Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

12 maneras fáciles de hacer vida simple otra vez

Publicado en Desarrollo Personal | 2 de agosto, 2014

VidaPor Angel Chernoff

La vida no es complicada. Nosotros somos los complicados. Cuando dejamos de hacer las cosas malas y empezamos a hacer las cosas correctas, la vida es simple.

¿Te gustaría descomplicar tu vida? ¡Apuesto a que sí!

Una vida sencilla tiene un significado y un valor diferente para cada persona. Para mí, significa deshacerme de algunas complejidades de la vida para poder pasar más tiempo con mis seres queridos y hacer más cosas que me gustan. Esto significa deshacerme del desorden, y eliminar todo menos lo esencial, para así quedarme sólo con lo que tiene valor.

Para los cínicos que digan que la siguiente lista de ideas es demasiado larga para ser “simple”, en realidad sólo hay dos pasos que lo simplifican todo:

1. Identifica qué es lo más importante para ti.

2. Elimina todo lo que puedas de lo demás.

Por supuesto, estos pasos no son muy útiles si no entiendes cómo aplicar el concepto en las diferentes áreas de tu vida; así que también te presento los puntos de abajo. Y puesto que no existe una “guía para simplificar tu vida” única, he compilado una lista incompleta de ideas que te ayudarán a moverte en la dirección correcta. No todos los consejos se ajustarán a tu estilo de vida, así que elige algunos que sí lo hagan y aplícalos según el caso.

3. Aprende a dejar ir lo que no estaba destinado a ser.

Dejar ir es parte de pasar a algo mejor. No vas a conseguir lo que realmente te mereces si te quedas apegado a las cosas que se supone tendrías que dejar ir. A veces amas, y peleas, y aprendes, y sigues adelante. Y eso está bien. Debes estar dispuesto a dejar de lado la vida que planeaste para poder disfrutar de la vida que te espera.

4. Deja de reprenderte por ser un trabajo en progreso.

¡Comienza a abrazarlo! Porque ser un trabajo en progreso, no significa que no seas lo suficientemente bueno hoy. Significa que deseas un futuro mejor, y que deseas quererte a ti mismo por completo, para poder vivir tu vida plenamente. Significa que estás decidido a sanar tu corazón, expandir tu mente y cultivar los dones que sabes que estás destinado a compartir.

5. No desees deshacerte de tu vida.

La verdad es que toda tu vida te ha dirigido hasta este momento. Piénsalo por un segundo. Cada cosa que te haya pasado en la vida, cada momento bueno, cada momento malo, y todo lo del medio, te ha llevado a este momento. Este momento no tiene precio, y es el único momento que tienes garantizado. Este momento es tu ‘vida’. No te la pierdas. (Lee The Power of Now.)

6. Olvida todo lo que el mundo piensa y quiera para ti.

Una de las mayores libertades es que no te importe lo que los demás piensen de ti. Algunas veces necesitarás salir afuera, tomar aire, y recordar quién eres y quién quieres ser. Lo mejor que puedes hacer es seguir tu corazón. Toma riesgos. No te limites a aceptar las decisiones seguras y fáciles solo porque tengas miedo de lo que los demás piensen, o tengas miedo de lo que podría pasar. Si lo haces, nada nunca pasará. No dejes que las mentes pequeñas te convenzan de que tus sueños son demasiado grandes. No lo son.

7. Deja de preocuparte y protestar.

Comienza a enfocarte en las cosas que puedes controlar y haz algo con ellas. Los que más se quejan son los que menos logran. Y cuando gastas tu tiempo preocupándote, estás simplemente usando tu imaginación para crear cosas que no quieres. Por lo general, es tan bueno o tan malo como piensas que es.

8. Comienza a moverte.

A veces hacemos preguntas no para buscar respuestas, sino para afirmar algo que en nuestras almas ya sabemos. No te haces ningún favor al meramente escuchar la misma respuesta de parte de otras personas una y otra vez. Es en aceptar la verdad, hacer cambios conscientes y, finalmente, moverte en otras cosas donde está tu respuesta. Dale a tu alma la oportunidad de explorar la vida que estás destinado a vivir. Deja de preguntar las mismas preguntas: en algún momento tendrás que tomar una decisión y actuar. (Lee Getting Things Done.)

9. Enfócate en ser productivo, no en estar ocupado.

No te limites a simplemente hacer las cosas; asegúrate de hacer las cosas correctas. Los resultados son siempre más importantes que el tiempo que necesitas para alcanzarlos. Detente y pregúntate si lo que estás haciendo, vale realmente el esfuerzo. ¿Te está llevando en la misma dirección que tus metas? No te dejes atrapar por trabajos innecesarios, ni siquiera cuando parezcan urgentes, a menos que también sean importantes.

10. Busca el lado bueno de cada situación difícil.

Cuando las cosas se pongan difíciles, y te sientas desalentado; respira profundamente y busca el lado positivo, los pequeños destellos de esperanza. Recuerda que puedes, y que vas a crecer más fuerte luego de estos momentos difíciles. Y se consciente de tus bendiciones y victorias; y de todas las cosas que estén bien en tu vida. Enfócate en lo que tienes, no en lo que no tienes.

11. Pasa más tiempo con las personas adecuadas.

Estas son las personas con las que te diviertes, amas y te aprecian, y quienes te animan a mejorar de manera sana y emocionante. Son los que te hacen sentir más vivo, y no sólo te aprecian por quien eres ahora, sino que te aprecian también por quien quieres ser, incondicionalmente.

12. Deja que las cosas sean menos que perfectas.

Sonríe cada vez que puedas; no porque la vida sea fácil, perfecta, o exactamente como la habías previsto, sino porque decidiste ser feliz y estar agradecido por todas las cosas buenas que tienes, y todos los problemas que sabes que no tienes. Debes aceptar el hecho de que la vida no es perfecta, que las personas no son perfectas, y que tú no eres perfecto. Y que eso está bien, porque el mundo real no recompensa la perfección. Recompensa a las personas que hacen que las cosas queden BIEN hechas. Y la única manera de hacer las cosas bien, es siendo imperfecto el 99% de las veces.

Reflexiones          

A decir verdad, la vida es en realidad bastante simple, pero a menudo insistimos en complicarla. Si tienes problemas con cualquiera de los puntos anteriores, hay un camino claro para volver a la pista. Tus hábitos están rotos y necesitas repararlos. Si sigues hábitos rotos todos los días, es sólo cuestión de tiempo para que la vida se vuelva confusa y complicada.

No tiene por qué ser así. Puedes hacer los ajustes necesarios ahora mismo, ajustes que te ayudarán a sentirte mejor, pensar con más claridad, y vivir de manera más eficaz. Es por eso que escribimos nuestro libro, 1,000 Little Things Happy, Successful People Do Differently.” Está lleno de consejos cortos y concisos sobre cómo hacer justamente eso.

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB