Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 cosas que las personas felices nunca hacen de nuevo

Publicado en Desarrollo Personal | 14 de marzo, 2015

Personas felicesPor Marc Chernoff

“La felicidad no es una meta; es el subproducto de una vida bien vivida.” – Eleanor Roosevelt

Todos cometemos errores en la vida, pero las personas que aprenden y crecen a partir de sus errores terminan siendo las más felices en el final.

Y de eso es precisamente de lo que queremos hablar hoy…

La vida es cambio. Todos pasamos por algo que nos cambió de una manera que nos impidió ser la misma persona que una vez fuimos. Pero como mi abuela siempre me decía, eso es algo bueno. Mientras sigas aprendiendo y dando lo mejor de ti, el cambio significará crecimiento.

A veces tienes que aceptar el hecho de que las cosas nunca volverán a ser como eran antes, y que este final es en realidad un nuevo comienzo.

Durante la última década, Ángel y yo hemos estado ayudado a miles de clientes de coaching y suscriptores del blog a poner sus vidas de vuelta en el camino.

En el proceso de hacerlo, descubrimos que las personas que tienen el mayor potencial para renovada felicidad parecen tener momentos específicos de “ajá” que cambian totalmente la trayectoria de sus pensamientos y comportamientos. Una vez que este “ajá” desaparece de sus mentes, despiertan a una nueva realidad que los motiva a nunca volver a su vieja manera de hacer las cosas.

En resumen, estos momentos “ajá” significan que lo entendieron. Fuera lo que fuera que estaban haciendo o pensando que los estaba deteniendo, ahora era una lección aprendida y una cosa del pasado.

Aunque la vida tiene muchas lecciones importantes que enseñarnos, Ángel y yo observamos y estudiamos diez puertas específicas (o “ajás”) de aprendizaje por las que las personas más felices pasan, y a de que nunca vuelven de nuevo.

Las personas felices nunca más

1. Tratan de ser alguien que no son

En todo lo que hagas, debes preguntarte: “¿Por qué estoy haciendo esto? ¿Esto me ayudará a crecer? ¿Representa lo que soy o lo que espero llegar a ser?” La verdad sea dicha, tratar de ser alguien más desperdicia la persona que eres.

Sé tú mismo. Abraza a ese individuo dentro de ti que tiene ideas, fortalezas y belleza como nadie más. Sé la persona que sabes que tienes que ser (la mejor versión de ti) en tus propios términos.

2. Tratan de ser todo para todos

Es imposible complacer a todo el mundo, y no deberías ni intentarlo. Punto.

Algunas personas te dirán constantemente qué hiciste mal, y dudarán en felicitarle por lo que hiciste bien. No seas una de ellas, y no les prestes atención. Una vez que entiendas que es realmente imposible agradarle a todo el mundo, empezarás a vivir más resueltamente, tratando de complacer sólo a las personas adecuadas.

3. Tratan de cambiar a otras personas

No se puede cambiar a la gente; sólo pueden cambiarse a sí mismos. En lugar de tratar de cambiar a los demás, dales tu apoyo y guíalos con el ejemplo. Si hay un comportamiento específico de una persona que amas que tienes la esperanza de que desaparezca con el tiempo, es probable que no lo haga. Si realmente necesitas que cambien algo, sé honesto y pon todas las cartas sobre la mesa para que esta persona sepa lo que necesitas que haga.

Cuando te das cuenta de que no puedes obligar a la gente a hacer algo, incluso si es por su propio bien, les das libertad y les permites experimentar las consecuencias. Y al hacerlo, encuentras tu propia libertad también.

4. Cometen exactamente el mismo error

Hay que respetar las sabias palabras de Albert Einstein: “Locura es hacer la misma cosa una y otra vez y esperar resultados diferentes.” Así que sin importar si estás en un negocio que parece no estar progresando, o en una relación rota que ya probó ser poco saludable; nunca deberías caer en la misma situación, y esperar resultados diferentes, sin tener algo específico y medible que sea diferente.

5. Elijen el placer a corto plazo por sobre la felicidad a largo plazo

Tienes que hacer exactamente lo contrario; sacrificar el placer a corto plazo por la felicidad a largo plazo. Las personas felices están más interesadas en algo que sea efectivo más que en algo que sea fácil. Mientras que todo el mundo está buscando el atajo más rápido, ellos buscan el curso de acción que los proporcionará los mejores resultados en el largo plazo.

Vivir bajo este principio cada día es una de las diferencias fundamentales entre las personas que viven una vida realmente gratificante y las que no, tanto personal como profesionalmente.

6. Esperan que las personas y las situaciones sean perfectas

Es natural para nosotros ser atraídos por situaciones y personas que parecen ser increíbles. Nos encanta la excelencia y deberíamos siempre estar buscándola. Deberíamos perseguir personas que son geniales en lo que hacen, compañeros de trabajo y empleados que tengan alto rendimiento, colegas que sean personas extraordinarias, amigos que tengan un carácter estelar, y socios de negocios que sean excelentes.

Pero nunca pierdas de vista esta simple verdad: Nada ni nadie es perfecto. Punto. Nadie ni nada es perfecto, y si aparecen serlo, y esperas que sean siempre de esa manera, simplemente terminarás decepcionándote a ti mismo.

7. Dejan que una nube negra cubra todo el cielo

Respira profundamente. Es sólo un mal momento, o un mal día, no una mala vida. Todo el mundo tiene problemas. Todo el mundo comete errores. El secreto de la felicidad es contar tus bendiciones mientras los demás suman sus problemas. Para las personas felices, ningún evento es nunca toda la historia. Ellos se recuerdan este hecho todos los días.

8. Abandonan la responsabilidad de manejar las situaciones de sus vidas

En pocas palabras, la gente feliz no culpa a otros ni transfiere su autoridad. Asumen la responsabilidad completa de sus acciones y resultados, o la falta de ellos. Saben que depende de ellos, y sólo de ellos, evaluar y maniobrar sus circunstancias. Saben que la pereza no lo hará por ellos.

No importa lo bueno que algo se vea en primer momento, es sólo siendo dueño de tu situación y echando una sincera, diligente y profunda mirada que encontrarás lo que realmente necesita saber: la verdad que te debes a ti mismo.

9. Se clasifican a sí mismos como una víctima

Sí, es lamentable que a veces cosas malas les sucedan a las mejores personas. La vida puede ser cruel e injusta. Sin embargo, quedar atrapado en una mentalidad de víctima no fomentará tu capacidad para moverte adelante y hacia arriba. Tienes que pararte y dar pasos positivos para sanar y crecer.

Una de las mayores diferencias entre las personas verdaderamente felices y las otras es que en cada situación difícil de la vida (relaciones, carrera, negocio, dinero, etc.) las personas felices siempre se preguntan: “¿Qué parte estoy jugando en esta situación? Y ¿Cuáles son mis opciones a partir de este punto en adelante?”

10. Permiten que los logros externos eclipsen su felicidad interior

Somos felices y realizados en su mayoría por lo que somos por dentro. Investigaciones científicas han validado esto una y otra vez. Y nuestras vidas internas contribuyen en gran medida a la producción de muchas de nuestras circunstancias externas.

El problema es que cuando pensamos que tenemos que “buscar” cosas de la vida como amor, significado e inspiración, el “buscar” implica que estas cosas de alguna manera están escondidas detrás de unos arbustos en alguna parte, esperando a ser descubiertas. Por lo que empezamos a buscar estas cosas en lugares que nos llevan más y más fuera de nosotros mismos, que es donde no vive nuestra felicidad.

Reflexiones      

Si estás teniendo problemas con cualquiera de los puntos anteriores, tienes que saber que no estás solo. Todos tenemos problemas con estas cosas a veces. Algunas veces repetimos errores muchísimas veces antes de poder decir “ajá” y finalmente entenderlo. Simplemente haz tu mejor esfuerzo para buscar los patrones que te están reteniendo, y entonces elimínalos gradualmente. Es simplemente eso…

Tu tarea, en la vida, en las relaciones y en los negocios, es observar lo que no está funcionando para ti, y nunca volver a hacer esas cosas.

Publicado originalmente en marcandangel.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB