Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

 

2 de abril 2012

La Caminadora de la Vida

Publicado en Interés General |

ColumnaPor Jean Píerre Rodríguez Guzmán

A veces cuando pienso en la vida, en lo que se viene, en que nos tiene preparado para el futuro, en que acciones del pasado va a tomar como positivas para traer éxito y felicidad a nuestra vida pienso en una caminadora, si una caminadora de Gimnasio, con la cual me encuentro seguidamente al ir a entrenar.

La vida toma el ritmo que tú le das. Ya sea lento o rápido, la vida te va dando tal vez no lo quieres realmente, pero si lo que te mereces. Así es una caminadora, tú le pones el ritmo al que tú quieres que vaya. Si es lento, es por que no tienes la capacidad, no estás preparado o no tienes lo que se necesita para ir a una velocidad de mayor intensidad.

Por otro lado, si es rápido, que en lo generalmente es lo más difícil, es porque lo fácil ya lo hiciste y que necesitas aumentar la intensidad porque quieres acelerar el tiempo y llevar tu capacidad a un mayor nivel. A veces ahí está el miedo, muchos sienten el terror de marcar unos cuantos clicks en su caminadora de la vida para acelerar las cosas y tomar un ritmo de vida que saben que pueden tener. Pero el miedo a veces puede más que su capacidad y se dejan vencer.

La adversidad siempre va en contra del tiempo, no existen relojes que no esperen. Necesitamos caminos que siempre nos vayan recordando que en verdad somos por como lo estamos haciendo, y una caminadora me dice eso.

Una caminadora se representa en pasado, presente, futuro. A veces, al caminar en ella mirando mis pies, me doy cuenta que no hay forma de detenerme, por el hecho de que no quiero volver al pasado; cuando inicie, cuando no podía tomar un ritmo rápido, cuando tuve la pereza subirme, cuando la adversidad me derrotaba, cuando por dentro me sentía vencido, cuando lo veía sin sentido, cuando creía que todavía no era el momento, cuando imagine que otra persona podía ocupar ese lugar y que sería mejor que yo.

Cuantas veces no hemos sentido eso, cuantas veces se ha pasado por nuestra cabeza creencias negativas que en realidad no existen pero la creamos para sentirnos conformes a los que no podemos hacer.

Estar corriendo/caminando en un mismo lugar a veces puede parecer muy monótono por lo que se torna tedioso e interminable, y cuando siente que no lo debes hacer, entonces ahí es cuando fracasas. Tener en mente que no vale la pena el camino que estás siguiendo, no tiene sentido seguir esforzándose más.

Lo que más me gusta de la caminadora es ese botón de en medio, ese que generalmente está de color rojo con letras grandes que no puedes dejar de verlo por un segundo. El botón dice: “STOP/Detenerse”. A veces, detenerse puede parecer grato y relajante, pero esto no debería ser una opción sino una objeción, nadie camina en la vida sin ningún sentido y las oportunidades no se cruzan de repente. La vida está escasa de casualidades y está repleta de causalidades. Toma el camino correcto, el más difícil; aléjate de la zona de confort y entra a la zona de riesgo. Acuérdate de mirar hacia adelante cuando corras o camines. Cuando el pasado te llame, no lo atiendas. No tiene nada nuevo que decirte.

Gracias, un saludo!

“El tiempo corre, vuela o se detiene, pero siempre pasando

al mismo pasito. No porque cierre los ojos las cosas

cambian de color.”

Vía: http://jeanpierrerodriguezguzman.blogspot.com/2012/02/la-caminadora-de-la-vida.html

Las mejores herramientas para controlar tu dinero y crear tu futuro financiero
Haz click aquí para descubrirlas

votar Menéame

« Anterior:

Siguiente »

 

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 2/04/2012 - ROSY CHOLULA:

    HERMOSO Y MUY CIERTO

  2. 2 4/04/2012 - melina armijos:

    Esta increible me encanto

Subir »