Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 Hábitos que las personas felices tienen (Pero que nunca hablan sobre ellos)

Publicado en Desarrollo Personal | 2 de mayo, 2015

Personas felicesPor Marc Chernoff

La felicidad no es algo ya hecho. Es algo que proviene de tus propias acciones.
-Dalai Lama

Durante la última década, entre los dos, Ángel y yo, leímos más de 1000 libros sobre la felicidad, entrenamos a más de 10.000 personas que tenían problemas para encontrar la felicidad, e interactuamos con más de 100.000 suscriptores que continúan haciéndonos preguntas sobre la felicidad todos los días.

Todo esto nos dio una aguda comprensión sobre los comportamientos específicos que hacen felices a los seres humanos. Literalmente, vimos cómo personas pasaban de sentirse deprimidos a estar en la cima del mundo en cuestión de semanas, simplemente con hacer unos sutiles y efectivos cambios en sus hábitos diarios.

No es sorpresa que una vez que estas personas lo entienden, sus “hábitos de felicidad” se convierten en algo natural para ellos, y por lo tanto, nunca hablan de ellos. Los espectadores pueden presenciar sus demostraciones públicas de alegría, pero no pueden ver cual es la fuente de su felicidad.

Así que de eso es precisamente de lo que quiero hablar hoy, de los hábitos que las personas felices tienen, pero nunca hablan de ellos.

1. Ellos no quedan atrapados en el drama de las demás personas.

Nunca, nunca crees drama innecesario, y no te ofrezcas para que otros arrojen su drama en tu camino. Las personas más felices que conocí se preocupaban menos por lo que la gente decía sobre ellos, especialmente si sus comentarios eran groseros.

De hecho, las personas felices suelen ser agradecidas con todas las personas groseras, desagradables y difíciles que se encuentran por la vida, debido a que estas personas sirven como recordatorios importantes sobre cómo no ser. Ellos simplemente sonríen y caminan hacia el otro lado. Te animo a que sigas sus pasos.

2. Ellos dan a los demás cada vez que pueden.

Si bien dar se considera un acto desinteresado (y lo es), dar también puede ser más beneficioso para el dador que para el receptor.

En muchos casos, proveer apoyo social es realmente más beneficioso para nuestra felicidad que recibirlo. Las personas felices saben esto, y es precisamente por eso que siempre están buscando formas de ayudar a los demás, mientras que las personas infelices se quedan preguntando, “¿Qué hay para mí?”

3. Ellos nutren sus relaciones importantes.

Finding Flow, es un libro de psicología interesante sobre la felicidad, revela datos de encuestas nacionales que muestra que cuando alguien dice que tiene cinco o más amigos con los que pueden discutir problemas importantes, son 60% más propensos a decir que son felices.

El número de amigos no es el aspecto más importante aquí; es el esfuerzo que le pones a tus relaciones lo que importa. Los estudios muestran que incluso las mejores relaciones se disuelven con el tiempo; por lo que una relación estrecha con alguien es algo que tienes que ganarte continuamente y nunca dar por sentado.

4. Dejan espacio para amarse a si mismos.

Lo más doloroso es perderte a ti mismo en el proceso de amar a otra persona demasiado, y también olvidar completamente que eres especial. Sí, nutre a los demás, pero no te olvides de ti mismo.

Las personas felices saben que el amor-propio no es egoísta. Ellos ponen sus necesidades en primer lugar porque ven el poder de verse completos para los demás. Cuando cuidas de ti mismo, eres más capaz de ayudar a las personas que te importan. Si sacrificas todas tus necesidades para poder ayudarlos, sólo te mostrarás como una mascara de tu verdadero ser.

5. Se enfocan en la efectividad por sobre la popularidad.

Nunca confundas popularidad con efectividad. Ser popular significa que les agradas a las personas por un tiempo. Ser eficaz significa que marcaste una diferencia. Y es esa sensación de saber que marcaste una diferencia lo que realmente importa al final.

6. Dicen “no” cuando es necesario.

Decirle “sí” a todo, te pone en la vía rápida para llegar a ser miserable. Sentir que estás trabajando sin obtener resultados a menudo es resultado de decir “sí” demasiadas veces.

Todos tenemos obligaciones, pero sólo podrás encontrar tu ritmo ideal si manejas apropiadamente tus Síes. Así que deja de decir “sí” cuando quieras realmente decir “No”. No siempre podrás ser agradable; así es como la gente se aprovecha de ti. A veces tienes que establecer límites claros.

7. Practican sinceramente la gratitud.

La gratitud es sin duda el rey de la felicidad. ¿Qué dice las investigaciones? No se puede ser más claro que la visión de la doctora Sonja Lyubomirsky en The How of Happiness: “… cuanto más una persona se inclina hacia la gratitud, menos probable es que él o ella se sienta deprimido, ansioso, solitario, envidioso, o neurótico.”

En pocas palabras: Considera lo muy afortunado que eres. Considéralo todos los días. Cuantas más veces cuentes tus bendiciones, más bendiciones tendrás para contar, y más feliz serás.

8. Cultivan su optimismo.

Las personas más felices no viven con un determinado conjunto de circunstancias, sino más bien con un determinado conjunto de actitudes. Tienen la capacidad de fabricar su propio optimismo.

No importa cuál sea la situación, la exitosa diva es la chica que siempre encontrará la manera de dar un giro optimista sobre la misma. Ella conoce al fracaso sólo como una oportunidad para crecer y aprender una nueva lección de la vida.

Las personas que piensan de forma optimista ven al mundo como un lugar lleno de un sinfín de oportunidades, sobre todo en los tiempos difíciles.

9. No se adhieren todos los éxitos, ni los fracasos.

Las personas felices y exitosas a menudo son exitosas en el largo plazo por una sencilla razón: ven el éxito y el fracaso de otra manera. Ellos no se toman todo lo que sale mal como personal, y no se creen los mejores cuando todo sale bien tampoco.

Sigue sus pasos. Sé un humilde estudiante de por vida. Nunca dejes que el éxito se suba a tu cabeza y nunca dejes que el fracaso llegue a tu corazón.

10. Desarrollan estrategias para luchar en los tiempos difíciles.

Una vida feliz y una vida significativa no son necesariamente lo mismo. Es difícil ser feliz cuando la tragedia te golpea, por ejemplo. Pero, ¿quién vive más y sale mejor luego de los problemas?

He presenciado y experimentado bastantes dificultades para conocer con seguridad la respuesta: los que encuentran beneficios en sus problemas.

Cómo respondes en los tiempos difíciles es lo que le da forma a tu carácter. Recuerda, te conviertes en lo que crees. Mira las cosas objetivamente. Encuentra la lección y sigue adelante. No dejes que una dura lección endurezca tu corazón por demasiado tiempo.

Publicado originalmente en marcandangel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 2/05/2015 - Luix Gomex:

    Lástima la falta de ortografía en la cita del Dalai Lama: está Hecho. Es del verbo HACER no de el verbo ECHAR.

  2. 2 2/05/2015 - Damián:

    Upss!!!

    Gracias por el aviso 🙂

Subir »
FB