Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

11 formas sencillas de descomplicar tu vida

Publicado en Desarrollo Personal | 8 de junio, 2013

SimplificarPor Marc

“La simplicidad es la máxima sofisticación”. – Leonardo Da Vinci

La vida es realmente muy simple, pero insistimos en hacerla complicada. Aquí tienes algunas maneras fáciles para descomplicarla:

1. Aprende del pasado, y luego sal de allí! – Los errores del pasado deben enseñarte a crear un futuro maravilloso, no hacer que tengas miedo de él. No lleves tus errores contigo. En lugar de eso, colócalos debajo de tus pies y úsalos como escalones. Nunca te arrepientas. Si es bueno, es maravilloso. Si es malo, es experiencia. El éxito no es sobre dónde estás parado en un punto dado en el tiempo, sino de lo mucho que has aprendido y cuan lejos has viajado para llegar allí.

2. Enfócate en lo que es verdaderamente importante. – Identifica qué es lo más importante para ti. Elimina todo lo demás que sea posible eliminar. No pierdas tiempo, no dudes, no te arrepentirás.

3. Enfócate en ser productivo, y no en estar ocupado. – No sólo hagas cosas, haz las cosas correctas. Los resultados son siempre más importantes que el tiempo que necesitas para lograrlos. Detente y pregúntate si lo que estás haciendo vale la pena el esfuerzo. ¿Te está llevando en la misma dirección que tus metas? No te quedes atrapado en trabajos ocasionales, ni aunque parezcan urgentes, a menos que también sean importantes. Lee The 4-Hour Workweek.

4. Da lo que quieras recibir. – Tú obtienes lo mejor de los otros, y de cada situación, cuando das lo mejor de ti. Empieza a practicar regla de oro. Si quieres amor, da amor. Si quieres amigos, ser amigable. Si quieres dinero, proporciona valor. Funciona. Realmente es así de simple.

5. Deja de tratar de ser todo para todos. – No trates de ser amigo de todo el mundo. Cultiva relaciones más cercanas con menos personas. Empieza a enfocarte en ser todo para alguien. Ayudar o complacer a todo el mundo es imposible. Sin embargo, hacer sonreír a una persona puede cambiar el mundo. Tal vez no todo el mundo, pero sí su mundo. Así que estrecha tu enfoque y se tú mismo.

6. Haz lo que sabes que es correcto en tu corazón. – Deja de hacer cosas inmorales simplemente porque puedes. Comienza a ser sincero contigo mismo y con los demás. No hagas trampa. Sé fiel. Sé amable. Haz lo correcto! Es la forma menos complicada de vivir. La integridad es la esencia de todo lo exitoso. Cuando rompes las reglas de la integridad, invitas a que serias complicaciones entren en tu vida. Mantén la vida simple y agradable haciendo lo que sabes que es correcto en tu corazón.

7. Organiza tu espacio. – Empieza a limpiar tu desorden. Deshazte de las cosas que ya no usas y organiza todo lo demás. Mantener organizado tu vida y tus áreas de trabajo es crucial. Si tienes un espacio desordenado, puede distraerte y estresarte. Un espacio limpio es como un lienzo en blanco, disponible para ser utilizado y crear algo genial.

8. Sé eficiente. – Deja de ser ineficiente solo porque siempre lo has hecho así. Si sigues haciendo lo que estás haciendo, seguirás consiguiendo lo que estás consiguiendo. Muchas veces vivimos con sistemas no planificados y complejos en nuestras vidas simplemente porque nunca pensamos en ellos. En lugar de ello, simplifica tu vida encontrando mejores maneras de hacer las tareas más comunes. Enfócate en un sistema a la vez (tu sistema de limpieza, tu sistema de recados, tu sistema de papeleo, tu sistema de correo electrónico, etc.) y trata de hacerlo simple, eficiente y lógico. Luego, una vez que lo hayas perfeccionado, adhiérete a ella. Lee Getting Things Done.

9. Deja que las cosas sean menos que perfecto. – Sonríe cada vez que puedas, no porque la vida haya sido fácil, perfecta, o exactamente como la habías imaginado, sino porque decides ser feliz y estar agradecido por todas las cosas buenas que tienes, y todos los problemas que conoces que no tienes. Debes aceptar el hecho de que la vida no es perfecta, que las personas no son perfectas, y que no eres perfecto. Y eso está bien, porque el mundo real no recompensa la perfección. Recompensa a las personas que hacen que las cosas BUENAS se hagan. Y la única manera de hacer que las cosas BUENAS se hagan es siendo imperfecto el 99% de las veces.

10. Deshazte del drama innecesario y de aquellos que lo crean. – Nunca crees un drama innecesario, y no te rodees de quienes los crean. Elije amigos de los que estés orgulloso de conocer, gente que admires, quienes te amen y respeten; personas que hagan tu día un poco más brillante, solo por estar en él. No te alejes de la gente negativa, ¡HUYE! La vida es demasiado corta como para pasar el tiempo con personas que te chupan felicidad.

11. Olvídate de todo lo que los demás piensan y quieren para ti. – Una de las mayores libertades es que simplemente no te importe lo que los demás piensen de ti. A veces necesitas salir, tomar algo de aire, y recordar quien eres y qué quieres ser. Lo mejor que puedes hacer es seguir tu corazón. Toma riesgos. No te limites a aceptar las decisiones seguras y fáciles solo porque tienes miedo de lo que los otros pensarán, ni tengas miedo de lo que pueda pasar. Si lo haces, nada pasará nunca. No dejes que las mentes pequeñas te convenzan de que tus sueños son demasiado grandes. No lo son.

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 25/08/2014 - 10 regalos que mereces darte a ti mismo | grandes Pymes:

    […] Identifica qué es lo más importante para ti. Deshazte de los compromisos que no sean esenciales. Elimina todo lo que puedas de todo lo demás. No pierdas el tiempo, y no te arrepientas por ello. […]

Subir »
FB