Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Robert KiyosakiHace unas semanas, tuve el privilegio de estar en el podcast de EntreLeadership. Durante nuestra conversación, cubrimos un montón de cosas, desde la razón número uno por la que los emprendedores fracasan hasta cómo pueden los líderes jóvenes prepararse para el éxito.

Mientras hablábamos, surgió un tema importante que quiero compartir contigo: la práctica.

Hace muchos años, cuando decidí que quería ser maestro y orador, empecé a practicar. Me aseguré de tomar todas las oportunidades que pudiera para hablar frente a otros. En el camino, Cometí muchos errores, pero fueron esos errores los que me hicieron exitoso.

Lo que llamar por dólares me enseñó

Permíteme compartir una historia para ilustrarte este punto. Al principio de mi carrera, cuando empecé a trabajar en Xerox para aprender a vender, descubrí que Xerox no estaba tan interesado en mi aprendizaje como lo estaban en lo que producía. Querían que vendiera, no que aprendiera. De hecho, si no vendía, me despedirían.

El ambiente de trabajo en Xerox era producto de nuestro sistema escolar moderno, en el que los que tienen éxito son los que memorizan la información y evitan todas las fallas que fueran posibles.

Para poder mejorar en las ventas, sabía que tenía que practicar. Al igual que cuando pasaba cinco días a la semana practicando fútbol en la escuela secundaria para poder brillar durante un juego una vez por semana, necesitaba hacer repeticiones y aprender de lo que hacía mal, del mismo modo lo hice en ventas.

Así que, me ofrecí como voluntario para una organización benéfica por las noches, llamando por dólares. Hacer llamadas frías fue difícil, pero afortunadamente, la caridad estaba tan necesitada de voluntarios que no les importaba si estaba fallando o no. Estaban realmente felices de tenerme sentado y llamando.

La paradoja fracaso

Paradójicamente, cuanto más fallaba como voluntario (y aprendía de esos fracasos) más éxito tenía como vendedor en Xerox.

Esto resalta un principio importante: los errores son más importantes que las respuestas. ¿Por qué? Porque las respuestas siempre surgen de los errores. Claro, puedes memorizar las respuestas, sin embargo, estas se desvanecen rápidamente. Cuando descubres una respuesta gracias a la perseverancia a través del fracaso, la respuesta se queda contigo para siempre.

Al final del día, las personas exitosas son aquellas que practican, practican, practican; fallan, fallan, fallan; y eventualmente tienen éxito como resultado.

Me recuerda una vez más la famosa frase de Michael Jordan, “He fallado más de 9000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. 26 veces se me ha confiado el tiro ganador y lo erré. He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Y es por eso que tuve éxito.”

Preguntas de un millón de dólares

Así que las preguntas que tengo para tu hoy son, “¿A dónde quieres ir?” Y “¿Qué estás practicando?” Si esas dos cosas no están alineadas, es momento de hacer un cambio.

sobre-pensarTengo una teoría bastante simple de por qué los emprendedores fallan a la hora de llevar a cabo sus proyectos: pasan mucho tiempo analizando sus opciones.

Siempre insisto en la importancia de hacer la tarea y de estudiar lo que sea necesario para el éxito. Pero ¿en qué momento se toma la acción? ¿Hasta cuándo sabes que ya has leído lo suficiente? ¿Con cuántos expertos tienes que hablar? ¿Ya fuiste a los suficientes eventos?

Claro que estas son grandes maneras de recolectar información, pero llega un momento en el que tienes que saltar para poder seguir adelante.

Yo me dedico a enseñarle a la gente qué es el espíritu emprendedor. Algunos de mis alumnos son algo indecisos y me hacen muchas preguntas, lo cual está bien, pero no son capaces de tomar una decisión. Encuentran cualquier excusa para no ir hacia adelante. Mi programa es de un año y algunos de ellos se tardan lo mismo para un solo proyecto. Es demasiado tiempo.

Los emprendedores siempre consideran los más pequeños detalles y se obsesionan con todo. Eso está bien, pero sí quiero decirles: “¡Tienen que seguir adelante! ¡No pueden perder de vista tu meta!”. Al final de cuentas el éxito surge de las caídas.

Volverte emprendedor significa que aceptas equivocarte y seguir adelante. No puedes estar esperando hasta que el último detalle funcione porque mientras eso pasa, el mercado se te puede estar escapando.

En algún punto tienes que apagar tu cerebro y decidir. La realidad es que pensar tu décimo movimiento cuando ni siquiera has hecho el primero no tiene sentido.

Cuando intentas explicarlo todo, inevitablemente empiezas a hacer suposiciones y yo ya aprendí que las mías casi siempre están mal y pienso que las tuyas también.

Nunca vas a tener todas las respuestas. Repítetelo siempre: ¡La vida te va a sorprender!

Habrá giros inesperados, así que ojalá tengas la suficiente confianza en ti mismo para poder eliminar cualquier obstáculo de tu camino.

Está bien ponerse nervioso, pero ser emprendedor requiere de coraje. Definitivamente el serlo no es para todos ya que si te da miedo lo desconocido o cometer un error debes pensar bien si realmente tienes el compromiso de convertirte en uno.

Si te estás esforzando por salir adelante, puede que estés sobre-pensándolo. Para poder liberarte concéntrate en lo siguiente:

1. Está bien no siempre saber la respuesta

No se espera que la tengas. Si alguien te pregunta algo que no sabes, simplemente dile que regresarás a él cuando sepas. No finjas.

2. Da pasos pequeños

Ser exitoso requiere de más tiempo del que imaginas. Lo que significa: mira hacia adelante pero no tan lejos.

Sé que no quieres perder de vista tu meta, pero tampoco puedes dejar que ésta te intimide. La ruta que decidas tomar será diferente a la de los demás. Es por eso que en algún punto debes dejar de estudiar para ponerte en marcha.

3. Establece fecha límite

Las buenas decisiones toman su tiempo así que no te presiones. Ya sea mala o buena, yo creo que en la vida lo más importante es que hagas una elección.

No dejes que tu miedo te detenga. Los emprendedores no esperan a que las cosas pasen, ellos las hacen. Si mantienes la mente abierta, tus proyectos se llevarán a cabo antes de lo que te imaginas.

Vivir Mejor¿Cuándo fue la última vez que le dijiste “no” a algún conocido? Apuesto a que realmente tienes que pensarlo. Sé que yo lo hice.

En la última semana, le dije “no” a exactamente dos personas; eso de todos los pedidos de mis amigos, familiares, socio, agentes, editores y clientes. Por el otro lado, esta semana dije “sí” más de 50 veces a esas mismas personas. “Sí” a peticiones de trabajo, “sí” a invitaciones sociales, “sí” a pedidos para ayudar a algún amigo y familiar.

Le digo “sí” a todo porque no quiero parecer malo, perezoso, aburrido o indiferente, pero es agotador. Me deja muy poco tiempo para relajarme o lograr metas personales que son importantes para mí.

Mi vida sería mucho más sencilla si tan sólo pudiera decir “no” más a menudo; entonces, ¿por qué no puedo?

“Decir ‘no’ no es algo que le salga natural a la mayoría de la gente,” dice Susan Newman, PhD, psicóloga social y autora de The Book of NO—250 Ways to Say It—and Mean It and Stop People-Pleasing Forever. “Para algunos, decir ‘sí’ es un hábito, frecuentemente una respuesta automática, para otros, decir ‘sí,’ aceptando asumir todo lo que se les pide, es una adicción.”

Newman dice que nuestra incapacidad de decir “no” no es un tipo de defecto personal con el que nacemos; decir “no” es un comportamiento que aprendemos.

“Cuando somos niños pequeños, la palabra ‘no’ es expulsada de nosotros,” dice. “La mayoría de los niños buscan el amor y la atención de sus padres, y se dan cuenta que negarse a hacer lo que sus pares les piden o quieren no es la manera de conseguirlo. Los niños más chicos, por ejemplo, que dicen ‘no’ a menudo son reprimidos o sancionados. En algunas familias, no hacer lo que un padre pide provoca que se pierdan ciertos privilegios que continúan hasta la adolescencia.”

Combina eso con la connotación social negativa de decir “no”, y que está bien visto pasar toda la vida evitando esa palabra.

Para el momento en el que alcanzamos la edad adulta, no es de extrañar que la mayoría de nosotros sufra de ansiedad por sólo pensar en decirle “no” a alguien. Esta ansiedad, según Newman, es resultado de las ramificaciones que percibimos que sucederán si nos atrevemos a decir “no.”

¿Nuestro jefe le dará las mejores asignaciones a un compañero de trabajo que le dice que “sí” a todo, lo que limitará nuestras perspectivas de carrera? ¿Nuestros amigos nos expulsarán del grupo si no aceptamos todas las invitaciones? ¿Heriremos los sentimientos de un hermano si no tenemos tiempo para ayudarlos? ¿Nuestra pareja o niños pensarán que somos egocéntricos o indiferentes si les decimos que “no”?

Irónicamente, la respuesta a todo lo anterior casi seguro es un “no.”

“Las consecuencias de un ‘no’ rara vez son tan malas como piensas que van a ser”, dice Newman. El cielo no se caerá, tu familia no dejará de quererte, y tu jefe no te despedirá; todos probablemente te respetarán a ti y a tu tiempo un poco más si les dices que “no” más a menudo.

¿Suena difícil? Aquí tienes cómo decirle no a las personas a las que no puedes decirles no:

Tu jefe

¿Por qué sientes que no le puedes decir que no?: Para muchas personas, esta es la persona a la que más le temen decir “no”. Después de todo, tu jefe controla tu carga laboral, sueldo, y carrera.

“Decirle ‘no’ a un superior es complicado porque no quieres olvidar tus metas y la dirección que elegiste seguir,” dice Newman. “Si lo dices mal, corres el riesgo de terminar con un trabajo mediocre y perjudicar tu rendimiento general y reputación. Si aceptas, también corres el riesgo de tener tus límites pisoteados y sentir como que se están aprovechado de ti.”

Cómo decir que no: “Esto varía según lo que tu jefe te esté pidiendo, pero puedes decir ‘no’ sin usar la palabra”, dice Newman. Por ejemplo, si estás sobrecargado de trabajo y tu jefe te pide tomar otro cliente o proyecto, dile: “No estoy seguro de poder hacerlo y estar al día con mis otros clientes. ¿Puedes sacarme el trabajo A hasta que termine con este?”

“Cualquier cosa que quiera tu jefe, hazle preguntas sobre lo que está involucrado y cuando la asignación debe ser terminada para mostrar preocupación y que estás tratando de ser útil“, dice Newman. “Ve si hay alguna manera de hacer sólo una parte de trabajo o hazle otras recomendaciones que puedan resolver las necesidades de tu jefe.”

Otra forma de decirle “no” a tu jefe sin decirle “no” es recordándole tu carga laboral actual, diciendo, “Me halaga que me lo pidas. ¿Podemos hablar de las asignaciones que tengo y las fechas límites?”

“Esto enfocará a tu jefe en lo que haces y posiblemente cambiará las prioridades para que puedas asumir la nueva responsabilidad con comodidad”, dice Newman. “Tu lenguaje corporal y tu tono de voz hará que tu rechazo sea más aceptable. Si le dices que ‘no’ sin estar a la defensiva, es más fácil que te escuchen sin ser penalizado.”

Tus compañeros de trabajo

¿Por qué sientes que no puedes decirles que no?: Estas son las personas con las que trabajas día a día, y sería bueno mantener un par de amigos en la oficina.

“La mayoría de nosotros queremos ser vistos como un jugador de equipo, apoyando a nuestros colegas y trabajando juntos por el bien de la organización,” dice Newman. “No queremos que nos vean como una persona solitaria o como alguien que no contribuye o no se considera parte del grupo.”

Cómo decirles que no: Sé honesto, aconseja Newman. Algo tan simple como, “Me gustaría ayudar, pero estoy con mucho trabajo ahora mismo,” o “Quisiera ayudarte, pero xx está esperando que termine otra tarea” a menudo lograrán el punto. Decir “no” de esta manera es directo sin ser terminante, y es probable que tu compañero de trabajo se identifique contigo. Después de todo, ¿quién no está sobrecargado de trabajo?

Sólo asegúrate de realmente estar sobrecargado de trabajo y no decirlo sólo como una excusa. Si no eres honesto con tu compañero de trabajo y se entera que realmente tenías tiempo para ayudarlo, quemarás los puentes con alguien que tal vez necesites que te ayude en el futuro.

Steve JobsSteve Jobs, Michael Jordan y Eleanor Roosvelt. Tres figuras admiradas por distintos triunfos.

Cada una de estas celebridades ha sido citada por millones de personas y sus filosofías nos han brindado lecciones para todo.

Mucho podemos ganar de nuestros miedos

“Tu ganas fuerza, coraje y confianza por cada experiencia que te ha aterrado. Sólo así te puedes decir a ti mismo: ‘si he pasado por esto, puedo con todo lo que venga después.’”

Esa cita de Roosevelt es particularmente poderosa porque rompe con el típico tabú de un líder hablando de no tener miedo; ya sabes de “aquellos que en lugar de sangre, tienen líquido helado pasando por sus venas. Mismos que se encuentran salvando el día, dejando atrás a todos los que quisiéramos tener un poco de esa valentía”.

La manera en la que reaccionamos ante situaciones difíciles es la verdadera clave, y la forma en la que ésta se da es gracias a nuestras experiencias. En otras palabras, estas reacciones pueden ser enseñadas, aprendidas y mejoradas, y fue la primera dama quien puso en perspectiva este tema, no sólo al decir que el miedo era real, sino al demostrar que uno puede crecer a partir de él.

Piensa qué sería lo peor que puede pasar

¿Realmente tengo tanto qué perder? En el famoso speech que Jobs dio en la Universidad de Stanford en 2005, no utilizó directamente la palabra “miedo”, pero sí habló de la herramienta contra el miedo a fallar.

“El acordarme que moriré pronto es la herramienta más importante que he encontrado para tomar grandes decisiones en mi vida. Las expectativas, el orgullo y el miedo al rechazo se deshacen ante la muerte dejando ver lo único importante. Recordar que morirás es la mejor manera de no caer en la trampa de tener algo que perder. Ya estás desnudo, no hay razón para no seguir tu corazón.”

El cofundador de Apple uso este “pensamiento macabro” en vida para nunca olvidar que la ésta es muy corta para preocuparse. Fue este truco mental el que lo hizo enfocarse en el progreso en lugar de quedarse paralizado.

El miedo es sólo una ilusión

“Tal vez un día me vean jugar a los 50” dijo Michael Jordan sonriendo. “No te rías. Nunca digas nunca, los miedos son límites y éstos son a veces una ilusión.”

Piensa en un niño que tiene miedo de hacer algo nuevo. Mamá y papá incentivarán a que su hijo se aviente el clavado o pedalee la bicicleta. Una vez que el pequeño lo hace, sonríe. Es ahí cuando los padres le preguntan “no estuvo tan mal, ¿o sí? ¿No estás orgulloso de siquiera haberlo intentado?”

Como niño necesitamos un constante “recordatorio” de que lo podemos hacer para que este miedo no se quede clavado en nuestra mente. Los papás saben que sacar al niño de su zona de confort es una parte crucial para su desarrollo, para que así entiendan qué es lo que el miedo conlleva.

Como Jordan dijo, como hay miedos que son críticos para la supervivencia del ser humano, existen otros que solamente son una ilusión.

Cuando te detienes a reacomodar esos miedos, como lo hace un niño al pensar “no estuvo tan mal intentarlo” ganarás el coraje para decidir que es lo que está bien, aunque esto te asuste momentáneamente.

El héroe, villano, ganador, perdedor, líder o seguidor se enfrentan a miedos idénticos. La única diferencia es la manera en la que éstos son procesados y mostrados.

Al momento de encarar nuestros miedos, tenemos que recordarnos a nosotros mismos que la gente que vemos hacia arriba también ha tenido inseguridades, pero que ha aprendido a conquistarlas.

emprendedoresA veces la idea de convertirse en empresario parece una locura, ya que las probabilidades de éxito son muy pequeñas y el fracaso es casi seguro.

Para dar el salto, siempre hay miedo, pero todo depende de cómo nos comportemos frente a él.

Adam Grant, autor del libro ‘Originals’, buscó a los empresarios más originales de nuestro tiempo y entrevistó a íconos de la tecnología que van desde Larry Page y Elon Musk a Jack Dorsey y Mark Cuban, y les pidió que le contaran sus primeros días como emprendedores.

Todos sintieron el mismo miedo al fracaso que el resto de nosotros. Solo que ellos respondieron de una manera diferente.

Cuando la mayoría de nosotros tenemos miedo al fracaso, nos alejamos de nuestras ideas más audaces. En lugar de ser original, preferimos jugar a lo seguro, en la venta de productos y servicios convencionales y conocidos. Pero los grandes empresarios tienen una respuesta diferente al miedo al fracaso. Sí, tienen miedo de fracasar, pero tienen aún más miedo de no intentarlo.

Cuando las personas reflexionan sobre sus mayores pesares, en general se arrepienten de las inacciones, de no haber hecho algo. Lo que la mentamos no es el fracaso, sino que la falta de acción.

Los empresarios que conoció Grant constantemente le dijeron que no tenían miedo de fallar, sino de no dejar marca. Y eso significaba que tenían que hacer un esfuerzo para tener una oportunidad de llevar a sus nuevas ideas en el mundo.

Estas personas aprendieron a ver el fracaso no como una señal de que sus ideas están condenadas, sino como un paso necesario para el éxito. De hecho, aprendemos más de los fracasos que del éxito. Sin fallo, la complacencia puede colarse.

Con ideas originales, el fracaso es inevitable, porque es imposible predecir cómo evolucionarán las tecnologías y los gustos cambian. En los primeros días de Google, Larry Page y Sergey Brin trataron de vender su motor de búsqueda por menos de US$ 2 millones, pero su potencial comprador los rechazó.

A lo largo de la historia, las personas originales han sido quienes más han fallado, porque vuelven a intentarlo cada vez que caen, hasta que finalmente logran surgir y sus ideas son apreciadas por todo el mundo.

Si al principio no tienes éxito, quiere decir que estás apuntando alto. Solo no te rindas.

libertad financieraEn tiempos como estos donde el mundo pareciera estar en crisis por todos lados, es cuando aparecen las grandes oportunidades y ahí debes estar tú para alcanzar tus sueños y no hundirte.

Dicen que hay dos tipos de personas: las que se sientan a llorar y las que venden pañuelos. Tú debes ser de las que venden pañuelos.

¿Cómo hago yo para vender pañuelos, por dónde comienzo? Pues la respuesta es sencilla: Invierte.

Sí, no gastes todo tu dinero en cosas innecesarias, que solo llenaran tu casa de objetos inservibles, si quieres ser libre financieramente debes pensar cada paso que das, la libertad financiera se mide por la cantidad de días que puedes pasar sin trabajar y no morir en el intento, ¿cuántos días cubren tus ahorros? Si hoy decidieras renunciar a tu trabajo ¿cuántos días podrías pasar sin tener que salir corriendo a buscar otro?

Robert Kiyosaki en su libro Padre rico, padre pobre nos dice que el secreto de los grandes empresarios está en su capacidad de inversión. El dinero estancado no se multiplica, debes darle fluidez.

Piensa que quizás hoy no te puedes dar todos los lujos que deseas pero si te organizas, gastas prudentemente, y ese dinero que normalmente lo derrocharías en salir a comer o en una camisa nueva, lo inviertes inteligentemente, entonces en pocos años, podrás ser libre, y hacer tus sueños realidad: casa, coche, viajes, ropa, ayudar a los necesitados… solo tú sabes cuáles son tus metas. Todo es posible si desde ya, planeas tu futuro, te enfocas y comienzas a invertir.

Así que no esperes más, investiga, estudia las posibilidades, observa, evalúa, siempre hay un negocio esperando por ti, dispuesto a ofrecerte lo que necesitas y que se adapte a tu realidad.

equipoCuando hablamos de temáticas relacionadas con el ámbito laboral casi siempre tendemos a hacerlo desde la perspectiva del trabajador y no del jefe o de un cargo superior.

¿Por qué?

Seguramente porque todos hemos ocupado un puesto de trabajador en algún momento de nuestra vida mientras que no todo el mundo llega a ascender posiciones en su lugar de trabajo.

Sin embargo, no podemos obviar el hecho de que encargados, coordinadores, supervisores y managers también tienen quebraderos de cabeza que les llevan a situaciones de estrés y fatiga.

Esto es lo que ocurre cuando tienen que enfrentarse a una situación en la que el rendimiento o la productividad no están siendo los suficientes para los buenos resultados de la empresa. En ocasiones el motivo de esto tiene relación con la desmotivación de los trabajadores y, como esos empleados no ofrecen los resultados esperados, se convierten en fuente de preocupación para sus superiores. ¿Cómo afrontar esta situación?

A continuación exponemos los 7 puntos que todo responsable con personal a su cargo debe seguir para poder manejar casos como los citados. Poniendo en práctica estos consejos, publicados en la revista Forbes, las personas que dirigen equipos podrán realizar sus tareas con una carga menos estresante.

1. Escuchar.

Suele ocurrir que cuando un empleado no ofrece el 100% de sus capacidades para el funcionamiento de la empresa dejamos de prestarle atención, algo que constituye un error.

Muchas veces, con el simple hecho de escuchar, podemos descubrir qué es lo que le ocurre y hasta solucionar el problema que hace que su labor no sea la óptima en su posición.

El enfado o disgusto con esa persona no deben anteponerse a la necesidad de atender las necesidades de nuestro trabajador. Al fin y al cabo, somos personas.

2. Establecer feed back.

Una vez detectados puntos de un trabajador que no son los óptimos, ¿por qué no hacérselo saber?

El feed back entre un responsable y sus empleados es necesario, y si hay algo que no se está haciendo de la forma correcta o si se percibe un ápice de desmotivación, lo mejor es hacérselo saber al interesado. La clave está en cómo hacerlo, una tarea que todo buen jefe debe aprender para que su equipo funcione a la perfección.

3. Documentar.

No se trata de espiar a los trabajadores ni mucho menos, pero si se detectan ciertos comportamientos o acciones inadecuadas en uno de ellos, es necesario reportarlo y dejar constancia de ello.

De esta manera, cuando haya que abordar el problema con el empleado, se pueden trabajar los puntos en los que se está fallando de forma concreta y, así, mejorarlos de forma conjunta.

4. Ser consecuente.

Si se establecen unas pautas de trabajo y estas no se siguen, la actitud de reproche ante esa situación debe ser constante. Lo que un jefe de equipo no puede hacer es reaccionar mal ante situaciones de incumplimiento de tareas en algunas ocasiones, y en otras no. Esto hace perder credibilidad.

Hay que ser consecuente y si se establece un timing que no se cumple, la reacción de disconformidad debe ser siempre la misma. Los empleados necesitan saber cuál es la dinámica de equipo que se sigue y qué acciones son prioritarias en su trabajo. El responsable es el encargado de hacérselo saber.

5. No malmeter.

No hay nada peor que hablar mal de alguien a sus espaldas, y más en el trabajo. Si además quien vierte las críticas es un superior, la situación puede hacerse realmente desagradable.

El afectado no debe enterarse del descontento de sus jefes por su trabajo a través de compañeros, sino que éstos deben ser quienes se lo hagan saber. Además, ¿qué imagen ofrece un responsable que critica a sus empleados? Nefasta, evidentemente.

Antes de crear una situación así, lo lógico y más razonable es que el superior hable en privado con su empleado e intenten llegar a un entendimiento que haga que todo fluya mejor por ambas partes.

6. Controlar los pensamientos.

De nada sirve pensar en negativo sobre un empleado y darle vueltas siempre a lo mismo desde esa perspectiva. Hay que intentar pensar en positivo y creer que las posibilidades de esa persona son buenas.

Con ayuda o consejo ese trabajador puede mejorar en su labor, no hay que darle por desahuciado desde el principio. Un buen responsable debe creer en las aptitudes de sus empleados hasta el último punto.

7. Tener valor.

Como bien reza el dicho: “El toro, por los cuernos”. Así que ante la falta de comunicación con un empleado o con un equipo lo mejor es atajar el problema de raíz y unir a ambas partes para hablar de ello. Solo de esta manera se conocerán ambos puntos de vista y se podrá trabajar en equipo para solventar el punto de desencuentro.

Hablando se entiende la gente y aunando esfuerzos, el trabajo siempre sale mejor.

Reibox BlogDe la parte I

Sigue leyendo para ver cómo 40 de estos visionarios ven el éxito, los negocios y hacer un impacto en la sociedad; con sus propias palabras.

Parte II

Luis Von Ahn, Duolingo

“Una sección importante del mundo no tiene acceso a una buena educación, pero muchos en los próximos 10 años tendrán un teléfono móvil. Nosotros vemos esto como una forma de proporcionarle educación a todo el mundo.”

Richard Branson, Virgin Group

“Aprendí muy temprano el arte de la delegación. El mejor consejo que creo le puedo dar a cualquier gerente de una empresa es encontrar a alguien mejor que tú para manejar el día a día del negocio. Y entonces liberarte para pensar en la imagen completa.

Al liberarme a mí mismo, fui capaz de soñar en grande y mover Virgen hacia adelante en un montón de diferentes áreas. Y eso hizo una vida fascinante.”

Debbie Sterling, GoldieBlox

“Realmente buscamos la diversidad porque en el núcleo de GoldieBlox (uno de nuestros valores fundamentales) es que creemos que una fuerza laboral diversa nos traerá mejores soluciones para los problemas más grandes del mundo.”

Zach Sims, Codecademy

“Cuando estaba creciendo, muchas personas me dijeron que tendría que pasar 10 años en un trabajo que no me gustara para llegar a algún lugar. Entonces empecé a entrevistar empresarios y todos ellos me dijeron que no esperara para empezar a hacer lo que quería hacer. Estaban en lo correcto.”

Tadashi Yanai, Fast Retailing

“Pienso como un emprendedor de Silicon Valley.

El fracaso es un gran maestro. Al mismo tiempo tienes que recordar que el éxito nunca dura para siempre… Ya se trate de tecnología o moda, debe ser para el cliente…”

Ashton Kutcher, A-Grade Investments and Thorn

“El optimismo no tiene precio, pero sólo cuando lo combinas con acción.”

Mark Zuckerberg, Facebook

“Hay varias formas de lograr la innovación. Puede sembrar muchas semillas, sin comprometerte con ninguna en particular, sino sólo ver que crece. Y esta no es la forma en la que abordamos esto.

Vemos la misión primero, y entonces, nos enfocamos en las piezas que necesitamos y profundizamos en ellas, y nos comprometemos con ellas. Estas cosas no pueden fallar. Tenemos que hacer que funcionen para poder lograr nuestra misión.”

Anne Wojcicki, 23andMe

“Silicon Valley está construido sobre la impaciencia y hacer las cosas rápidamente, pero lo que tuve que aprender es que no todo llega de la noche a la mañana.

A veces sólo tenemos que esperar y, si te enfocas en los aspectos positivos, eso puede llegar a ser tan gratificante.”

Brian Chesky, Airbnb

“Una cosa que aprendí es que las grandes ideas suenan estúpidas al principio.

Siempre oí que si tu idea es buena, no hay ningún problema con compartirla porque la gente la va a descartar. Muchas ideas vienen de resolver tu propio problema, las cuales no son soluciones que cambian problemas de vida, pero estas ideas podrían pasar potencialmente a ser ideas que cambian vidas.”

Elon Musk, Tesla y Space X

“El talento es extremadamente importante. Es como un equipo deportivo, el equipo que tiene el mejor jugador individual a menudo gana, pero también hay un efecto multiplicador de cómo esos jugadores trabajan juntos y la estrategia que emplean.”

Salman Khan, Khan Academy

“No se trata de ser inteligente o no inteligente, o estar motivado o desmotivado, se trata de la fortaleza de tu fundación, y la confianza que tienes. La percepción que uno tiene de sí mismos tiene un papel mucho más grande de lo reconocido para determinar quién tiene éxito y quién no.”

Neil Blumenthal, Warby Parker

“No es ‘¿Cómo podemos ganar más?’ Es ‘¿Cómo podemos hacer más?'”

Tory Burch

“Uno de los mejores consejos que recibí de mis padres fue pensar en la negatividad como un ruido.

Cree en ti mismo y en lo que estás haciendo. Recuerda: Si las ideas más originales fueran evidentes para todos, no existirían los emprendedores. Lo único que tienen en común los viajes de los emprendedores es que hay muchos, muchos pasos en el camino al éxito.”

Mary Barra, General Motors

“Lo que aprendí, por encima de todo, es vivir con tus valores.

Es fácil poner palabras en un papel. Lo que teníamos que hacer era demostrar nuestros valores. Pusimos a los clientes en el centro, fuimos transparentes. Eso nos permitió emerger una empresa mucho más fuerte.”

Reid Hoffman, LinkedIn y Greylock Partners

“Cuando la honestidad y la confianza prevalecen en una empresa, los empleados pueden realizar su mejor trabajo emprendedor. Y creemos que el camino para llegar a este punto, en el que todo el mundo puede trabajar a su nivel más alto, es definir un beneficio mutuo, una explícita ‘alianza’ con tus empleados.”

Jennifer Foyle, Aerie

“Lo que estamos haciendo hoy es muy especial porque hoy no se trata de sólo vender productos, realmente no es eso. Se trata de conducir algo en lo que el cliente realmente cree.”

Bill Gates, Bill y Melinda Gates

“Estoy sin duda bien cuidado en cuanto a la comida y ropa. El dinero no tiene utilidad para mí más allá de cierto punto. Su utilidad está enteramente en construir una organización y conseguir recursos para los más pobres en el mundo.”

Chad Dickerson, Etsy

“A medida que las empresas crecen, la gente tiende a enfocarse en los aspectos negativos de lo que eso significa. Pero cuando no temes crecer, y lo abrazas y organizas todo a su alrededor, puedes hacer algunas cosas interesantes.”

Ned Tozun, d.Light

“Desde el principio, siempre fue fundamental para nosotros diseñar nuestros productos en colaboración con nuestros clientes y tener un marketing que realmente apele a ellos y no sólo se dirija a ellos, tratarlos realmente de igual a igual y con dignidad.”

Gary Erickson, Clif Bar

“En primer lugar, tienes que hacer algo en lo que creas.

Yo creí desde el principio que Clif Bar era un producto digno. Y entonces, seguir haciéndolo lo mejor posible. También, tienes que ser humilde en cualquier cosa que hagas; No te vuelvas arrogante, y siempre mantén tu ego bajo control. Y nunca te rindas.”

vision“No se puede perder el que no sabe a dónde va.” Tampoco puede llegar.

El proceso de construir una visión es fundamental para arribar al aprendizaje. El aprendiz debe clarificar en su mente [y en su corazón] a dónde quiere llegar, cuál es la habilidad que desea desarrollar, cómo será él y cómo se presentará el mundo cuando arribe a su meta.

Como dice Ayn Rand: “A lo largo de la historia, muchos grandes hombres han abierto nuevos caminos, y avanzado en ellos, solamente provistos de su visión”.

He visto muchos candidatos a aprendices fallar en este primer paso del proceso. Desdeñando la importancia de construir su visión, considerándolo una cuestión menor, se apresuran en dedicarse a pasos ulteriores para fallar una y otra vez en su intento de aprender. Cansados, avergonzados y heridos en su ego, terminan por abandonar el camino… vencidos por los enemigos del aprendizaje.

Por el contrario, cuando el aprendiz construye una visión, poniendo en ella toda su conciencia y su corazón, las cosas comienzan a verse con mayor claridad.

Todavía habrá, es verdad, un largo camino por delante, y ese camino es aún misterioso e incierto. Pero, sin embargo, el aprendiz con una visión comenzará a escuchar el mensaje de su conciencia, que le comienza a explicar que también hay seguridad, otro tipo de seguridad, en las ondulaciones que el recorrido presenta. Comenzará de esta manera a desarrollar una incontenible fuerza interior, que lo asistirá en el proceso de su aprendizaje.

El llamado a aprender es siempre una fuerza que proviene del interior de una persona.

Cuando intentamos aprender algo, solamente para complacer a los demás, o para “aparecer” de una determinada manera ante los ojos de los otros, cuando la fuerza que invocamos para intentar recorrer el camino del aprendizaje proviene de una fuente externa, más temprano que tarde nuestras fuerzas se agotarán, pues no estarán sirviendo a nuestros propósitos más íntimos. Andaremos por el camino sólo a medias. Y fracasaremos.

En cambio, cuando este aprendiz, ese hombre (o mujer) que busca convertirse en hombre (o mujer) de sabiduría, establece su sueño, el mundo parece comenzar a conspirar a su favor. Algunas cosas se aclaran, otras brillan con más fuerza, algunas otras se desvanecen.

enfocadaMe gusta la palabra FOCO y la utilizo desde hace tiempo con mucha frecuencia.

Hasta hace relativamente poco era una palabra poco escuchada en castellano, quizás por ser derivada del inglés (FOCUS) y muy frecuente en la lengua de Shakespeare, pero que se ha ido popularizando —y mucho y para bien— entre el gran público y numerosos profesionales.

Sé que soy muy insistente en este tema, tal es así que una buena amiga hace algún tiempo me puso cariñosamente el apodo de FOCOPaco. Me reí en su momento, y lo sigo haciendo ahora también, pero si hay algo que tengo muy claro es que:

La diferencia entre un experto y un eterno amateur es el foco

Las siguientes palabras aparecen recogidas en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 8ª edición) en boca de uno de los autores incluidos en el libro:

«Si quieres ser un emprendedor exitoso, tienes que aprender a enfocarte. Esto simplemente significa seguir un curso de acción hasta tener éxito (FOCUS= Following One Course of action Until Successful).

Esto lleva tiempo y esfuerzo, y fuerza de carácter. Para muchos emprendedores, toma años dominar un sector de actividad o clase de activo. Se necesita dedicación para estudiar duro, construir tu educación, cultivar relaciones, y aprender de los errores. Y durante esos años, serán muchos días, a los que pondrás muchas horas, por poca o ninguna paga.

Al final del día, la diferencia entre un emprendedor exitoso y aspirante a emprendedor es el Enfoque. Muchos aspirantes a emprendedores buscan hacerse ricos rápidamente. Así que, cuando uno de los caminos no paga mucho, lo cambian por otro. El problema es que nunca tienen éxito porque nunca le pusieron el tiempo ni el esfuerzo requerido para ello.»

No se puede tener el culo en dos sillas al mismo tiempo. Tienes que decidir en qué silla quieres sentarte, o de otra manera, te quedarás sin silla. Decide a qué quieres jugar en la vida, y luego pon ahí toda tu energía sin dispersarte. Se trata de decidir una máxima prioridad en tu vida —una sóla— y organizar todas las actividades en torno a esa máxima prioridad.

El FOCO podríamos definirlo como «la capacidad de estar centrado, concentrado y direccionado para ejecutar acciones que te permitan materializar tus metas, desechando todas las demás, sabiendo discernir unas y otras».

Si todavía tienes dudas sobre la importancia del FOCO, aquí van una colección de frases para que las claves en tu visual board y las tengas a mano siempre y se vayan filtrando poco a poco a tu insconsciente, porque la única manera de tener éxito es que el pensamiento esté direccionado continuamente al objetivo. Aquí van:

— «El que persigue dos conejos… se queda sin ninguno». Proverbio.

— «Solo avanzan en este mundo quienes se concentran en una cosa cada vez». Og Mandino.

— «Céntrate en lo que has elegido y en una sola cosa cada vez». Aitor Zárate.

— «Mucha gente con mucho talento ha fracasado por no mantenerse enfocado». Donald Trump.

— «Maestro de todo, aprendiz de nada». Sabiduría popular.

— «Cuando decides construir algo tan grande como Apple tienes que renunciar a vivir otras vidas que también te gustaría». Steve Jobs.

— «Mete todos los huevos en la misma cesta, pero vigílala bien». Warren Buffett.

— «Nada supera a la repetición, por eso no diversifico». Robert Kiyosaki.

— «Cualquiera puede ser el mejor guitarrista del mundo si está dispuesto a pasarse los siguiente treinta años practicando diez horas al día siete días a la semana». Paco de Lucía.

— «La diferencia entre las personas exitosas y las muy exitosas, es que las muy exitosas dicen NO a casi todo». Warren Buffett.

Si te enfocas, te ocurrirá, algo parecido a lo que decía en una ocasión Anthony Robbins, y así aparece recogido en el capítulo de FOCO de Tu futuro es HOY (Alienta, 2ª edición):

«Mucha gente no tiene ni idea de la gran capacidad que podemos adquirir cuando centramos todos nuestros esfuerzos en dominar solo un aspecto de nuestra vida […] Coge una actividad cualquiera, cualquier arte, cualquier disciplina o cualquier habilidad. Cógela y llévala al límite, llévala más allá de lo que haya ido nunca, exprímela al máximo, entonces la introducirás en el reino de la magia.»

Cuando estás enfocado empiezas a dominar una disciplina y se acaba convirtiendo en algo casi artístico, porque así se lo parece a los demás. Da igual si es tu forma de hablar en público, a la hora de escribir, a la hora de vender, a la hora cocinar… lo que sea. Es un plus que tienen aquellos que se han enfocado de forma extraordinaria, y son capaces, gracias a ese enfoque, a ir un poco más allá que el resto.

Parece magia, pero no lo es. Es trabajo duro: más horas echadas al asunto que el resto de las personas —quien más practica más lejos llega— acompañadas de la reflexión y el feed-back por el camino, para ir ajustando el tiro con mayor precisión.

Quizá por eso Howard Gardner apuntaba: «Se necesita una década de trabajo duro [enfocado] para que el talento se convierta en maestría». Y es que cuando estás enfocado, lo difícil es no tener éxito.

Si quieres leer más sobre este tema, te recomiendo El poder de mantenerse enfocado, donde se dice: «¿Conoce la razón número uno que detiene a las personas para obtener lo que ellos quieren? Es la falta de enfoque. La gente que se enfoca en lo que quiere y no se tambalea, prospera.»

Reibox BlogEl Business Insider 100: Los Creadores son testimonios de empresarios y líderes que presionan para hacer que los clientes, empleados y la sociedad sean una prioridad, además de los accionistas.

Si bien el éxito a menudo está definido por la riqueza, los líderes de nuestra lista de Creadores lograron grandes hitos gracias a productos innovadores, el cuidado de sus clientes y empleados, y el respeto por el resto del mundo.

Sigue leyendo para ver cómo 40 de estos visionarios ven el éxito, los negocios y hacer un impacto en la sociedad; con sus propias palabras.

Marc Benioff, Salesforce

“El antídoto a la desigualdad es la igualdad. La pregunta es ¿cómo puedes lograr la igualdad?

Creo que en los negocios, desde donde puedo hablar, tenemos que pasar de maximizar para los accionistas a maximizar para las partes interesadas. Y cuando sólo nos enfocamos en nuestros accionistas, ahí es cuando nos limitamos a nosotros mismos y cuando nos ganamos la ira de las otras partes interesadas.”

Kim Jordan, New Belgium Brewing Company

“Todos podemos ser tan maravilloso como queramos ser, pero la forma definitiva de sostenibilidad es ser capaz de mantener las puertas abiertas. …Tener esa visión que tenga un propósito profundamente arraigado te ayuda a mantener los pies en la tierra, y tener ese compromiso para hacer que la sostenibilidad literal de la empresa se mantenga; necesitas esa combinación.”

Sergey Brin, Google

“Obviamente todos quieren ser exitosos, pero yo quiero ser recordado como alguien muy innovador, muy confiable y muy ético y, por último, por hacer una gran diferencia en el mundo.”

Shannon May, Bridge International Academies

“Si puedes elevar el piso de lo que una generación de niños sabe, entonces habrás elevado el piso de lo que ese país puede hacer cuando esos niños se hagan adultos.”

Rose Marcario, Patagonia

“La gente reconoce Patagonia como una empresa que va a seguir haciendo preguntas profundas sobre nuestra cadena de suministros, el impacto que estamos teniendo en el mundo, y viendo los negocios a través de una lente más integral que sólo los beneficios.

Los beneficios son importantes; si no fueran así, ustedes no me hablarían. Pero los beneficios no son la única medida del éxito.”

Blake Mycoskie, TOMS

“Creo que hay un montón de importante necesidad de caridad y trabajo sin fines de lucro en el mundo, pero yo sentí que si puedo usar los negocios (algo en lo que era realmente bueno) para resolver problemas como niños necesitando zapatos o personas necesitando cirugías de ojos complejas o anteojos con graduación, iba a ser la combinación perfecta.”

Howard Schultz, de Starbucks

“Siempre me mantuve motivado y hambriento. Mucho después de que otros de detuvieron a descansar y recuperarse, yo igual seguía corriendo, persiguiendo algo que nadie más podía ver.”

Ron Shaich, Panera Bread

“Mi objetivo siempre fue crear un restaurante en el que quisiera comer, un restaurante en el que quisiera trabajar, y un negocio del que quisiera ser parte. Entrar en los negocios era mi manera de hacer una diferencia en el mundo.”

Melinda Gates, Fundación Bill y Melinda Gates

“Estoy enfocado en una cosa: la oportunidad de cambar la vida de decenas de millones de mujeres, dándoles acceso a la información y los recursos que necesitan para planificar sus familias.”

Kip Tindell, The Container Store

“La inteligencia intelectual es realmente muy importante, pero más importante en un líder es la inteligencia emocional. Por eso creo que las mujeres son mejores ejecutivas que los hombres.”

Jeff Bezos, de Amazon

Una de las áreas en las que creo somos especialmente especiales es en el fracaso. Creo que somos el mejor lugar del mundo para fracasar (tenemos mucha práctica!), Y el fracaso y la invención son gemelos inseparables. Para inventar tienes que experimentar, y si sabes de antemano que va a funcionar, eso no es un experimento.”

John Mackey, Whole Foods

“Prefiero ser auténtico, tener mi propia integridad intelectual y un montón de personas mal-entendiéndome. Si me van a atacar, puedo vivir con eso.”

Larry Page, Google

“Si realmente piensas en las cosas que crees que necesitas para ser feliz (una vivienda, seguridad, oportunidades para tus hijos) los antropólogos ya identificaron de estas cosas.

No es tan difícil para nosotros proporcionarnos estas cosas. La cantidad de recursos que necesitamos para hacerlo, la cantidad de trabajo que realmente tendríamos que hacer es bastante pequeño. Yo supongo que es menos del 1% en este momento. Así que la idea de que todos tenemos que trabajar frenéticamente para satisfacer nuestras necesidades personales no es cierta.”

Chamath Palihapitiya, Capital Social

“Lo que realmente importa es que nos encontramos en medio de un renacimiento tecnológico que será mucho más amplio que cualquiera de nosotros puede predecir si invertimos correctamente. Nuestra generación tiene la oportunidad, en nuestras vidas, para detener el sufrimiento humano y hacer miles de millones de dólares a cambio.”

Peter Agnefjäll, IKEA

“Que nuestro negocio esté dirigido por hombres y mujeres por igual es esencial para nuestro crecimiento futuro y para ser un gran lugar para trabajar. La diversidad abre nuevas perspectivas, creatividades e innovaciones.”

Sarah Kauss, S’well

“Hay un verdadero culto a la personalidad en estos días alrededor de las nuevas empresas; tipo, ‘Quiénes fueron tus inversores, a qué escuela fuiste, cuántos seguidores tienes en Instagram’; pero si creas un gran producto, la gente va a querer conocer la historia.”

Danny Meyer, Union Square Hospitality Group

“La hospitalidad no tendrá éxito a menos que la persona que lo recibe al final conozca todo el camino hasta él, que estás de su lado. Si sabes que te cuido la espalda y estoy a tu lado, te garantizo que la hospitalidad pasará.”

Jessica Alba, The Honest Company

“No quiero despertar y patearme a mí misma por no perseguir algo en lo que creía. No podía esperar rechazar el status quo, darle un golpe en la cara y una patada en el piso.”

Evan Spiegel, Snapchat

“Lo más grande que podemos hacer es proporcionar la mejor base posible a aquellos que vengan después de nosotros.”

Yancey Strickler, Kickstarter

“Creo que las empresas que se están formando hoy en día a menudo tienen algunos valores establecidos en su núcleo y creemos que somos parte de un movimiento creciente, pero para nosotros esto sólo refleja la cultura de nuestra organización, de abrazar la idea y ser parte de algo más grande. Que nuestro éxito no debe ser a costa de los demás, que el verdadero liderazgo significa tomar acción cuando todos se benefician, no sólo uno mismo.”

marketingLos emprendedores saben que aplicar técnicas de marketing de manera eficaz no es nada sencillo ya que requiere aprendizaje, formación y distintas pruebas hasta que se lleguen a disfrutar los mejores resultados.

Es necesario confiar en una serie de palabras mágicas que se atribuyen a la mercadotecnia y que se permitan avanzar con paso firme hacia donde otros negocios no han llegado.

La referencia al número 32 no es solo porque sea un número bonito, sino porque le rodea la magia por distintos motivos, como haber sido el número de camiseta del legendario Magic Johnson. A él el número le ayudo y le dio suerte y seguro que a nosotros esta guía también nos permitirá triunfar con nuestro negocio.

1. Tú. Trata al cliente de manera cercana, como si lo tuvieras delante en un comercio físico. Pero tampoco te excedas de familiaridad, el beso y saludo de colegas con tu cliente puede ser para otro momento.

2. Por qué. Si sabes responder a la pregunta de por qué te deberían comprar los productos que vendes es bueno que sigas adelante con fuerza. Si no sabes responderla… ve retirándote.

3. Gratis. Que algo sea gratis siempre gusta, aunque no sea nada espectacular. Para el cliente es un valor añadido que le hace sentir más interés. Piensa en regalos promocionales, en descuentos o en cupones, mientras puedas usar esta palabra cualquier cosa vale.

4. Valor. Aporta valor a tus productos y servicios. Utiliza las descripciones de forma adecuada y no dejes en el tintero aquellas cosas que de verdad necesita conocer el cliente.

5. Garantizado. Para captar ventas necesitaremos darles a los clientes una importante dosis de confianza y seguridad. Por eso esta palabra se suele incluir mucho en los productos disponibles a la venta, para que el consumidor sepa que no hay nada de que preocuparse.

6. Increíble.Así vas a llamar la atención, eso no lo dudes ni un minuto. Nunca falla.

7. Fácil.Si lo gratis gusta a la gente, lo fácil gusta el doble. Vas a convencer al público para que compre contigo por cosas como esta que acabarán convenciéndole.

8. Descubre.Utiliza esta palabra para crear interés y generar un factor de misterio que pueda darle más popularidad al servicio.

9. Ahora.Crea un impacto en un cliente y dile que la oferta solo está disponible durante un tiempo muy limitado. Si te funciona tendrás la venta segura.

10. Justo lo que necesitas o Todo incluido. Con estas palabras vas a triunfar, porque el cliente se mentaliza de que realmente es lo que está buscando y lo bueno de la propuesta encontrada.

11. No, Nunca. Aunque suene extraño, algo negativo acaba siendo positivo para un negocio. Lo negativo causa interés, aunque solo sea como herramienta que despierte el morbo de los clientes. Utiliza este concepto a tu favor para resaltar valores positivos de tu producto.

12. Nuevo. Acostúmbrate a resaltar en tus artículos a la venta que son nuevos, porque lo nuevo es lo que busca la gente. En ocasiones no importa cómo sea el producto con tal de que sea nuevo, porque lo nuevo siempre tiene que ser mejor que lo antiguo.

13. Ahorra. El uso del término ahorro o ahorra te ayudará a derribar los muros de quienes no quieren gastarse dinero si no creen que están ahorrando mucho en el proceso.

14. Probado. Los clientes quieren confiar en las tiendas y en los productos que compran, así que si saben que hay alguien que los ha probado se sentirán mucho más tranquilos.

15. Eficaz. Si ya se ha probado… ¿cómo ha sido la experiencia? Tienes que complementar el texto promocional con adjetivos que garanticen que la prueba ha sido un éxito.

16. Seguro. Lo mismo que antes, da confianza y ya verás cómo aumentan las ventas.

17. Secreto. A todo el mundo le gusta conocer los secretos de los demás aunque eso signifique tener que pagar por ello.

18. El. Ponlo con un adjetivo y sorpréndete con lo bien que funciona cuando promociones un producto.

19. Cómo. ¿Por qué no buscas una solución a los problemas de tus clientes y la promocionas con una pregunta? A todo el mundo le gusta solucionar problemas

20. Selección o Mejores. Si utilizas estas palabras representarás que ya has hecho una diferenciación y que lo que ofreces es lo mejor de lo mejor.

21. Premium. Algo premium se sabe que es de primera calidad y solo para unos pocos. La tentación es grande.

22. Made in. Aprovéchate de la fama del país donde esté fabricado tu producto en el caso de que sea beneficioso para su imagen.

23. Más. Llama la atención al mostrar que te diferencias de los demás dando algo más.

24. Oferta. Una de las palabras estrella, porque nadie deja nunca de buscar ofertas.

25. Sin compromiso. Especifica el nivel de compromiso entre cliente y vendedor para presentarlo de una manera que te beneficie en cuanto a tu imagen.

26. Garantía de devolución. Asegura al cliente que podrá confiar plenamente y que no tendrá ningún tipo de problema con su compra.

27. Gran. Exagera de vez en cuando, nadie te culpará.

28. Ocasión. Crea sentimiento de urgencia en el cliente para que compre cuanto antes.

29. Oportunidad. Lo mismo que antes.

30. Testimonios. Todo el mundo quiere saber qué opinan los demás clientes, así que no te olvides de alojar testimonios en tu propia web.

31. 100%. El porcentaje máximo siempre da buena imagen si puedes utilizarlo.

32. Causa social. Colabora con entidades benéficas y demuéstrale al mundo lo bien que te portas con la sociedad. Eso mejorará tu karma.

Aplica estos términos en tu negocio y lograrás comenzar a vender mucho más, al mismo tiempo que mejorarás de forma considerable la imagen pública de tu empresa.

vidaA veces la habilidad más complicada es ser simple.

Varios años atrás, antes de que Ángel y yo empezáramos a simplificar nuestras vidas, recuerdo que todo era mucho más complicado.

Decíamos sólo para satisfacer a los demás, hacíamos malabares con cincuenta obligaciones a la vez, tratábamos de controlarlo todo, nos uníamos a los dramas diarios de nuestros círculos, y corríamos de un lugar, personas y tareas a otro… ¡como locos! Y por “loco”, me refiero a que el estilo de vida que vivíamos podría conducir a una persona a la locura!

Finalmente llegamos a un punto de ruptura, estábamos derrotados y sangrando profusamente por el auto-inflingido estrés y negatividad.

En estos días conozco a un montón de personas que todavía viven estilos de vida excesivamente estresantes. Si crees que podrías ser uno de ellos, incluso si es sólo a veces, aquí tienes algunas cosas claves que Angel y yo hemos aprendido. Algunas simples razones de porqué la vida a menudo se vuelve demasiado complicada para todos nosotros en ocasiones:

1. Tratamos de hacer demasiado

El sobre-comprometernos es el error más grande que la mayoría de las personas cometemos que complican nuestras vidas. Es tentador llenar cada segundo del día con las tareas de tu lista de tareas pendientes y distracciones. No te hagas esto. Deja espacio.

2. Tratamos de controlar demasiado

Cuando intentas controlar demasiado, disfrutas demasiado poco. A veces, sólo necesitas dejar ir, relajarte, respirar profundamente y apreciar lo que es.

3. Perdemos nuestra paciencia y nuestro aplomo

Dos cosas, más que cualquier otra cosa, te definen todos los días: tu paciencia cuando tienes problemas, y tu actitud cuando no los tienes.

4. Respondemos con negatividad

Una actitud positiva no es una reacción ante las cosas como son. Más bien, es una expresión de tu forma de ser. ¡Sé positivo! Cambia tu poca útil amargura por determinación. La energía ya está ahí. Todo lo que necesitas hacer es cambiar tu enfoque.

5. Buscamos la validación constante de los demás

Crea una vida en la que te sientas muy bien en tu interior, no una que sólo se vea muy bien en el exterior para todos los demás. No tengas miedo de caminar solo por el camino menos transitado, y no tengas miedo de amar cada minuto de ello.

6. Pasamos demasiado tiempo con gente tóxica

Es mejor caminar solo con dignidad, que al lado de personas que constantemente te obliguen a sacrificar tu felicidad y autoestima.

7. Dejamos que los odiadores nos afecten

La mayoría de los odiadores no te odian realmente; odian simplemente en donde están en la vida, y tú eres un reflejo de lo que desean ser.

8. Alimentamos el drama

No participes en los dramas sólo por hacerlo. No juzgue a nadie sólo porque hayan cometido diferentes errores a los tuyos. Cuando decides ver lo bueno en los demás, terminas encontrando lo bueno en ti mismo.

9. Nos preocupamos constantemente por nuestros problemas

Preocuparte por los problemas no hace más que robarse tu alegría y mantenerte ocupado girando en círculos; es como usar tu imaginación para crear lo que no deseas. De hecho, “enfocarse” en los problemas no es mejor; nunca pases más del 10% de tu tiempo en los problemas, y siempre pasa por lo menos el 90% de tu tiempo en las soluciones.

10. Nos aferramos demasiado a todo

No puedes vivir una vida más simple si no estás dispuesto a cambiar y dejar de lado lo que estás acostumbrado. Acepta lo que es, deja de lado lo que fue, y ten fe en tu viaje.

11. Dudamos de cada paso del camino

¿No preferirías tener una vida de “OH BUENO” más que una vida de “QUE PASARIA SI…”? ¿No sería mejor correr riesgos y aprender algo nuevo todos los días?

Sé determinado y ambicioso, pero sin un sentido desesperado de necesidad. Hazlo sin amor por las posibilidades. ¡Disfruta de tu viaje! Sigue tus bendiciones, explora y no tengas miedo, y las puertas se abrirán donde no sabías que lo harían.

12. Nos enfocamos en otro tiempo y lugar más que en aquí y ahora mismo

Si te preocupas demasiado por lo que podría ser, y te preguntas demasiadas veces por lo que podría haber sido, ignorarás y perderás por completo lo que es. Está aquí y ahora. El día es tuyo para darle forma. Crea una obra de arte.

13. Tratamos de cortar las esquinas

Haz lo correcto, siempre, incluso si nadie más lo sabrá nunca. Porque tú sí lo vas a saber.

14. Evitamos las conversaciones difíciles y necesarias

Una gran medida de tu éxito y tranquilidad en todos los ámbitos de la vida por lo general se puede medir por el número de conversaciones incómodas que estás dispuesto a tener.

15. Le perdemos la pista a nuestras prioridades

Las prioridades no se hacen automáticamente. Tienes que hacer tiempo para lo que sea importante para ti; tiempo con tu pareja, tiempo con tus hijos, tiempo para crear, tiempo para aprender, tiempo para hacer ejercicio, etc. Pon todo lo demás a un lado para hacer tiempo.

Cuando le dices no a más cosas que suenan muy emocionantes, puedes decirle sí a más cosas que son realmente importantes.

16. Procrastinamos

Nada estorba la mente más de una tarea perpetuamente persistente. Recuerda, la sensación que obtienes al hacer algo importante, y terminarlo, es mucho mejor que la sensación que obtienes luego de quedarte sentado pensando en hacerlo.

17. Tenemos mucho más equipaje del que necesitamos

Cuando viajamos ligeros, somos más libres, estamos menos cargados, y menos estresados. Esto se aplica también al viaje a través de la vida, no sólo a los viajes a través de un aeropuerto.

18. Dejamos que los viejos errores vivan en nuestras mentes y corazones

En la vida, hacemos un montón de cosas; algunas nos gustaría poder deshacer, algunas nos gustaría poder revivir un centenar de veces.

Todas estas cosas, positivas y negativas por igual, nos enseñaron lecciones importantes y nos hicieron colectivamente la persona que somos hoy. Si revirtiéramos o ajustáramos cualquiera de ellas, no seríamos quienes somos; seríamos otra persona.

Así que comete errores, aprende de ellos, ríete de ellos, y sigue adelante. No pierdas ni un minuto en los resultados del pasado que no puedes controlar.

19. Renunciamos a nosotros mismos demasiado pronto

No es quien eres lo que te detiene, es quien crees que no eres. Juzgarte no es lo mismo que ser honesto contigo mismo. ¡No te subestimes! Recuerda por qué empezaste en el primer lugar. Respira profundamente, y sigue adelante.

20. Nos comparamos con otros que parecen ser mejores

No compares tu Capítulo 1 con el Capítulo 10 de alguien más. Sigue tu propio camino, escribe tu propia historia, y pasa las páginas que necesites pasar.

Vivir MejorLos 20s están llenos de preguntas confusas. ¿Debería casarme? ¿Dónde debería vivir? ¿Qué carrera debería seguir?

Si estás teniendo problemas para responder a cualquiera de estas preguntas, tal vez deberías hacerte otras diferentes.

En Quora, hay muchos hilos dedicados a muchos dilemas existenciales que todos deberíamos estar ponderando. Aquí tienes 7 que creemos son claves y que debes considerar durante tu vida adulta.

Hacerlo te ayudará a entender cuales son tus deseos y necesidades personales, y así te será más fácil tomar esas decisiones claves sobre el trabajo y tus relaciones.

Ten en cuenta que no hay una respuesta correcta para ninguna de estas preguntas, y tus respuestas pueden cambiar con el tiempo. El punto es empezar a pensar sobre lo que esperas lograr en tu vida; y cómo vas a hacer que suceda.

1. Si fuera a morir mañana, ¿me sentiría satisfecho con mi vida?

En este momento en tu vida, puedes suponer que tienes décadas por delante. Con suerte, tendrás razón.

Aún así, esa no es razón para posponer tu realización personal hasta más tarde. Haz los cambios que necesitas hacer, hoy.

Como escribe el usuario Quora Matthew Jones, “Si no estás satisfecho con tu vida tal y como está en este momento, pasar un tiempo re-evaluando la forma en que administras tu tiempo es importante. No hay certezas en la vida y puede que no haya un mañana, por lo que si bien establecer metas a largo plazo y planificar para el futuro es importante, también necesitas encontrar la manera de disfrutar de la vida.

2. ¿Cuál es mi propuesta de valor única?

Nicolas Cole escribe: “Esta es la manera bonita y adulta de decir, ‘¿Qué puedo hacer únicamente yo?’ En los negocios, siempre hay mucho para hablar sobre ‘propuesta de valor’. ¿Qué estás proponiendo y cuánto valor traerá?”

Es una pregunta similar a la de Fred Landis: “¿Hay algo que pueda hacer fácilmente que a los demás les resulte difícil?”

Una vez que descubras tu propuesta de valor única o talento, podrás trabajar para convertirte en un experto en esa área. Como A. J. Agrawal escribió en Inc.: “Ten tres o cuatro sitios de noticias que se especialicen en tu propuesta de valor y asegúrate de tomarte tu tiempo para leerlos todos los días. Empieza a compartir artículos en las redes sociales, y luego comienza a escribir artículos sobre el tema. Con el tiempo, más y más personas van a reconocerte como un experto en tu campo.”

3. ¿Quién me inspira más?

Sanchit Jain destacó esta pregunta:

“Piensa en la persona que más quieras emular. ¿Quién es? Ahora, ¿que hay en su historia o carácter que te acerca a ellos? Anota las palabras que te vengan a la mente. La persona que más deseas ser dice mucho sobre en quien esperas convertirte.”

4. ¿Por qué me levanto por las mañanas?

Esta pregunta, planteada por Ariel Banayan, es otra manera de preguntar: ¿Cuál es tu propósito?

Puede que no tengas una respuesta rápida, pero definitivamente tienes un propósito, y entre más pronto lo encuentres, más pronto podrás comenzar a dedicar toda tu energía en cumplirlo.

5. ¿Cuánto aprendí hoy?

“Cuando estás en tus 20s, tu nivel de aprendizaje debería ser muy alto”, escribe Raja Reddy Poreddy. “Aprende mucho todos los días. Asegúrate de escribir un diario de lo que aprendes cada día.”

Este hábito diario es uno bueno que tener, incluso cuando superas tus 30s y más allá. Tu meta debe ser aprender algo nuevo todos los días, para que tu visión del mundo cambie constantemente.

6. ¿A quién amo, y se lo he dicho o demostrado últimamente?

Esta pregunta proviene de Adam Rifkin, cofundador de PandaWhale.

No asumas que tus amigos y familiares saben lo que sientes, hazles saber que te importan. Es especialmente importante dado que un estudio de Harvard descubrió que las relaciones cercanas son claves para la felicidad y la longevidad.

7. ¿Cuál es mi definición de éxito?

“Esta es una pregunta que mejoró significativamente mi vida”, escribe Irene Enríquez. “Todos tenemos ideas preconcebidas sobre qué es el éxito: poder, fama, dinero. Pero el éxito no se limita a estas cosas. El éxito puede significar tener paz mental, o estar en un ambiente que nutra tus talentos.

“Tienes que decidir qué significa el éxito para ti. Hacerlo puede ser tu guía cuando tomes tus decisiones.”

fin de semanaLas personas de éxito se caracterizan por trabajar muy duro y realizar un gran esfuerzo en su profesión pero también saben cómo aprovechar al máximo unos días de descanso.

Según Michael Kerr, un conocido profesional de los negocios, “las personas de éxito reconocen lo importante que es disponer de tiempo libre y vacaciones para disfrutar de las pasiones y recargar baterías“.

Según el portal Business Insider la gente de éxito trabaja muy duro los días antes a irse de puente para poder aprovechar al máximo su tiempo libre y de ocio del fin de semana.

Además es muy importante la planificación del fin de semana para poder desconectar verdaderamente de las mini vacaciones.

“Estos fines de semana extendidos son diferentes desde el fin de semana regular porque usted sabe que tiene tiempo para relajarse, atar cabos sueltos personalmente, ponerse al día con las personas importantes en su vida, o salir adelante en un proyecto y el tiempo es un no renovable de recursos.” explica el experto laboral Lynn Taylor.

Estas son algunas de las ideas propuestas por el portal para aprovechar el tiempo durante un puente:

1. Dejar todo bien preparado y organizado en el trabajo

2. Tener el fin de semana bien planificado, estructurado y programado para poder afrontar cualquier problema de trabajo sin renunciar al descanso.

3. Establecer unas directrices tecnológicas en el trabajo para tener todo controlado.

4. Hacer un poco de nada, es decir, descansar. Ante tanta organización es importante contar con tiempo libre para no hacer nada.

5. Pasar tiempo con la familia y amigos.

6. Mucha gente de éxito se dedica al voluntariado en su tiempo libre por lo gratificante que resulta.

7. Planear escapadas de fin de semana.

8. Disfrutar de la naturaleza y las actividades al aire libre.

9. Hacer ejercicio

10. Realizar actividades relacionadas con lo que les gusta.

Kim KiyosakiLa semana pasada, hablé de los pros y los contras de entrar en los negocios. Esta semana, voy a hacer lo mismo para una de mis categorías de inversión favoritas, los bienes raíces.

Donald Trump dijo una vez: “Es tangible, es sólido, es precioso, y es artístico desde mi punto de vista. Amo los bienes raíces.” Estoy de acuerdo. Sin embargo, incluso más que los bienes raíces, amos el flujo de dinero.

¿Qué quiero decir con bienes raíces?

Cuando hablo de bienes raíces, estoy hablando del alquiler de bienes raíces que producen flujo de dinero positivo.

El término “bienes raíces” abarca toda una gama de productos, tales como:

• Las casas unifamiliares
• Dúplex
• Cuádrupex
• Apartamentos
• Oficinas
• Tiendas
• Almacenes
• Etc.

Hay otras formas de bienes raíces no tan comunes también.

Los pros de la inversión inmobiliaria

• Apalancamiento del DOP (Dinero de Otras Personas)

Puedes pagar el 10%, 20%, 30% como pago inicial, y un banco, institución de crédito o un privado proporcionarte el resto de la financiación. Puedes ser dueño de una propiedad de $100,000 con sólo $10.000 o $20.000.

A medida que ganes más experiencia y sofisticación, podrás aprovechar el DOP para el pago inicial también.

• Flujo de dinero

Si la propiedad es comprada y administrada correctamente, los bienes raíces pueden proporcionar enormes oportunidades para generar flujo de dinero.

• Apreciación (un incremento en el valor de la propiedad en el tiempo)

Si administras bien la propiedad, los alquileres aumentarán. Cuando tus rentas aumentan (o tus gastos bajan), el valor de la propiedad se aprecia. El flujo de dinero y la apreciación son dos formas de ingresos que tienen las propiedades de alquiler.

• Control

Tienes el control sobre los ingresos, los gastos y la deuda de tus propiedades.

• No estás tan sujeto a las fluctuaciones de los mercados

Una propiedad con flujo de dinero positivo no está sujeta a las subidas y bajadas diarias de los mercados. Por lo general es un juego a largo plazo. De hecho, un mercado de bienes raíces a la baja en realidad puede ser el mejor momento para comprar.

• Ventajas fiscales

1. La depreciación es una deducción anual que es un porcentaje del valor de la propiedad que se puede amortizar como un gasto de los ingresos.

2. Los créditos fiscales están disponibles para vivienda de interés social, la rehabilitación de edificios históricos, y algunas otras inversiones inmobiliarias. Un crédito fiscal se deduce directamente de los impuestos que debes.

3. En algunos países, las ganancias derivadas de la venta de bienes inmuebles se pueden posponer indefinidamente, siempre y cuando esas ganancias se reinviertan en otros bienes inmuebles.

• Es lento

Por lo general, tienes tiempo para hacer tu tarea, hacer comparaciones, analizar los números, y tomar la mejor decisión de inversión para ti.

• Experiencia en poseer propiedades inmobiliarias

Si puedes comprar tu casa o residencia personal, entonces puedes entrar en el mundo de las inversiones en bienes raíces.

• Negocio desde casa

Incluye a tus hijos en cada propiedad de alquiler que compres. Pueden aprender juntos!

Los contras de la inversión inmobiliaria

• Tiempos largos

Ofertas, contadores, tasaciones, inspecciones, financiación; todo ello lleva su tiempo.

• No es líquida

La liquidez es la capacidad de convertir un activo en dinero en efectivo. No puedes entrar y salir de los bienes inmuebles de forma rápida.

• Es difícil

De las cuatro clases de activos, bienes raíces es la segunda más difícil (después de los negocios). También debes lidiar con las vacantes y malos inquilinos de vez en cuando.

• Consumo de tiempo

Toma tiempo encontrar una buena oportunidad. Las propiedades deben ser manejadas diariamente.

Comienza en pequeño para tener éxito

Cada, y repito cada, inversionista de bienes raíces exitoso que conozco, hombre o mujer, comenzó muy en pequeño. Si ya has invertido en bienes raíces, apuesto a que empezaste en pequeño también.

Hay muchas cosas que aprender, lo que significa que cometerás errores. Todo esto es parte del proceso. Pero cuando comienzas allá fuera, es mucho más fácil cometer errores en propiedades pequeñas con pequeñas cantidades de dinero.

Tenzin es mi cuñada. Ella era una monja budista con su santidad el Dalai Lama. Nunca tomó el voto de pobreza, ya que eso no fue necesario, pero sí vivió un estilo de vida frugal.

Desde un susto médico costoso, se dio cuenta de que el dinero tenía un papel importante en su vida, y comenzó su viaje hacia el dinero y las inversiones.

Su búsqueda la llevó a una forma barata, relativamente sencilla de entrar en los bienes raíces; casas móviles. Las casas móviles no son comunes en muchas ciudades del mundo. Son casas prefabricadas o manufacturadas que técnicamente pueden ser transportadas.

Lo que Tenzin encontró fue que ella podría comprar una casa móvil usada por alrededor de $3.000 y recibir un flujo de dinero positivo de aproximadamente $200 al mes. Ese es un retorno muy saludable por su dinero.

Tenzin también descubrió que en California, donde vive, una casa móvil se considera un vehículo de motor. Así que no tenía que ir a través del proceso de bienes raíces para conseguir el título de esas casas.

Ella simplemente caía en el Departamento de Vehículos Motorizados y recogía el título. Al ser una monja con muchas responsabilidades que no producen ingresos, esta es una solución viable para Tenzin a medida que comienza a hacer crecer su columna de activos.

Un montón de oportunidades

La buena noticia es que hay un montón de variedades en el sector inmobiliario. Si crees que los bienes raíces son adecuadas para ti, hay una oportunidad por ahí que se ajustará a tu plan y perfil de inversión.

¡Todo lo que tienes que hacer es empezar!

finanzasEl mes pasado empezamos una lista de nueve conductas frecuentes en el manejo del dinero que las personas deben cambiar para mejorar su situación personal, misma que complementamos a continuación:

5. Dejemos de confundir ahorro con inversión.

Muchas personas guardan sus ahorros en cuentas no productivas, que pagan rendimientos mucho menores que la inflación. Si dejamos el dinero en el banco, está perdiendo poder adquisitivo simplemente porque la inflación es mucho mayor al rendimiento que obtenemos.

Para que el ahorro verdaderamente tenga sentido, necesitamos invertirlo, hacerlo productivo realmente. Que no sólo conserve su poder adquisitivo sino que se incremente de manera significativa con el tiempo. Esto no se puede lograr en el banco o con instrumentos de tasa fija. Necesitamos cambiar nuestra mentalidad y convertirnos en verdaderos inversionistas.

6. Dejemos de estar desprotegidos.

Los mexicanos, lamentablemente, no protegemos nuestros bienes ni nuestro patrimonio. En el mejor de los casos, la gente asegura su auto debido a que el riesgo de robo en México es alto, además de que ahora ya es obligatorio contar con, al menos, un seguro de responsabilidad civil.

Pero muy pocas personas cuentan con un seguro para su hogar (el cual podemos perder con un incendio o un desastre natural) o con un seguro de vida para proteger a su familia (y a nosotros mismos en caso de invalidez total y permanente que nos impida volver a trabajar).

Tenemos que fomentar una cultura de previsión; el costo social, de no hacerlo, es en verdad enorme.

7. Dejemos de contar con la seguridad social para nuestro retiro.

En nuestro país las pensiones son y serán un verdadero problema porque las contribuciones obligatorias son muy pequeñas y claramente insuficientes para garantizar una buena pensión. Esto incluso podría generar un grave problema social en el largo plazo.

Por eso tenemos que empezar a preocuparnos por hacer un ahorro adicional considerable para tener un retiro digno, que nos permita mantener en la medida de lo posible nuestra calidad de vida, además de que existen beneficios fiscales que todo el mundo debería conocer y aprovechar.

8. Dejemos de ser posibles víctimas de fraudes.

Los defraudadores siempre empiezan por generar confianza en su víctima potencial. Ésa es la manera de llegar. Además se aprovechan de nuestra inocencia. Son personas que siempre se están actualizando.

Por ejemplo: recibimos un correo electrónico de una página parecida a la de nuestro banco, donde nos informan que están depurando las cuentas y que necesitamos confirmar cierta información “personal” (como números de cuenta y claves confidenciales) para evitar que las mismas queden “inactivas”. O bien, en el cajero automático se bloquea nuestra tarjeta o no la lee y “convenientemente” recibimos ayuda de un supuesto empleado del banco, que nos pide nuestro NIP para poder “desactivarla”.

Recuerda: los bancos no envían jamás este tipo de correos. Nadie te debe pedir información de tus cuentas o datos confidenciales, mucho menos empleados bancarios. Si tienes dudas, siempre es mejor llamar al banco o verificar en el portal de la institución cualquier información, todos tienen una línea de atención a clientes. Nunca des clic en ningún enlace que venga en un correo electrónico de este tipo.

9. Dejemos de desconocer nuestra situación crediticia.

Muy poca gente sabe que tiene derecho a solicitar de manera totalmente gratuita, una vez al año, su reporte especial de crédito ante las instituciones de información crediticia (Buró de Crédito o Círculo de Crédito).

Conocer cuál es nuestra situación es muy importante, sobre todo porque este reporte se genera con la información que los bancos generan y puede contener errores. Si los detectamos podemos solicitar una aclaración y por ley nos deben contestar.

Por otro lado, monitorear nuestra propia actividad a través de los servicios de alertas de estas instituciones o del mismo Buró de Crédito nos puede ayudar a identificar, en fases tempranas, un posible robo de identidad.

Vivir MejorTransmitir tu mensaje con claridad en el trabajo ya es bastante difícil sin tener que sobre-analizar cómo será percibido tu tono, sin embargo, esa es una posición en la que muchas mujeres se encuentran.

Esta semana, la coach de liderazgo Lolly Daskal ayuda a una lectora a descubrir cómo puede decir lo que quiere decir, y dejar de preocuparse por la forma en la que suena.

Hola,

Tengo un problema que sospecho que muchas otras mujeres también tienen. No importa cuál sea la situación (en el teléfono con un cliente, en las reuniones, e incluso en un uno-a-uno con mis informantes directos o e-mails con los maestros de mi hijo) soy súper consciente de mi tono. Quiero agradarle a todos y tengo mucho miedo de ser vista como una perra o mandona.

Sé que esto es un doble estándar, y estoy segura que los hombres no pierden su tiempo preocupándose por su tono, pero no puedo evitarlo. Me descubro a mi misma pensando en lo que voy a decir y, a menudo, buscando una forma más “suave” de decirlo, lo cual hace que tema sonar como una insípida. Por ejemplo, en lugar de decir algo como: “La fecha límite para esto es martes por la mañana,” Me escucho a mí misma diciendo: “Sería muy bueno si pudieras tener esto en algún momento del martes, si no es mucha molestia. Realmente apreciaría tu ayuda.”

¿Algún consejo sobre cómo puedo dar mi punto de vista sin tener que tener tanto cuidado? ¿Debería superarlo y pedir lo que quiero?

Excelente pregunta.

Todos podemos beneficiarnos de aprender como ser mejores comunicadores, sobre todo cuando tenemos la tendencia de tener demasiado cuidado con nuestra comunicación.

Eso es a lo que se llama comunicador pasivo, alguien que tiene miedo de ser firme porque tienen miedo de verse arrogante. Y ahí es donde radica el problema.

La verdad es que la comunicación asertiva no te hace arrogante. Si eres consciente de la diferencia, puedes cambiar no sólo tu forma de hablar, sino también la manera en que te comunicas. Una vez que entiendes lo que haces y por qué lo haces, puedes cambiar tu modo de pensar.

Aquí tienes algunas ideas sobre cómo ser una mejor comunicadora sin tener que estar en ninguno de los extremos de pasividad o arrogancia.

Entiende la diferencia entre arrogancia y asertividad.

La asertividad es simplemente defender tus pensamientos y necesidades; la arrogancia es ser agresivo. Una persona pasiva puede ver a un estilo directo y abierto de comunicación asertiva como arrogante porque es diferente a su propio estilo, pero en realidad es sólo una cuestión de enfoque.

Permanece en el lado correcto de la asertividad.

Mantén tu comunicación asertiva sin herir ni menospreciar a los demás, y di lo que quieras y por qué sin amenazarlos. Se trata de comunicarte con honestidad, directa y concisamente.

La pasividad no funciona.

Cuando te encuentras cuidando lo que dices y no consigues lo que necesitas, pregúntate a ti misma si te sientes intimidada o cohibida, y por qué. Recuérdate que está bien comunicarse asertivamente.

Usa las declaraciones “Yo”.

Si estás preocupada de que tu tono se vuelva arrogante, recurre al viejo truco de usar las declaraciones “yo”. Las declaraciones que se enfocan en lo que estás sintiendo, pensando o experimentando comunican tus necesidades de una forma que es clara y concisa, sin culpar ni relacionar a otros. Por ejemplo, puedes decir:

“Yo prefiero ___.”

“Yo no quiero ___”.

“Yo siento ___ cuando ___.”

“Yo necesito ___.”

Evita palabras como “deberías” o “tendrías”.

Estas se enfocan en el comportamiento de los demás, por lo que la gente se pone a la defensiva, y se vuelven demandantes y agresivas. Puede que creen barreras contra la comunicación.

Por ejemplo, en lugar de “Deberías recordar llegar a tiempo a las reuniones,” di “Es importante que seas puntual.” Sigue siendo asertivo, pero es menos probable que conduzca a una conducta defensiva.

Presta atención a tu voz.

No quieres usar un tono que haga sentir a la gente incómoda. No levantes la voz; habla con autoridad pero suena acogedora, inclusiva, y determinada. Suena calmada y mantén el tono de una líder.

Pide feedbacks.

Si todavía tienes problemas con tu comunicación, pide ayuda, contrata a un coach, o toma unas clases. O pide feedbacks y consejos a algún compañero, amigo o mentor. Dile lo que quieres lograr y sé específica sobre cual comportamiento quieres cambiar.

Práctica diariamente.

La comunicación asertiva es una habilidad que puedes desarrollar como cualquier otra cosa con práctica diaria hasta que se convierta en un hábito. Esto es especialmente cierto para las mujeres que a menudo se enfrentan a la presión social y cultural de abstenerse de comportarse y comunicarse asertivamente. Comienza con practicar en situaciones donde la apuesta sea baja y avanza desde allí.

Para cambiar tus patrones de comunicación, empieza por lograr ser consiente de ellos. Y entonces date algunas nuevas herramientas y practica todo lo que puedas. ¡Buena suerte!

David KarpEste joven es la definición clásica de un geek pero tiene una cuenta de banco de más de 200 millones de dólares.

Se llama David Karp y fue el creador de la red social de mayor crecimiento entre los jóvenes en la actualidad: Tumblr.

Nacido el 6 de julio de 1986 en Nueva York, este joven emprendedor de Manhattan empezó a aprender programación HTML a los 11 años de edad y pronto ya estaba diseñando páginas web para negocios pequeños. Pese a esta impresionante habilidad, Karp se salió de la escuela secundaria a los 15 años para intentar una educación en casa. Pretendía impresionar a las universidades con sus proyectos profesionales, pero nunca obtuvo su diploma de preparatoria.

Aunque su curriculum carece de las calificaciones de una educación superior, Karp tenía una gran experiencia laboral. A los 14 años comenzó a trabajar en el estudio de animación digital de Fred Seibert, Federator Studios. El joven estaba fascinado con el trabajo de los diseñadores y frecuentemente les pedía pequeñas clases sobre su trabajo.

Luego de dejar la escuela, Karp comenzó a tomar clases de japonés en un centro local donde conoció a un tutor de matemáticas que le ayudó a desarrollar un programa de cómputo para ganar en el blackjack y póquer.

Tiempo después el entrepreneur John Maloney buscó ayuda para darle mantenimiento a su sitio para padres de familia, UrbanBaby, y Seibert le recomendó a Karp para el trabajo. El proyecto requería unos cuantos días de ardua labor en programación, pero Karp terminó el pendiente en sólo cuatro horas. Maloney quedó tan impresionado con el joven que le dio una pequeña participación en su empresa.

Uno pensaría que ser parte de un negocio próspero a los 17 años sería un gran éxito para cualquiera, pero Karp decidió que no era suficiente. Se mudó en secreto a Tokio con sólo una mochila de viaje. Su decisión fue tan intempestiva y secreta que UrbanBaby notó su ausencia tres meses después de su partida.

CNET compró a esta empresa en 2006 y con el dinero que le correspondía, Karp creó la compañía Davidville donde hacía software de consultoría para negocios. Era tan joven que tenía que fingir la voz para hacerla parecer de un hombre mayor por teléfono cuando buscaba clientes.

Fue entonces que, de la mano de su primer empleado Marco Arment, se interesó en los tumbleblogs, plataformas para escribir de manera rápida en internet. Karp y Arment tenían contratos que cumplir para Davidville, pero durante dos semanas de vacaciones en 2006 empezaron a desarrollar su propia red de tumbleblogs, Tumblr. Su sorpresa sería muy grande cuando sólo dos semanas después del lanzamiento oficial, la plataforma alcanzaría los 75 mil usuarios.

En octubre de ese año, Karp cerró su empresa de consultoría y consiguió un pequeño grupo de inversionistas que compraran el 25 por ciento de la compañía. Desde entonces, Tumblr es una red cada vez más aceptada por los anunciantes debido a su enorme poder de interacción con los clientes.

El mayor éxito de Karp vino cuando el 20 de mayo de 2013, Yahoo! logró convencerlo de vender Tumblr por 1,100 millones de dólares.

precioCuando una compañía (sin importar su tamaño) desea vender su producto, puede implementar diversas técnicas de marketing (y sus variables) con el fin de captar más clientes.

Una de las más utilizadas y peligrosas es la de competir por precio o hacer descuentos en los productos ofrecidos.

El problema con esto es que se tienen diversos factores de riesgo en contra, como la mala percepción del producto por parte de los consumidores, la pérdida de capital y, por supuesto, la reacción de la competencia ante la oferta, ya que podrían contraatacar bajando sus precios aún más, generando una espiral a la baja que ocasionaría pérdidas importantes.

Cantidad vs Calidad

Vender a precios bajos significa realizar algún sacrificio, como desmejorar la calidad del producto o de los servicios con el fin de poder obtener alguna ganancia.

En el caso del producto (incluso si se trata de productos digitales), nadie desea vender a pérdidas, y en el caso de los servicios estos restan tiempo y el tiempo es dinero. Por estas razones, a la larga se podría terminar desmejorando la calidad del producto y, por consecuencia, la experiencia del consumidor.

Aunque las personas puedan interesarse por los precios bajos, esta estrategia resulta particularmente efectiva con empresas que vendan a altos volúmenes, ya que sirven para capturar clientes y abrirse a nuevos mercados. Sin embargo, es riesgoso si no se toman las precauciones pertinentes.

Una de las razones principales es que al competir por precio se deja todo el peso del marketing en un elemento fácilmente imitable por la competencia, en vez de estudiar directamente que es lo que desea el consumidor y mejorar el producto en base a sus necesidades, con el fin de ganar la fidelidad de los clientes.

¿Vender más o Vender mejor?

Si se analizan detenidamente a diferentes compañías, se podrá encontrar que muchas prefieren mantener un precio elevado dando la sensación de que su producto no sólo es mejor, sino que es de mayor calidad, y terminan por convertirse en referencia universal. Esto es, deciden no competir por precio sino valiéndose de otros diferenciales.

Por ejemplo, Apple vende sus productos a precios elevados ya que, al encontrarse posicionados en la mente de los consumidores, estos perciben sus productos como productos de alta calidad que brindan status y desean pagar no solo para recibir un equipo de calidad sino para obtener los beneficios de la marca. Este es un claro ejemplo de diferenciación que no se limita a una estrategia de precio sencillamente imitable.

Otro es el caso de los audífonos Beats by Dr. Dre. Se trata de un producto que no es, desde el punto de vista técnico, las mejores opciones del mercado, pero su estrategia de marketing consiste en posicionarse de esta forma ante el consumidor y por ello sus ventas son elevadas.

En conclusión, vender a bajos precios puede ser útil cuando se desea dar a conocer un producto o capturar clientes, pero al largo plazo resulta altamente perjudicial porque podría ser percibido como un producto de baja calidad. Además la competencia puede reaccionar de la misma manera y entrarían en una guerra de precios que no sería beneficiosa para ninguna de las partes.

No sólo se perdería el margen de ganancias, sino los prospectos que podrían estar interesados en adquirir el producto. No obstante, estudiando el mercado y adaptando el producto a las necesidades de los clientes para entregarles la mejor opción y posicionando su diferencial garantiza las ventas de dicho producto y un amplio margen de ganancias.

 

 

 

Subir »
FB