Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 lecciones sobre startups que no aprenderás en la escuela

Por Jeff Haden | Publicado en Negocios | 9 de agosto, 2016

Super ExitososEs increíblemente difícil ser aceptado en una escuela de negocios.

Pero eso está bien, ya que la mejor escuela para los emprendedores es la Escuela de los golpes, la institución en la que todos los solicitantes son aceptados (y nadie se gradúa realmente porque siempre hay más lecciones que aprender.)

Aquí tienes diez lecciones que Danielle Newnham aprendió luego de entrevistar a decenas de emprendedores tecnológicos para su libro, Mad Men of Mobile:

1. Cuéntale a todos tu idea

Los emprendedores son muy paranoicos. Puedes creer que hablar sobre tu idea de negocio en las redes sociales resultará en que tus competidores se roben tu idea, pero eso no va a suceder. Trabaja en algo que no sea fácil de replicar y asegúrate de tener el equipo adecuado para construirlo. El valor está en la ejecución, no en la idea.

2. Ignora los consejos

El número de personas que hablan sobre empezar una empresa es mucho mayor que el número que realmente la empieza. Eso es porque en algún lugar a lo largo del camino, tu alto optimismo es noqueado por algo llamado test de realidad de los bien intencionados amigos, familiares y colegas: “Eres demasiado joven/viejo”, “No tienes experiencia,” “No tienes capital…”

La verdad es que nadie entiende tu negocio o actividad mejor que tú. Hazle caso a tu intuición. Confía en tu instinto y empieza algo.

Pronto descubrirás si tu negocio es viable o no.

3. Establece una fecha de lanzamiento temprano

No hay nada que consiga que un equipo trabaje mejor o más duro que enfrentar una fecha límite urgente. Si tienes demasiado tiempo para preparar tu producto, encontrarás un sinfín de razones para retrasar su lanzamiento al mundo real. Ningún producto es perfecto, pero todos los productos pueden ser refinados con el tiempo, el uso, y la retroalimentación.

4. Elige a tus co-fundadores de la forma en que escogerías a tu pareja

La realidad es que, al menos en los primeros días, pasarás mucho más tiempo con tus co-fundadores que con tu pareja – la cual probablemente es la razón por la que muchos emprendedores terminan divorciándose. Asegúrate de elegir co-fundadores que no sólo complementen tus habilidades, experiencia y personalidad, sino también con quienes disfrutes pasar enormes cantidades de tiempo juntos.

Un gran equipo fundador es el factor más importante para asegurar que tu negocio tenga éxito.

5. Sé molesto

El ingrediente clave para hacer que cualquier negocio funcione es amarlo con tanta pasión que consuma cada momento de tu respiración. Vas a hablar de él todo el día y soñar con hacerlo mejor por las noches. Nada más importa. Es esa molesta determinación lo que te conducirá a través de los tiempos difíciles, los cuales habrá un montón.

Chris Barton, co-fundador de Shazam, lo resume bien cuando dice: “Lo número uno para determinar el éxito de una startup es la persistencia. Si no estás dispuesto a llegar a niveles sobre humanos (que están más allá de la racionalidad) para realizar tu sueño, entonces tu oportunidad de encontrar el éxito es prácticamente nula.”

6. No se trata de dinero

De todos los emprendedores que he conocido, ninguno construyó su empresa con el fin de venderla. Eso no quiere decir que no la vendieran; es sólo que venderla no era su objetivo.

Si tus ojos están puestos en la salida, nunca la encontrarás. Construye el tipo de compañía en la que serías feliz de trabajar durante toda tu vida. En el proceso, vas a construir un equipo de jugadores leales y apasionados que te ayudarán a alcanzar el éxito, ya que todos estarán a tu lado y crecerán por ti.

7. No contrates simplemente al chico más listo de la habitación

Reclutar es una de las partes más difíciles, consumidoras de tiempo y costosas de dirigir una startup. Lo que necesitas es un equipo con mentes emprendedoras que trabajen contigo para lograr tu visión, incluso si eso significa trabajar largas horas por menos salario.

Si bien podrías pensar que necesitas al genio que se graduó primero en su clase, lo que realmente necesitas es el chico que tenga una cantidad anormal de motivación, esté dispuesto a tomar riesgos, y tenga un hambre para ayudarte a tener éxito, para que él lo puedan tener también.

8. Todos los empleados son reemplazables

Tienes que ser capaz de hacer el trabajo de cada miembro de tu staff. Debes conocer todos los aspectos de lo que se requiere para hacer funcionar tu negocio. Nunca quedes vulnerable si el chico de finanzas te habla, o tu co-fundador haga un berrinche y decida tomarse el día.

Comienza tu negocio haciendo todos los trabajos por ti mismo. Es la única manera de aprender lo que necesitas y luego encontrar a las personas que lo hagan por ti.

9. Fallar es bueno

La cultura norte-americana es mucho mejor para abrazar los fracasos comparado con la europea, donde un negocio que fracasa es visto como una vergüenza. El hecho es que si lo intentas, de vez en cuando vas a fracasar. Es la naturaleza de la bestia.

Sin embargo, si no lo intentas, sin duda te arrepentirás cuando veas tu compañía construida por alguien más. Para tener éxito, debes cometer errores, y fracasar es una gran manera de aprender cómo tener éxito.

10. Sólo tienes una oportunidad

La mayoría de los emprendedores descubren que construir un gran negocio requiere de una extraordinaria cantidad de habilidades y esfuerzo de equipo, y que encontrar los ingredientes adecuados de nuevo no siempre es posible.

Por supuesto, hay algunos que parecen conseguirlo una y otra vez, pero aún así, asegúrate de disfrutar del viaje del emprendimiento. Tómate tu tiempo de vez en cuando para sonreír por la empresa que construiste de la nada, a partir de una idea.

Publicado originalmente en blog.reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB