Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

señalesA veces las cosas sólo necesitan caer de tu plato.

Lo dije antes y lo diré de nuevo: estar ocupado es una enfermedad.

Piensa en tu vida y en las vidas de los que están cerca de ti. La mayoría de nosotros tenemos una tendencia a hacer todo lo que podamos; llenando cada minuto despierto con eventos, extravagancias, tareas y obligaciones.

Pensamos que hacer más nos hará tener más satisfacción, éxito, etc. Cuando a menudo es exactamente lo contrario.

Menos puede ser mucho más gratificante en el largo plazo. Pero estamos tan fijados en nuestros caminos que no podemos ver esto.

Y entonces…

• Cuando trabajamos, cambiamos de una tarea a otra rápida y continuamente, o hacemos malabares con varias cosas a la vez hasta el final del día… y aún así sentimos como que no hemos hecho lo suficiente.

• Cuando finalmente nos tomamos un descanso para hacer un poco de ejercicio saludable, tendemos a esforzarnos tanto como podamos… hasta que quedamos agotados y doloridos, y menos propensos a hacer ejercicio mañana.

• Cuando vamos a un buen restaurante, queremos probar todos los aperitivos, bebidas y entrantes, disfrutando de la mayor cantidad de delicadezas posibles… y nos vamos sintiéndonos hinchados, a veces incómodos, y entonces nuestra cintura se extiende.

• Cuando viajamos a una nueva ciudad, queremos verlo todo; cada punto famoso; por lo que lo hacemos hasta lo físicamente posible… y volvemos a casa de nuestro viaje totalmente agotados.

¿Cómo podemos domar nuestro impulso de hacer demasiado?

Simplemente enfócate más en hacer menos en cada paso del camino.

Se conciente de la necesidad de sobre-hacer cosas.

Me llevó un tiempo lograr hacer esto, pero lo estoy consiguiendo…

• Cuando estoy trabajando, hago una sola cosa a la vez con un especial enfoque. Y cuando me descubro a mí mismo haciendo multitarea o sintiéndome abrumado, limpio todo de mi plato y hago una lista con sólo una a tres tareas claves que absolutamente necesito completar al final del día. Y sí, a veces esta lista es tan sólo una cosa, porque eso me ayuda a enfocarme en lo que es realmente importante y no sentirme abrumado.

• Cuando fui al gimnasio hace dos días, tuve el impulso de empujarme a mi mismo al máximo. Me di cuenta de esto y en su lugar decidí dejar que el impulso se vaya. Hice un sólido entrenamiento de 45 minutos, pero dejé algo de combustible en mi tanque. Ayer, volví al gimnasio e hice otros 45 minutos a un ritmo similar. Esta mañana, me hubiera gustado hacer lo mismo, pero decidí tomar un trote ligero. Mi régimen de ejercicio es sostenible, y es por eso que rara vez me lastimo o falto un día.

• Cuando voy a un buen restaurante, no trato de probar y comer tanto como me sea posible. Más bien, dejo la mesa satisfecho, pero no hinchado. Como menos de lo que solía. Esto es algo con lo que todavía tengo problemas a veces, porque no es fácil. Se necesita práctica. El resultado, sin embargo, es que me siento significativamente mejor después de cada comida, y mi cintura me lo agradece.

• Cuando viajo a una ciudad nueva, no trato de hacerlo todo. Elijo algunas cosas que hacer, y me tomo mi tiempo. Entonces dejo la ciudad sabiendo que hay mucho que ver en mi próxima visita – me dejo a mi mismo queriendo más de esa cosa maravillosa.

De todos modos, espero que te unas a mí en este viaje.

Hagamos un poco menos… y hagamos que eso menos cuente aún más.

Aquí tienes cinco señales de que ahora es el momento adecuado para hacer precisamente eso:

1. Te sientes abrumado por todo lo que tienes que hacer.

Recuerda, sobre-comprometerte es el error más grande que la mayoría de la gente hace, que hace a la vida estresante y abrumadora.

Es tentador rellenar cada momento del día con las tareas de tu lista de tareas pendientes, eventos, obligaciones y distracciones. No te hagas esto. No puedes hacerlo todo. Tienes que dejar a algunas cosas IR!

2. Estás tratando (consciente o inconscientemente) de ser sobrehumano.

Otro problema importante que mantiene a tantos de nosotros atascados en un ciclo debilitante de ocupación, es la fantasía en nuestras mentes de que podemos ser todo para todos, en todas partes a la vez, y un héroe en todos los frentes. Pero, por supuesto, eso no es realidad.

La realidad es que no somos Superman o Wonder Woman – somos humanos, y tenemos límites. Tenemos que dejar ir esta idea de hacer todo, complacer a todos, y estar en todas partes a la vez. Vas a hacer algunas cosas bien, o hacer todo mal. Esa es la verdad.

3. No tienes tiempo para apreciar el espacio en tu día.

Tu vida no es sólo sobre las cosas que haces; también es sobre el espacio abierto que hay entre esas cosas. Eso significa que el espacio en sí es algo para ser apreciado también.

Así, por ejemplo, si pasas la mañana meditando y leyendo, la mañana no sólo es valiosa por la meditación y la lectura; el espacio alrededor de esas dos actividades también es increíble. El tiempo dedicado a caminar hacia tu alfombra de meditación, o encontrar tu libro, o dar vuelta las páginas, o verter una taza de té, o sentarse y ver el amanecer… estos pequeños espacios abiertos son tan importantes como cualquier otra cosa.

Ponte un ritmo para no apresurarte de una cosa a la otra, pero también ve y aprecia los espacios de en medio.

4. Has perdido la noción de tus prioridades.

Las prioridades no se hacen automáticamente.

Tienes que hacer tiempo para lo que es importante para ti; tiempo con tu pareja, tiempo con tus hijos, tiempo para crear, tiempo para aprender, tiempo para hacer ejercicio, etc. Empuja todo lo demás a un lado para hacer tiempo. Al decir no a más cosas que suenan realmente emocionantes, llegas a decir sí a más cosas que son realmente importantes.

5. Tu espacio físico es un lío desordenado.

Si no tienes suficiente tiempo para mantener tu espacio físico organizado, estás haciendo demasiadas cosas equivocadas. Punto. Y hay una buena probabilidad de que estés comprando demasiadas cosas equivocadas también.

Ordenar tu espacio físico puede conducir a un espacio mental menos desordenado; el desorden innecesario tira de nosotros y nos distrae en más maneras de las que a menudo reconocemos. Así que recuerda, la cuestión de lo que quieres presente en tu espacio físico contigo es esencialmente la cuestión de cómo deseas vivir tu vida.

Vivir MejorCuando pienso en la gratitud, creo que trata sobre mostrar aprecio por las personas que hacen la vida grandiosa; tu pareja, tus padres, tus compañeros de trabajo que siempre están ahí para oír tus quejas sobre tus otros compañeros de trabajo.

¡Gracias chicos!

Pero, al parecer, hay otra persona que necesita tu apreciación, tanto o más que el resto de esas personas: Tú.

No te pongas impaciente. No necesitas abrazarte a ti mismo ni escribirte notas de amor (a menos que lo desees); sólo tienes que reconocer el esfuerzo que estás haciendo tratando de ser la persona que quieres ser.

Esto según Janice Kaplan, autora de “The Gratitude Diaries,” un libro que narra sus esfuerzos para practicar más la gratitud durante un año en diferentes áreas de su vida, desde su matrimonio hasta su carrera.

Hacia el final del libro, Kaplan recuerda reunirse con el entrenador físico de un amigo que incorpora este tipo de auto-gratitud en su trabajo con sus clientes. El entrenador le dijo a Kaplan que se diera las gracias todos los días, específicamente por sus esfuerzos para ser más saludable.

“Dedica cinco minutos de tu día a creer que puedes hacerlo y estar agradecida por poder hacerlo,” el entrenador le dijo a Kaplan.

“Si en todo lo que estás pensando es que necesita perder peso, no recordarás estar agradecida por lo fuerte que eres, agradecida por poder comprar comida saludable, agradecida por el clima precioso y poder tomar un paseo.”

De acuerdo con el entrenador, auto-agradecerse es más motivador que sentirte triste por cuánto pesas o cómo te ves. Kaplan comenzó dejando una nota en el mostrador de su cocina que decía “fuerte” en una cara y “Gracias, soy fuerte!” en la otra.

Kristin Neff, una psicóloga e investigadora líder en el campo de la auto-compasión, llama a este tipo de comportamiento “auto-apreciación.” Mientras que la auto-compasión en general se refiere a hacerle frente a los fracasos y contratiempos, la auto-apreciación implica celebrar nuestras mejores cualidades.

En un artículo (en Inglés) de su blog, Neff escribe que muchas personas están preocupadas por sentirse inútiles o narcisistas. Pero Neff dice que deberías apreciar tus buenas cualidades de la misma forma que alabas los rasgos positivos de un amigo.

Además, no tienes que expresar este agradecimiento en voz alta; tener pensamientos de agradecimiento sobre ti mismo debería ser suficiente.

Cuando Kaplan visitó la oficina de Business Insider en agosto, nos dijo porqué es importante ser agradecido con nosotros mismos en el contexto de tus logros profesionales:

“Realmente no quieres tener gratitud sólo en el espejo retrovisor. Así que tómate un momento ahora mismo, di, ‘Hey, esto es lo que hice hoy, esto es lo que hice este año. Tal vez no es exactamente lo que quería, tal vez no estoy todavía donde quisiera estar, pero estoy bien. Hice lo mejor que pude hasta el momento.'”

Al igual que el entrenador, Kaplan cree que estar agradecido contigo mismo por lo que has logrado, es la inspiración que necesitas para lograr aún más.

“Cuando te das ese impulso positivo,” dijo, “te ayuda a seguir adelante y a hacerlo mejor en el futuro.”

relajarteEstá comprobada la gran importancia que tienen las vacaciones para todos quienes trabajan.

Sin embargo, hay un sector que, debido a las obligaciones que implica su labor, las deja de lado, no sin sufrir las consecuencias de esa decisión: los emprendedores.

Cuando trabajas como empleado sabes que todos los meses recibirás tu sueldo, pues firmaste un contrato. Algo similar sucede con las vacaciones que llegarán en un momento determinado. Sin embargo, para las personas que crean sus propios negocios la situación es distinta; siempre están ocupados y no pueden dejar sus obligaciones de lado, porque gran parte de su funcionamiento depende de él.

Lo que muchos no saben es que además de descanso, las vacaciones representan el periodo donde más aflora la creatividad. Por el contrario, sin ellas, puedes tomar malas decisiones, la creatividad se bloquea y terminas viendo todo difuso.

Para facilitarte las cosas, aquí hay algunas actividades que no requieren de tanto tiempo y que te permitirán descansar sin alejarte de tus negocios. Toma nota ¡y relájate!:

Lee un buen libro

No otro acerca de marketing o liderazgo, sino que uno de ficción que te saque de este mundo. Puede ser algo de autores como Ken Follet o Stieg Larsson por ejemplo o uno de la saga de Harry Potter o de El Señor de los Anillos, si es que eres fan. Cualquier cosa que motive tu imaginación y te haga pasar un rato agradable.

Ve a una cafetería

En esos lugares puedes encontrarte y conocer gente interesante. Prefiere alguna cafetería local, algo más cercano que las grandes cadenas donde te encontrarás con ejecutivos.

Ve al cine

Puedes elegir cualquier horario, a las dos de la tarde por ejemplo hay menos gente. Escoge la tarde en que tengas menos actividades agendadas y ve alguna buena película que te distraiga.

Disfruta de algún pasatiempo

Tocar algún instrumento musical, jugar golf, tenis, o aprender jardinería, lo que sea que te agrade. También puedes jugar juegos mentales o de mesa, o hacer rompecabezas.

Relájate en un spa

Toma un masaje y relájate durante toda una tarde. Date aunque sea una hora sólo para ti y consentirte, te ayudará a mejorar tu desempeño y mantenerte motivado.

Júntate con amigos

Aprovecha estas reuniones para conversar de algo que no sea negocios. También puedes elegir algún juego de salón divertido, la idea es reírse y olvidarse aunque sea un tiempo del trabajo.

Pasa tiempo con tu familia

Si tienes hijos, tómate un tiempo para jugar y divertirte con ellos. Ten una cita con tu pareja y procura que, mientras estés con tus familiares, no contestes llamadas del trabajo ni revises tu correo. Darles tiempo de calidad también te servirá a ti.

Haz ejercicio

Dedica por lo menos media hora al día para ejercitarte. Puedes correr en el parque o tal vez ir a un gimnasio, el punto es que te mantengas saludable y en forma. Esto te ayudará a no sólo mejorar tu salud, sino que tu ánimo, tu autoestima y también para deshacerte de la energía negativa.

Kim KiyosakiConozco a muchas mujeres que quieren cambiar lo que tienen en la vida. A menudo, sin embargo, no cuentan el costo de lo que significa lograr ese cambio.

Cambiar es difícil para cualquiera porque nos obliga a pasar de lo que es cómodo a lo que no lo es. Incluso si el cambio significa algo saludable, igual se siente incómodo.

Por ejemplo, si tienes sobrepeso y quieres mantenerte saludable, tienes que dejar de comer malos alimentos y empezar a hacer ejercicio. Como sabes, esto es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Comer alimentos saludables es difícil mentalmente (y físicamente si estás acostumbrado a sentirte más lleno de lo que necesitas estar), y el ejercicio tiene dolor físico real asociado a él. Es mucho más fácil quedarte en tu rutina que cambiarla.

Pero la realidad es que si quieres cambiar realmente lo que tienes en la vida, tienes que cambiar quien eres y qué haces.

¿Qué significa esto en la práctica?

Redefine tu identidad

Si eres alguien que ve la televisión todas las noches, eso puede convertirse en una parte de quien eres. No te das cuenta, pero tus hábitos comienzan a ser, no sólo algo que haces, sino una parte de tu identidad. Es por eso que cuando intentas cambiar, te encuentras con la resistencia. Tu mente está repugnando contra un ataque a lo que ve como tu yo esencial.

Es imprescindible que reconozcas esto, grítalo y recupera el control de tu identidad. Debes elegir conscientemente quién quieres ser y redefinirte en lugar de dejar que tu subconsciente decida por ti.

Así que, por ejemplo, en vez de desperdiciar horas todas las noches viendo televisión, debes redefinirte como una persona que estudia y aprende sobre el dinero y las inversiones. Cuando haces este cambio consciente en tu identidad, ganas la mitad de la batalla para lograr el cambio.

Redefine tus amistades

Otra cosa que puede detenerte son tus amistades. La vieja frase, ” Los pájaros del mismo plumaje siempre vuelan juntos,” es muy exacta.

Si estás teniendo dificultades para lograr el cambio que buscas en la vida, echa un vistazo a tus amigos. ¿Están animándote a mejorar o te están tentando a caer de nuevo en las viejas costumbres?

Si es la última, es hora de seguir adelante y encontrar nuevos amigos que puedan viajar al siguiente nivel contigo, no arrastrarte para abajo.

Redefine tu rutina

Una vez que hayas cambiado tu identidad y tus relaciones, es imperativo que crees nuevas rutinas que te conduzcan al éxito.

Si quieres estar más saludable, tienes que hacer dieta y ejercicio, no sólo hablar de ello. Esto podría requerir poner algo de dinero no en tu boca, sino en ir a un gimnasio, y contratar un entrenador personal. El dinero y la responsabilidad te motivarán a mantenerte responsable.

Si quieres ser financieramente libre, tienes que aprender cómo funciona el dinero y empezar a invertir. Esto podría requerir que encuentres un socio que aprenda e invierta contigo para mantenerte responsable y encontrar un mentor que te desafíe en cómo gastas tu tiempo y recursos.

La disrupción conduce a la prosperidad

En el mundo de la tecnología, la palabra de moda “disrupción” se utiliza a menudo.

Una disrupción es una idea o un producto que aparece y se beneficia de una industria que está cómoda y ya no es innovadora. Uber es un ejemplo de una empresa que disruptó la industria del taxi con gran efecto. Ellos ahora valen miles de millones de dólares porque no aceptaron el status quo.

En nuestra vida personal, la disrupción es esencial (en nuestra identidad, amistades y rutinas) si queremos cambiar. Hoy, echa un vistazo a tu vida y ve cómo puedes disruptirla para mejor.

negocioIdeas de negocio vienen y van por tu cabeza, pero no todas pueden concretarse, algunas son técnicamente “imposibles”, pero este pequeño esquema te facilitará sobre la forma en que esa idea millonaria se vuelva palpable y alcanzable.

Haz pruebas

Cualquier negocio exitoso sabe que debe sacar una versión de prueba.

Es decir no mantengas tu idea en secreto, si es un producto; regálalo a tus conocidos o a un grupo selecto para que te digan que opinan de él. Es necesario que lo prueben. Si es un servicio, coméntalo, de igual manera para que te expresen su opinión.

Busca tú mercado meta

Demasiadas pequeñas empresas fracasan tratando de venderles todo a toda la gente. Tal vez tu idea tiene un gran potencial en varios mercados, pero empieza con un mercado meta. Con el que sientas que tiene mayor necesidad de tu producto o servicio. Tu oportunidad de negocio debe captar la atención de un mercado específico y accesible.

Colócale una armadura

Una nueva oportunidad de negocio es una cosa delicada. Con el fin de proteger y nutrir tu negocio tendrás que aplicar algún tipo de armadura que la proteja. Esta armadura ofrece garantías de que ninguna empresa invadirá y robara tu cuota de mercado. Esta armadura podría ser contactos exclusivos, licencias, patentes, o la mejor ubicación de la zona.

Ve lo que busca el mercado

En última instancia, las empresas se dedican a la simple tarea de proporcionar un producto o servicio que la gente necesita. Simple; aunque a menudo pasado por alto.

Su oportunidad de negocio es una, tendrá una alta calificación si se ajusta a las necesidades del cliente u ofrece lo que el cliente quiere. Es posible que haya un mercado abierto para una nueva forma de pasta de dientes, pero si los consumidores no quieren otra opción de pasta de dientes, entonces el éxito será efímero.

Jugar el juego del dinero

Todas las oportunidades de negocio deben ser evaluadas desde el punto de vista de la inversión necesaria para ponerlas en práctica. La oportunidad puede ser grande, sin embargo, si no estás preparado para salir a recaudar el millón necesario para su puesta en práctica, esta oportunidad no es para ti. La mejor oportunidad de negocio es la que coincide con tu capacidad de conseguir el dinero necesario.

Lleva tus habilidades a la mesa

Una oportunidad de negocio puede tener un potencial increíble sólo si tienes las habilidades necesarias para tener éxito en el.

Todos tenemos habilidades diferentes, pero si la oportunidad de negocios que estas evaluando requiere de habilidades específicas con las cuales no cuentas, es mejor que busques una oportunidad de negocio que requiera habilidades en las que si tengas experiencia, así tendrás muchas más probabilidades de éxito.

Ver hacia el futuro

En un futuro cercano, ¿cuál es la probabilidad de que tu negocio pueda ser reemplazado por la tecnología, está amenazado por las regulaciones gubernamentales, o estará de hecho obsoleto por los cambios sociales?

Realizar un rápido análisis de amenazas y oportunidades para ver cómo tu oportunidad de negocio puede sobrevivir. No es ser realista iniciar una tienda de venta de discos CD cuando la tendencia es comprarla o escucharla internet.

Factor humano

Muchas oportunidades de negocio requieren una fuerza de trabajo motivada y capacitada. Asegúrate de que estás en condiciones de cumplir esta ecuación o será el factor crítico que pueda lograr el éxito o el fracaso. Recuerde, las buenas personas son difíciles de encontrar. Reflexiona sobre cómo vas a encontrarlos y retenerlos.

Vivir MejorEn medio de los buenos tiempos, tus años universitarios también están llenos de momentos de tirones de pelo y, ocasionalmente, gritos de frustración.

En esos momentos, probablemente te hayas preguntado, “¿Por qué me está pasando esto a mí?!” Pero con el paso del tiempo, tu mentalidad cambió. El estrés, la tristeza o la ira que sentiste una vez fueron reemplazados por entendimiento, e incluso una lección aprendida.

Aquí, cinco millennials comparten sus momentos de pesadillas en eventualmente los ayudaron a avanzar:

1. Compañeros de trabajo difíciles

Me asignaron a un grupo para un proyecto y los otros estudiantes eran simplemente terribles. Era imposible conseguir que alguno apareciera en las reuniones, y no llegamos a muchas fechas límites. Tenía que trabajar más duro para poder estar encima de todos todo el tiempo, pero me preparó para trabajar con compañeros de trabajo con quienes no necesariamente pudiera conectarme.

Por cierto, terminamos consiguiendo una buena calificación en el proyecto!

-Shannon, 22, Philadelphia, PA

2. Enfermedades prematura

Comí comida intoxicada el día antes de un final y no pude estudiar para él porque estaba muy enferma. Me enseñó que a veces suceden cosas para las que no puedes prepararte con anticipación. Sólo tienes que desconectarte y hacerle frente a los problemas como vengan.

-Lindsey, 22, Manalapan, Nueva Jersey

3. Fracaso

Cuando empecé la universidad, sabía que quería trabajar en revistas. Estaba locamente-apasionada por la edición, así que creí que mi primera clase de edición-específica sería una brisa. Pronto me di cuenta de que no era tan buena como creía; saque una D en mi primera asignación y unas cuantas Cs a partir de entonces.

Mi profesor programó una reunión conmigo para hablar sobre mis calificaciones, creo que hablamos por casi una hora sobre cómo podía mejorar. Tomé un trabajo extra, no por el crédito adicional, sino para poder practicar y mejorar. Y entonces empecé a obtener Bs, y más tarde As, y terminé la clase con un B+.

Ahora trabajo como editora en la ciudad de Nueva York, viviendo mi sueño. Si me hubiera dado por vencida después del primer reto que se cruzó en mi camino, nunca habría llegado a donde estoy hoy.

-Erica, 24, Nueva York, NY

4. Un súper-exigente jefe

Tenía una instructora de enfermería en la universidad que era muy estricta durante mis rotaciones clínicas en el hospital. Parecía que se preocupaba demasiado por las pequeñas cosas, como llegar unos minutos tarde, y tenía un castigo severo si algo de eso pasaba. Me di cuenta sólo después de la universidad, cuando conseguí mi primer trabajo de enfermería, que sólo estaba tratando de ser una buena educadora.

Ella era dura con nosotros por las razones correctas; quería que entendiéramos que estábamos lidiando con la vida de los pacientes y que nuestro trabajo era serio.

-Christina McCourt, 24, Hoboken, Nueva Jersey

5. Rechazo

Me lesioné justo antes de mi primera temporada en la universidad. Siempre imaginé que iba a estar viajando por el país con mi equipo porque eso era lo que había hecho en la escuela secundaria. Esperaba que eso fuera lo mío, y basado en ello hice mi grupo de amigos. En el momento que me lesioné, supe que no sería capaz de volver a ser el mismo, como si nada hubiera pasado. Tomé la decisión de unirme a una hermandad en su lugar. Esa terminó siendo una de las mejores decisiones que tomé en la universidad.

Ahora, me recuerdo estar siempre abierto a nuevas cosas, incluso si eso significa apartarme de mi plan original. Si una puerta se cierra en tu cara, no tengas miedo de buscar otra salida.

-Tara, 22, Long Branch, Nueva Jersey

Richard BransonTodas las personas, así como las empresas, tienen sueños o metas. Sin embargo, la experiencia dice que son sólo algunos los que consiguen esos sueños y la gran mayoría se queda a mitad de camino.

Surge una pregunta: ¿Qué hacen o qué han hecho aquellas personas o empresas que han conseguido resultados que nosotros también queremos conseguir?

La filosofía que inspira el libro Aprendiendo de los mejores se basa en aprender de esas personas o empresas que han logrado lo que buscaban, ya que de algún modo ellas nos pueden dar indicaciones o pautas que nos lleven más cerca de lo que aspiramos a conseguir.

El éxito deja huellas y si uno es capaz de identificar esas huellas las condiciones a la hora de conseguir sus propios objetivos serán un poco más favorables, o como mínimo, no iremos a oscuras.

Aquí van 7 claves para emprender con éxito de 7 personajes incluidos en Aprendiendo de los mejores:

#1 «Sin un modelo de negocio, una empresa puede crear publicidad, contratar empleados y gastar dinero; pero no obtendrá ganancias» – Seth Godin

Más relevante que las ideas de negocio o los productos, son los modelos de negocio; porque un modelo de negocio es lo que transforma ideas en dinero.

Al final, todo se resume en si vendes o no vendes; en cómo eres capaz de comercializar tus productos y servicios. No pienses que un producto brillante se vende sólo. Rara vez ocurre. Lo importante no es lo que vendes sino por qué te compran.

#2 «Los mejores siempre sobreviven; cuando pasa el tiempo, sobreviven aquellas empresas que mejores experiencias proporcionan a los clientes» – Richard Branson

Preocúpate de hacer lo que tienes que hacer del mejor modo. Sé impecable; la calidad siempre acaba teniendo un hueco en el mercado. Los negocios de calidad son los negocios que mejor resisten a los cambios de mercado. Tu marca es tan buena como buenos sean tus productos y servicios. No hagas chapuzas con tal de ganar dinero rápido, no es sostenible.

#3 «Todo lo que nos rodea es competencia, no se debe subestimar a nadie, porque empresas muy grandes han caído» – Bill Gates

Si la competencia fuese tan mala como algunos piensan, simplemente no existiría. Otros piensan que no tienen competencia, lo cual es una ingenuidad, porque aunque exista una diferenciación, directa o indirectamente, siempre hay empresas ofreciendo productos y servicios similares.

Hoy día hasta un freelance trabajando desde su casa puede ser competencia. Tienes que mantenerte alerta, no peor para tu éxito es la autocomplacencia.

#4 «La mejor razón para comenzar una empresa es que ésta tenga un sentido; el de crear un producto o servicio que haga de este mundo un lugar mejor» – Guy Kawasaki

Para ganar más, añade más valor a la vida de los demás. Cuanto más valor aportes y a más gente, mejor te irán las cosas. El dinero es sólo un resultado, el resultado de lo bien o mal que estás haciendo las cosas.

Pocos emprendedores tienen en cuenta este detalle. Cambia el chip del ‘cuánto gano’ al ‘cómo sirvo’, y los beneficios te llegarán. Las empresas que dejan huella, que sortean mejor las crisis, que tienen una reputación más sólida, son aquellas que buscan algo más que la mera obtención de beneficios. Son negocios con causa.

#5 «Si no tienes nada diferente, no compitas» – Jack Welch

El éxito siempre procede de la diferencia, de ofrecer algo que los demás no ofrecen. Por tanto, la primera pregunta que toda empresa debe hacerse es: ‘¿Qué tengo yo que el resto no tiene?’

Puede ser lo que ofreces, cómo lo ofreces, lo que haces sentir o incluso tu capacidad para ser notorio. En cualquier caso, si no tienes algo que te diferencia, tus posibilidades de éxito son muy limitadas y estarás en la media; uno más.

#6 «Ser realista es el camino frecuentemente transitado por la mediocridad. ¿Por qué ser realista? ¿Qué sentido tiene ser realista?» – Will Smith

Todas las gestas a lo largo de la historia han venido de la mano de personas no–realistas; individuos que tuvieron la osadía de pensar en grande y desafiar el statu quo. Y esa osadía siempre está asociada a una cierta incomprensión por parte de aquellos –la mayoría– que tienen miedo a desafiar los límites, de apartarse de lo conocido para ir a por algo mejor.

Ser realista es simplemente ser normal; poco inspirador. Hay una cualidad que todas las personas de éxito tienen: creen en algo diferente a lo que ha sucedido antes; creen que algo diferente puede suceder.

#7 «Mi éxito es el de todos los que colaboran y han colaborado conmigo. Un ser humano no puede ser tan inteligente, tan poderoso o tan prepotente como para hacer él solo una empresa de este calibre como Zara» – Amancio Ortega

Ya lo dice un proverbio africano: «Si quieres ir rápido, ve sólo; si quieres llegar lejos, ve con otros». Nadie solo ha logrado nada grande en esta vida. Detrás de cualquier éxito notable lo que hay son equipos.

Los éxitos son siempre colectivos, todos tenemos carencias que necesitamos compensar con las fortalezas de otras personas. La complementariedad es la base de los equipos, eres tan bueno como la gente de la que te rodeas.

inteligencia emocionalHoy la simplifico en 4 puntos, para que cada uno pueda determinar su coeficiente emocional y qué tan cerca te encuentras de pertenecer a la pequeña élite de líderes.

1. ¿De dónde viene y por qué es tan importante la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional comenzó a ganar popularidad en la década de los 90 con las publicaciones del periodista-psicólogo estadounidense Daniel Goleman, a quien hoy en día reconocemos como una de las máximas autoridades en el tema.

Sin embargo, él comenzó solo como divulgador, eso sí uno excelente, de las investigaciones de los psicólogos Peter Salovey (Yale) y John Mayer (Universidad de Yale de New Hampshire). El tema causó una verdadera revolución en el mundo de los negocios, que hoy en día se afirma que si hay dos personas igualmente capaces a nivel intelectual, la que sacará ventaja será la que tenga un coeficiente emocional más alto.

“Los factores que mejor ‘discriminan‘, entre un grupo de personas igualmente inteligentes, a quienes mostrarán una mayor capacidad de liderazgo, no son el coeficiente intelectual ni las habilidades técnicas, sino las relacionadas con la Inteligencia Emocional”. 

– Daniel Goleman –

2. ¿Cómo saber si eres una de las personas que va a destacar por su inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es una destreza que permite monitorear tus emociones, diferenciarlas y emplear esa información para guiar tu forma de pensar y de actuar. En otras palabras, de usar tus sentimientos para resolver problemas laborales y ser más efectivo en el puesto de trabajo. La inteligencia emocional te da, entre otros, la capacidad de:

• Motivarte a ti mismo.
• Tomar conciencia de tus miedos y manejarlos.
• Perseverar en el empeño, superando las frustraciones que aparezcan en el camino.
• Controlar tus impulsos.
• Ser capaz de abstenerte de algo hoy, porque sabes que la recompensa a largo plazo será mayor.
• Regular tus estados de ánimo.
• Evitar que la angustia te bloquee la razón.
• Desarrollar los hábitos que sabes que favorecen tu productividad.
• Interpretar y enfrentar los sentimientos ajenos, incluidos los desagradables sin llegar a herir.
• Desarrollar empatía y confianza con los demás
• Trabajar bien en equipo.
• Engancharte con tu trabajo diario.

Toda esta maravilla se se mide a través del coeficiente emocional y para lograrla tienes que desarrollar 2 de los 8 componentes del modelo de las inteligencias múltiples del científico Howard Gardner:

• La inteligencia intra-personal (hacia adentro)
• La inteligencia inter-personal (hacia afuera)

3. ¿Eres inteligente a nivel intra-personal?

La inteligencia intra-personal está asociada a la interacción contigo mismo y a tu capacidad de conocer tu propio carácter, que es una tarea que suena más fácil de lo que en realidad es.

Eres bueno en este campo si…

• Reconoces y comprendes tus propios deseos, lo que te motiva, lo que se convierte en detonante y cómo se gestan tus intenciones.
• Conoces los valores, talentos y fortalezas, que necesitas para producir un desempeño sostenido.
• Enfrentas tus miedos.
• Elaboras tus sentimientos en lugar de suprimirlos y actúas como si no hubieran pasado.
• Etiquetas tus emociones (como el la película de Inside- Out) y usas esa información para entender y regular tu propio comportamiento.
• Analizas tu propia conducta.
• Te comprendes y trabajas bien contigo mismo. Si sueles decir “es que no me entiendo ni yo”, no harás muchos puntos aquí 😉

Al desarrollar habilidades intra-personales consigues un modelo viable y efectivo de ti mismo. Te vuelves capaz de auto-regularte, de ponerte en situaciones que resulten favorables y logras evitar o manejar las que no te convengan. Todo esto aumenta tus posibilidades de ascenso y bonificación, y te lleva a la cúpula del liderazgo.

4. ¿Eres inteligente en el plano inter-personal?

La inteligencia inter-personal, la que va hacia afuera, es la que te ayuda a notar y entender las intenciones, motivaciones y deseos de los demás.

Tienes un coeficiente emocional alto en este campo si…

• Te comunicas con otros teniendo en cuenta sus diferentes estados de ánimo, temperamentos, motivaciones y habilidades… Ojo, no los tuyos.
• Conoces los talentos y fortalezas de los que te rodean y los utilizas para el bien común.
• Puedes asumir diversos roles dentro de grupos, ya sea como líder o como un miembro más del equipo.
• Ves distintos puntos de vista y aprecias valores y opiniones diferentes a las tuyas.
• Estableces amplias redes sociales con facilidad.
• Sabes comunicarte con las personas y también “leerlas”.
• Tienes capacidad de convocatoria y enganchas a la gente a tu alrededor.

Si tienes habilidades interpersonales notables cuentas con una alta percepción de los sentimientos y estados de ánimo de los demás. Eres de buen trato, te mueves como pez en el agua con las personas y despiertas la simpatía de jefes, pares y colaboradores, lo cual también incrementa tus posibilidades de ascenso y bonificación, y por supuesto, de ascender en la escala organizacional.

Desde cualquier ángulo resulta buen negocio trabajarle a la inteligencia emocional. Al final, vas a estar más a gusto contigo mismo, con los demás y aumentarás las posibilidades de una promoción laboral y obtener más ingresos. Sobra decir que para las organizaciones tener Millennials inteligentes emocionalmente equivale a tocar el cielo con las manos.

preguntasHace poco leí un post de una de mis mentoras, Karyn Greenstreet, que me ha parecido muy útil e interesante.

Según comenta ella hay dos tipos de personas: las que se ponen en marcha rápidamente, casi sin planificar; y las que prefieren crear una estrategia antes de empezar. ¿Con cuál te identificas más?

El ser una persona de acción es algo excelente, sobre todo porque es la acción la que genera resultados. De nada sirve tener muchísimos conocimientos y formación si luego no pasas a la acción. De hecho, ir acumulando cursos y cursos indefinidamente antes de ponerte en marcha porque “necesitas estar más preparada” es una forma de auto-sabotaje por miedo a fracasar, al rechazo, etc.

Sin embargo, como oí una vez, la acción sin dirección no es muy efectiva. O lo que es lo mismo, hacer no equivale a conseguir, a tener resultados (o al menos los resultados que tú quieres). Seguro que lo has podido comprobar por ti misma más de una vez, trabajar como una loca para nada.

Por ejemplo: meterte en un montón de redes sociales sin saber para qué, gastarte una millonada en tu web sin tener clara tu idea de negocio, ponerte a hacer cosas en el despacho y acabar el día sin haber hecho lo verdaderamente importante, etc.

Aquí es donde entra en acción la planificación, la estrategia. Hay personas que antes de entrar en acción prefieren tenerlo todo bien planificado y tener clara su estrategia. Muy sabio, porque eso te permite analizar distintas opciones antes de emplear tiempo y energía en algo. No sea que después de emplearlo no funcione y creas que ha sido mala suerte o que tú no vales para eso, cuando la verdad es que lo único no válido eran tus técnicas o tu estrategia.

Por supuesto, la planificación también tiene su contrapunto, cuando la utilizas como excusa para posponer el momento de acción, algo también bastante frecuente.

En todo caso, en la mayoría de las situaciones es muy útil tener una estrategia, y estas son cinco preguntas fundamentales que deberías planearte si tienes algo en mente o estás en medio de un proceso:

¿Por qué estoy haciendo esto?
¿Por qué lo estoy haciendo ahora?
¿Qué resultado espero?
¿Cómo voy a saber que he conseguido ese resultado, qué metodos de analisis voy a utilizar?

Y la más interesante…
¿En qué otra cosa podría emplear mi tiempo, dinero y recursos para obtener mejores resultados?

Es muy fácil ir acumulando información y cursos y sentirte atraída por las “novedades”, con la idea de que todo te puede ser útil. Pero la consecuencia, muchas veces, es la parálisis por análisis.

Hay tanto que no sabes por dónde empezar y acabas no haciendo nada. O bien todo lo contrario, te metes de lleno en cada novedad y puerta abierta que ves sin pararte a pensar demasiado. En cualquiera de estas situaciones estas cinco preguntas pueden ahorrarte bastantes quebraderos de cabeza.

¿Qué te parece?

open englishCon un padre diplomático, el emprendedor venezolano Andrés Moreno vivió su niñez y juventud viajando en nueve países en tres continentes.

Esto le dio una clara noción del valor del inglés como herramienta de comunicación. Luego trabajó en una empresa que organizaba clases presenciales de este idioma para compañías y vivió en carne propia los desafíos de tener profesores in situ.

“Tenía sentido que yo fuera el emprendedor para Open English por todas mis experiencias personales”, resalta hoy Moreno, fundador de Open English –start-up valorada en unos US$350 millones– y protagonista de varios de sus comerciales, que inundaron la televisión por cable con divertidos mensajes, como aquel en el que su compañero de vuelo Wachu populariza el término ‘ééééééxito’ (una confusión con la señal de “exit” o salida en un avión).

El ejecutivo de 34 años compartió sus claves para caminar por el sendero del emprendimiento invitado al quinto aniversario de la aceleradora Wayra.

1. La idea

Como primer paso, Moreno exhorta a los emprendedores a construir sus empresas de acuerdo con las fortalezas personales.

Cada persona posee experiencias previas distintas que le permitirán “unir los puntos” que resuelvan una necesidad y se transformen en una oportunidad de negocio. “La riqueza del Perú no solo está en las minas de oro, sino en las mentes de oro de sus emprendedores”, confía Gary Urteaga, fundador de Cinepapaya.

2. De la idea al producto

Descubierto el problema, hay que hallar soluciones. En el caso de Open English, se tenía claro que existía una necesidad de aprendizaje y que las grandes barreras eran los rígidos horarios de los institutos, el material desactualizado y la poca práctica oral.

Estas hipótesis deben ser probadas mediante un producto mínimo viable, es decir, una aproximación sencilla y medible de nuestra respuesta. Ello eliminará el riesgo de hacer grandes inversiones sin saber la respuesta del mercado y acelerará el desarrollo de la idea.

3. Definición del mercado objetivo

Saber la dimensión del público al que se apunta y entenderlo es muy importante para calibrar la propuesta y generar confianza en los futuros inversionistas. “Hay que usar métricas que cuantifiquen al cliente objetivo, el tamaño [del mercado], más aun si se tiene una visión regional del producto, a fin de que se vea si es escalable”, indica Moreno.

“El emprendedor debe conocer muy bien a los usuarios a los que está dirigido su servicio o producto y, para ello mediante entrevistas, puede averiguar sus necesidades”, agrega Gonzalo Villarán, director general de la dirección general de innovación, transferencias tecnológica y servicios empresariales del Produce. Para conocer al público, una técnica es crear un piloto y analizar el perfil de sus usuarios.

4. La competencia

Reconocer el ambiente competitivo y qué empresas juegan en el segmento al que uno se dirige es clave para saber cómo una start-up se diferencia del resto.

5. Selección del modelo de negocio

Tener claro cómo hacer rentable una idea de negocio puede ser un dolor de cabeza para muchos emprendedores. “Pero errar en el modelo no significa que el producto no funciona”, recuerda Moreno.

Open English pasó por el modelo gratuito (sustentado en publicidad) y el ‘freemium’ (de una parte libre y otra pagada) hasta llegar al de pago por suscripción. “Hay que hacer pilotos (probar), ser flexibles y tener creatividad para lograr que la idea se monetice”, anota.

6. Captación de clientes

Elegir cómo y dónde comunicarse con el público dependerá del entendimiento previo de los hábitos de compra del consumidor. Así, la estrategia variará según el mensaje y los canales elegidos para generar la conversión de compra, es decir, que un cliente potencial concrete la transacción.

7. Levantamiento de capital

Conseguir inversiones para concretar el emprendimiento o que sean el combustible para nuevos objetivos requerirá tocar varias puertas. Contar con un plan de negocio detallado y el discurso adecuado no siempre resultará en una respuesta favorable.

Sin embargo, en el país la avidez por nuevas propuestas ha ampliado el interés de inversores ángeles, comenta Gonzalo Begazo, cofundador de Chazki. En tanto, el emprendedor debe estar preparado para precisar si desea contar con un nuevo accionista o una inyección de capital vía deuda convertible en acciones.

Reibox BlogDe la Parte I

Muchos consideran a Jobs un genio, y todos pueden aprender una cosa o dos de sus tácticas.

Aquí te enseñaremos cómo conseguir lo que quieres, ya sea en tu carrera o en tu vida en general, usando ejemplos de la vida de Jobs. La mayoría de estas historias fueron tomadas de la biografía de Steve Jobs de Walter Isaacson.

Parte II

No esperes para solucionar los problemas. Corrígelos ahora.

Cuando Jobs trabajaba en Pixar con “Toy Story”, el cual sería el primer largometraje creado enteramente con animación 3D, la primera versión de Woody el vaquero se había convertido gradualmente en un cretino principalmente debido a las ediciones de guión dictadas por Disney. Pero Jobs se negó a permitir que Disney, una de las compañías más grandes del mundo, arruinara la historia original de Pixar.

“Si algo no está bien, no puedes simplemente ignorarlo y decir que lo arreglarás más tarde,” dijo Jobs. “Eso es lo que las otras compañías hacen.”

Jobs insistió en que Disney devolviera las riendas a Pixar, y al final, Woody se convirtió en un personaje muy simpático y tridimensional (sin juego de palabras) en “Toy Story”, que pasó a ser un éxito monumental.

Otro ejemplo: Cuando Jobs estaba diseñando la primera Apple Store, su vicepresidente de ventas Ron Johnson se despertó en medio de una noche antes de una gran reunión con un pensamiento atormentador: Habían organizado las tiendas completamente mal.

Apple había organizado previamente las tiendas según los tipos de productos que vendían, pero Johnson se dio cuenta de que Apple necesitaba organizar la tienda Alrededor de lo que la gente podría querer hacer con esos productos.

Johnson le contó a Jobs sobre su epifanía la mañana siguiente y después de una breve erupción de Jobs, el CEO de Apple le dijo a todos los que asistieron a la reunión de ese día que Johnson tenía toda la razón, y que necesitaban rehacer el diseño por completo y que tomaría 3-4 meses.

“Sólo tenemos una oportunidad para hacerlo bien,” dijo Jobs.

Hay dos maneras de lidiar con las personas problemáticas: o dirigirlas de frente…

Jobs veía a menudo el mundo en términos binarios: “Una persona era un héroe o un idiota, un producto era asombroso o una mierda.” Quería que Apple fuera una compañía de “jugadores de primera”, lo que regularmente significaba deshacerse de los jugadores se segunda o de tercera, o empujarlos con gran fervor (intimidarlos, hasta cierto punto) para que se convirtieran en jugadores de primera.

Antes de que Apple lanzara el Macintosh, uno de los ingenieros encargados de construir un ratón que pudiera mover el cursor fácilmente en todas las direcciones (no sólo arriba/abajo e izquierda/derecha) le dijo a Bill Atkinson, uno de los primeros empleados de Apple que desarrolló gráficos para el Mac, que no había “manera de construir ese ratón de manera comercial.”

Después de que Jobs oyera de esa queja durante una cena, Atkinson llegó al trabajo al día siguiente sólo para descubrir que Jobs había despedido al ingeniero. Las primeras palabras del reemplazo de ese ingeniero fueron: “Yo puedo construir el ratón.”

…O “seguir la línea de menor participación” e ignorarlas por completo.

A jobs no le gustaban las cuestiones demasiado complejas, especialmente si les exigían que hiciera arreglos. Así que en ocasiones, se hacía completamente distante. Como dijo el biógrafo de Jobs, Walter Isaacson, “Jobs se callaba e ignoraba las situaciones que lo incomodaban,”

Jobs usaba esta táctica, la cual fue extremadamente eficaz, en varias ocasiones: Cuando el entonces CEO de Apple, Gil Amelio le preguntó qué papel quería desempeñar en la empresa después de que se reincorporara a través de la adquisición de NeXT (Jobs no podía decirle “quiero tu trabajo,” después de todo) y cuando no estaba seguro de cómo tratar con su enemistada hija Lisa.

Chrisann Brennan, la madre de la hija de Jobs, Lisa, describió esta táctica al biógrafo Jobs (nuevamente, énfasis nuestro):

“Había una comunidad de personas que querían conservar su casa de Woodside debido a su valor histórico, pero Steve quería derribarla y construir una casa con huerto. Steve dejó que la casa cayera en tanto deterioro y decadencia durante tantos años que no hubo manera de salvarla. La estrategia que utilizó para conseguir lo que quería era simplemente seguir la línea de menor participación y resistencia. Así que por no hacer nada en la casa, y tal vez incluso dejar las ventanas abiertas durante años, la casa se derrumbó. Brillante, ¿no?”

Golpea cuando el hierro esté caliente, y golpea duro.

El éxito suele engañar a las personas para que piensen que pueden dejar de trabajar; Jobs tenía un punto de vista muy diferente.

Cuando su gran apuesta en Pixar dio sus frutos, y la primera película de la compañía “Toy Story” fue un enorme éxito con los críticos y las taquillas, Jobs decidió hacer la empresa pública.

Los banqueros de inversión dijeron que no podrían hacerlo, especialmente después de que Pixar había estado sangrado dinero durante los cinco años anteriores. Incluso John Lasseter, jefe creativo de Pixar, le dijo a Jobs que debería esperar hasta después de la segunda película de Pixar. Pero Jobs insistió.

“Steve me objetó y dijo que necesitábamos el dinero para poder poner la mitad del dinero para nuestras películas y renegociar el acuerdo con Disney,” dijo Lasseter al biógrafo de Jobs.

Y eso es exactamente lo que pasó. Pixar celebró su IPO una semana después de que “Toy Story” se estrenara en los cines, y fue un éxito salvaje: superó a Netscape como la mayor OPI de 1995 y, lo que es más importante, significó que Pixar ya no necesitaba depender de Disney para financiar sus películas. De repente, Disney, con su desgranado departamento de animación, necesitaba a Pixar, en lugar de al revés.

La compañía de Mickey Mouse se daría cuenta de esto después y pagaría 7,400 millones de dólares para adquirir Pixar, convirtiendo a Jobs en el mayor accionista de Disney, manteniendo a Pixar independiente y salvando al mismo tiempo al alguna-vez-excelente departamento de animación de Disney en el proceso.

Cuando tengas ventaja, úsala.

Fue una gran noticia cuando Steve Jobs volvió a Apple, la compañía que ayudó a comenzar, pero había perdido su “magia”.

Jobs insistía en que él sería sólo un “asesor” de Apple en ese momento, pero aquellos en Apple y alrededor de Apple sabían que era él quien realmente tenía el control. El entonces CEO de Apple, Gil Amelio, dependía de Jobs para que la visión de la compañía siguiera adelante.

Asi que, en su primer jueves de vuelta en Apple, Jobs usó esta nueva influencia en su ventaja: Llamó a una junta directiva y exigió a Apple que revaluaran sus opciones sobre acciones y redujeran el precio de ejercicio para volverlas valiosas de nuevo. Era legal en ese momento, pero no se consideraba bueno en los negocios, por lo menos no éticamente. Pero incluso después de que la junta directiva rechazara la idea, diciendo que un estudio llevaría al menos dos meses, Jobs contraatacó.

“Ustedes me trajeron aquí para arreglar esto, y la gente es la clave … chicos, si no quieren hacer esto, no voy a regresar el lunes. Porque que tengo miles de decisiones claves que tomar que son mucho más difíciles que esta, y si ustedes no pueden darme su apoyo en este tipo de decisiones, voy a fracasar. Así que si no pueden hacer esto, me voy de aquí, y pueden echarme la culpa, pueden decir, ‘Steve no estaba preparado para el trabajo.'”

La junta le dio a Jobs lo que quería. Pero Jobs no se detuvo allí: al día siguiente, exigió que todos los miembros de la junta que renunciaran, “o bien voy a renunciar yo y no regresaré el lunes”. Les dijo que todos los miembros de la junta tenían que irse, excepto Ed Woolard, y eso es exactamente lo que pasó. Al ser capaz de elegir a sus propios miembros de la junta (y actuar independientemente de ellos) tuvo el poder para controlar los siguientes proyectos de Apple, lo que hizo posible que gadgets como el iPod existiera.

Exige la perfección, y no te conformes con nada menos.

Jobs detestaba a cualquiera que estuviera listo para comprometerse a sacar un producto a tiempo y dentro del presupuesto.

Él encontraba la suficiencia “moralmente espantosa.” La meta de Jobs para Apple nunca fue simplemente superar a los competidores, ni siquiera ganar dinero: era hacer posible el mejor producto, “o incluso un poco mejor que eso”.

Él exigía todo:

• Cuando el Macintosh arrancaba demasiado despacio, embistió al ingeniero responsable, equiparando la situación a una cuestión de vida o muerte.

• Trabajó con innumerables artistas y agencias de publicidad para asegurarse de que los anuncios de Apple tuvieran la sensación correcta, y que la imagen y el audio sincronizaran perfectamente.

• De los ingenieros del iPod, exigió la posibilidad de acceder a cualquier función en el reproductor de música con tan solo tres pulsaciones del botón, y no más.

• Insistió en que el proceso de producción de todas las computadoras de Apple se redujera de cuatro meses a dos.

Cada una de estas decisiones individuales podría ser considerada como fijarse-en-pequeñeses, pero cuando se ponen todas juntas, Apple creó una cultura como ningún otro.

A diferencia de otras empresas de tecnología que habían aparecido y desaparecido, los clientes y fieles fans sintieron que Apple puso sus intereses en primer lugar, y estaban, como resultado, dispuestos a pagar altos precios por sus productos.

“Steve creó la única marca de estilo de vida en la industria de la tecnología,” le dijo el cofundador de Oracle, Larry Ellison, al biógrafo de Jobs. “Hay autos que la gente se enorgullece tener (Porsche, Ferrari, Prius) porque lo que conduzco dice algo sobre mí. La gente siente lo mismo con los productos de Apple.”

emprenderDurante una conversación con amigos (varios de ellos ejecutivos de empresas), fue muy grato enterarme que su plan para el fin de semana era trabajar en sus emprendimientos personales.

Mi curiosidad me impulsó a saber un poco más así que les hice una serie de preguntas sobre las características de sus ideas de negocio.

Para algunos de ellos, su emprendimiento estaba asociado a su experiencia laboral. Sin embargo, para la mayoría, éste se basaba en sus intereses personales.

Esto me hizo reflexionar sobre cuánto conocía a mis amigos, la verdad es que siempre supe sobre sus inquietudes, pero no pensé que estuvieran desarrollando un negocio basado en sus gustos.

Tomando esta experiencia, es posible diseñar una empresa que pueda significar cambiar nuestra vida para siempre en solo UN MES.

Primer fin de semana: Diseñar la idea de negocio

El primer paso es reflexionar sobre la idea considerando el mercado al que se dirigirá. Es decir, la forma en que se pretende resolver el problema. La clave de esta etapa es escribir lo que queremos hacer para comprometernos con lo que estamos pensando, facilitando así el poder comunicarlo a otros.

La escritura de la idea de negocio es lo que se conoce como Perfil del Negocio y puede ser plasmado en distintas herramientas, como lo son: word, excel o powerpoint. Ésta última es la mejor ya que nos facilita la presentación a otros. No es necesario que tenga muchas slides (diapositivas), pero al menos debe tener lo siguiente:

Perfil del negocio
1.- Slide: Identificación del Problema
2.- Slide: Identificación de quienes tiene el problema (breve descripción del mercado)
3.- Slide: Descripción de la solución (es el cómo queremos resolverlo)
4.- Slide: Descripción del mecanismo de solución (es la parte técnica de cómo pretendemos solucionarlo, no en detalle, pero sí describir cómo funciona nuestra propuesta)
5.- Slide: Dimensionamiento del mercado (es la estimación del mercado potencial)

Segundo fin de semana: Compartir nuestra idea

Lo ideal es reunirnos con las personas que estén interesados en compartir nuestra idea para enriquecerla.

Es importante que no exista ese miedo a que “te roben” la idea. Recuerda que éstas por sí solas no valen nada, lo importante es la ejecución y sin duda, ésta ya pudo haber pasado por la cabeza de alguien más antes.

Por otro lado, si existen personas con opiniones negativas, no te desmotives. Considera solamente lo que te ayude a enriquecer futuro negocio.

Tercer fin de semana: Diseño del plan de actividades

Dedica este fin para diseñar las etapas a realizar para concretar nuestra empresa. A esta altura ya tenemos que tener el perfil de negocio ajustado con los comentarios que surgieron en la etapa anterior.

Establece un calendario de las principales actividades que necesitas ejecutar. No te preocupes si no tienes claro todo, con el tiempo se irán agregando más tareas que lograrán que identifiques todo, poco a poco.

Diseñar un plan de actividades nos ayuda a organizar el trabajo y comprender los esfuerzos que toman cada una de las actividades.

No te compliques con los temas formales de crear sociedades, registrar empresa, obtener facturas, obtener el número de contribuyente de la sociedad, etc. Los trámites administrativos se deberán hacer, pero una vez que tengan la idea formada.

Cuarto fin de semana: Implementación

Una vez que hayas terminado con el plan de actividades llegó la hora de ponernos a trabajar.

La implementación es la etapa clave y será la que te permitirá concretar tu sueño, por lo tanto hay que considerar que en el camino muchas de las cosas que inicialmente definimos pueden sufrir cambios. Recuerda: el plan es sólo una guía y no es ley. Adapta el plan a la realidad y no tomes en cuenta lo que no es necesario.

Algunas consideraciones

No es necesario contar con todos los recursos, capacidades, infraestructura, etc. para desarrollar tu emprendimiento.

Sé precavido y parte de una escala pequeña para entender la dinámica del negocio. Por ejemplo: un emprendedor se inició con un e-commerce, pero el primer paso fue vender los productos a través de portales de comercio como Mercadolibre e E-bay, luego que aprendió a gestionar la logística (que es lo más relevante de este tipo de negocios), y cuando logró un volumen importante de venta, se lanzó con su propio e-commerce.

De no haberlo hecho así, habría tenido muchos problemas, partiendo por la variedad de productos cuando no tenía la capacidad financiera para pagar un desarrollo de la plataforma, el costo del stock, las personas y despacho.

El desarrollo de un negocio es dinámico, por lo que en el camino experimentarás muchos cambios producto del aprendizaje, conocimiento del entorno y necesidades de los clientes.

La clave del emprendimiento es la perseverancia, por lo que si bien, en un mes podemos dar inicio a nuestro negocio, necesitamos mucho tiempo para que éste madure. Es por ello que es muy importante elegir un negocio en donde la actividad principal sea algo que nos cautive y nos motive a seguir adelante.

No hay nada peor que iniciar un proyecto en el cual la motivación principal es el dinero, ya que prontamente el interés se perderá.

flujo de efectivoEl flujo de efectivo es un nombre rimbombante para algo que es muy sencillo: lo que ganas (es decir, el dinero que entra) y lo que gastas (el dinero que sale).

Si gastas más de lo que ganas, entonces te endeudas. Se destruye patrimonio y además creas un compromiso, porque las deudas tienes que pagarlas; afectas tu flujo de efectivo futuro, ya que parte del dinero que ganes mañana lo tienes que usar para pagar cosas que ya compraste, entonces tienes menos dinero para otras cosas.

Si por el contrario gastas menos de lo que ganas, se genera un ahorro que es una condición necesaria para construir un patrimonio.

Ahora bien, hay mucha gente que no tiene ningún control sobre su flujo de efectivo. Frases como “el dinero parece que me quema las manos”, “no sé ni en qué se me va el dinero” o “no llegaré al final de la quincena” lo ilustran.

Eso sin duda genera mucho estrés: vivir sin saber si uno será capaz de llegar a fin de mes no es manera de vivir. Lo cual, además, se manifiesta y tiene un impacto en otros aspectos de nuestra vida como, por ejemplo, nuestras relaciones.

No deje que sus deudas tomen control de usted

Piensa por un momento: ¿el dinero te causa angustia, tanto si te falta como si lo tienes? ¿Te has puesto a pensar por qué? ¿Cómo vivías de niño la actitud de tus padres respecto al dinero? ¿Cómo es tu relación con tu pareja?

Este ejercicio de reflexión me parece que puede resultar en conclusiones interesantes para cada uno de nosotros. Como siempre he mencionado, no hay que dejar que el dinero controle nuestra vida, por el contrario, nosotros somos los que debemos tener el control de nuestro flujo de efectivo.

Las ventajas de controlar tu flujo de efectivo son muchas; entre éstas destacan:

1.- Disminuir nuestro nivel de estrés y nuestras preocupaciones financieras.

Estos sentimientos vienen, como ya hemos hablado, precisamente de la falta de control; dicho de otra manera, la sensación de que nunca nos alcanza, de tratar de estirar la quincena lo más posible o de tener que enfrentar algún imprevisto, o previsto, es decir, algún gasto irregular que sabíamos que iba a llegar, pero para el cual no nos preparamos debidamente.

2.- Enfocarnos en nuestras prioridades.

Independientemente de nuestro nivel de ingresos, el dinero nunca parece ser suficiente. Es un bien escaso y por ello no podemos hacer todo al mismo tiempo. Eso nos obliga a priorizar, tratar de enfocarnos en aquello que es más importante (y luego a todo lo demás).

3.- Nos permite prepararnos para las cosas que suceden en el mundo.

Muchas personas no se dan cuenta de que aun si compran a crédito con meses sin intereses siguen estando endeudadas. Si llegan a perder su empleo, si el día menos esperado su empresa decide que se va de México, tienen ya una situación financiera comprometida, a diferencia de aquél que no tiene deudas y encima cuenta con un buen fondo para emergencias.

Si hay algo constante en el mundo es el cambio. Nadie esperaba que ganara Trump y nadie puede prever qué tanto podrían afectar sus decisiones a la economía mexicana. La gente que tiene una mejor posición financiera puede enfrentar esos retos de la mejor manera posible y en calma.

Vivimos en un mundo incierto, no hay duda de ello, cada día más difícil y con muchos más retos.

Por eso es tan importante que la financiera sea la menor de nuestras preocupaciones y que, en cambio, construyamos una posición que nos permita enfrentarlos con seguridad.

No olvidemos, como siempre digo, que el dinero no es un fin en sí mismo, es simplemente un medio que nos permite alcanzar aquellas cosas que más nos importan.

La tranquilidad y la seguridad para nosotros y nuestra familia son, para muchos, una prioridad. Aprende a controlar, entonces, tu flujo de efectivo, para construir —nunca destruir— patrimonio.

Reibox Blog¿Están las futuras carreras de nuestros hijos condenadas a ser reemplazadas por robots e inteligencia artificial?

La respuesta corta es no. La respuesta más larga es, por supuesto, no. Y eso es porque los seres humanos tienen algo que ninguna máquina puede encarnar: empatía. Y es esa característica claramente humana que hará que la industria tecnológica sea más diversa y exitosa en el futuro.

El elemento humano del conocimiento tecnológico fue el tema de la fundadora de Black Girls Code Kimberly Bryant, la responsable de diversidad de Pinterest, Candice Morgan, y la fundadora de Global Citizen Year Abby Falik, el martes por la tarde en el Festival Fast Company Innovation.

“La empatía es como un músculo,” dijo Morgan, “realmente lo es”. Su trabajo en Pinterest se ha centrado en conseguir equipos de liderazgo para entender mejor cómo usarlo. La compañía celebró eventos centrados en fomentar el talento de los grupos sub-representados. Y a través de esas conversaciones y relaciones, dijo Morgan, otros fueron capaces de articular mejor y entender cómo la gente de diversos orígenes ven su papel en la empresa y la industria de la tecnología.

Construir un equipo diverso conduce necesariamente a una comunidad de trabajo más empática. “Llegar a la mesa y sentarse frente a alguien que tiene ideas diferentes,” ayuda a la industria a crecer, dijo Morgan.

Pero primero, las empresas tienen que darse cuenta de sus deficiencias, y crear estrategias sobre cómo construir equipos más diversos y robustos. “Hay un sesgo implícito y sistémico incorporado en el sistema,” dice Bryant. A pesar de que hubo un fuerte grito de más diversidad en tecnología, la composición demográfica de la mayoría de las empresas se estancó en los últimos años. Bryant añadió: “Creo que ahora estamos en el momento en que las empresas realmente necesitan tener conversaciones sobre la cultura de la empresa y cómo solucionar todos esos agujeros”.

Morgan describió el proceso Pinterest por el que pasa ahora como asegurarse de que los candidatos de muchos entornos se consideran así como son evaluados de manera justa, lo que incluye su entrenamiento y referencias externas sobre las descripciones de sus empleos.

La compañía también se asegura de que los lugares que reclutan fomenten un ambiente similarmente abierto; “Dejamos de ir a las escuelas que no tenían la diversidad en su cuerpo estudiantil que estábamos buscando,” dijo. Pinterest también implementó un sistema que requiere entrevistar a al menos una mujer y una persona con un entorno sub-representado para cada puesto de liderazgo. Pequeños cambios como estos hacen que sea más fácil para las empresas evaluar grupos de solicitantes más fuertes y evitar que un sesgo inconsciente se entrometa en tu camino en la decisión.

Al mismo tiempo, las tres mujeres coincidieron en que los futuros empleados también deben mejorar sus habilidades interpersonales.

Las personas que pueden comunicarse y relacionarse sueltamente tienen más probabilidades de tener éxito. Esa es una de las razones principales por las que Falik creó el Global Citizen Year, que envía a los graduados de secundaria a vivir y sumergirse en otros países por un “año puente” antes de la universidad.

Ella habló sobre cómo muy a menudo la habilidad que dicta la capacidad de una persona de estar alrededor de otras se considera no importante. “La noción de ‘habilidades blandas'”, dice, “necesita algún cambio de nombre como ‘habilidades de poder.’” Si bien los temas difíciles como las matemáticas y las ciencias son importantes para la formación de los niños, también necesitan aprender a ser creativos y tener un propósito.”

Bryant vio esto de primera mano. Ella describió llevar a su hija, que ahora tiene 17 años, en viajes alrededor del mundo. Esas experiencias de conocer gente nueva y comunicarse de diferentes maneras demostraron lo vital que son las habilidades humanas.

“He visto cuánto [estas experiencias] han impactado en su crecimiento como ser humano,” dijo. “Nos perdimos en Puerto Rico y ella es la única que habla español… siempre tenemos estas experiencias donde nos enseñan a empalizar.”

Las tres mujeres tienen diferentes títulos, pero todas ellas se involucran en cultivar las fuerzas de trabajo que aborden los problemas humanos y utilicen la tecnología para superarlos.

La misión de Falik es hacer que los jóvenes experimenten cosas nuevas en diferentes lugares, lo que les dará una educación global que ninguna escuela puede proporcionar.

Para Bryant, su trabajo es crear avenidas para las mujeres de entornos sub-representados para entrar en las fuerzas de trabajo tecnológicos y tener éxito.

El papel de Morgan es asegurarse de que su compañía esté en la cima aprovechando todas las oportunidades para aprovechar los talentos más diversos, lo que ayudará a fortalecer la industria en su conjunto.

Pero más importante, su trabajo no es sólo por su propio bien, sino por el bien de la industria de la tecnología también. Si una empresa no se enfoca en la diversidad y la inclusión, dice Bryant, “entonces no creo que su empresa quiera ganar.”

comunicacionAndy Bounds, en el libro “The snowball effect. Comunication techniques to make you unstoppable”, del que ya hemos hablado en una entrada anterior, propone una serie de estrategias para persuadir a los demás y conseguir que quieran hacer lo que nosotros deseamos.

Entre ellas podemos destacar las siguientes:

1. Entender lo que realmente desean y motiva a los demás, que en muchas ocasiones no coincide con sus necesidades.

Esto implica que intentar persuadir a alguien explicándole que necesita algo con frecuencia no funciona. Resulta más adecuado mostrarles cómo nuestra idea les va a ayudar a conseguir aquello que realmente desean.

En lugar, como ejemplo, de decir que tienes que asistir a una reunión plantearlo de esta forma: “Me gustaría facilitar tu toma de decisiones y para ello la semana que viene celebraremos una reunión en la que trataremos el tema que te preocupa”. Debemos recordar siempre que la comunicación se tiene que centrar en la audiencia y no en nosotros.

2. Conocer lo que es importante para los demás y alinear nuestra propuesta para que coincida con lo que les beneficia.

Para comprometer a las personas debemos centrarnos en aquellos aspectos que pueden tener utilidad para ellos. Las características para definir un buen beneficio, según el autor, son:

a) Se centran en la otra persona, por lo que deben incluir la palabra “tú”.

b) La otra persona es la que tiene que percibir el beneficio, no nosotros.

c) Los beneficios van a suceder en el futuro, no han ocurrido todavía.

Es conveniente enfatizar estos beneficios al comienzo de la conversación, para lograr despertar el interés de nuestro interlocutor desde el principio.

3. Alinear nuestra agenda con la de los demás.

Si no lo hacemos, aunque sea complicado, puede originar graves problemas: las estrategias no cuajan, los equipos no funcionan, las personas no se comprometen,…

Bounds recomienda para lograrlo:

a) Preparar nuestra comunicación con el juego de “¿Por qué esto es bueno?”en el que imaginamos que nuestra audiencia nos hace esa pregunta en relación con nuestra agenda y nosotros respondemos explicando los motivos por los que consideramos que lo es. Por ejemplo para explicar una nueva estrategia:

Líder: “Esta es la nueva estrategia”.

Equipo: “¿Por qué es buena?”

Líder: “Es buena para vosotros porque os muestra la dirección en la que vamos”.

Equipo: “¿Por qué es buena?”

Líder: Es buena porque os sirve para conocer cómo van a cambiar vuestros roles”.

Equipo: “¿Por qué es bueno?”

Líder: “Es bueno para vosotros porque os permite aprender que pequeños cambios hay que introducir para tener más éxito y disfrutar más con el trabajo.

El enfoque de disfrutar con el trabajo es más atractivo y engancha más que la estrategia en abstracto.

Se puede utilizar también de la forma contraria utilizando la pregunta ¿Por qué es malo que….?

b) Comenzar la conversación destacando aquellos aspectos que pueden beneficiar a nuestro interlocutor.Implica que primero le vamos a contar el enfoque al que llegamos tras nuestras preguntas y respuestas imaginarias. Considerando el ejemplo anterior sería:

“Quiero mostrarte los sencillos cambios que se pueden hacer para que tengas más éxito y disfrutes más con tu trabajo. Para ayudarte a hacerlo te voy a mostrar cómo está cambiando tu rol describiéndote la dirección que vamos a tomar al seguir la nueva estrategia.”

De esta forma conseguiremos captar su atención.

4. Conseguir un “si” entusiasta con rapidez.

Si queremos que los demás estén de acuerdo con nosotros lo conseguiremos con más facilidad si presentamos nuestras ideas de forma que los demás perciban que decir “si” les beneficia y decir “no” no es una opción. Para ello podemos utilizar la técnica BO:

a) Beneficios:explicar por qué, desde su perspectiva, no la nuestra, le puede interesar a la otra parte acceder a nuestra propuesta y cómo les va a ir mejor si lo hacen.

b) Opciones:presentarles dos o tres opciones para poder escoger como aceptar nuestra propuesta. De esta forma se les ofrecen alternativas “si o si” y no “si o no”. Significa que no les estamos preguntando si lo quieren, lo que hacemos es indagar qué opción prefieren.

Esta técnica suele ser muy eficaz pero para ello primero tenemos que ser capaces de demostrar que podemos aportar a la otra persona el valor que desea, lo que veremos en el siguiente apartado.

5. Demostrar que la nuestra es la mejor opción.

Las personas con frecuencia solemos rechazar propuestas que nos hacen porque pensamos que:

a) Nos hará menos daño que correr el riesgo de equivocarnos y arrepentirnos permanentemente del momento de debilidad en que aceptamos una propuesta.

b) Rechazar una oportunidad que no va a ver la luz significa que como no va a materializarse nadie va a saber si fue una mala idea desecharla.

Por estas razones es complicado persuadir a determinadas personas para que nos den un “sí”. Para conseguirlo debemos probarles que se beneficiarán si aceptan nuestras propuestas y para ello deben vernos como expertos en la materia a tratar y que pueden delegar en nosotros la toma de decisiones. Podemos presentar:

a) Situaciones previas similares que hayamos resuelto con éxito.

b) Testimonios de terceras personas que hablen del excelente impacto que tuvo nuestra intervención en proyectos previos.

c) Referencias de personas de prestigio.

d) El proceso que vamos a seguir y explicar por qué es la mejor alternativa.

e) Premios o reconocimientos que avalen nuestra experiencia.

6. Destacar.

Si queremos convencer a alguien para que elija nuestras ideas debemos sobresalir sobre las demás alternativas. Bounds propone los siguientes enfoques para lograrlo:

a) Facilitar momentos inolvidables. A las personas nos gusta vivir experiencias especiales que podamos recordar siempre. Podemos:

• Ofrecer servicios extraordinarios y excelentes, más allá de las expectativas de los clientes.
• Reconocer públicamente los méritos de los compañeros, potenciar sus capacidades…
• Proporcionar valor y perspectivas distintas a las de los demás, trabajar duro, ser un excelente colaborador y que los demás sientan que es un placer trabajar con nosotros, estar dispuesto siempre ayudar a los demás…

b) Enseñar nuevos enfoques.Si conseguimos que la persona o personas a las que queremos convencer piensen que nunca se habrían planteado las cosas tal como las proponemos nos van a considerar que por un lado somos diferentes y por otro estamos aportando valor.

c) Relatar experiencias y logros conseguidos y el impacto, especialmente a largo plazo, que han tenido en aspectos que sean de interés para la persona a la que queremos impresionar.

d) Utilizar contactos.Si conocemos a alguien que tenga relación con la persona ante la que queremos destacar podemos:

• Pedir su consejo sobre cómo podemos abordarle.
• Solicitar su autorización para utilizar su nombre en la reunión.
• Preguntar cómo quiere que le mencionemos.

e) Encontrar puntos en común.Sirve para facilitar la sintonía con la otra persona y nos diferencia a la hora de tomar una decisión. Pero debemos tener cuidado y:

• Asegurarnos de que la conexión es real, no algo que hemos asumido.
• Preguntar sus opiniones sobre el interés común, no centrarnos únicamente en expresar nuestras ideas sobre el tema.
• No intentar descubrir puntos en común sin fundamento e irrelevantes.

f) Resaltar nuestros aspectos diferenciadores. Debemos tener en cuenta al hacerlo que:

• Deben estar relacionados con los temas que le interesan a la persona que queremos impresionar o que son fascinantes por sí solos para que despierten su interés.
• Tienen que ser realmente únicos.
• Si vemos que no atraen ningún interés no seguir hablando de ellos.

7. Producir cambios duraderos.

Si queremos persuadir a las personas para que cambien su forma de pensar, sentir y actuar para siempre, tendremos que repetir reiteradamente nuestros mensajes durante un largo periodo de tiempo. Pero aunque sabemos que la repetición funciona con frecuencia pensamos que comunicando las cosas en sólo una ocasión es suficiente para conseguir cambios a largo plazo y realizamos:

a) Presentaciones que explican la nueva visión de la organización. Nunca se producen cambios en las prioridades de los profesionales por ser informados en una ocasión de los nuevos planes.

b) Información en cascada con un mínimo seguimiento con lo que logramos que los mensajes se diluyan o pierdan.

c) Talleres de un día de duración. Pueden tener un efecto a corto plazo, pero a largo plazo los profesionales vuelven a sus antiguas costumbres.

d) Remisión de un correo electrónico en el que se informa de los cambios previstos.

Si queremos obtener y mantener los cambios a largo plazo Bounds propone que reforcemos los mensajes clave por medio de:

a) Plantear preguntas a los profesionales antes de la comunicación de los cambios para conocer sus principales objetivos y preocupaciones.

b) Adaptar nuestro mensaje de forma que los cambios que se presentan incorporen y den respuesta a los objetivos y preocupaciones que han surgido en la etapa previa.

c) Realizar un seguimiento estructurado que incluya:

• Facilitar información semanal de lo realizado.
• Compartir historias de éxito que se vayan produciendo.
• Instaurar un programa de coaching para ayudar a los profesionales que lo necesiten.
• Dar publicidad a los triunfos tempranos.
• Celebrar reuniones periódicas con los grupos relevantes.
• Buscar feedback, tanto formal como informal.
• Seleccionar y formar a mentores.
• Asignar y delegar roles importantes de seguimiento a los mejores profesionales.

No olvidar que si no lo conseguimos en la primera ocasión debemos seguir insistiendo, preguntando cómo les podemos ayudar para que cambien e introduciendo las modificaciones necesarias para lograrlo.

influir“En una forma suave, usted puede sacudir el mundo.” – Mahatma Gandhi

Este artículo fue inspirado por un breve correo electrónico que recibimos esta mañana de una estudiante nueva del curso:

Estimados Marc y Angel,

Soy madre soltera de dos adolescentes maravillosos, y también soy una abogada de violencia doméstica (bastante apasionada). Aunque me han dicho que hago un buen trabajo en ambos frentes, deseo hacer una diferencia más grande. Hay tantos cambios y crecimiento positivo que siento que podría inculcar en mis niños y en el mundo en general si pudiera encontrar la forma persuasiva correcta. ¡Desearía que hubiera una manera de abrir los ojos de la gente a las posibilidades que veo! ¿Tienen alguna historia o lección relevante que puedan compartir?

Sinceramente,
Una estudiante que se preocupa

Nuestra respuesta (una respuesta abierta para todos aquellos que quieran influir positivamente en otros):

Estimada estudiante que se preocupa,

Es hora de una corta historia sobre la vida…

En 1955, Ella Fitzgerald tenía una carrera musical profesional que duró casi dos décadas. Era una música de jazz aclamada por la crítica, y sin embargo, era apenas conocida por el público en general porque era una afroamericana haciendo cosas increíbles en un momento cuando la segregación racial en los Estados Unidos seguía expandiéndose.

Así que a pesar de su innegable talento y elogios, era increíblemente difícil para Ella dar espectáculos en lugares que atraían principalmente audiencias blancas. Sin embargo, no dejó que eso la detuviera, y con las probabilidades totalmente en contra de ella, se fijó en actuar en Mocambo en Los Ángeles, que era probablemente el club de jazz más famoso de la costa oeste de la época.

Previsiblemente, el dueño del club, Charlie Morrison, rechazó a Ella, una y otra vez. Él trató de ser amable, pero simplemente se negaba a sufrir las potenciales consecuencias de reservar para una artista afroamericana. “No sólo podría olvidarme de la venta de entradas de la noche, sino que tenerte actuando aquí también podría dañar la marca de mi club a largo plazo,” le dijo.

Sin embargo, Ella no renunció a su objetivo. Ella creía firmemente que actuar en Mocambo podría ayudarla a entrar en la escena musical principal. Pero ahora se había dado cuenta de que iba a necesitar ayuda. Así que agarró el teléfono y confesó su meta y frustraciones a su amiga y fan, Marilyn Monroe. Marilyn era una de las estrellas de cine blancas más adoradas de la década del 50.

Marilyn estaba horrorizada por lo que había oído. Tan pronto como colgó con Ella, agarró el teléfono y llamó a Charlie de Mocambo. ¡Ella le pidió que reservara para Ella inmediatamente! Pero volvió a negarse, y reiteró sus temibles razones. Así que Marilyn persuasivamente endulzó el trato. “Charlie, si haces que mi amiga Ella haga el acto principal en Mocambo durante una semana entera, me sentaré en la primera fila cada noche que Ella esté allí,” dijo.

En ese momento Charlie tuvo que considerar la oferta. Sabía que recibiría una cantidad ridícula de atención mediática si anunciaba que Marilyn Monroe estuvo en la casa todas las noches durante una semana entera. “¡La prensa se volverá loca por esto!” le aseguró Marilyn. Charlie estaba convencido, por lo que aceptó hacer de Ella el acto principal en Mocambo durante una semana entera.

Como prometió, Marilyn se sentó al frente y al centro todas las noches que Ella actuó. A pesar de todo el racismo generalizado de la era, el club estuvo lleno a máxima capacidad cada noche. Y la multitud de gente emocionada que inicialmente se había abarrotado en el club de jazz para ver a Marilyn, rápidamente se enamoró de las poderosas actuaciones de Ella.

Esa semana de actuación lanzó la carrera de Ella Fitzgerald a la estratosfera y aseguró su lugar en Hollywood como una estrella de la música bona fide. Nunca volvió a actuar en un club pequeño… y fue gracias a su determinación, su increíble talento y la ayuda persuasiva de una amiga y fan llamada Marilyn Monroe.

Recuerda:

Puede que no tengamos la fama influyente de Marilyn Monroe o el talento musical de Ella Fitzgerald, pero igual podemos aprender mucho de lo que estas dos personas inspiradoras pudieron hacer en Mocambo hace más de 60 años.

Cuando deseamos inspirar un cambio positivo en la vida de nuestros seres queridos, o en las vidas de las masas, persuadiéndolos e influenciándolos para ver el mundo de otra manera, primero debemos reconocer dónde reside nuestro poder (nuestros puntos de influencia) y luego anticipar y contrarrestar las objeciones a nuestras propuestas con soluciones prefabricadas que son básicamente demasiado dulce para rechazar.

Aunque una estrategia como esta requiere trabajo extra, crea un escenario de ganar-ganar que está lejos de capitular. Es trabajar respetuosamente dentro de los límites de un sistema de pensamiento para ayudar al sistema a cambiar y mejorar con el tiempo.

Y por nuestros esfuerzos, es posible que no obtengamos asientos en primera fila en Mocambo para ver a Ella Fitzgerald, pero estaremos haciendo una diferencia positiva en la vida de las personas y haciendo avanzar el mundo de una manera increíble.

Sinceramente,
Marc y Angel

Vivir MejorAyer por la tarde, me embarque en una larga caminata.

Había estado teniendo un mal día, cansado de un montón de actividades, desmotivado y con mi mente fijada en una sola cosa… así que decidí caminar.

Puse algunos bocadillos, un libro y un poco de agua en mi mochila, me puse unos pantalones cortos, una camisa para correr de manga larga, unas buenas zapatillas y un sombrero. Hacía calor, pero no era el pico de intensidad, eran las 5 p.m.

El comienzo fue muy agradable; me sentí tan bien al estar en movimiento, estar al aire libre, que no pude evitar sentirme liberado del estado en el que estaba. Pasé a otros caminantes, ciclistas, niños jugando en los patios, y me encantó ver a otros seres humanos disfrutando estar al aire libre también.

Caminé por alrededor de una hora antes de tomar un descanso para comer mi merienda, tomar agua, y leer mi libro. Para entonces, mi pie izquierdo había desarrollado un punto caliente en la parte delantera de mi pie, pero lo ignoré, tal vez tontamente. El sol se estaba poniendo de a poco y las sombras se alargaban, pero todavía estaba cálido.

Después de un descanso, empecé otra vez. Mi mente se calmó por el paseo, y mis piernas empezaron a sentirse un poco cansados, pero no tanto.

Después de un par de horas, empecé a sentir algunas molestias; no había caminado así ya hace un tiempo, y mi mente comenzó a quejarse por la incomodidad de mi cuerpo. Sin embargo, fue bueno para mí sentir esa incomodidad, así que seguí caminando. Dejé que mi mente se quejara. Podía manejarlo.

El sol se convirtió en una bola rosa brillante, una bola roja de neón deslumbrante que me recordó a los años 80s, por alguna razón. Fue impresionante, y me detuve por una foto, aunque la cámara de mi teléfono no pudo capturar esa belleza. Oh, bueno, sólo podía disfrutarlo sin pruebas documentales ni la posibilidad de compartirla con los demás.

Me detuve por otro descanso junto a unas cuantas secoyas, y leí. Comí unas cuantas galletas, bien ganadas.

Seguí caminando, maravillado por el cielo púrpura y naranja, y un sol ridículamente rosa. Nadie más a mi alrededor parecía impresionaron por este sol, pero yo me sentí sobrecogido y con alegría.

Mis piernas estaban cansadas en ese momento, pero todavía estaba a aproximadamente cuatro millas de casa, así que seguí caminando.

La luz se desvaneció en un crepúsculo, entonces la noche, y quedé caminando en la oscuridad. Estaba tranquilo, y yo estaba solo, queriendo una compañía, pero no la pude tener.

Terminé el paseo, 19 kilómetros y unas cuatro horas después (incluyendo lectura y meriendas), y me tomé una bien merecida cerveza. Y dormí tan bien como si hubiera dormido un mes.

Un buen paseo puede limpiar tu cabeza, empujarte a la incomodidad, y ayudarte a apreciar la majestuosidad de la vida de una manera que rara vez lo harás estando en casa. No puedo esperar para volver hacerlo otro día; hoy.

genteCiertas maniobras permiten entablar una relación con un desconocido. Ganarse su confianza. Lograr que se sienta cómodo. El FBI lo sabe bien.

Sus agentes utilizan diversas estrategias para lograr un vínculo estrecho con un testigo, un delincuente o hasta un potencial asesino. Se trata de conseguir una declaración, de que el interrogatorio se vuelva una charla entre pares.

Robin Dreeke, ex jefe del programa de Análisis de Conducta -que estudió las relaciones interpersonales por casi 30 años- detalló a la revista Timequé mecanismos ayudan a crear una conexión cercana con un interlocutor que no se conoce.

Secretos que no solo son útiles para el FBI, sino que son extrapolables a todas las relaciones humanas.

1. No juzgar al otro

Hacer preguntas. Escuchar. Explorar los pensamientos y opiniones más recónditas de otras personas, pero nunca juzgarlas por sus puntos de vista, más allá de que contradigan nuestros pareceres.

“La estrategia número uno que mantengo constantemente en mi mente con todo el mundo con el que hablo es la validación sin juicio. La gente no quiere ser juzgada en ningún pensamiento u opinión que tenga o en cualquier acción que tome. Eso no significa que estés de acuerdo con alguien. La validación es tomar el tiempo para entender cuáles son sus necesidades, deseos, sueños y aspiraciones”, explicó Dreeke.

2. Suspender su propio ego

La mayoría de las personas se desespera por señalar cuándo el otro está equivocado para, de ese modo, sorprenderlos con su sabiduría, aunque no sea una actitud en la que convenga incurrir. “La suspensión del ego consiste en poner tus propias necesidades, deseos y opiniones a un lado”, sostuvo el especialista.

3. Cómo ser un buen oyente

Saber escuchar es una de las habilidades vitales a la hora de crear una conexión de confianza con un desconocido.

¿Cuál es el secreto para transformarse en un buen oyente? De acuerdo al ex agente del FBI, se debe dejar de pensar en lo que se dirá a continuación para enfocarse en lo que está expresando la otra persona. “Cuando pienso en mi respuesta, estoy escuchando a medias lo que me están diciendo porque realmente estoy esperando la oportunidad de contar mi historia,” puntualizó.

4. La mejor pregunta para hacer

“¿Qué clase de desafíos tuviste en el trabajo esta semana?”. Mostrar interés por las actividades del otro hace que se sienta importante.

“Todo el mundo tiene desafíos. Hace que la gente comparta cuáles son sus prioridades en la vida en ese momento”, precisó Dreeke. A su vez, un pedido sincero de un consejo cuando ya la charla avanzó puede ser útil para fortalecer el vínculo inicial.

5. Cómo acercarse a un desconocido sin asustarlo

Según el especialista, la clave radica en expresar, en primer lugar, que se dispone de poco tiempo.

“Cuando la gente piensa que te vas pronto, se relajan. Si te sentás junto a alguien en un bar y le decís: ‘Hola, ¿puedo comprarte una copa?’, sus escudos se elevan. Piensa algo así como ‘¿Quién sos, qué querés y cuándo te vas?’. Por eso, ‘cuándo te vas’ es lo que tenés que responder en los primeros segundos”.

6. El lenguaje corporal ideal

Las palabras deben ser positivas, libres de ego y juicio, pero también necesita de un lenguaje no verbal que lo acompañe:

– Sonreír. “Es una gran manera de generar confianza.”
– Cuando se habla, mantener el ángulo de la barbilla hacia abajo para que el interlocutor no sienta que “se lo mira por encima.”
– Para no intimidar, no hablar siempre de frente. Se recomienda estar levemente inclinado hacia su posición.
– Mantener las palmas arriba mientras se habla es otra de las recomendaciones. Quiere decir “estoy abierto a tus ideas.”
– Las compresiones de labios y cejas transmiten estrés. Se aconseja cada tanto arquear las cejas ya que es una muestra de interés hacia lo que dice el otro.

7. Cómo tratar con alguien en quien no se confía

¿Qué se debe hacer cuando se siente que alguien está usando estos métodos para tratar de manipular?

De acuerdo a Dreeke, hay que preguntar en forma directa -aunque no hostil- cuáles son sus verdaderos objetivos en esa charla. “Siempre trato de aclarar los objetivos. Me detengo y digo: ‘Me estás lanzando muchas buenas palabras. Obviamente sos muy hábil en lo que estás haciendo. Pero lo que realmente me interesa… ¿Cuál es tu objetivo? ¿Qué estás intentando lograr?”

Kim KiyosakiProbablemente hayas escuchado el término millonario hecho a sí mismo antes. Personalmente, nunca me he identificado con ese término o ni siquiera lo entiendo.

Si estás buscando hacer un millón de dólares o más de forma regular, no hay manera de que lo estés haciendo sola por tu cuenta. Por lo menos, debes estar confiando en otra gente en los negocios; clientes, empleados, inversores, y muchos más. Sin esa gente, no vas a ir a ninguna parte!

Por lo general, cuando la gente usa el término hecho a sí mismo, pienso que están diciendo que nadie les dio una mano o una cuchara de plata. Es una forma abreviada de decir que tuvieron que hacer el trabajo duro de salir del fondo. Pero en realidad es un término equivocado, porque rara vez sucede eso sin ayuda de otros.

Para las mujeres, es especialmente importante entender esto.

Debido a que fuimos marginadas durante tanto tiempo del mundo del dinero, es realmente difícil poder ver claramente el camino que debemos tomar hacia nuestra libertad financiera y éxito. Por lo tanto, se hace imprescindible “apoyaros en” otras mujeres, tal como la jefa de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, dijo recientemente en Business Insider.

Como Sandberg dijo, “Cuando ves a las mujeres exitosas, ellas tienen a otras mujeres que las han apoyado, y han llegado a donde están gracias a esa mujeres.”

Esta es una importante verdad. A menudo existe la percepción de que las mujeres no ayudan a otras mujeres.

Marianne Cooper, escribiendo para The Atlantic, comparte una interesante investigación sobre al mentalidad de las feministas y las abeja reina. Ella contrasta a las mujeres que viven según Madeleine Albright, “Hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no se ayudan entre sí!” Y las mujeres que parecen vivir para socavar a las mujeres jóvenes que vienen detrás de ellas.

Cooper llega a la conclusión de que: “El punto es que, no es que las mujeres sean inherentemente maliciosas. Mas bien, los comportamientos de Abeja Reina se desencadenan en los entornos dominados por los hombres en los que se devalúan a las mujeres.”

Y continúa diciendo que, “Hay un montón de pruebas que demuestran que las mujeres en realidad se apoyan las unas a las otras. Cuando las mujeres trabajan con un mayor porcentaje de mujeres, experimentan niveles más bajos de discriminación de género y acoso. Cuando las mujeres tienen supervisoras, reportan que reciben más apoyo familiar y organizacional que cuando tienen supervisores. Y muchos estudios demuestran que cuando hay más mujeres en los puestos de dirección, la brecha salarial de género es menor.”

Si bien Cooper podría tener razón de por que este tipo de ayuda no ocurre tan a menudo como debería, creo que hay una razón mucho más fundamental que tiene menos que ver con otras mujeres y más que ver con nosotras mismas.

Sandberg lo da a entender cuando dice que las mujeres necesitan “acercarse a otras mujeres y pedir ayuda, en lugar de esconderse detrás de una falsa confianza y un sentido de tener que ser la profesional perfecta.”

En resumen, a menudo somos demasiado orgullosas o estamos demasiado asustadas para pedirles ayuda a las otras mujeres exitosas. No importa la causa, esta incapacidad para simplemente pedir ayuda a menudo causa nuestra desaparición. ¿Me rechazará? Algunas veces, pero no todo el tiempo. Pide lo suficiente, y encontrará a esas “mujeres justas” que sí querrán ayudarte. Y serás mucho mejor por ello.

Hoy, empieza a pensar en a quien podrías dirigirte para pedir ayuda. A continuación, haz un plan para superar tu miedo u orgullo, y simplemente pide esa ayuda. Porque todos necesitamos a alguien.

finanzasAhorrar es cuestión de hábito y disciplina, quienes sienten que es un sacrificio son quienes nunca han sido enseñados a hacerlo, es más, hay personas a las que le cuesta mucho tener un peso en el bolsillo o guardarlo porque se lo gastan en “gusticos” o en compras innecesarias.

Realmente, nos damos cuenta que es importante tomar esta costumbre cuando deseamos adquirir algo de alto costo, como un celular de alta gama, un computador, el juego de alcoba o el carro.

Es más, muchos prefieren vivir endeudados antes que ahorrar y algunos se excusan en que sus obligaciones superan sus ingresos y por lo tanto no pueden lograrlo. Sin embargo, es muy importante que se convierta en una tarea más de nuestras obligaciones porque pueden ser de gran ayuda para un momento de crisis.

No crea que este 2017 le va a costar más planificar su ahorro debido a las alzas que trae la reforma tributaria, de hecho expertos aseguran que será un año mejor que 2016.

El gerente corporativo del Grupo Juriscoop, Favio Chavarro, aseguró que “en 2016 la economía tuvo que pasar por varias transiciones debido a factores como la alta inflación, altas tasas de interés, bajos precios de commodities en general, alto precio del dólar, la inestabilidad de mercados internacionales entre otros. Pero 2017 será un año de transición después de años de dificultades en la economía, será un año para prepararse para 2018 que va a ser de despegue fuerte”.

En otro estudio de Asobancaria se concluye que el 63% de los colombianos ahorran en efectivo, mientras que solo el 22% lo hacen a través de instituciones formales vigiladas por el Estado y el resto bajo mecanismos no formales. Lo cual es un problema, porque impide la canalización de los recursos del ahorro hacia la inversión y aumenta el riesgo de hurto o pérdida.

Las buenas prácticas

Las siguientes recomendaciones son útiles para que mejore sus finanzas y deje “los malos vicios” a un lado, tenga las cuentas claras y el bolsillo saludable, además de evitar el insomnio que generan las preocupaciones económicas y que le restan tranquilidad. Por eso es bueno que comience a realizar acciones que se conviertan en un hábito constante hasta que logre crear las metas que se proponga.

Para esas buenas prácticas, el CESA habló con Carlos Díaz, diseñador industrial y conferencista sobre desarrollo personal y creación de riqueza, quien explicó que son cuatro las acciones que se deben manejar para lograr tener una buena salud económica:

1. Concretar el presupuesto

Solo poniendo por escrito cuánto gana y cuánto gasta es que se puede saber en realidad cuánto posee. Es cuestión de que haga un cuadro donde pueda anotar semanalmente todos sus movimientos financieros para así determinar en qué se le está ‘yendo la mano’.

2. Ahorrar

Lo dijo desde el siglo XVIII el ex-presidente de los Estados Unidos, Benjamín Franklin: “La riqueza depende esencialmente del trabajo y del ahorro”. Mejorar la vida a partir de las buenas finanzas exige que ahorrar no sea una opción sino más bien una imposición. Carlos Díaz recomienda que sea el 10% del ingreso.

Y pone un ejemplo, “si usted se encuentra un billete de $20.000 pesos, tiene varias opciones. Dos de ellas son: considerar que era plata que no tenía y que por ello se puede dar un gusto. Le pide a un amigo solo $5.000 pesos y compra el combo de hamburguesa con malteada. Ahora no solo no tiene los $20.000 pesos que se encontró, sino que está endeudado. La otra opción es ver ese billete que se encontró como uno de $18.000 pesos. Es decir, siempre tendrá un excedente”.

3. Reducir gastos

Usted también puede decir “no”, evite gastar en cosas innecesarias, revise su día a día a ver en qué se le está yendo el dinero, quizás sean los gastos hormiga los que lo estén dejando sin un peso al final del mes: el cigarrillo, la gaseosa o los dos café del día. Tenga en cuenta que cuando reduce gastos el flujo de dinero será mayor.

4. Invertir

Es definitivamente un dinero extra, otra fuente de ingresos que aumenta de alguna manera su poder adquisitivo. Las rentabilidades que le generan las inversiones le servirán para pagar deudas o para consolidar las metas que tenga en mente. Invertir en finca raíz sigue siendo una buena opción.

Finalmente, Chavarro ofrece algunas recomendaciones para que las familias tengan un mejor manejo de sus finanzas:

-Ahorrar, ahorrar y ahorrar. Pero siempre con base en objetivos (inversión que genere rentas adicionales, para cumplir sueños como casa o auto, además de hacer frente a contingencias).

-Disciplina en el manejo del dinero y adquirir educación financiera.

-Austeridad en gastos y limitar el consumismo. Evite comprar lo que no sea indispensable.

-Buscar fuentes adicionales de ingresos (trabajo extra, algún negocio adicional, etc.).

-Llevar registro de ingresos, gastos, ahorros y demás, diferenciando los que son fijos y los variables o esporádicos. .

-Evitar endeudamiento. Si puede pague anticipadamente las deudas.

 

 

 

Subir »
FB