Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 cuentos sobre la bolsa de valores en los que no debes caer

Publicado en Negocios | 14 de octubre, 2010

Mickey y wall streetPor Brett Arends

El Promedio Industrial Dow Jones finalizó la semana pasada prácticamente al mismo nivel de la semana previa. Un enardecedor rebote de 200 puntos el miércoles compensó en gran medida la angustiosa pérdida de 200 unidades el viernes previo.

Hace unas semanas, El Dow se desplomó casi 800 puntos, y volvió a subir de forma igualmente drástica.

Este tipo de mareantes altibajos está poniendo a prueba los nervios de los inversionistas. En tiempos como éste, su corredor o asesor financiero puede ofrecerle palabras de sabiduría o consejos. Hay una serie de frases tranquilizadoras que se repiten constantemente. Pero, ¿qué hay de cierto en ellas? Las 10 frases siguientes necesitan un escrutinio adicional:

1. “Éste es un buen momento para invertir en bolsa”.

¿Seguro? Pregúntele a su corredor cuándo les advirtió a sus clientes que era un mal momento para invertir. ¿Octubre de 2007? ¿Febrero de 2000? Un reloj averiado muestra la hora correcta dos veces al día, pero esa no es razón para usar uno. O como dijo alguien en una ocasión, preguntarle a su corredor si es buen momento para invertir en bolsa es como preguntarle al peluquero si necesita un corte de pelo. “¡Por supuesto, señor, pase!”

2. “Las acciones ofrecen un rendimiento de alrededor del 10% al año”.

Quieto ahí. Ese comentario se basa en la historia —que se remonta al siglo XIX- y está lleno de agujeros.

Unos tres de esos puntos porcentuales eran sólo de la inflación. El otro 7% tampoco podría ser fidedigno. Los datos del siglo XIX son sospechosos; el panorama global del siglo XX es complejo. Los expertos sugieren que 5% podría ser más típico. Y las acciones sólo producen retornos promedio si las compra a valuaciones promedio. Si las compra cuando son caras, le irá mucho peor.

3. “Nuestros economistas prevén…”

Pregúntele a su corredor si el economista de la firma predijo la recesión más reciente. Y si lo hizo, pregúntele cuándo.

El historial de las previsiones económicas no es admirable. Incluso ya entrado 2008, muchos economistas seguían negando que se aproximaba una recesión. El método común es predecir “un enfriamiento, pero no una recesión”. De esa forma, cuentan con una cláusula de escape, pase lo que pase. Warren Buffett dijo en una ocasión que los pronosticadores hacen que los adivinos parezcan infalibles.

4. “Invertir en el mercado bursátil le permite participar en el crecimiento de la economía”.

Dígaselo a los japoneses. Desde 1989, su economía ha crecido más de una cuarta parte, pero el mercado bursátil ha pedido más de tres cuartas partes. O dígaselo a cualquiera que invirtió en Wall Street hace una década. Y estos ejemplos no son tan poco frecuentes como le han dicho. En 1969, el producto interno bruto de EE.UU. era de alrededor de US$1 billón (un millón de millones), y el Promedio Industrial Dow Jones se encontraba a unos 1.000 puntos. Trece años después, la economía estadounidense había crecido a US$3,3 billones. ¿El Dow? En unas 1.000 unidades.

5. “Si quiere obtener retornos más altos, tiene que asumir más riesgo”.

Esto podría sorprender a Buffett, quien prefiere invertir en compañías e industrias aburridas. En el último cuarto de siglo, el índice de compañías eléctricas FactSet Research ha superado incluso al emocionante y “riesgoso” Nasdaq Composite. La única forma de ganar retornos más altos es comprar acciones baratas en relación con sus flujos de caja futuros. En cuanto al “riesgo”, su corredor piensa probablemente que es trata sólo de “volatilidad”, que por lo general significa solamente alzas y bajas de precios. Pero tanto usted como su tía María saben que riesgo es realmente la posibilidad de perder capital.

6. “El mercado está realmente barato ahora. La relación precio/ganancia es sólo de unos 13”.

La tan comentada relación precio/ganancia, que compara los precios de las acciones con las ganancias netas anuales, puede ser engañosa. Esto se debe a que las utilidades son tan volátiles, se disparan durante un auge bursátil, y se desploman durante épocas de vacas flacas.

7. “No se puede cronometrar el mercado”.

Esta vieja historia mantiene a los clientes completamente invertidos. Está claro que es de locos intentar acertar con los giros y vueltas del mercado. Pero eso no significa que tenga que dejar de opinar sobre las valoraciones generales.

Si invierte en acciones cuando están baratas comparado con los flujos de caja y los activos —por lo general esto ocurre cuando todo lo demás es sombrío— normalmente le irá bien.

Si invierte cuando las acciones son muy caras —cuando por ejemplo todo el mundo es absurdamente optimista— probablemente le irá mal.

8. “Recomendamos una cartera diversificada de fondos de inversión”.

Si su corredor quiere decir que debería diversificarse en cosas como efectivo, bonos, acciones, estrategias alternativas, bienes básicos y metales preciosos, entonces es un buen consejo.

Pero demasiados corredores se refieren a fondos de inversión con diferentes nombres y “estilos” como valor de larga capitalización, crecimiento de pequeña capitalización, mezcla de mediana capitalización, valor internacional de pequeña capitalización, y otras más. Todos estos son trucos de marketing. Por ejemplo, no existe algo como “mezcla de mediana capitalización”. Por lo general, estos fondos están 100% invertidos todo el tiempo, y todos en acciones. En esta economía global incluso las ofertas “internacionales” ofrecen menos diversificación que antes, porque todo está “atado” junto.

9. “Es un mercado para los que eligen sus acciones”.

¿Qué? Cada mercado parece que se define como “mercado para los que eligen sus acciones”, sin embargo, la gran parte del retorno de las inversiones de la gente —para buenas o para malas— proviene por lo general de las clases de activos (ver no. 8 arriba) que han elegido en lugar de inversiones individuales. E incluso si se convierte de hecho en un mercado para poder elegir acciones, ¿qué le hace pensar que su corredor es quien debe elegirlas?

10. “Las acciones ofrecen mejores rendimientos a largo plazo”.

Defina a largo plazo. Si puede que pierda durante 10 o más años, ¿exactamente cómo le ayuda esto? Como dijo una vez el economista John Maynard Keynes: “A la larga, todos estamos muertos”.

Fuente: http://online.wsj.com/article/SB128035079897421963.html?mod=WSJS_inicio_section_FinanzasPersonales

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 23/02/2011 - genesis:

    hola ando vuscando un cuento de valores

  2. 2 24/10/2014 - sandro:

    Que tal mi nombre es Sandro y estoy buscando personas que sean dueños de acciones de la empresa Future Business y que quieran vender sus acciones. Estoy pagando un buen precio para los socios que quieran dejarme sus acciones. Pago 2% adicional al precio actual de la acción y vendo con el 10% adicional al precio en el momento de la venta. Por favor solo interesados pueden contactarme al correo [email protected]. Espero sus ofertas.

Subir »
FB