Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 hábitos diarios que las personas más felices que conoces tienen

Por Christina Desmarais | Publicado en Desarrollo Personal | 29 de octubre, 2016

Vivir MejorProbablemente conoces a alguien que es eternamente positivo y te hace sentir bien con sólo emanar su brillo perpetuo.

¿Cómo puedes convertirte en este tipo de individuo magnético? Haz lo que las personas felices hacen.

1. Niégate a hacer suposiciones.

¿No te molesta cuando alguien asume que estás pensando o haciendo algo que no estás haciendo? Honra la Regla de Oro y date una patada mental cuando te descubras teniendo este comportamiento perjudicial.

2. Existe en el presente.

No pierdas tu tiempo reviviendo el pasado ni preocupándose por el futuro. La vida pasa rápidamente, y a menos que estés intencionalmente prestando atención al aquí y ahora, te la perderás. Cómo se ve esto: desconectarse, hablar con el mundo real, y escuchar realmente a las personas que disfrutan de tu atención.

3. Ayuda a alguien.

¿Puede hacer una buena acción todos los días? Ciertamente. De hecho, las investigaciones demuestran que realizar cinco actos de bondad al azar al día puede aumentar tu felicidad. No tienen que ser grandes gestos. Trata de lograr la sencilla (y alcanzable) meta de hacer sonreír a alguien.

4. Socializa.

Las personas felices son personas sociales. Si a menudo te encuentras atascado en el tráfico sin nadie a quien poder llamar por ayuda, es momento de tomarte en serio la tarea de construir más relaciones o de mejor calidad.

5. Sonríe.

Resulta que las personas felices sonríen más que las personas infelices, pero ¿qué pasa si eres un tipo serio?

Fingir no funcionará. De hecho, un estudio del 2011 encontró que fingir una sonrisa en realidad te hace sentir peor y da como resultado una menor productividad. Qué si funciona: recordar a propósito recuerdos agradables como una forma de sacarte una sonrisa, algo llamado “actuación profunda” que puede mejorar tu humor.

6. Ten sexo.

Tal vez no necesariamente puedas hacer esto todos los días, pero debes tomar cada oportunidad que puedas para pasar un tiempo recreativo entre las sábanas. De acuerdo con la investigación realizada por la Universidad de Colorado, Boulder, las personas que tienen relaciones sexuales frecuentes también reportan niveles más altos de felicidad. Qué sorpresa.

7. Cuenta tus bendiciones.

La profesora de psicología de la Universidad de Rutgers, Nancy Fagley, encuestó recientemente a cerca de 250 estudiantes universitarios y descubrió una correlación positiva entre la apreciación y la felicidad.

Entonces, la pregunta es, ¿Por qué cosas puedes estar agradecido, ahora mismo o en un momento dado? No des incluso las cosas pequeñas por sentadas. Por ejemplo, ¿Cuándo fue la última vez que te sentiste agradecido por tu coche o tu refrigerador? La tecnología moderna es muy subestimada por la mayoría de las personas.

8. Evita a los vampiros de energía.

Todos estamos rodeados por un campo de energía o aura que otros pueden percibir. Lo ideal sería que la tuya sea una positiva que haga que otros quieran pasar tiempo contigo.

Desafortunadamente, algunas personas irradian constantemente vibraciones tales como tensión, ansiedad e ira. Se llaman vampiros de energía, y chuparán la vida de ti, haciéndote sentir cansado y deprimido. Evítalos a toda costa.

9. Evita el perfeccionismo.

Sí, los perfeccionistas son grandes logradotes y puede que sean de las personas más conscientes en el trabajo, pero también son propensos a la ansiedad y la depresión. De hecho, según un estudio publicado recientemente en La Revista de Psicología General, el perfeccionismo es tan destructivo para el bienestar de una persona que amplifica el riesgo de suicidio.

Sólo recuerda, las personas felices no se detienen en cada error y se sienten cómodos en su propia piel. Ríen a menudo y comprenden que la mayoría de las cosas que suceden todos los días no son significativas en el gran esquema de las cosas.

10. Ejercítate.

Es bastante conocido que el ejercicio mantiene a raya a la depresión. Pero durante mucho tiempo los científicos no entendían exactamente por qué.

Resulta que el ejercicio ayuda al cuerpo a purgar una proteína perjudicial asociada con la depresión inducida por el estrés. Esto es según un reciente estudio realizado en ratones por el Instituto Karolinska en Estocolmo, que descubrió que músculos condicionados adaptados para hacer ejercicios desarrollaban enzimas que desintoxicaban una sustancia llamada Kynurenina, un subproducto del estrés y la inflamación.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB