Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 hábitos simples que te ahorrarán mucho tiempo y energía. Parte II

Por Corina Semph | Publicado en Desarrollo Personal | 11 de septiembre, 2016

0911-10-habitos-tiempo-y-energia-iiDe la Parte I

¿Estás listo para que la vida sea mucho menos estresante?

Tengo una gran noticia: Con unos simples cambios de hábito, puedes ahorrarte una gran cantidad de tiempo y energía. Si estás listo para sacar el máximo provecho de tu limitado tiempo, entonces es tiempo de…

Parte II

6. Usar recompensas para motivarte.

Todo el mundo tiene una lista de tareas que tiene que hacer, pero que no les gusta hacer. Tal vez sea hacer ejercicio, realizar llamadas telefónicas difíciles, o hacer la tarea. Cuanto más esperes para empezar, más tiempo tendrás la culpa y el estrés de no hacerlo, y menos progresos podrás hacer en el largo plazo.

Para aquellas tareas difíciles, puedes obligarte a hacerlas con premiarte con algo que realmente disfrutes. Para mí es comer galletas, pero podría ser ver tu programa de televisión favorito, o salir a cenar. El secreto es posponer esa maravillosa recompensa hasta que hayas terminado la tarea. Es una fuerza poderosa.

7. Deshazte del las preocupaciones innecesarias que hay en su cabeza.

Las preocupaciones ocupan un espacio valioso en tu mente, y si quieres ser tan eficiente como sea posible, necesitas deshacerse de ellas. Simplemente no puedes concentrarte en algo cuando una parte de tu cerebro se está preocupado por otra cosa.

Pero no siempre es fácil sacar las preocupaciones de tu mente, especialmente cuando lo que tienes que hacer te saca de quicios. Sin embargo, sí puedes controlar la forma en que piensas sobre las cosas. Si dejas que tu mente empiece a pensar en la preocupación en lugar de lo que tienes que hacer en este momento, no harás nada, lo que en última instancia sólo te sumará más estrés.

Entonces, ¿Qué puedes hacer? Puedes tratar de escribir lo que te preocupa. Identificar la preocupación por lo que es puede quitarle el poder compulsivo que tiene sobre tu mente. Hacer una sesión de ejercicio rápido puede también ayudarte a despejar tu mente dejándote con energía y listo para funcionar de nuevo. Sin embargo, si la preocupación persiste, o es algo que realmente necesitas resolver, debes programar algo de tiempo para trabajar en su solución.

8. Aprovechar el tiempo de espera.

Ya sea que estés en la sala de espera en la oficina del doctor, atascado en el tráfico, o doblando tu ropa en casa, siempre tendrás mucho “tiempo muerto”. No necesitas ser 100 por ciento productivo cada minuto del día, pero definitivamente puedes usar ese tiempo sabiamente en lugar de desperdiciarlo.

Por ejemplo, algunas personas usan el tiempo en el que manejan para aprender un nuevo idioma con programas cómo Pimsleur audio. Tú podrías ser uno de ellos. Pero si eso te suena demasiado ambicioso, podrías descargar fácilmente la versión audiolibro de ese libro que quieres leer y escucharlo en tu camino al trabajo. ¿Qué tienes que perder? ¿Unas cuantas horas de música que ya escuchaste cientos de veces?

Ya entiendes la idea. El tiempo de espera no tiene por qué ser tiempo perdido.

9. Aprender a leer rápidamente.

Noticias, emails, muros de Facebook, documentos del trabajo, tu blog favorito, etc. ¿Cuánto tiempo pasas leyendo todos los días? ¿Un par de horas? Imagina duplicar la velocidad de tu lectura; fácilmente podrías ahorrar una hora al día. Por supuesto, tendrás que invertir algo de tiempo en el entrenamiento y la práctica. Pero una hora más al día son siete horas a la semana, por lo que podrías ahorrar casi un día entero de trabajo todas las semanas.

Estoy seguro de que conoces la cita “Los líderes son lectores.” Pero incluso si no tienes intención de ser un líder, debes leer constantemente sólo para mantenerte a la vanguardia en el mundo de hoy. Convertirte en un más rápido lector es una inversión inteligente en ti mismo, independientemente de tus ambiciones.

10. Pensar en ti mismo como una persona eficiente.

Henry Ford dijo: “Tanto si piensas que puedes o piensas que no puedes, tienes razón.” ¿Notaste cómo cuando uno piensa que no va a lograr algo, al final no lo logra? Renuncias antes de dar la pelear.

Sabemos que los atletas profesionales practican ganar en sus mentes – piensan muy duro en ello. Eso nos revela el increíble poder de nuestras mentes. Ya que un corredor puede correr más rápido con simplemente imaginarlo en su mente, ¿crees que puedes sacar más provecho de tu día con sólo pensar que eres eficiente? Apuesto a que la respuesta es SÍ.

Práctica el pensar que eres una persona eficiente como primera cosa cada mañana en cuando te despiertes, y te garantizo que estarás en lo correcto al final de cada día.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB