Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 cosas que nunca debes decir sobre ti mismo

Publicado en Desarrollo Personal | 5 de julio, 2014

Nunca decirtePor Marc Chernoff

“Nadie más que nosotros puede liberar nuestras mentes.” – Bob Marley

Cuando era estudiante de primer año en la escuela secundaria, y luchaba por encontrar mi camino, alguien deslizó una nota anónima en mi casillero una tarde. Decía: “No dejes que entren en tu cabeza. No eres aburrido, nerd o raro. Eres complejo, creativo y demasiado inteligente para sus pequeñas palabras. Y para que conste, también eres infinitamente más atractivo de lo que crees.”

Nunca descubrí quién escribió la nota, pero sea quién sea, cambió mi vida. Desde ese día, cambié la forma en que hablaba conmigo mismo.

Específicamente, dejé de decirme

1. “No soy lo suficientemente bueno todavía.”

Podrías pensar que no eres lo suficientemente bueno, pero te sorprenderás a ti mismo si sigues intentando. Tu pasado no determina quién eres. Tu pasado te prepara para llegar a ser quien eres capaz de ser. Lo que en última instancia te define es cómo te levantas después de caer. Nunca tengas miedo de darte la oportunidad para ser todo lo que eres capaz de ser. Olvídate de los que odian. Nunca infravalores quien eres y quien eres capaz de ser. La excelencia es el resultado de amar más de lo que otros piensan que es necesario, soñar más de lo que otros piensan que es práctico, arriesgar más de lo que otros piensan que es seguro, y hacer más de lo que otros piensan que es posible.

2. “Debería estar viviendo según las expectativas de los demás.”

Recuerda, siempre es mejor estar en la parte inferior de la escalera que quieres escalar que en la parte superior de la que no quieres. La felicidad y el éxito tienen que ver con vivir tu vida a tu manera. Siempre sé tu mismo y camina tu propio camino. Nadie puede decirte que lo estás haciendo mal. Cada uno tiene sus propios sueños, sus propios problemas, y un camino diferente que tiene sentido para ellos. Tú eres TÚ por una razón.

Si terminas viviendo una vida aburrida y miserable porque te ignoraste a ti mismo y en lugar de eso escuchaste a tu padre, a tu maestro, o a alguien de la televisión que te dijo cómo vivir tu vida, entonces no tienes a nadie a quien culpar excepto  a ti mismo. Sólo recuerda, el acto más inteligente y más valiente que puedes hacer es simplemente pensar por ti mismo y escuchar tu propia intuición. Al final, es mejor morir a tu manera, que vivir según la idea de alguien más. (Angel y yo hablamos sobre esto con más detalle en los capítulos “Self-Love” y “Relationships” de 1,000 Little Things Happy, Successful People Do Differently.)

3. “Lo que piensen y lo que digan de mi, importa.”

¿Qué harías diferente si supieras que nadie te juzgaría por ello?

No dejes que otros aplasten tus sueños. Haz algo que te digan que no puedes hacer, y nunca más le prestarás atención a su negatividad de nuevo. No te alejes de estas personas negativas… ¡HUYE! Las cosas buenas pasan cuando te distancias de la negatividad y de los que la crean.

A decir verdad, nadie tiene el derecho de juzgarte. Puede que hayan escuchado tus historias, pero no pueden sentir por lo que estás pasando; ellos no están viviendo tu vida. Así que olvida lo que digan de ti. Enfócate en qué sientes sobre ti mismo, y haz lo que sabes en tu corazón que es lo correcto.

4. “Necesito el reconocimiento de mis acciones para que valgan la pena.”

Haz lo que sabes que es correcto. Integridad es hacer lo correcto, no importa qué, incluso cuando nadie sepa si lo hiciste o no. La vida siempre encuentra su equilibrio. No esperes que se te devuelva todo lo que das. No esperes reconocimiento por todos los esfuerzos que realices. Y no esperes que tu bondad sea reconocida inmediatamente o que tu amor sea entendido por todos con los que te encuentres.

Lo que parece ser lo correcto a hacer también podría ser la cosa más difícil que hayas hecho. Hazlo de todos modos. No hay grandeza ni paz mental cuando traicionas tu propia voluntad. Siempre apunta a la sinceridad absoluta de tus pensamientos, palabras y acciones. Si está mal, no lo hagas. Si no es verdad, no lo repitas. Haz lo que haces porque creas que es lo correcto hacer. Haz lo correcto, incluso cuando nadie te esté mirando. Sé una de esas personas que marcan una verdadera diferencia en el mundo, dejándolo un poco mejor de como lo encontraste.

5. “Es demasiado tarde para mí.”

No dejes que tu ayer se robe tu presente. No te juzgues por tu pasado… ya no vives allí. Déjalo ir, crece y avanza. A medida que nos hacemos mayores y más sabios, nos damos cuenta de lo que necesitamos y lo que tenemos que dejar atrás. A veces alejarse es un paso adelante. A veces un descanso de tu rutina es exactamente lo que necesitas. A menos que trates de dominar algo que esté más allá de lo que ya sabes, te sentirás atascado por siempre.

No pierdas ni un minuto más lamentándote por lo que hiciste ayer, y empieza a hacer lo que tienes que hacer ahora, para no arrepentirte mañana por lo que hiciste hoy. No es demasiado tarde. Si sientes así, son sólo tus miedos internos mintiéndote. Pero recuerda, el miedo no existe en ninguna parte más que en tu mente. Es difícil seguir tu corazón, pero sería una tragedia que dejes que las mentiras del miedo te detengan. (Lee Awaken the Giant Within.)

6. “Necesito tener todo resuelto.”

¿El caminante elige el camino o el camino elige al caminante? Lo creas o no, a veces pasa lo último.

A veces, los grandes sueños que se hacen realidad son los sueños que ni siquiera sabías que tenías. Se trata de explorar con una mente abierta. No hay caminos equivocados en la vida, sólo senderos por los que no sabías que estabas destinado a caminar. Nunca estarás seguro de lo que hay a la vuelta de la esquina. Podría ser todo, o nada. Simplemente pon un pie delante del otro, hasta que un día mires hacia atrás y te des cuenta de que has subido a la cima de la montaña más hermosa.

7. “No tengo lo suficiente como para ser positivo y agradecido.”

Algunos días te encontrarás con diamantes y algunos días todo lo que verás será carbón. De cualquier modo, cada día es una oportunidad de oro para aprender, practicar la gratitud, e impactar positivamente el mundo que te rodea. No esperes la realización inmediata en tu vida, sino la paciencia para aceptar tus frustraciones actuales. No busques la perfección en todo lo que hagas, sino la sabiduría para no repetir los errores del pasado. No pidas más antes de decir “GRACIAS” por todo lo que ya has recibido.

Y recuerda, todo en la vida es temporal. Así que si las cosas van bien, disfrútalas. No va a durar por siempre. Si las cosas van mal, no te preocupes porque no va a durar por siempre tampoco. Sólo porque tu vida no esté libre de estrés en este momento, no significa que no puedas reír. Sólo porque algo te moleste, no significa que no puedas sonreír. El truco está en estar agradecido cuando tu estado de ánimo sea alto y gracioso cuando esté bajo.

8. “Mi vida debería ser más fácil y libre de molestias.”

Los grandes desafíos hacen que la vida sea interesante; superarlos hace a la vida significativa. Es la forma en que lidias con el fracaso y la disconformidad lo que determina tu nivel de éxito y felicidad. Ríete de tus errores y aprende de ellos. Bromea sobre tus problemas y toma fuerzas de ellos. Diviértete con los desafíos que enfrentas, y luego conquístalos.

El malestar emocional en la vida, cuando se acepta, se eleva, cresta y se estrella en una serie de olas. Cada ola saca una vieja capa de ti y deposita tesoros que nunca esperabas encontrar. Saca la inexperiencia, deposita el conocimiento; saca la frustración, deposita la capacidad de recuperación; saca el odio, deposita la bondad. Nadie diría que estas olas de experiencias emocionales son fáciles de montar, pero el ritmo de los malestares emocionales que aprendes a tolerar mientras lo haces es natural, útil y prevalecerá. El malestar con el tiempo te dejará más fuerte y más saludable de lo que te encontró. (Lee Man’s Search for Meaning.)

9. “No puedo perdonarlos.”

El perdón es una promesa. Cuando perdonas a alguien, estás haciendo la promesa de no dejar que el pasado inmutable perjudique tu presente. Perdonar no significa que lo que ocurrió fue completamente excusable, y no significa necesariamente que la persona deba seguir siendo bienvenida en tu vida. Simplemente significa que has hecho las paces con el dolor, y estás dispuesto a dejarlo ir y seguir adelante con tu vida.

Perdonar no tiene nada que ver con liberar a un criminal de su crimen. Tiene todo que ver con liberarte a ti mismo de la carga de ser una víctima – dejar ir el dolor y transformarte a ti mismo de víctima a vencedor.

10. “Estoy sólo.”

No puedes hacerlo solo. Ninguno de nosotros puede. Por eso, gracias a Dios, nunca estás tan solo como a veces sientes. Muchos de nosotros estamos peleando exactamente la misma batalla a tu lado. Puede que te sientas solo a veces, pero no estás solo en la soledad.

Perder el sueño preocupándote por alguien querido. Tener problemas para recuperarte luego de que alguien te decepcionará. Sentirte rechazado porque a alguien no le importabas lo suficiente como para quedarse. Tener miedo de intentar algo nuevo por temor a fallar. Nada de esto significa que eres raro o disfuncional. Sólo significa que eres humano, y que necesitas un poco de tiempo para reagruparte y recalibrarte a ti mismo.

No importa qué tan avergonzado o patético sientas que es tu situación actual, hay otros por ahí que están experimentando las mismas emociones. Cuando te oigas decir: “Estoy completamente solo”, es simplemente tu mente tratando de venderte una mentira. Siempre hay alguien que pueda relacionarse contigo. Tal vez no puedas hablar inmediatamente con ellos, pero están ahí fuera, y eso es todo lo que necesitas saber en este momento.

Los próximos pasos…       

Si escuchara a escondidas tu diálogo interior, ¿escucharía declaraciones que te animen a conseguir la felicidad, o declaraciones que te alejan de ella? La próxima vez que decidas ordenar tu vida y limpiar tu espacio, empieza con tu espacio intelectual, limpiándola de viejas mentiras y del diálogo interno negativo que a menudo te susurras a ti mismo.

Publicado originalmente en MarcAndAngel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 6/07/2014 - [EPR]Un Rico ni lo pensaría | Add Power Now!:

    […] 10 cosas que nunca debes decir sobre ti mismo […]

  2. 2 8/07/2014 - Negocio Redondo:

    Sin duda alguna es una cuestión de actitud, por esa simple nota cambia la vida y suele pasar que cuando estamos luchando por nuestros sueños, hay gente muy allegada a nosotros que nos impiden crecer por simples comentarios injustificados.

    Pero la clave: Confiar en nosotros y luchar por lo que deseamos.

    ¡Gracias por compartir!

  3. 3 28/06/2016 - junior:

    que hermsoos articulo cada ves que los leo se me va habriendo mas la mente sobre las cosas que nso rodean mas pasamos pensasndo en lo negativo y causandonos estres en ves de ver la realidad

Subir »
FB