Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

12 claves para emprender y escalar con éxito en los negocios

Por Joanna Nelson Ulloa | Publicado en Negocios | 18 de abril, 2016

emprenderToda decisión de emprender, no importa el negocio, trae consigo un determinado nivel de riesgo, pues a veces por más planificación que se haga las cosas pueden terminar mal.

¿Qué actitud debe tener un emprendedor para no darse por vencido aun en las peores circunstancias? ¿Qué cualidades debe fortalecer en su carácter para alcanzar el éxito, pero a su vez levantarse cuando su pie resbala?

He aquí algunas claves para emprender y salir victorioso al final:

1. Entienda que el camino tendrá trampas y espinas, no será llano.

Para el coach empresarial Jack Raifer, el éxito llega luego de muchas caídas, como cuando se aprende a caminar. Al igual que quien se gana la lotería luego de numerosos intentos, es inusual lograr un negocio súper exitoso a la primera.

“Los emprendimientos tienen algo particular, una de esas nimiedades es que se necesita experiencia para ser emprendedor. Esta experiencia se da en la forma de intentos y fracasos, hay que fracasar para aprender a ser exitoso”, considera Raifer.

¿Cuál es su recomendación? Si el alcanzar la cima implica intentarlo varias veces: ” hay que fracasar rápido y fracasar barato”.

Para Vivian Arias, cofundadora de Founder Institute Costa Rica, el emprendedor debe tener resiliencia, es decir, la capacidad de sobreponerse a situaciones difíciles que, sin duda, llegarán.

“Muchas veces se dice que el emprendimiento es muy cool, muy chiva y todo. Pero, en realidad, tomar la decisión de ser emprendedor no es algo que se tome a la ligera”, subraya Arias.

2. Tenga claro cuál es el problema que quiere resolver.

Defina cuál es el problema o situación que desea resolver con su producto o servicio: hay que enamorarse del problema, no de la solución.

Esto significa que si una posible solución no rinde los resultados esperados, busque otra, pero no se case con ninguna.

Apegarse a la solución lleva a seguir empujándola inclusive si esta fracasa, mientras que enfocarse en el problema permite seguir adelante con nuevas ideas a pesar de múltiples fracasos.

3.  Ensaye un modelo de negocio, aunque sea sencillo.

Raifer aconseja salir a la calle lo antes posible, hablar con potenciales clientes, intentar un prototipo rápido. Mientras más opiniones reciba, mucho mejor, pues así conocerá si su proyecto tiene potencial mucho antes de desembolsar grandes sumas de dinero e incluso involucrar demasiado sus emociones.

Pero el presentar su idea ante el público lo más pronto posible, no significa que el emprendimiento tenga que ser algo sin rumbo y desorganizado.

La planificación también es importante. Haga un plan de negocio para definir qué pasos debe seguir para desarrollar esa idea. Tenga claro qué recursos va a necesitar. Existen diferentes modelos de negocios que pueden ayudarle, busque uno que se adapte a su emprendimiento. Uno de ellos es el modelo Canvas, que es un instrumento para planear nuevas ideas y salir a probarlas rápidamente.

Este incluye algunos elementos como los clientes, generar una propuesta de valor, definir los canales a través de los cuales dar a conocer el negocio.

Además, determine la relación con los clientes, la fuente de ingresos, las actividades clave, los recursos clave, las alianzas clave y la estructura de costos.

4. Persista, pero reconozca cuando una idea no funciona.

Si una idea no rinde el éxito esperado, luego de intentarlo varias veces y de tratar de salvarla, intente con otra. Tenga una actitud abierta, flexible, para realizar cambios, no se crea dueño de la verdad. Explore otros rumbos.

5. Aprenda a escuchar.

Si un inversionista o experto le dijo “no” a su idea o criticó alguna de sus propuestas, no lo vea como su enemigo, deje de lado las sensibilidades. Entienda las críticas para ver cómo puede mejorar o enmendar algún elemento de su negocio.

A veces el emprendedor se encierra en una burbuja y no aprovecha oportunidades o no escucha cuando alguien lo retroalimenta.

También es importante analizar con cuidado qué aspectos de esos consejos serán útiles para su emprendimiento. No se trata de tomarlos al pie de la letra, sino de saber seleccionar lo que es más provechoso para usted.

6. Sea apasionado, pero con los pies en la tierra.

Trabajar en algo que le hace sentir miserable, no es muy sensato por más ganancias que genere. Busque un área que le apasione, pero no pierda el enfoque, sea realista.

Muchas veces los emprendedores están enamorados de su idea de negocio, pero es un enamoramiento irreal, porque tienen una idea de negocio que no es factible. Hay que creer profundamente en lo que se hace.

May Portuguez, directora de la empresa AP Corporate Training, señala que los emprendedores deben tener iniciativa, no esperar a que las cosas se den, sino ir a buscarlas.

“El emprendedor debe ser alguien con impulso para desarrollar una idea que tenga y no dejarla, ser constante en lo que está haciendo. Usted puede tener una muy buena idea, pero si no la desarrolla, al primer problema la va a dejar botada”, comenta Portuguez.

7. Busque a alguien con experiencia.

La experiencia en el ámbito en el que se quiere iniciar un negocio, es vital. Es normal no contar con ella al principio, pero es algo que no debe subestimarse. ¿Qué hacer? Busque un socio que sí la tenga.

“Muchas veces he visto a emprendedores que presentan una idea de negocio que tiene que ver, por ejemplo, con biotecnología. Pero, no tienen los conocimientos técnicos para poder desarrollarla”, dice Arias.

Puede ser una buena idea, pero si no se tiene experiencia o formación es más difícil lograr que el emprendimiento sea exitoso.

8. Al hallar una idea que funciona, persígala hasta el final.

Si después de varios intentos, ‘da en el clavo’, ahora sí se vale aferrarse a esa propuesta. No la suelte hasta lograr que llegue a su máximo potencial. En este escenario, persistir se convierte en un deber.

9. Aprenda a trabajar en equipo.

Nadie es autosuficiente, en algún nivel se ocupa el apoyo de otros. Solo no va a lograr alcanzar todo lo que obtendría si decide trabajar en equipo y consultar a otros. Contacte a aquellas personas con las que sabe puede trabajar bien y que de antemano conoce que son responsables.

10. Busque ayuda.

En el país existen diferentes instancias que le pueden ayudar a darle una mejor forma a su idea de negocio. Pida respaldo en ellas. Allí encontrará mentores e incluso le pueden ayudar a buscar financiamiento.

También puede buscar programas de capacitación en temas de emprendimiento, mercadeo (que es fundamental) y desarrollo de negocios. En el mercado hay muchas opciones.

11. Apueste por la formalidad.

Una vez que pone a andar su idea de negocio, aunque es un hecho que incurrirá en gastos, establezca su negocio de manera legal, descarte operar a hurtadillas.

¿Por qué esto es importante?

Aparte de que cumple con la ley y se evitará conflictos, de esta manera se le facilitará la realización de trámites y hasta pedir financiamiento.

La formalidad le da credibilidad, puede facturar con empresas reconocidas y venderle al Estado.

12. Escoja un modelo rentable.

La parte financiera es importante, no la descuide. Asesórese en ese ámbito. Pero fíjese en el tipo de producto o servicio que tiene.

Puede ser que su producto sea excelente y usted abre una tienda física, en la que tiene que pagar alquiler y una serie de gastos. Sin embargo, quizás el tipo de producto es ideal para vender en línea.

“Ahí se estaría ahorrando alquiler, empleados. Escoja un modelo que le permita generar ganancias y no pérdidas”, sugiere Portuguez.

Fuente: elfinancierocr

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB