Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 Cosas que deberías poder decir antes de morir

Publicado en Desarrollo Personal | 9 de marzo, 2013

OcasoPor MARC

Muchas lunas a partir de ahora, justo antes de tomar tu último aliento, espero, por tu bien, que puedas ser capaz de repetir las siguientes diez cosas para ti mismo, y honestamente.

1. Seguí mi corazón e intuición.

Como nuestro amigo Steve Jobs dijo:

“Tu tiempo es limitado, así que no lo desperdicies viviendo la vida de otro. No te dejes atrapar por el dogma, que es vivir según los pensamientos de otras personas. No dejes que el ruido de las opiniones de los demás ahogue tu propia voz interior, corazón e intuición. De algún modo, ellos ya saben lo que realmente quieres llegar a ser. Todo lo demás es secundario. “

Esta es tu vida, y es corta. No aceptes falsas opciones. No dejes que los demás pongan rejas a tu alrededor. Intenta lo que quieras intentar. Ve a donde quieras ir. Sigue tu propia intuición. Lee Quitter.

2. Dije lo que tenía que decir.

Todos tenemos en pequeño perro guardián dentro de nuestras cabezas. Siempre nos está vigilando. Nació y fue criado por tu familia, amigos, compañeros de trabajo, jefes y la sociedad en general, y su único propósito es el de observarte y asegurarse de que estés en la fila. Y una vez que te acostumbras a la presencia de este perro guardián, empiezas a creer que su opinión de lo que es aceptable y de lo que es inaceptable son verdades absolutas. Sin embargo, las opiniones de este perro guardián no son verdades, son sólo opiniones – opiniones contundentes que tienen el potencial para lavarte el cerebro completamente con sus propias opiniones si no eres cuidadoso.

Recuerda, este perro guardián es sólo un perro guardián, sólo te observa. Él en realidad no puede controlarte. No puede hacer nada al respecto si decides levantarte e ir contra la corriente.

No, no debes comenzar a maldecir al azar y actuar como un tonto. Pero tienes que decir lo que tengas que decir cuando tengas que decirlo. Puede ser tu única oportunidad para hacerlo.

No te censures. Di la verdad. Tu verdad.

3. Hice lo que tenía que hacer.

Todas las mañanas te enfrentas a dos elecciones: puedes ir sin rumbo y tropezarte con el día sin saber qué va a pasar y simplemente reaccionar a los acontecimientos del momento, o puedes pasar tu día dirigiendo tu propia vida y tomando tus propias decisiones y destino.

El regalo más grande que las personas extraordinariamente exitosas tienen sobre la gente común es su capacidad de forzarse a si mismos a tomar acción – de hacer algo físico que los lleve desde donde están ahora hasta donde quieren estar. Y no, no será fácil. Pero al final, sufrir el dolor de la disciplina mientras haces lo que tienes que hacer es mucho más fácil que sufrir el arrepentimiento y la decepción de no cumplir con ninguno de tus sueños.

4. Hice una diferencia.

Actúa como si lo que haces marcara la diferencia. Lo hace.

En la vida, obtienes lo que pones. Cuando haces un impacto positivo en la vida de alguien, también haces un impacto positivo en tu propia vida. Haz algo que sea más grande que tú – algo que ayude a alguien más a ser feliz o que la haga sufrir menos.

Hacer algo bueno por alguien puede cambiar el mundo. Tal vez no todo el mundo, pero sí su mundo. Lee How To Win Friends and Influence People.

5. Sé lo que es el verdadero amor.

Encontrar un compañero o un amigo no se tratar de transformarte en la imagen perfecta de lo que crees que quieren. Se trata de ser exactamente quien eres y luego encontrar a alguien que lo aprecie. Las relaciones deben ser elegidas con prudencia. Es mejor estar solo que mal acompañado. No tienes que apresurarte. Si algo tiene que ser, será – en el momento adecuado, con la persona adecuada, y por la mejor razón.

Al igual que con todas las cosas del corazón, hay un ingrediente mágico en encontrar el amor. No hay coincidencias. Todo sucede por una razón. El amor es hermoso e impredecible. Lo mejor que puedes hacer es empezar a convertirte en la más maravillosa persona que puedas llegar a ser. El universo sabrá cuando estés listo, y cuando lo estés, el verdadero amor aparecerá, de forma inesperada.

6. Estoy feliz y agradecido.

Se necesita muy poco para crear felicidad. Todo está dentro de ti, en tu forma de pensar. La forma en la que te ves a ti mismo y tu mundo son decisiones conscientes y hábitos. La lente con la que elijas ver todo determina cómo te sentirás sobre ti mismo y todo lo que suceda a tu alrededor. Debes elegir ser feliz.

Una gran parte de esto es simplemente estar agradecido por lo que tienes. Como Mick Jagger dijo una vez: “No siempre puedes tener lo que quieres, pero si lo intentas a veces podrás encontrar que tienes lo que necesitas.” Mira a tu alrededor. Aprecia las cosas que tienes en estos momentos. Muchas personas no tienen tanta suerte. Lee 12 Things Happy People Do Differently.

7. Estoy orgulloso de mí.

Tú eres tu mejor amigo y tu mayor crítico. Independientemente de las opiniones de los demás, al final del día, el único reflejo que te observa en el espejo es el tuyo. Cómo te sientes con respecto a esta persona es vital para tu bienestar a largo plazo.

Estar orgulloso de ti mismo también es conocido como tener una alta autoestima. Las personas que están orgullosas de sí mismas tienden a tener pasión por la vida, se sienten satisfechas y dan un buen ejemplo a los demás. Requiere visualizar la persona que te gustaría ser y dar tu mejor esfuerzo para crecer como individuo.

Estar orgulloso no se trata de alardear de lo grande que eres. Es más como saber calladamente que vales mucho. No se trata de pensar que eres perfecto – porque nadie lo es – sino saber que eres digno de ser amado y aceptado. Aumenta tu autoestima reconociendo tus logros y celebrándolos. Reconoce tus cualidades positivas, y cuando te encuentres con una cualidad de la que no te sientas orgulloso, no te pongas de mal humor ni sufras, trabaja proactívamente en corregirla. Lee Today We Are Rich.

8. Me convertí en la mejor versión de mí.

Es una buena idea ser tú mismo, no sólo porque todo el mundo lo hace, sino por que tratar de ser alguien que no eres usualmente no te lleva a ningún lado. Tratar de ser alguien más es perder la persona que eres de verdad. La fuerza, el éxito y la satisfacción vienen de estar cómodo con tu propia piel.

Judy Garland dijo una vez: “Siempre sé la versión de primera clase de ti, en lugar de ser una versión de segunda clase de alguien más.” Vive por esta frase. No existe eso de vivir en los zapatos de alguien más. Los únicos zapatos que puedes ocupar son los tuyos. Si no vas a ser tú mismo, nunca vivirás de verdad – meramente existirás.

Recuerda, en todo momento, estás compitiendo con una, y solo una persona – tú mismo. Estás compitiendo para ser lo mejor que puedes ser.

9. Perdoné a aquellos que me hirieron.

Todos hemos sido heridos por otra persona en algún momento – nos trataron mal, rompieron nuestra confianza, nuestros corazones fueron heridos. Y si bien este dolor es normal, a veces el dolor persiste por demasiado tiempo. Revivimos el dolor una y otra vez y no nos es fácil dejarlo ir.

Esto causa problemas. No sólo nos lleva a ser infelices, sino que puede perjudicar o dañar nuestras relaciones, nos distrae del trabajo y de la familia y de otras cosas importantes, nos hace renuentes a abrirnos a nuevas cosas y personas. Nos atrapa en un ciclo de ira y dolor, y nos perdemos de la belleza de la vida mientas pasa.

Los rencores son una pérdida de perfecta felicidad. Perdonar es dejar en libertad a un prisionero y descubrir que el prisionero eras tú.

10. No me arrepiento de nada.

Esta es una culminación de los últimos nueve titulares…

Sigue a tu corazón. Sé fiel a ti mismo. Haz lo que tengas que hacer para cumplir tus sueños. Di lo que tengas que decir. Sé amable con los demás. Ofrece una mano cuando seas capaz. Ama a aquellos que merezcan ser amados, y aprecia el vínculo de compartir. Aprecia todo lo que tienes. Sonríe. Celebra tus pequeñas victorias. Aprende de tus errores. Perdona. Y deja de lado las cosas que no puedes cambiar.

Fuente: http://www.marcandangel.com/2011/10/23/say-before-you-die/

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB