Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

12 cosas que no le debes a nadie. Parte I

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 10 de julio, 2016

no le debes a nadie¿Recuerdas quién eras, antes de que el mundo te dijera quien deberías ser?

Te lo prometo, nunca habrá un momento perfecto para hacer algo en tu vida. Nunca te sentirás 100% seguro al hacer algo. Nunca habrá un momento perfecto para enamorarte, o viajar por el mundo. Nunca tendrás el suficiente entrenamiento, ni la suficiente preparación, ni el suficiente dinero.

Y a pesar de todo esto, aún cuando te sientas listo para dar un paso hacia lo desconocido, otros probablemente tratarán de impedírtelo. Debido a que ellos mismos no se sienten listos, y tu ambición y valentía desafía sus niveles de confort. Por eso no les debes ninguna explicación, ni ningún otro sacrificio personal que no quieras hacer. Esto es bastante difícil de entender al principio.

Esperar sentirte 100% listo es la forma más sencilla de engañarnos para no experimentar las experiencias maravillosas de la vida. Te desafío a liberarte de esa mentalidad auto-limitante. Reserva ese billete de avión, incluso si sientes mucha incertidumbre. Inscríbete a ese curso, incluso si no tienes idea de cómo te va a ir. Créeme cuando te digo que todo tendrá sentido para mejor.

Cuando juntas tus sueños con intención, cuando los juntas con dedicación mental y física, con independencia de cuan preparado o apoyado te sientas, inviertes tu confianza en el acto de VIVIR. Haces de tus sueños una prioridad en vez de cosas en tu lista de pendientes. Y eso es bueno, porque tus sueños no son manchas de tinta, están destinados a ser experiencias. Tienes que ponerlos a prueba en el mundo real para saber si son posibles y si valen la pena el viaje.

Posiciónate. Lucha por lo que tiene sentido para ti, y verás cómo tu vida se convierte gradualmente en la vida que siempre quisiste.

A medida que avances en este nuevo viaje, recuerda que algunas personas que te rodean, naturalmente, serán tomadas por sorpresa. Pero mientras no les estés haciendo daño, no les debes nada como para que te quiten el poder de seguir adelante con tu vida.

Se amable, y mantén estos 12 puntos en mente…

1. No le debes a nadie el derecho a regular tus sueños.

No dejes que nadie te venda sus sueños y te diga cual es el tuyo.

Encuentra TU camino y TU propósito! Escucha tu propia intuición. Si tienes un sueño, no te quedes sentado. Reúne el valor que necesitas para creer que puedes tener éxito, y haz todo lo posible para hacerlo realidad.

2. No le debes a nadie el derecho a desordenar tu espacio mental y físico.

El desorden es la manifestación física y mental de las decisiones que no tomas, a menudo impulsados por el miedo y el drama.

No dejes que las personas e ideas equivocadas te desordenen y confundan. Mantén una vida estable y bien-ordenada para que puedas ser feroz y original con tus pasiones y tu trabajo. A medida que ordenes tu vida, lentamente te liberaras para responder las llamadas de tu interior.

3. No le debes a nadie más una racionalización para invertir en ti mismo.

Invertir en ti mismo es la inversión más inteligente que puedes realizar. No sólo mejorará tu vida, también mejorará la vida de todos los que te rodean.

Prioriza tus propias necesidades en tu lista de tareas diarias. Invierte en tu educación, salud y felicidad diariamente. Crea una vida con la que te sientas bien en el interior, no una que sólo se vea bien por fuera para los demás.

4. No le debes a nadie otra excusa (pero te debes a ti mismo otra oportunidad).

Si realmente quieres hacer algo, encontrarás una manera. Si no, encontrarás una excusa. Sabes que esto es cierto.

Incluso un pequeño esfuerzo es infinitamente más productivo que una gran e impresionante excusa. Así que deja de ver todos los obstáculos como excusas y empieza a verlos obstáculos como el pavimento de lo que quieres lograr

5. No le debes a nadie la autoridad para validarte.

Algunas personas nunca te “apreciarán” ni “entenderán.” No pierdas una eternidad preguntándote por qué. No necesitas su validación. ¡Ya eres valioso!

Todos te verán de manera diferente, y eso está perfectamente bien. Aprecia a los que te apoyan, y pasa a hacer lo que sabes que debes hacerse.

6. No le debes a nadie el amor que necesitas darte a ti mismo.

Sí, ama a los demás, pero no te olvides de ti mismo en el proceso. Aprende a valorarte, lo que significa: lucha por tu amor, felicidad y paz mental.

Dilo: “Soy demasiado inteligente, demasiado único y demasiado ingeniosos como para que cualquier persona sea capaz de hacerse cargo de mí completamente. Nadie puede conocerme ni amarme por completo al mismo nivel que puedo conocerme y amarme yo mismo.”

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB