Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

11 secretos de las personas irresistibles

Por Travis Bradberry | Publicado en Desarrollo Personal | 14 de octubre, 2016

irresistiblesAlgunas personas, a pesar de lo que les falta – dinero, apariencia o conexiones sociales- siempre irradian cierta energía y confianza que atrae a otros.

Son personalidades encantadoras que enamoran.

Son aquellos individuos que son el corazón de la fiesta y a los que te acercas para pedir ayuda, consejo y compañía. Siempre quieres estar cerca de ellos y te hacen preguntarte qué tienen que los hace tan irresistibles.

¿La respuesta? Su sentido de valor viene de su interior.

Las personas irresistibles no buscan validación constante porque son lo suficientemente seguras de encontrarla dentro de ellas mismos. Tienen ciertos hábitos que les ayudan a mantener una perspectiva saludable de la vida todos los días.

Ser irresistible no es resultado de suerte, por lo que hay que estudiar las actitudes de este tipo de personas que te pueden beneficiar.

1. Tratan a todas las personas con respeto

Ya sea que estén interactuando con el más importante de sus clientes o con el mesero que les llevará la cena, las personas irresistibles son educadas y respetuosas. Entienden que – sin importar qué tan bien se porten con la persona con la que están comiendo – no servirá de nada si su interlocutor los ve maltratar a alguien más.

Las personas irresistibles tratan a todos con respeto porque no se creen mejores que los demás.

2. Siguen una Regla de Plata

La Regla Dorada – trata a otros como quieres que te traten- tiene una falla fatal: asume que todas las personas quieren ser tratadas de la misma manera. Ignora que los individuos están motivados por diferentes cosas. Alguien puede amar el reconocimiento público, mientras otra persona odia ser el centro de atención.

La Regla de Plata – trata a los demás como ellos quieran ser tratados – corrige esta falla. Las personas irresistibles son muy buenas leyendo a los demás y ajustan su comportamiento y estilo para hacer sentir cómoda a la otra persona.

3. No usan charla superficial

No hay manera más segura de prevenir la formación de una conexión emocional durante una conversación que apegarse a pláticas superficiales. Cuando te acercas a las demás personas de manera robótica, pones tu cerebro en piloto automático y evitas generar una verdadera afinidad con ellos.

Las personas irresistibles crean conexiones a través de pláticas profundas, incluso en conversaciones diarias. Su interés genuino por los demás hace que sea fácil pedirles consejos y que la gente confíe en ellos.

4. Se enfocan en las personas por encima de cualquier cosa

Estas personas poseen un interés auténtico en los individuos que los rodean. Como resultado, no pasan mucho tiempo pensando en ellos mismos. No se obsesionan preguntándose si le “caen bien” a la gente porque están muy ocupados interesándose en los demás. Por ese motivo parece que no se esfuerzan en ser encantadores.

Para poner este hábito a trabajar por ti, intenta ignorar un poco el smartphone y concéntrate en las personas con las que te encuentras. Enfócate en lo que están diciendo, no en cuál será tu respuesta o en cómo puede afectarte lo que dicen. Cuando las personas te cuenten algo sobre ellos mismos, hazles preguntas abiertas que les permitan compartir más.

5. No se esfuerzan demasiado

Los individuos de este tipo nunca tratan de dominar la conversación con historias de qué tan listos o exitosos son.

No es que se resistan a presumir, es que ni siquiera se les ocurre hacerlo porque saben que las personas desagradables suelen ser las que se esfuerzan de más para agradarles a los demás.

6. Reconocen la diferencia entre hecho y opinión

Las personas irresistibles saben manejar temas de conversación delicados con increíble gracia. No temen expresar sus opiniones, pero entienden que son eso, opiniones y no hechos.

Ya sea que estén discutiendo los efectos del calentamiento global o los fenómenos políticos de su entorno, estos individuos reconocen que las demás personas son tan inteligentes como ellos, solo que ven las cosas de diferente manera.

7. Son auténticas

Estos individuos siempre muestran quienes son. Nadie tiene que perder tiempo y energía tratando de averiguar qué es lo que realmente quieren o cuáles serán sus siguientes pasos. Se comportan así porque saben que a nadie le gustan las personas falsas.

La gente gravita hacia ellos porque saben que son de confianza. Es fácil resistirse a alguien cuando no sabes realmente quién es o cómo se siente.

8. Tienen una fuerte integridad

Las personas con esta característica son irresistibles porque dicen lo que piensan y siempre cumplen sus promesas.

La integridad es un concepto simple que puede ser difícil de practicar. Para demostrar esta característica diariamente, las personas irresistibles cumplen con lo prometido, evitan hablar mal de otras personas a sus espaldas y siempre hacen lo correcto, aun cuando duela.

9. Sonríen

Las personas naturalmente (e inconscientemente) copian el lenguaje corporal de sus interlocutores.

Si quieres que los demás te encuentren irresistible, sonríe durante las conversaciones que tengas y ellos empezarán a devolverte el favor y a sentirse bien como resultado.

10. Se afanan por verse bien

Hay una gran diferencia entre estar presentable y ser vanidoso.

Las personas irresistibles entienden que esforzarte por verse bien es comparable a limpiar la casa antes de recibir visitas, es una señal de respeto a los demás. Pero una vez que han logrado verse como desean, dejan de pensar en ello.

11. Buscan razones para amar la vida

Las personas irresistibles son positivas y apasionadas. Nunca se aburren porque ven la vida como una aventura maravillosa y la siguen con tal energía que los demás quieren imitarlas.

No es que este tipo de individuos no tenga problemas, pero los manejan como obstáculos temporales, no un destino fatal. Cuando las cosas van mal, recuerdan que un mal día es solo eso, un mal día, y que deben mantener la esperanza para el siguiente día, mes o año.

Las personas irresistibles no tuvieron hadas madrinas que las hicieran encantadoras desde la cuna. Simplemente han perfeccionado ciertas cualidades y hábitos que cualquier persona puede adoptar.

Piensan más en los demás que en ellos mismos y hacen que otras personas se sientan aceptadas, respetadas, entendidas y vistas. Solo recuerda: cuanto más te enfoques en los demás, más irresistible serás.

Fuente: entrepreneur

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB