Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

12 leyes poco conocidas sobre la “atención plena” (que cambiará tu vida)

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 12 de junio, 2016

atencion plena“Tu visión se hará más clara solamente cuando mires en tu corazón. Quien mira afuera, sueña. Quien mira dentro, despierta.” – Carl Jung

La atención plena como ritual diario es el reto y la práctica final. Es una forma de vivir, de ser, de ver, de aprovechar toda la potencia de tu humanidad.

En su esencia, la atención plena es…

♦ Ser consciente de lo que está sucediendo en el presente y sin desear que fuera diferente

♦ Disfrutar de cada experiencia agradable sin aferrarte cuando cambie (que lo hará)

♦ Transitar cada experiencia desagradable y sin temer que siempre será así (que no lo será)

Saber esto es importante. Vivir cada día de tal manera que logres una atención plena posiblemente cambiará tu vida. Aquí tienes doce leyes básicas sobre la atención plena (prácticas) para lograr vivir una vida más consciente:

1. Tu única realidad es ESTE MOMENTO, aquí y ahora.

El secreto para sanar la mente, el cuerpo y el alma no es llorar por el pasado, ni preocuparse por el futuro, sino vivir el presente completamente y con un propósito.

La verdadera riqueza es la capacidad de experimentar el presente plenamente. Ningún otro tiempo ni lugar es real. La paz y la abundancia de toda la vida se encuentra en ese simple entendimiento.

2. Un pensamiento negativo es inofensivo a menos que lo creas.

No son tus pensamientos, sino tu apego a tus pensamientos lo que causa tu sufrimiento.

Apegarte con un pensamiento significa creer que es verdad sin pruebas. Una creencia es un pensamiento al que quedaste apegado, a menudo durante años.

3. No serás castigado por tu ira; es tu ira misma la que te castigará.

Habla y actúa cuando estés enfurecido, y darás el mejor discurso y movimiento de los que te arrepentirás.

Estar enojado y triste por algo es fácil. Hacer algo productivo con ello es la parte más difícil y valiosa. La vida es demasiado preciosa y demasiado corta como para gastarla entando enojado. Déjalo. Se positivo. Sé lo mejor posible.

4. La paz interior es saber pertenecer a uno mismo, sin la validación externa.

Para poder entender el mundo, tienes que alejarte de él de vez en cuando.

A veces te justificas a ti mismo ante los demás cuando dejas de estar en paz con tus pensamientos. No busque el permiso de nadie más para ser tú mismo. No necesitas la validación de nadie para ser feliz o vivir una buena vida.

5. Todo se crea dos veces, primero en tu mente y luego en tu vida.

Si no defiendes algo, fracasarás en casi cualquier cosa.

Mantén tu moral cerca de tu corazón y en la cima de tu mente.

6. Hay un desierto que caminas solo, por muy bien acompañado que estés.

Otros pueden caminar a tu lado, pero no pueden caminar en tus zapatos.

Date la oportunidad de descubrir quien realmente eres, y de averiguar por qué en verdad siempre estás solo, incluso cuando estás rodeado, y por qué esto está perfectamente bien.

7. Creer firmemente en algo, y no vivirlo, es deshonesto.

No te doblegues; no diluyas tus sueños; no trates de hacer todo sentimiento algo lógico; no edites tu propia alma de acuerdo con las tendencias de la moda. Más bien, sigue tus pasiones más intensas, con atención plena.

Caracterízate por tus acciones y nunca serás engañado por las palabras de los demás.

8. El camino correcto y el camino fácil rara vez son el mismo camino.

Al final te darás cuenta de que los problemas no se encuentran en el camino, son el camino, y son dignos de tu tiempo. Puede que cada paso sea difícil, pero se sentirás mejor que cualquier otra cosa que puedas imaginar.

La gente no deja de perseguir sus sueños y pasiones porque envejezcan; envejecen porque dejan de perseguir sus sueños y pasiones.

9. Si deseas los beneficios de algo en la vida, también tienes que querer los costos.

En vez de pensar en lo que quieres, primero considerar a lo que estás dispuesto a renunciar para conseguirlo. No puedes tener el destino sin el viaje. Si deseas abdominales, tienes que querer el sudor, los músculos doloridos, las madrugadas en el gimnasio y las comidas saludables.

Pregúntate: ¿Por qué cosa valdría la pena sufrir? Si te encuentras queriendo algo mes tras mes, año tras año, y sin embargo no pasa nada y nunca te acercas a ello, entonces tal vez en realidad no lo quieras en absoluto, porque no estás dispuesto a sufrir el trabajo que tomará lograrlo.

10. El sobre-comprometerte es la antítesis de vivir una vida consciente y pacífica.

Hay una diferencia entre estar comprometido con las cosas correctas y estás sobre-comprometido con todo. Es tentador llenar cada minuto del día con tareas pendientes o distracciones. No te hagas esto. Deja espacio.

Mantén tu vida ordenada y tu agenda sub-reservada. Crea una base con un lugar suave para aterrizar, un amplio margen de error, y espacio para pensar y respirar.

11. Cuando intentas controlar demasiado, disfrutas muy poco.

No vivas una vida llena de planes concretos. Trabaja duro, pero ser flexible. Los mejores momentos suceden a menudo cuando no los planificas y los mayores arrepentimientos suceden por no alcanzar exactamente lo que habías planeado.

A veces sólo tienes que dejarlo ir, relajarte, respirar profundamente y amar lo que es, en este momento.

12. Cuando estás cansado, eres atacado por ideas que probablemente hayas conquistado hace ya mucho tiempo.

Debes llenar tu cubo regularmente. Eso significa tomar aliento, buscar una soledad tranquila, enfocar tu atención hacia tu interior, y de alguna manera hacer tiempo para recuperarte del caos de tu rutina.

Es perfectamente sano hacer una pausa y dejar que el mundo girar sin ti por un tiempo. Si no lo haces, vas a terminar quemado.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB