Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

12 formas baratas para hacer que sea más sencillo tu camino a la felicidad

Por Louis DeNicola, Cheapism | Publicado en Desarrollo Personal | 23 de julio, 2016

camino feliz¿Qué te hace feliz?

El tercer informe anual del World Happiness Report mostró que los suizos, islandeses, daneses y noruegos puede que lo hayan descubierto; ellos sacaron las puntuaciones más alta en una “escala de felicidad” de entre todos los países de la Tierra.

Tener una red nacional de apoyo social y ser capaz de confiar en el gobierno y tus conciudadanos lograron esos resultados, dijeron los editores del informe, pero muchas medidas de felicidad son enteramente personales, incluyendo la generosidad, la compasión, y la salud física y mental.

Eso significa que hay un montón de cosas que las personas individuales pueden hacer para ser más felices, y que el adagio es verdad: El dinero no tiene nada que ver con ello; al menos no en la forma que esperas.

Enfócate en las motivaciones intrínsecas.

Las personas que tienen metas intrínsecas (tales como ser más hábiles o compasivas) tienden a ser más felices que las que tienen metas extrínsecas (ganar más dinero o comprar un coche más bonito, por ejemplo), dice Jim Hjort, un psicoterapeuta quien fundó Right Life Project para transmitir estas creencias. Sin embargo, las metas pueden unirse para lograr un ganar-ganar, como tratar de tener más habilidad en algo que también te ayude en tu vida profesional.

Come cuando tengas hambre.

Hay muchos vínculos entre la comida y la felicidad. A veces las comidas son el foco; el chocolate, por ejemplo, se sabe que tiene muchas cualidades para inducir felicidad. A veces es la experiencia; casi todos tuvimos un momento de nostálgica felicidad cuando olemos o degustamos una comida que era nuestra favorita en la infancia. Privarse de las comidas también hace que algunas personas se pongan en modo “hambre”, el cual sin dudas no es un lugar feliz.

Sólo di NO.

Comprometerte con demasiadas cosas a la vez puede resultar en estrés, la antítesis de la felicidad para la mayoría de las personas. Jill Liberman, terapeuta del comportamiento y autor de “Choose Happy”, dice que algunas personas dicen continuamente que sí porque buscan la aceptación y aprobación. Pero al hacerlo, valoran la aceptación o aprobación de los demás por sobre su propio auto-respeto, y es el auto-respeto lo que en realidad puede conducirte a la felicidad en el largo plazo. Di NO y toma un tiempo para ti.

Gasta dinero en los demás.

El dinero realmente puede comprar la felicidad, pero no cuando sólo lo gastas en ti mismo. Un estudio de la Universidad de British Columbia y Harvard Business School encontró que a los participantes a los que se les dio dinero y dijeron que lo gastaron en otros, eran más felices que los que dijeron que se lo quedaron. El estudio también encontró que gastar más en los demás, es un pronosticador de felicidad.

Comienza un diario de gratitud.

Los diarios de gratitud demostraron que aumentan la felicidad y establecen mejores patrones de sueño. Todo lo que se necesita es un pequeño diario y un lápiz. La Universidad de California en el Greater Good Science Center de Berkeley ofrece algunos consejos para tener en cuenta, incluyendo: Enfócate en personas y no en cosas; observa cómo cambiaría la vida si algunas personas o cosas desaparecieran; y escribe sólo un par de veces a la semana para preservar el significado de la práctica.

Compra experiencias baratas.

El consejo de comprar experiencias en lugar de cosas a menudo se promociona como la clave de la felicidad, pero ¿en qué  experiencias vale la pena gastar tu dinero? Un estudio publicado en la revista Journal of Consumer Research, “Happiness from Ordinary and Extraordinary Experiences“, encontró que los jóvenes tienden a obtener mayor felicidad de las experiencias extraordinarias, pero las personas mayores obtienen mayor felicidad de las experiencias ordinarias.

Aprecia totalmente esas experiencias.

Ya sean ordinarias o extraordinarias, tómate tu tiempo y energía para apreciar plenamente esas experiencias positivas. Ser intencionalmente consciente de lo que está sucediendo puede hacer que la experiencia sea más intensa y emocionalmente estimulante.

Practica la meditación consciente.

Practicar meditación concientemente puede ayudar a las personas a lidiar con la ansiedad, la depresión, el dolor crónico, los trastornos de alimentación y el abuso de sustancias. Basado en enseñanzas budistas, la práctica de meditación puede comenzar con un simple ejercicio de 5 o 10 minutos que consiste en enfocarte en tu respiración y dejar que los pensamientos floten sin prejuicios.

Finge que eres feliz hasta que realmente lo seas.

Gretchen Rubin, autora del best-seller “El Proyecto Felicidad”, dice actuar como si estuvieras alegre realmente te hará más feliz. Ella también hace la práctica de ventilar toda su ira antes de irse a la cama o de probar nuevas experiencias, incluso cuando eso significa que tiene que “disfrutar de la diversión de fracasar.”

Duerme al menos siete horas.

La falta de sueño es una epidemia de salud pública, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades. La falta de sueño puede producir accidentes laborales, accidentes fatales, y depresión. La dosis recomendada es de entre siete y ocho horas para los adultos y al menos 10 horas para los niños en edad escolar.

Pon tus problemas en perspectiva.

Elea Faucheron, fundadora del grupo Move Think Smile, dice que participar de una actividad que fuerce tu mente a enfocarse en el presente es una manera de dejar atrás los problemas del día. La actividad puede ser barata y divertida, como crear arte a partir de materiales que encuentras en tu casa u organizar una cena para tus amigos o familiares.

Ejercita 20 minutos al día.

Ejercitar regularmente puede aumentar tu productividad, mejorar tu memoria y ayudarte a tratar la depresión. Estudios citados en Fast Company demostraron que los estados de ánimo elevados pueden verse limitados a los días en que se hace ejercicio físico, pero 20 minutos de entrenamiento es todo lo que necesitas para ver los beneficios.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB