Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 maneras en las que los millonarios fijan sus metas

Publicado en Desarrollo Personal | 10 de octubre, 2016

metas“¿Qué vas a ser cuando seas grande?”

Esta es una pregunta que a todos nos han hecho en algún punto de nuestras vidas. Sin embargo, cuando estamos en la escuela no sabemos cómo responder.

En lugar de buscar la respuesta real, nos conformamos con soluciones superficiales como trabajos. Cuando somos jóvenes decimos que seremos doctores, pilotos, abogados o cualquier otra carrera reciclada, solo para quitarnos las preguntas de encima. Pero en el fondo, la pregunta nos persigue.

En esta enormidad de la conformidad, todo el mundo “quiere a querer” hacerlo todo, pero pocas personas se atreven a, de hecho, intentar algo nuevo. Como muchas personas que van a la deriva por la vida, solo reaccionan a las oportunidades que de pura casualidad les llegan. Esto se debe a que el 97% de las personas nunca aprendimos bien a fijar metas.

Estos son algunos de los métodos que suelen utilizarse y por qué fallan:

1. Propósitos de Año Nuevo:

Cuando las personas fijan objetivos para los próximos 12 meses, suelen fallar porque no dibujan un plan de acción.

Por ejemplo, digamos que Susana decide perder 20 kilogramos el 31 de diciembre. El 1 de enero sale a correr, se inscribe en clases de cardio, se prepara un batido de vegetales y solo come ensaladas, pero para el 5 de enero ya está frustrada porque trato de hacer mucho en muy poco tiempo sin tener un plan bien definido.

2. Bucket Lists:

Estas listas comprenden las cosas que una persona quiere hacer antes de morir (o Kick the Bucket, una expresión en inglés). Es un compendio de pendientes que las personas aventureras quieren completar para sentir libertad. Sin embargo, estos compendios fallan porque no hay una fecha determinada para cumplirlos.

En otras palabras, como una bucket list es algo que quieres completar antes de morir, nadie tiene urgencia por terminarla. Entonces, muchas personas posponen escalar una montaña, escribir un libro o viajar hasta que ya es demasiado tarde.

3. Desear:

Las personas desean ser más felices, ricas y sanas, pero muchas se conforman con solo desear. Al hacer esto, llevan sus vidas sin tomar responsabilidades.

En su lugar, dependen de circunstancias fortuitas y golpes de suerte. Son las mismas personas que participan en planes para hacerse rico rápidamente y juegan la lotería esperando a que sea la solución de todos sus problemas. También es probable que desprecien a las personas que se hicieron ricas con su trabajo duro. Simplemente desear algo generalmente fracasa porque no hay responsabilidad o un plan de acción verdadero.

Si piensas en ello, los millonarios jamás fijan sus metas a través de estos tres métodos. En su lugar, piensan en lo que quieren conseguir y cómo van a obtenerlo. Muchas veces, sus metas son tan grandes que cambian todo aspecto de su vida. Sin embargo, ellos aspiran a grandes cosas y están determinados a encontrar la manera de hacer sus sueños realidad.

Aquí hay 10 maneras en las que los millonarios fijan sus metas:

1. Construye algo más grande que tú

La mayoría de las personas quieren éxito para sí mismas, no para otras personas. Quieren ganar todos los premios, estar en las portadas de revistas y ganar millones de dólares. Tener todo esto es maravilloso, pero debes elegir una causa que sea más grande que tú. Esto atraerá el éxito en lugar de repelerlo.

Los líderes desprendidos se enfocan en el crecimiento de otros, lo que hace que a su vez ellos mismos crezcan. Ayudar a otros toma el mismo tiempo y esfuerzo que ayudarte a ti mismo. Aquellos que quieran ser ricos deben primero enriquecer la vida de los demás.

2. Apunta muy alto

Muchas personas se fijan “metas realistas”, algo que puede ser el peor asesino de los sueños. Apuntan por metas pequeñas y se condicionan a sí mismos a dar pasos pequeños.

Esto pasa porque la sociedad siempre nos está diciendo que “bajemos el ritmo”. Basta observar nuestros sistemas educativos. La mayoría de los estudiantes podría obtener una preparación básica completa en sexto año. Si desde la preparatoria impulsáramos el emprendimiento o encamináramos a carreras más específicas, muchas más personas serían millonarias antes de cumplir 21 años.

La gente no apunta alto porque se enreda con la rutina diaria. Están muy ocupados escalando árboles cuando deberían estar subiendo montañas para poder ver el bosque entero. Tómate un tiempo par a ver el panorama completo. Fija tus metas tan alto que te asusten.

3. Deja de ser consumidor para convertirte en productor

Cuando estés fijando tus metas, debes hacer el gran cambio de consumidor a productor. Un ejemplo: los consumidores comen pizza, los productores hacen pizza. Solo los productores se hacen ricos.

La meta final de un productor no es comer, pero alimentar. Evidentemente, los productores deben consumir en algún momento, pero no es su meta principal. En lugar de buscar su próxima comida, están más interesados en generar la cena de alguien más, sabiendo que ellos mismos podrán comer en el proceso.

En resumen, fija metas para producir, no consumir.

4. Escríbelo

Los millonarios toman tan en serio sus metas personales que las escriben. Muchos de ellos de hecho las rescriben a diario. Enlistan sus objetivos y constantemente generan ideas de cómo alcanzarlos.

Ya sea que escribas tus proyecciones financieras, tus tareas semanales o nuevas maneras de construir tu imperio, debes desarrollar el hábito de fijar metas diarias que te darán impulso constante.

Cuando haces esto, puedes priorizar y mantener la mentalidad de “primero lo primero”. Haz lo más importante primero. Este hábito te ayudará a concentrarte en actividades que te generen $1,000 en lugar de perder el tiempo con acciones que te generen $100. Una vez que acumules actividades provechosas en tu día, añadirás dinero a tu cuenta bancaria, convirtiéndote en millonario en el proceso.

5. Solo has actividades rentables

Mientras las personas normales priorizan las actividades de sus horarios, los millonarios programan sus prioridades.

En esencia le dicen a sus horarios qué hacer y se enfocan en tareas que les dejen altas recompensas. No pierden el tiempo especializándose en cosas menores. En su lugar, se enfocan en añadir mayor valor a la vida de más personas de la manea más rápida posible.

Es más, cuando las personas normales crean listas de pendientes para mantenerse ocupados, los millonarios tienen en mente un resultado específico que quieren cumplir. Como saben fijar metas grandes, no dejan que las distracciones o los objetivos menores los distraigan. Sus deseos les dan éxitos perpetuos. De hecho, cuando los demás se conforman con victorias simples, los millonarios los pasan de largo hacia una meta mayor.

6. Haz promesas

Para poder alcanzar tus más grandes metas, necesitas hacer promesas a todas las personas que conozcas Es la mejor manera de mantenerte responsable.

Si les dices a todos que vas a ser millonario, te alejarás de las personas que desdeñen esa idea. Una vez que se vayan, las personas que siempre han querido apoyarte se acercarán y te impulsarán a conseguir tus sueños.

Mantén en mente que las personas que quieres en tu vida también te quieren en la suya. Sin embargo, solo puedes saber quién puede impulsarte si le cuentas a todos tus aspiraciones.

Dile a todos que estás escribiendo un libro, empezando un nuevo negocioso o perdiendo peso. Deja que tu ego trabaje en tu favor. Eventualmente, tus promesas se verán cumplidas “con un poco de ayuda de tus amigos”.

7. Visualiza

Todo lo que ambicionas te será dado. Todo lo que has imaginado para ti puede darse una vez que visualices el resultado que deseas. La clave está en describir con amplios detalles la imagen que tienes en la cabeza.

Pensamos en imágenes y tu mente es el reino de lo posible. Se conforma según tus deseos. Pega fotografías y pensamientos alrededor de tu casa para recordar lo que quieres lograr.

Sin embargo, muchas personas se enfocan en lo que NO quieren. Piensan en perder sus trabajos, tener accidentes automovilísticos o en ofender a sus amigos. Cuando hacen esto, repelen el éxito que desean en lugar de atraerlo. ¿Qué tipo de futuro quieres para ti? ¿Ves pobreza o prosperidad? Obtendrás lo que sea que veas en tu mente.

8. Afirma

Cada día tómate un momento para hablar contigo mismo. Un humano promedio habla consigo mismo unas 12,000 veces al día. La diferencia entre una persona común y una exitosa es lo que se dice a sí misma. La manera en que te comunicas con tu ser altera dramáticamente tu vida.

Siempre escuchamos personas decir “No puedo recordar” o “Tengo mala memoria”. Estas son malas afirmaciones. Lo que deberían decir es “Estoy empezando a recordar” o “Tengo una buena memoria”. Eventualmente empezarán a recordar mejor.

La clave de estas afirmaciones es creer lo que estás diciendo y repetirlo lo suficiente para que tu mente acepte estas frases como una verdad.

9. Date sin restricciones

Tu éxito existe en proporción con cuánto facilitas la vida de los demás.

Debes fijar metas filantrópicas y tener disponibilidad para servir a otros. Si te das sin esperar una recompensa, serás premiado con una red de contactos que quieran apoyarte de la misma manera. Debes “dar hasta que duela” y añadir valor a la vida de los demás. Ofrece tus productos y servicios con generosidad.

Ser ingenioso es la clave para alcanzar tus objetivos. Puedes pensar que no tienes algo que ofrecer, pero incluso un simple cumplido puede cambiar el día de alguien. Sigue sembrado semillas de buena voluntad y deja que la naturaleza haga su trabajo. Verás que muchas de ellas crecen más rápido de lo que podrías haber imaginado.

10. ACTúa

Tengo una conferencia llamada “Como ACTuar como líder”. ACT es un acrónimo para Audaz, Contagioso y Tenaz. Habla de lo que aprendí en mi camino para superar ciertas adversidades en mi vida. Al actuar como la persona que quieres ser, te vuelves invencible.

Cuando eres audaz en tus acciones, ganas confianza en quien eres y lo que haces. Pronto, las personas sienten esa confianza porque tienes un espíritu contagioso. Y cuando ganas impulso, haces un esfuerzo extra y das todo lo que tienes para triunfar, eres tenaz. Estas tres palabras te llevarán a cumplir tus metas más altas.

¿Qué te atreverías a hacer si supieras que no puedes fallar? ¿Cuál es la siguiente meta de tu vida? ¿Qué puedes hacer para lograrla?

Las personas exitosas hacen lo que sea necesario para cumplir sus sueños. Fija objetivos muy altos y encuentra a personas que puedan apoyarte en tus esfuerzos. Edúcate e inspírate para el éxito al dominar el arte de fijar las mayores metas.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB