Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 formas de pensar que mejorarán radicalmente tu negocio

Publicado en Negocios | 12 de julio, 2016

éxitoEl éxito es algo que desea todo el mundo, en cualquier situación, negocio y en cualquier carrera aunque es algo que elude a muchas personas.

Entonces, ¿Por qué algunos hombres (y mujeres) de negocios tienen éxito y otros no?

Tiene que ver con los hábitos, creencias, pasiones, flexibilidad y actitud. Normalmente no hay mucha diferencia entre un emprendedor y otro en términos de habilidad; cada uno puede hacer lo que quiera. Lo que importa es tener en mente y poner en práctica unos hábitos y mantener el equilibrio entre lo que es imprescindible y obligatorio, lo que no, y dejar que las cosas fluyan.

Aquí tienes 10 mentalidades para el éxito:

1. Elige el coraje ante el miedo

Para ser exitoso, hay que ser valiente. Y para ser valiente, hay que hacer cosas valientes.

Mucho de ser exitoso recae en lo que crees que eres capaz de hacer y aventurarte a lo desconocido. Vaya bien o fracases, habrás aprendido y crecido con ello. El crecimiento en y por sí mismo, significa alcanzar un nivel de éxito venga del propio éxito o del fracaso.

2. Cree en ti mismo

La actitud lo es todo. Una actitud negativa decrece el éxito y una positiva lo crea. Sin esa creencia en ti mismo, te faltará el camino al éxito.

Ser exitoso es algo que se crea, no es algo que sencillamente “pase”. Cuando crees firmemente en ti mismo, puedes alcanzarlo todo; es en esta creencia en la que encuentras poder y creas la fortaleza necesaria para seguir en tu camino cuando las cosas se vuelven complicadas.

3. Elige buena compañía

De quien te rodees es una de las decisiones más importantes que tomarás escalando por tu negocio. La negatividad es contagiosa y en grupos de trabajo, especialmente los jefes, si son negativos serán el techo del éxito.

Para alcanzar los objetivos deseados, debes tener la voluntad de hasta cambiar a los jefes si es necesario, o si tu eres el jefe, líbrate de la gente tóxica inmediatamente. Solo se necesita una persona tóxica para destruir la moral de un equipo entero. Además, cuando te rodeas de otra gente exitosa, bien orientada, puedes aprender de ellos y asimilar algunos de sus hábitos como propios durante tu camino hacia el éxito.

4. Adopta objetivos propios

Saber y tener claro dónde estás en cuanto a tu negocio es algo importante.

Cuando tus objetivos los eliges tú, estás más motivado a conseguirlos. Eso es porque conseguir esos objetivos es en cierto modo algo tuyo y parte de ti. Tiene un significado más profundo y confiere un mayor impacto a tu identidad. Cada objetivo que elijas te añade profundidad y expansión interna como persona. La expansión personal es solo uno de los grandes regalos de conseguir esos éxitos.

5. Ten un propósito y una visión

La visualización es algo poderoso porque las acciones van seguidas de los pensamientos.

Una buena técnica para nutrir tu visión y propósito es hacer los objetivos visuales. Algunos usan pizarras, otros mapas del tesoro. Y luego otros marcan una fecha límite específica para conseguirlos. Lo que sea que te funcione mejor, es cuestión de que cada uno lo averigüe.

Creo que todo aquello que esté por escrito es más susceptible de ser conseguido que algo que solo está en tu cabeza. Cuando haces a tu propósito visual, lo haces real. Cuando queda en tu cabeza, permanece como un deseo.

6. Acepta el reto

Hay pocos caminos hacia la cima de la montaña y a menudo son difíciles de ver.

Los retos serán esenciales en cualquier tipo de éxito en los negocios. Los retos te hacen crecer durante el camino. Cada reto obstruyendo tu camino te da la oportunidad de crear una dirección más definida para alcanzar el vendedor de tus sueños, tus clientes soñados, gestores de ensueño, trabajadores deseados, y etcétera. Por ello, bendice cada reto. Cada uno te lleva a una oportunidad nueva.

7. Sé perspicaz

Éxito es ser selectivo. Debes pensar profunda e inteligentemente en aquello que quieres y qué es lo que necesitas en cada paso para seguir articulando y ejecutando tus objetivos de negocio.

Sé perspicaz en las dinámicas de grupo: qué persona es mejor para cada trabajo, qué clientes o negocios te llevarán más lejos y qué es lo tienes que hacer en cada momento para ser más eficiente. Así es como ser selectivo te ofrece perseguir el éxito.

8. Estar dispuesto a arriesgarse

No hay garantías en ningún camino para salir victorioso ni en la vida ni en los negocios.

Lo desconocido siempre asusta. Sin embargo, los riesgos y la educación son a menudo mecanismos necesarios para reconocer si estás en el camino adecuado. Si tienes miedo al riesgo, le pones límite a tus éxitos y te quedas dónde estás más cómodo. No puedes tener lo que quieres y no te arriesgas al rechazo o al fracaso y vas a por lo que deseas.

9. Haz lo que te guste

Es más probable que te salga bien lo que quieras en los negocios si inviertes en lo que te gusta y consigues compaginar carrera y personalidad.

Hay forma de encontrar lo que te guste en todo lo que hagas en la vida. Puede que no te encante cada parte de tu trabajo pero tolerarlo hace que ese esfuerzo valga la pena. Estate dispuesto a que te guste y a encontrar propósitos en todos los aspectos que lo requiera tu negocio, comprométete y míralo como un beneficio para los demás. Cuando te gusta el negocio en el que estás, no hay nada que te impida trabajar en ello y hacerlo crecer.

10. Gratitud

Cuando ves la vida y tu carrera en términos de lo que no has conseguido, no puedes llegar a la vía del éxito en los negocios.

La negatividad es un obstáculo. Tienes que mirar lo que tienes y darte cuenta de cuan bueno es aquello que tienes y has conseguido en comparación a otros. Con esta actitud, dejas de sufrir y lamentarte de lo poco que has conseguido y tienes.

En cada ticket de aquello que pagues, escribe un gracias. No es sólo cuestión de agradecerle a una persona, evento, vendedor o cliente por lo que te ha dado sino un gracias en privado sabiendo que tienes la abundancia necesaria para pagar por aquello que has adquirido.

Desarrollar estas mentalidades te ayuda a navegar en el camino cambiante de los negocios y los objetivos financieros. Estas formas de pensar te permiten ser un poco más abierto y flexible de mientras llegas a una dirección acertada.

Fuente: eureka-startups

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB