Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

12 Leyes poco conocidas de la Gratitud (que cambiarán tu vida)

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 2 de octubre, 2016

gratitudCamina como si estuvieras besando a la tierra con tus pies. – Thich Nhat Hanh

La gratitud lleva a la grandeza. Puede literalmente convertir lo que tienes en más que suficiente, el trabajo en alegría, el caos en orden, la incertidumbre en claridad, y traer la paz a un día caótico.

La manera más sencilla de hacer que tus bendiciones cuenten es contando tus bendiciones. Reconociendo las cosas buenas que ya tienes en tu vida son la esencia, porque todo lo que aprecias y por lo que das las gracias, crecerá más fuerte en tu vida.

Cuando Ángel y yo hablamos sobre la importancia de la gratitud con nuestros estudiantes de coaching, a menudo obtenemos un “Sí, sí, lo sé…” Pero la verdad es que la mayoría de nosotros no lo sabemos; porque somos olvidadizos. En la prisa de nuestras ocupadas vidas descuidamos muchas de las leyes básicas de gratitud, por lo que nos perdemos por completo sus efectos positivos.

Así que aquí tienes un buen repaso, para todos nosotros:

1. Cuanto más te encuentras en un estado de gratitud, más atraerás las cosas por las que estás agradecido.

• Sé agradecido por lo que tienes, y vas a terminar teniendo más.

• Enfócate en lo que no tienes, y nunca tendrás suficiente.

2. Ser feliz no siempre te hará agradecido, pero ser agradecido siempre te hará feliz.

• Es casi imposible apreciar sinceramente un momento y fruncir el ceño por él al mismo tiempo.

• Ser feliz en este momento no significa que no deseas más, significa que estás agradecido por lo que tienes y eres paciente por lo que está por venir.

3. La gratitud fomenta el verdadero perdón, que es cuando puedes decir sinceramente “Gracias por esa experiencia.”

• No tiene ningún sentido condenar o lamentar una importante lección de vida.

• La gratitud le da un sentido al ayer, trae paz al presente, y crea una visión positiva para el futuro.

4. Nunca necesitas más de lo que tienes en ningún momento dado.

• Se ha dicho que la forma más alta de oración es dar las gracias. En vez de orar “por” cosas, da gracias por lo que ya tienes.

• Cuando la vida te da todas las razones para ser negativo, piensa en alguna buena razón para ser positivo. Siempre hay algo que agradecer.

5. La gratitud es todo-incluido.

Los buenos días te dan felicidad y malos días te dan sabiduría. Ambas son esenciales.

• Debido a que todas las cosas han contribuido a tu avance, debes incluir todas las cosas en tu agradecimiento. Esto es especialmente cierto para tus relaciones. No nos encontramos con personas comunes en nuestras vidas; si les das una oportunidad, todo el mundo tiene algo importante que enseñarte.

6. Eso por lo que tienes que estar agradecido en el presente, cambiará.

• Sé agradecido por todo lo que tienes ahora, porque honestamente nunca sabes lo que va a pasar a continuación. Lo que tienes con el tiempo será lo que tenías.

• La vida cambia diariamente, y tus bendiciones cambiarán gradualmente a lo largo de la misma.

7. Una mente agradecida nunca toma las cosas por sentado.

• Lo que separa el privilegio del disfrute es la gratitud.

• La circunstancia (o persona) que das por sentado hoy puede llegar a ser el único que necesites mañana.

8. Cuando expresar gratitud, no debes olvidar que la mayor apreciación no es simplemente pronunciar palabras, sino vivir por ellas todos los días.

• Lo que más importa no es lo que dices, sino cómo vives.

• No te limites a decirlo, muéstralo. No te limites a prometerlo, pruébalo.

9. La gratitud incluye devolver.

• En el ajetreo de la vida cotidiana casi no nos damos cuenta que recibimos mucho más de lo que damos, y la vida no puede ser rica sin tal gratitud.

• Es tan fácil sobreestimar la importancia de nuestros propios logros comparado con la ayuda que le debemos a los demás.

10. El mayor homenaje a las personas y las circunstancias que has perdido no es el dolor, sino la gratitud.

Sólo porque algo no duró para siempre, no quiere decir que no era el regalo más grande.

• Se agradecido por que sus caminos se cruzaran y tuvieron la oportunidad de experimentar algo maravilloso.

11. Para estar verdaderamente agradecido, debes estar realmente presente.

• Cuenta las bendiciones en tu vida, y comienza con la respiración que estás tomando en este momento.

• A menudo olvidamos que el milagro más grande no es caminar sobre el agua; el milagro más grande es caminar en esta verde tierra, morar profundamente en este momento presente, apreciarlo y sentirse completamente vivo.

12. Dejar ir el control multiplica el potencial de agradecimiento.

• A veces ponemos demasiado peso en tratar de controlar todos los pequeños aspectos de nuestras vidas, que pasamos por alto completamente el bosque por los árboles.

• Aprende a dejar ir, relájate un poco y viaja por el camino que la vida te lleve a veces. Prueba algo nuevo, no tengas miedo, pero por encima de todo, da lo mejor de ti y está con ello. Eliminar de ti las expectativas innecesarias te permitirá experimentar realmente lo inesperado. Y las más grandes alegrías de la vida son a menudo sorpresas y oportunidades inesperadas que nunca anticipaste.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB