Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

10 cosas que no necesitas para ser más feliz en la vida. Parte II

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 20 de noviembre, 2016

ser felizDe la Parte I

Con eso en mente, considera las siguientes diez metas y deseos (trampas) y cómo pueden estar deteniéndote. Cada una de ellas es popular en nuestra cultura, y por lo tanto común en nuestras vidas, pero en lugar de contribuir a nuestra felicidad, nos la roban.

Así que dilo en voz alta conmigo:

“Para ser más feliz, no necesito…”

Parte II

6. Momentos inmensos de gloria

Graduaciones, días de boda, vacaciones lujosas; estos momentos están a menudo llenos de diversión y son profundamente celebrados, pero estos momentos pasan, porque el tiempo pasa.

Esto es algo que rara vez captamos al principio. La verdadera felicidad se logra cuando logras apreciar todas las cosas pequeñas. Para mí, hay momentos aleatorios (revolver una ensalada, estacionar el auto en la entrada de nuestra casa, planchar bien las mangas de una camisa de vestir, estar parado frente a la ventana de la cocina y ver el sol ascender sobre el horizonte de Austin, oír la risa de mi hijo mientras está jugando en la habitación de al lado) en los que siento una oleada de alegría.

Esta es mi verdadera felicidad: momentos arbitrarios repentinos, apreciar una vida palpitante por la cual me siento privilegiado de dirigir.

7. Las relaciones que se “supone” dan felicidad

Las relaciones son esenciales, pero la felicidad se origina desde dentro. No depende de la validación externa ni de otras personas. Te haces vulnerable y puede ser lastimado fácilmente cuando tus sentimientos de seguridad y felicidad dependen enteramente de la conducta y las acciones de los demás.

Mantén esto en mente. Nunca des todo tu poder a nadie más. Hasta que estés completamente en paz con quien eres, nunca estarás contento con lo que tienes o con quién estás. Aprende a amar y respetarte a ti mismo primero, antes de amar a la idea de otras personas amándote y respetándote.

8. La armonía perfecta en todas las relaciones en todo momento

La armonía en las relaciones es agradable cuando es sincera, pero con demasiada frecuencia tratamos de fingirla.

La comunicación efectiva es clave. Tienes que decir lo que tienes que decir de vez en cuando. Después de todo, la única manera de ser feliz en la vida, es vivir con integridad. Esto significa: no conformarte con menos de lo que sabes que te merece en tus relaciones.

Se claro y pide lo que quieres y necesitas de los demás. Di tu verdad, incluso cuando pueda crear una tensión ocasional. Comportarte de formas que estén de acuerdo con tus valores personales. Toma decisiones basadas en lo que crees, y no sólo lo que creen otros.

9. Un momento y lugar superior

La razón por la que a muchas personas les resulta tan difícil ser felices es que siempre ven el pasado mejor de lo que fue, el presente peor de lo que es, y el futuro menos resuelto de lo que será. La clave, por supuesto, es hacer justo lo contrario.

Aprecia tu pasado sin revivirlo, maneja tu presente con confianza y haz frente a tu futuro sin miedo.

La vida es demasiado corta como para pasarla en una guerra contigo mismo. Dejar ir el pasado y el futuro es el primer paso hacia la felicidad y la paz en el presente. Entiende que estás hoy donde estás porque tus pensamientos y acciones te trajeron hasta aquí; y estarás mañana donde tus pensamientos y acciones te lleven hoy.

En pocas palabras: No puedes detener el futuro. No puedes rebobinar el pasado. La única manera de vivir es presionar PLAY, y bailar.

10. La felicidad 24/7

Absolutamente nadie está feliz todo el tiempo. Porque simplemente no puedes ser feliz a menos que seas infeliz de vez en cuando.

Esta es una verdad dura, lo sé. Sólo ten en mente que es perfectamente normal experimentar fluctuaciones considerables en tu nivel de felicidad de día a día, de mes a mes, y hasta de año a años. Creer y esperar lo contrario sólo te conducirá a la desilusión.

Pero incluso cuando la vida no sea tan dichosa, igual sigues estando a cargo de la forma en que respondes. Elige la positividad, siempre. Algunos días, el mayor acto de fe es simplemente levantarte y enfrentar el día con una sonrisa.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB