Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 duras realidades que te ayudarán a crecer

Publicado en Desarrollo Personal | 14 de junio, 2014

RealidadesPor Marc Chernoff

El mundo está lleno de sufrimiento. También está lleno de superación. – Helen Keller

El carácter y la sabiduría son esculpidos con el tiempo. Llega con las pérdidas, las lecciones y los triunfos. Llega luego de las dudas, segundas impresiones y explorando lo desconocido. Si hubiera un camino definitivo hacia la felicidad y el éxito, todo el mundo estaría en él. Las semillas de tu progreso se plantan en los fracasos de tu pasado. Tus mejores cuentos surgirán de cómo superaste tus más grandes problemas. Tus elogios nacerán de tus dolores. Así que sigue en pie, sigue aprendiendo y sigue viviendo.

Durante la última década, Ángel y yo enfrentamos varias privaciones graves, incluyendo la muerte súbita de un hermano, la pérdida de un mejor amigo por una enfermedad, la traición de un socio de negocios, y un inesperado despido laboral que nos daba de comer. Estas experiencias fueron brutales. Cada una de ellas, como era de esperar, nos derribó y nos mantuvieron fuera de servicio por un tiempo. Pero cuando nuestro luto luego de cada tragedia pasó, presionamos hacia adelante, más fuertes y con una mayor comprensión y respeto por la vida.

Así que mi reto para ti hoy es el siguiente: Comienza a ver las duras realidades de la vida y a los retos más difíciles como amigos que te ayudarán a crecer.

Aquí tienes algunas ideas para tener en cuenta

1. El primer paso nunca es fácil.

El inicio de las cosas buenas es siempre lo más difícil, pero son estos momentos difíciles los que allanan tu camino hacia la grandeza. Sé fuerte y mantén la fe. Valdrá la pena al final. El milagro más grande de tu éxito en la vida no será que lo hayas logrado, será que hayas encontrado la fuerza y el coraje para comenzar.

Y recuerda, no es que a aquellos que son fuertes nunca les tiemblan las rodillas, o que nunca contienen su respiración antes de embarcarse… Es que aunque sus rodillas tiemblen, se obligan a respirar y dar el primer paso.

2. Las cosas buenas no suelen llegar fácil ni rápidamente.

La vida no es fácil, pero vale la pena. Si esperes que lo sea, te defraudarás a ti mismo. Lograr cualquier cosa que valga la pena en la vida lleva tiempo y esfuerzo. Debes alinear tus esfuerzos con tus metas, y entonces comenzar todos los días listo para correr más lejos de lo que lo hiciste ayer, y luchar más de lo que nunca antes lo has hecho.

La persistencia es la característica más común de los grandes logradores. Ellos simplemente se niegan a darse por vencido. Cuanto más tiempo aguantes, mayor será la probabilidad de que algo suceda a tu favor. El éxito es la buena fortuna que proviene de la aspiración, la desesperación, la transpiración y la inspiración. No importa lo difícil que parezca, cuanto más persistas, más probable será tu éxito. (Lee The Last Lecture.)

3. Siempre tendrás menos control del que deseas.

La única cosa que puedes controlar absolutamente en la vida es el cómo reaccionas ante las cosas que están fuera de tu control, y hay muchas cosas que no puedes controlar. Cuanto mejor te adaptes a esta realidad, más poderosos serán tus mejores momentos, y más pronto serás capaz de recuperarte de los peores. Poniéndolo más simple: Vivir una vida feliz y plena significa aceptar completamente todo tal como es, aquí y ahora.

A medida que tu vida se desarrolle, te darás cuenta de que muchas de las veces en las que pensaste que se te estaba negando algo bueno, en realidad estabas siendo redirigido hacia algo mejor. No tienes que controlarlo todo para encontrar la paz y felicidad. Sólo tiene que dar lo mejor de ti, y entonces relajarte y tener fe en que las cosas saldrán bien. Déjalo ir y deja que la vida pase de la manera en que se supone tiene que pasar. Porque algunas veces los resultados que no puedes cambiar terminan cambiándote a ti y ayudándote a crecer a tu máximo potencial.

4. No puedes evitar el riesgo sin evitar la vida.

Como dijo una vez Henry David Thoreau: “Cuando llegue la hora de morir, no descubramos que nunca hemos vivido.”

Vivir es un riesgo. La felicidad es un riesgo. Si no estás un poco asustado de vez en cuando, entonces no lo estás haciendo bien. No te preocupes por los errores y los fracasos, preocúpate por lo que estás renunciando cuando ni siquiera lo intentas. Preocúpate por la vida que no estás viviendo y por la felicidad de la que te estás privando, si decides meramente existir en la seguridad de tu zona de confort. Date permiso de ser una de las personas que sobrevivieron haciéndolo mal, que cometieron errores, pero se recuperaron de ellos y crecieron hasta convertirse en quien realmente son.

5. Tus mayores problemas generalmente están en tu cabeza.

La principal causa de la infelicidad y del fracaso nunca es la situación actual, sino tus pensamientos sobre ello. La felicidad y el éxito se reducen a dos elementos: tu forma de pensar y la manera en que actúas en base a tus pensamientos.

Los seres humanos se vuelven personas realmente destacables cuando empiezan a pensar que sí pueden hacer grandes cosas, ahora mismo, sin necesidad de nada más. Cuando crees en ti mismo, has descubierto el primer secreto del éxito. A menudo, encontrar tu camino no se trata de ir a un lugar nuevo; se trata de ver tu terreno familiar de manera diferente. Una vez que hagas eso, te darás cuenta de que la única diferencia entre los escollos y los escalones, es cómo los utilices. (Angel y yo hablamos sobre esto en el capítulo “Goals and Success” de 1,000 Little Things Happy, Successful People Do Differently.)

6. La felicidad a largo plazo no se puede comprar; se la debe ganar.

Si prefieres vivir rodeado por objetos prístinos de poca importancia, que por las huellas de recuerdos felices y apasionados, mantente enfocado en adquirir bienes tangibles. Si prefieres lo contrario, deja de fijarte en las cosas que puedes tocar y empieza a preocuparte por las cosas que te tocan. Cada uno de nosotros tiene un fuego único en nuestro corazón por algo que nos hace sentir vivos. Es tu deber encontrarlo y mantenerlo encendido.

Hagas lo que hagas, no sacrifiques tu vida por tu forma de ganarte la vida. Disfruta de los regalos que el dinero no puede comprar. Prométete que le serás fiel a tus amores, tus valores y tu propósito. Deja que tu corazón y tu mente trabajen como uno. Haz lo necesario para que un día, muchas lunas a partir de ahora, puedas mirar atrás en tu vida, tomar tu último aliento, y poner una sonrisa honesta en tu rostro.

7. No todo el mundo te va a apoyar.

Si tomas cada insulto o difamación de los demás como personal, serás ofendido por el resto de tu vida. Una de las cosas más liberadoras que aprendemos en la vida es que no tenemos que estar de acuerdo con todo el mundo, y que todo el mundo no tiene que estar de acuerdo con nosotros, y eso está bien. Como dijo Bruce Lee una vez, “yo no estoy en este mundo para vivir de acuerdo con tus expectativas y tú no estás en este mundo para vivir de acuerdo con las mías.” Vive esta cita. No dejes que las opiniones de los demás hagan que las olvides.

Se requiere mucho tiempo para aprender a no juzgarte a ti mismo con los ojos de otro, pero una vez que lo logres, el mundo será tuyo para que lo tomes. A todos nos han puesto en esta tierra para descubrir nuestra propia vida, y nunca serremos felices o exitosos si tratamos de vivir la idea de otra persona. Así que deja de preocuparte demasiado sobre lo que otros piensen de ti. Independientemente de lo que digan de ti y del camino que elegiste, recuerda que la única aprobación que necesitas es la tuya.

8. Te irá mejor sin algunas personas que quieres.

Es durante los momentos más difíciles de tu vida que descubrirás los verdaderos colores de las personas que te dicen que te quieren. Nota quién se queda a tu alrededor y quién no, y sé agradecido con los que te dejan, porque te han dejado espacio para crecer en el lugar que abandonaron, y la oportunidad de poder apreciar a la gente que te amó cuando sentiste que nadie te amaba.

En pocas palabras: Esta bien darle el regalo de tu ausencia a aquellos que no aprecian y respetan tu presencia.

9. No puedes tener felicidad sin algo de tristeza.

Chuck Palahniuk dijo una vez: “La única manera de encontrar la verdadera felicidad es arriesgarse a ser completamente abierto.” Nada podría estar más cerca de la verdad. Algunas tristezas son necesarias. Todo en la vida tiene dos caras. No puedes esperar sentir el placer sin nunca sentir el dolor, la alegría sin nunca sentir el sufrimiento, la confianza sin nunca sentir el miedo, esperanza sin nunca sentirte inseguro, etc. No existe la moneda de una sola cara en la vida, con la que puedas comprar una vida libre de problemas y sin dolor.

La vida es una serie de altos y bajos – una aventura que requiere tomar riesgos y acciones que tienen la posibilidad tanto de éxito (felicidad) como de fracaso (tristeza). (Lee Buddha’s Brain.)

10. Lo que está hecho, hecho está, pero la vida sigue.

Si estás cargando fuertes emociones sobre algo que sucedió en el pasado, puede que estén obstaculizando tu capacidad de vivir productivamente en el presente. Con todo lo que has pasado, o sientes lástima por ti, o tratas a lo que pasó como un regalo de conocimiento. Todo es, o bien una oportunidad para aprender y crecer, o un obstáculo que te mantendrá atascado. Tienes la oportunidad de elegir.

Respira profundamente. Todo va a estar bien… tal vez no hoy, pero con el tiempo. Habrá momentos en los que parezca que todo lo que podría salir mal, sale mal. Puede que sientas como que te quedarás atrapado en esta rutina para siempre, pero no lo harás. De seguro el sol dejará de brillar algunas veces, y puede que te tengas que enfrentar una gran tormenta o dos, pero con el tiempo, el sol saldrá y brillará. A veces es sólo cuestión de mantenernos lo más positivos posible para poder llegar a ver como la luz del sol irrumpe a través de las nubes de nuevo.

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB