacia adelante, y no hacia atrás

Siempre habrá cosas que hemos hecho en el pasado de las cuales no estamos orgullosos. Si pudiéramos devolver el tiempo, quizás evitaríamos hacerlas de nuevo. Sin embargo, no tiene sentido en pensar así. Si eres suficientemente inteligente, aprenderás de tu pasado y eso te hará una persona más fuerte y mejor. No tiene sentido mirar atrás y arrepentirse, porque todo pasa por una razón, y te lleva a lo que eres hoy.

Sabes que te ha ido bien en la vida cuando miras hacia adelante y te mueves hacia adelante. Te enfocas en hacer un hoy y un mañana mejor. Esa es la dirección que debemos seguir en la vida.

12. Te sientes agradecido y te emociona la vida y el futuro

Tu vida puede ser verdaderamente asombrosa y maravillosa, y si no aprecias lo que tienes, nunca te sentirás feliz.

Sabes que te ha ido bien en la vida si sientes agradecimiento por estar vivo y aprecias todo lo que tienes, en vez de estar quejándote por lo que no tienes. La vida es un regalo en sí. La clave de ello, es aceptarlo con gratitud. Cada persona y todo lo que llega a tu vida viene para enseñarte algo. Míralo como una experiencia pasajera y aprende de ella. Agradece por todo lo que te ha pasado, ya que sin esas experiencias no hubieses crecido ni hubieses aprendido lo que sabes hoy en día.

No puedes conectar los puntos mirando hacia adelante; sólo puedes conectar los puntos mirando hacia atrás. Y tienes que confiar que los puntos de alguna manera se conectarán en tu futuro. Debes confiar en algo: en tus instintos, destino, vida, karma, lo que sea. Este enfoque nunca me ha fallado y ha hecho toda la diferencia en mi vida. – Steve Jobs.

Fuente: luiscastellanos

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 28/05/2016 - Rita Tonelli:

    ¡Excelente!

Subir »
FB