Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

12 Hábitos que se interponen entre tú y lo que quieres

Publicado en Desarrollo Personal | 5 de octubre, 2013

HábitosPor Marc Chernoff

Ciérrale la puerta a los hábitos que te han estado reteniendo, cambia la música, limpia la casa, y deshazte del polvo y de la suciedad. Deja de negarte una justa oportunidad. Deja de ser quien eras, y conviértete en quien realmente eres.

A partir de hoy, deja de…

1. Ir a lo seguro. – ¿Metiste alguna vez algo de valor “en un lugar seguro”, por temor a que alguien lo arruine o lo robe? ¿Y Entonces un día te despertaste y te diste cuenta de que lo escondiste tan bien que ni siquiera TÚ pudiste encontrarlo? Si es así, entonces entiendes la sabiduría de dejar tu corazón y tus sueños bien abiertos. Para alcanzar lo que puede ser, incluso cuando estemos dudosos. Para dejar ir lo que perdimos, incluso cuando sea doloroso. Para vivir como si fuéramos valientes, incluso cuando estemos muertos de miedo. Estas son las pruebas que enfrentamos y las decisiones que tomamos a lo largo del camino hacia la felicidad y el éxito. Lee A New Earth.

2. Dejar que los demás decidan por ti. – Cuando te sientes fuera de control, puede ser tentador buscar a alguien que esté dispuesto a hacerse cargo de tu vida por ti. Pero antes de hacerlo, ten en cuenta lo siguiente: Si te pones un collar alrededor del cuello y la otra punta de la correa en la mano de otra persona, tendrás poco o nada que decir sobre a dónde te lleva. Establece tus propios límites y corre libremente dentro de ellos.

3. Dudar de tus propios sueños. – No importa si tu deseo es escribir un libro, encontrar un amor duradero, iniciar un negocio, alcanzar el perdón, sanar tu cuerpo, aprender a tocar un instrumento musical, encontrar la paz interior, o algo más. El primer paso (y a menudo el más largo y arduo) es creer que tu sueño es posible.

4. Tolerar la influencia de la gente negativa. – A veces perdonamos a las personas simplemente porque las queremos en nuestras vidas, y a veces las dejamos ir simplemente porque ya hemos tenido suficiente. Decir adiós es una de las formas más dolorosas de resolver un problema, pero de vez en cuando es necesario.

5. Dejar que las relaciones fallidas persigan a las nuevas. – Hay un propósito por cada relación fallida. El propósito no es reducir tus expectativas, sino elevar tus estándares. Recuerda, no quieres a alguien que te elija solamente por lo bueno que tienes. Necesitas a alguien que vea lo malo también, y a pesar de eso te aprecie tal como eres.

6. Esperar dicha constante. – La verdadera felicidad no se encuentra sólo en la positividad, se encuentra en la realidad, lo que significa aceptar el hecho de que ambas, la positividad y la negatividad coexisten. Tratar de ser 100% positivo todo el tiempo es querer ser un océano donde las olas sólo suben y nunca bajan. Sin embargo, cuando reconocemos que las olas que suben y bajan forman parte del mismo océano, somos capaces de dejar ir y estar en paz con las cosas como son, lo que nos lleva a lugares más felices y más productivos en el largo plazo. Lee Stumbling on Happiness.

7. Vivir en las cosas que perdiste. – En la vida, hay algunas personas y cosas que vas a tener que perder para poder encontrar tu mejor yo. Así que sé agradecido por lo que tienes ahora, trata de no pensar en lo que has perdido, lucha por lo que más quieres, y sigue marchando hacia adelante.

8. Pasar por alto la lección. – Todo sucede por una razón – una razón que puedes aprender y crecer a partir de ella. La gente cambia para que así puedas aprender a dejar ir. Las cosas salen mal para que aprendas a apreciar cuando salgan bien. Crees mentiras primero para aprender eventualmente en quien puedes confiar. Y a veces, las cosas buenas tienen que alejarse para que cosas mejores lleguen.

9. Aferrarte al resentimiento. – No importa que te diga el resentimiento, perdonar siempre está a tu favor. No dejes residuos de hostilidad en tu corazón. Suelta los pensamientos amargos que tienes sobre ti y los demás. Sólo entonces podrás satisfacer tus ansias de felicidad.

10. Ser demasiado crítico sobre ti mismo. – Si sientes que todo el mundo te está juzgando todo el tiempo, date cuenta de que, a menudo nos sentimos así cuando estamos demasiado ocupados juzgándonos a nosotros mismos.

11. Dejar que el pesimismo alimente tu dilación. – Tenemos dos opciones cuando nos despertamos por la mañana: o volvemos a dormir y soñar, o nos levantamos y perseguimos ese sueño. Muchas veces pasamos demasiado tiempo preguntándonos por qué no somos lo suficientemente buenos, y desacreditándonos, en lugar de darnos crédito. Perdemos demasiado tiempo mirando hacia abajo y con nuestros corazones cerrados, no nos damos la oportunidad de mirar hacia arriba y ver que el sol está brillando, y que hoy es otra perfecta oportunidad para tomar acción y perseguir nuestros sueños. Lee How to Stop Worrying and Start Living.

12. Renunciar tan rápido. – De vez en cuando la gente me pregunta cómo mantengo mi cabeza tan alto después de todo lo que he pasado, y siempre les digo lo mismo: “Es porque no importa qué, yo soy un superviviente, no una víctima.” Nunca pierdas la esperanza. Recuerda lo que mereces y sigue empujando hacia adelante. Algún día todas las piezas se unirán. Cosas buenas inimaginablemente transpirarán en tu vida, incluso si nada sale exactamente como lo habías anticipado. Y mirarás hacia atrás en el pasado, sonreirás, y te preguntarás, “¿Cómo pasé por todo eso?”

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 21/09/2014 - ¿Vives o simplemente existes? | Emprendiendo Vuelo Hacia el Conocimiento:

    […] deseas que tu historia de vida se eleve a nuevas alturas, tienes que despejar el camino, reducir las cargas que pesan demasiado, y agarrar las cosas que te den alas. Mantén tus mejores deseos y tus más grandes metas cerca de […]

  2. 2 22/10/2014 - 4 maneras de vivir hoy, y no simplemente existir | Gestión de personas – Ing. Gustavo Vittek:

    […] deseas que tu historia de vida se eleve a nuevas alturas, tienes que despejar el camino, reducir las cargas que pesan demasiado, y agarrar las cosas que te den alas. Mantén tus mejores deseos y tus más grandes metas cerca de […]

Subir »
FB